Aye-Aye Aye! | Mascotas

    Publicado por Mascotas | 28 octubre 2012

    Aye-Aye Aye!

    aye-aye

    El aye-aye es el único miembro vivo de la familia Daubentoniidae, y se considera que es el más inusual de todos los primates.

    Datos clave

    Estado de conservación: Casi amenazada

    MORFOLOGÍA

    Los Aye-ayes tienen un método único de alimentación: Un gran porcentaje de su dieta se compone de larvas de insectos que viven en el interior de la madera muerta. Ellos encuentran las larvas punteando en las ramas y escuchando el eco. Cuando encuentra una cavidad en la madera (que puede contener larvas de insectos), el aye-aye muerde a través de las capas externas de la corteza para a continuación llegar con un dedo largo al fondo de el agujero para sacar la presa. También suele usar este tercer dedo para beber líquidos de una forma rápida y para asearse.

    Esperanza de vida: hasta 24 años (en cautividad)
    Población total: No se conoce
    Regiones: Madagascar
    Gestación: 164 días
    Altura: 319,5 mm (M), 305 mm (F)
    Peso: 2,7 kg (M), 2,5 kg (F)

    Otras características únicas morfológicas del aye-aye son sus glándulas mamarias inguinales (ubicadas cerca de la ingle) y los pezones y su persistente ovogénesis por lol que la hembra produce óvulos a lo largo de su vida. Asimismo, el aye-aye posee el cerebro más grande entre los prosimios.

    Una característica final que muy rara vez se encuentran en primates es la presencia de una membrana nictitante (tercer párpado), que humedece los ojos cuando se resecan. Esta membrana también puede proteger al ojo de los desechos de madera cuando el aye-aye está royendo la madera para extraer larvas.

    Las orejas del aye-aye son extremadamente grandes y móviles, presumiblemente para ayudar en la localización de las larvas en las cavidades de la madera a través de la técnica de forrajeo de percusión. La percusión de forrajeo, de hecho, depende del tacto y no de las pistas auditivas.

    El aye-aye posee unos grandes incisivos, que utiliza para roer la madera y para acceder a las larvas del subsuelo. Esta característica de dientes en continuo crecimiento es única entre los primates. También usa sus dientes como los roedores, para roer las nueces y las frutas de cáscara dura. El aye-aye se mueve de forma cuadrúpeda , tanto para caminar como para trepar. En la escalada puede ser muy rápido y muy ágil saltando.

    LOCALIZACIÓN

    El aye-aye se encuentra exclusivamente en Madagascar.

    Suborden: Strepsirrhini
    Infraorden: Chiromyiformes
    Familia: Daubentoniidae
    Género: Daubentonia
    Especie: D. madagascariensis

    El aye-aye se creía que se había extinguido en fecha tan reciente como la de mediados de 1900, ahora parece que la especie tiene una de las mayores distribuciones entre los primates en Madagascar, aunque en densidades de población muy bajas. Por lo tanto, el rango de aye-aye puede no representar una distribución de la población continua.

    Se encuentran en las selvas tropicales del este de Madagascar, desde el sur hasta la Reserva Andohahela hasta el extremo norte de la isla en la Reserva Especial Ankarana .

    Varios poblaciones de el Aye-Aye se han establecido con fines de conservación y desde 1986 una serie de aye-ayes se han exportado fuera de Madagascar, en un esfuerzo para establecer colonias de cría en cautividad. Estos esfuerzos tuvieron éxito en 1992, cuando la primera cría en cautividad aye-aye nació en una colonia en la Duke University Primate Center. En la actualidad, hay más de tres docenas de aye-ayes en cautiverio ( http://www.isis.org ). En 1966, los aye-ayes se introdujeron en la isla de Nosy Mangabe, ubicada en la Bahía de Antongil en el escudo al este de Madagascar. En ese momento, la isla fue declarada Reserva Especial por el Gobierno de Madagascar y todavía sirve como un sitio importante de la conservación.

    HABITAT

    Los Aye-ayes se adaptan bien a diferentes tipos de hábitat. Se encuentran típicamente en la selva oriental de Madagascar, selva baja caducifolia, bosque cerca del mar, bosques secundarios degradados y áreas cultivadas, como las plantaciones (incluyendo aquellas para la producción de caña de azúcar, coco y clavo). El aye-aye también pueden vivir en pantanos de manglar y matorral en bosque seco.

    Los Aye-ayes construyen sus nidos en las copas altas de los árboles y por lo tanto requieren de hábitats que contienen árboles adecuados para este fin. Los avistamientos de aye-ayes también han ocurrido a distancias sorprendentes del bosque más cercano, en la sabana a unos 3 km de cualquier tipo de zona arbolada.

    Debido a que la distribución de el aye-aye se extendió a lo largo de la costa este de la isla hasta las zonas del norte y en la costa oeste, hay muchas diferentes temperaturas y la cantidad de lluvia en el rango aye-aye. En el norte de Madagascar, el aye-aye habita en zonas con inviernos ventosos, secos y cálidos y veranos calurosos y húmedos. En el sur de la isla, el clima es menos tropical y seco que en las selvas orientales, donde llueve todo el año .

    No hay ningún registro de el aye-aye en las zonas desérticas espinosas del suroeste de Madagascar.

    Los Aye-ayes también puede vivir en una variedad de altitudes, que van desde el nivel del mar hasta lo más alto 1875 m sobre el nivel del mar.

    ECOLOGÍA

    Los Aye-ayes se alimentan de semillas, néctar, hongos y larvas de insectos. Son omnívoros y su elección de alimentos varía con el tipo de hábitat y la disponibilidad de alimentos. También se les ha observado comiendo nueces, Ramy (Canarium madagascariensis),un producto de cáscara dura del árbol ramy de forma similar a una nuez, además de lichi y fruta del mango.

    El aye-aye es nocturna y duerme en un nido arbóreo durante el día. La emergencia del nido para un comienzo de la actividad puede comenzar tan temprano como 30 minutos antes de la puesta del sol y el aye-aye no puede regresar a su nido hasta que el sol sale por la mañana.

    La actividad nocturna de un varón típico comienza antes que el de una hembra y en el curso de la actividad nocturna, más de el 50% del tiempo de el aye-aye lo gasta en movimiento.

    Otras actividades importantes realizadas por el aye-aye durante su período de actividad son la alimentación, el aseo y el descanso. En los períodos de reposo, el aye-aye permanece sedentario pero plenamente consciente de su entorno. Estos períodos de descanso puede durar hasta dos horas.

    Los nidos de el Aye-aye suelen ser de forma ovalada y colocados muy alto en las copas de, las horquillas de los árboles y los ovillo. En un estudio, la altura de estos nidos en los árboles se encontraban a una media de 17,6 m. Tienen aproximadamente 15 cm de ancho de apertura en un extremo. Cada aye-aye utiliza varios nidos, observándose casos de individuos que habían utilizando hasta siete nidos diferentes en un período de cuatro semanas.. Diferentes aye-ayes pueden usar el mismo nido en noches diferentes, y los nidos pueden ser abandonados y luego reparados y reutilizados.

    El único depredador potencial no humano para el aye-aye es la fosa (Cryptoprocta ferox), un gran depredador mamífero adaptado para el movimiento, tanto arbóreo como terrestres. Algunas habitantes de Madagascar ven a los aye-ayes como heraldos de la mala suerte y los matan en el acto. Esta creencia hace de los seres humanos los principales depredadores del aye-aye.

    • Imágenes de el Aye-Aye

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *

    Miembros

    raton

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies