Australian Terrier - Razas perros | Mascotas

Publicado por tiadoc | 5 agosto 2011

- Australia FCI 8

Australian Terrier

El Australian Terrier es un perro vivaz, atento y con una expresión facial que denota inteligencia.
HistoriaCaracterísticas físicasCarácter y aptitudesImágenesVídeos
Historia

El Australian Terrier (Terrier Australiano) es una raza de perro perteneciente a la familia de los Terrier, clasificada dentro de la Sección 2.

Por su apariencia, se le suele confundir con un Yorkshire Terrier de tamaño grande. No es de extrañar ya que, esta raza procede del cruce de un Yorkshire Terrier y de distintas razas de Terrier entre las que se encuentran el Skye Terrier, Cairn Terrier, el Norwich Terrier y otros Terrier de origen Irlandés.

Su origen se remonta a principios del siglo XIX, cuando las familias británicas acompañadas de sus Terrier viajaban a Australia, y las vicisitudes del destino llevaron a que esos Terrier se cruzaran con los autóctonos…, y así es como han nacido muchas razas en el mundo.

En los primeros años de su existencia, el Australian Terrier era conocido por el nombre Broken-coated-Terrier o Broken-hair-buel-and-tan”.

La redacción del primer estándar de la raza, tuvo lugar en el año 1896, mientras que el reconocimiento oficial de la misma, se sitúa un poco más tarde… en 1933. Y, la última revisión del estándar data de 1962.

Otros nombres: Terrier Australien

Grupo 3 / Sección 2 – Terrier de talla pequeña.

Razas de perros: Australian Terrier

Características físicas

Es un perro alargado (en relación a su estatura), de aspecto rústico, robusto con extremidades cortas y fuertes.

La cabeza es alargada, tiene la trufa negra y la dentadura con cierre de tijera. Tiene orejas puntiagudas que lleva erguidas y ojos pequeños y oscuros. La cola suele ser amputada.

La altura del Australian Terrier es de máximo 25 cm a la cruz en los machos y de 22,5 a 23 en las hembras, el peso medio se sitúa de 4.5 a 5 Kg.

El pelo es duro, recto y de longitud media. Ese aspecto rústico, justamente, se lo da el pelo puesto que es desalineado y áspero al tacto.

El pelaje puede ser de color azul o plateado, con manchas de fuego (o bronce) sobre las extremidades y el hocico, o color arena claro o leonado.

Los cachorros nacen de color negro sólido y cambian de color a los tres meses.

Observaciones

Es una raza de perro muy robusta, que a menudo presenta un alto porcentaje de Diabetes Mellitus.

¿Qué es la Diabetes Mellitus?

La diabetes es definida como un desorden en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas causado por una deficiencia de insulina, que puede ser absoluta o relativa.

La insulina es una hormona secretada en las células beta del páncreas, cuya producción permite controlar la glucemia (niveles de glucosa en sangre). La deficiencia de insulina ocasiona un deterioro en la capacidad de los tejidos para utilizar los nutrientes, lo que se traduce en un aumento de glucosa en sangre (hiperglucemia).

La diabetes es clasificada de acuerdo con la enfermedad en los seres humanos, es decir, como tipo I y tipo II.

La tipo I se caracteriza por la destrucción de células beta, lo que determina la pérdida progresiva y al final completa de la secreción de insulina. Los perros que sufren la Diabetes Mellitus de tipo I pueden tener un comienzo repentino de síntomas debido a la pérdida rápida de la capacidad de producir insulina. Estos casos requieren insulinización desde el momento del diagnóstico y son denominados diabéticos insulinodependientes (DMID).

Otros perros pueden tener una pérdida gradual de la secreción de insulina, ya que sus células beta serán destruidas con lentitud. Estos animales pueden tener un período inicial en el que la hiperglucemia sea leve o de fácil control, en cuyo caso se trata de diabéticos insulinoindependientes (DMIID), aunque a largo plazo estos perros también la necesitarán.

La diabetes Mellitus tipo II es un poco más difícil de entender y se caracteriza por lo que llamamos «resistencia a la insulina» y por células beta «disfuncionales». La secreción de insulina por parte de estas células será alta, baja o normal, pero insuficiente para superar la resistencia a la misma en los tejidos periféricos.

Es, por explicarlo de un modo gráfico, es como si los tejidos periféricos no obedecieran a las órdenes de la insulina o no fueran capaces de hacer lo que se les manda.

En cuanto al metabolismo o síntesis de glucosa, estos perros pueden tener DMID o DMIID, es decir, necesitar o no insulina según la magnitud de la insulinorresistencia y del estado funcional de las células beta en cuanto a su capacidad de producir y secretar la hormona en cantidades bajas, normales o altas.

En los perros también se reconoce una diabetes secundaria, producida por una intolerancia a los carbohidratos (glucosa) debido a la presencia de una enfermedad o a un tratamiento farmacológico que antagoniza o contrarresta los efectos de la insulina y que puede conducir al agotamiento de las células beta del páncreas con la aparición de una diabetes insulinodependiente.

Los propietarios de perros diabéticos deben ser conscientes de que la rutina en el tratamiento con insulina y en la alimentación tiene que respetarse. Dos dosis fijas de insulina al día asociadas a un alimento palatable que proporcione siempre la misma fuente y la misma cantidad de almidón, administrado siempre a la misma hora puede reducir el riesgo de hipoglucemia en los perros diabéticos.

En Norte América, zona donde el Australian Terrier es muy popular, se está llevando a cabo una investigación científica sobre la incidencia de esta enfermedad.

Carácter y aptitudes

El estándar de la raza describe el temperamento ideal Australian Terrier como un espíritu alerta, “con la agresividad natural de un ratonero y un cazador de cobertura“.

Tomando en cuenta la Clasificación de los perros según su inteligencia funcional y de obediencia (Stanley Coren’s “La inteligencia de los perros”) el Australian Terrier ocupa el puesto número 34. Significa que, está por encima de la media, lo cual indica una buena capacidad de formación y aprendizaje.

El Australian Terrier es un perro vivaz, atento y con una expresión facial que denota inteligencia, lealtad y fidelidad.

En ocasiones puede llegar a ser dominante por lo que un buen adiestramiento desde temprana edad sería lo adecuado.

Está perfectamente adaptado a cualquier tipo de vivienda, ya sea grande o pequeña (apartamento, casa, vivienda con jardín, etc.). Debe bastar con un cepillado y una caminata diarios.

Imágenes Australian Terrier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Vídeos Australian Terrier

Miembros

raton

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies