Publicado por Mascotas | 11 mayo 2011

    El ‘poli’ no se ensañó con el pequinés

    Condenado a 20 días de multa el agente que mató a un perro de un tiro en la cabeza

    AMINA NASSER Granada

    El agente durante el juicio. EFE



    A las 4 de la tarde del 12 de mayo de 2009, el Policía Local Jacinto M. M., cuando se encontraba de servicio en el vehículo policial, avistó “a un perro pequinés, de unos cuatro kilos de peso sin pureza de raza ni pedigrí”, tumbado en el suelo y durmiendo cerca de la puerta de entrada a la vivienda de un vecino, en la localidad de la Puebla de Don Fadrique (Granada). Desde el mismo vehículo, con un “arma de fuego no determinada”, el agente disparó a la cabeza del perro , “causándole la muerte” y después tiró al animal en un contenedor de basura. Son los hechos probados de la sentencia del Juzgado de lo Penal número 3 de Granada, que condena al policía como autor de una falta de daños a la pena de 20 días de multa, con una cuota diaria de 10 euros, así como a indemnizar con 225 euros al propietario del can y a pagar la mitad de las costas procesales, pero lo absuelve del delito de maltrato animal del que se le acusaba.


    El perro en cuestión se llamaba Coke. Tenía nueve meses y la costumbre de escaparse del cortijo en el que vivía para corretear por el pueblo y tumbarse a dormir en cualquier rincón. La sentencia considera plenamente probado que el policía mató al pequinés de un disparo certero, pero no se ha podido probar que el agente dijera “voy a por ti” cuando vio al perro durmiendo. En la resolución, el titular del Juzgado de lo Penal número 3 de Granada, Antonio Aguilera Morales, considera que la actuación del agente “es contraria a toda sensibilidad y respeto por los animales”, pero no ha quedado acreditado que el perro sufriera ni que se hubiera empleado ensañamiento”.

    El agente ha sido absuelto del delito de maltrato animal doméstico, dado que la “muerte del can fue consecuencia inmediata de haber recibido el disparo en la cabeza”, sin que “hubiera aumentado deliberadamente el sufrimiento del animal”.
    La sentencia, sin embargo, considera que “el acusado dio muerte al animal de manera injustificada ya que pudo haber empleado un medio menos violento para la captura del animal y no recurrir a darle muerte o, en caso de imposibilidad” pudo “hacer las gestiones oportunas para dar aviso a la perrera”.


    Es la primera vez en España que un agente local es condenado como autor de una falta por matar a un perro. En el juicio, que quedó visto para sentencia el pasado mes de febrero, el acusado confesó que disparó al perro en la cabeza y aseguró que el animal “era un peligro”.


    Durante la vista oral, el fiscal modificó sus conclusiones provisionales y calificó los hechos comouna falta de daños, en lugar del delito de maltrato animal que había considerado inicialmente. La acusación particular, ejercida por la asociación protectora de animales ‘El Refugio‘, había solicitado una pena de un año de prisión por un delito de maltrato animal y otro por un delito de amenazas.


    Fuente: http://www.publico.es

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>




    raton