Lebrel Húngaro - Razas perros | Mascotas

Publicado por tiadoc | 14 mayo 2011

Lebrel Húngaro

Lebrel Húngaro

Cuando en el siglo IX, los invasores magiares irrumpieron en Panonia, en Transilvania y en el valle medio del Danubio, llevaban consigo un lebrel proveniente de la región occidental de los Cárpatos. Según testimonios escritos de aquella época, ese pueblo era muy apasionado por la caza, para la cual utilizaba lebreles propios, cuya cepa se mezcló en el curso de los siglos con otras llegadas tanto de Oriente como de Occidente (entre los siglos XV y XVII habrían de encontrarse con lebreles turcos y asiáticos, probablemente antiguos salukis, -los tazis-, así como otros provenientes de África), que en el siglo XIX se perfeccionaron mediante la cruza con el greyhound, del que adquirieron una velocidad mayor.

El paso del Lebrel Húngaro es elástico. En vez de emplear un galope corto (por ejemplo, cuando se lo hace marchar junto a un coche lento), trota durante kilómetros. Su galope se parece al “vientre al suelo” del pur sang, pero el dorso se arquea más. La manifestación de fuerza, velocidad, empuje, elasticidad y elegancia es imponente. Su presencia de espíritu es realmente notable: en plena carrera, tras una caída eventual, se recupera sin perder impulso.

Su velocidad puede superar los 60 kilómetros por hora.

Cuando es cachorro, en grupo, halla la misma satisfacción corriendo en círculo, sin meta. Cuando caza liebres corre constantemente con toda su fuerza; en un buen terreno, es capaz de mantener este ritmo durante cuatro minutos y más aun. A veces su carrera lo lleva al agotamiento total de sus recursos físicos; ejemplares demasiado grandes y en época de calor intenso, pueden sufrir al final de la carrera una parálisis cardiaca. Es más tenaz pero menos veloz que el Greyhound.

El estándar no indica una alzada determinada, pero si el peso: de 27 a 31 Kg los machos y de 22 a 26 Kg las hembras. Se presenta con cabeza alargada; ligero stop; trufa negra; ojos de mirada sincera; orejas replegadas hacia atrás; cuello largo; extremidades delgadas; riñones muy musculados y arqueados; cola delgada y enroscada. El pelo es raso y liso, por lo que el animal siente el frío y tiembla con frecuencia. Los colores del manto pueden ser: gris, negro, atigrado, manchado y, raramente, blanco.

Afectuoso pero no festivo, bueno, leal, tenaz y fiel. Aún poseyendo un escaso olfato, es un excelente perro de caza para la liebre y la zorra corriendo. Es empleado también en los canódromos para perseguir la liebre mecánica. Tiene una esperanza de vida de 12 a 14 años.

Razas de perros: Lebrel Húngaro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Miembros

raton

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies