Hace 10 años su perro lo guió por 71 pisos para huir de las Torres Gemelas | Mascotas

    Publicado por Mascotas | 12 Septiembre 2011

    Hace 10 años su perro lo guió por 71 pisos para huir de las Torres Gemelas

    Omar Rivera y su perro labrador

    El 11 de Septiembre de 2001, como cada día el ingeniero colombiano Omar Rivera llegó a la Torre 1 del Complejo Word Trade Center. Su oficina en el piso 71 estaba en orden y era bonita. Como cada día no llegó solo, su perro labrador Salty lo acompañaba, el ingeniero Rivera es ciego.

    De pronto; ¡¡¡el golpe!!! La torre se estremeció, inmediatamente Salty se alteró, llegaban algunos sonidos extraños como gritos de gente mezclados con metales que se parten por una amoledor. Salty… corría de un lado a otro, lloraba… entonces tomó la correa y le pidió a su dueño que se la colocara le estaba diciendo ¡¡¡Salgamos de aquí ya!!!

    El ingeniero Rivera como tantos encontró un lugar para lo suyo en EE.UU, en Nueva York donde puede ser trasladado por su perro y si su perro no entra no entra el.

    Había dos personas mas en la oficina que decidieron marchar detrás de ese perro siempre elegante, siempre educado y obediente.

    Piso 71: 9 pisos arriba se había instalado la muerte en forma de misil humano, los aviones estrellados llevaban gente.

    En las escaleras ya reinaba el caos, órdenes y contraórdenes pero Salty avanzaba sin mostrar credenciales, llevaba algo muy valioso… su amo además de a sí mismo.

    Todo era confusión, bomberos subiendo que hablaban de un incendio, y Salty avanzaba y su pelo dorado se recortaba en las escaleras.

    En el piso 50 fueron detenidos por personal de seguridad que pidió “pases” y desconfió de la ceguera de Rivera, unos lengüetazos de Salty dieron por terminada la requisa y siguieron; ellos no sabían todavía que marchaban hacia LA VIDA ¿o SÍ?

    Salir a la calle fue un triunfo, pero ahí solo se escuchaban sirenas y gritos de gente, policías y bomberos, fue entonces que el labrador emprendió la carrera sin responder a las ordenes de su amo, no habían hecho dos cuadras cuando un estruendo similar a un terremoto se escuchó por encima de las sirenas y los gritos al tiempo que una nube de color indefinido y pesada avanzaba hacia ellos como un huracán arrasando.

    Lo demás es historia conocida.
    Sobre 5000 desaparecidos (información oficial) tal vez parezca nada esta crónica.

    Quise hoy traer esto a “Otra Mirada” tan solo para preguntarme y preguntarles. Si un animal cuida la especie humana, ¿porqué entre nosotros nos matamos?

    Y mas que nunca en este momento: “TODOS SOMOS DIFERENTES Y LA DIFERENCIA ENRIQUECE”.

    fluvium.org

    Video

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *

    Print Friendly, PDF & Email



    raton

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    WordPress Lightbox