Redbone Coonhound - Razas perros | Mascotas

Publicado por tiadoc | 9 noviembre 2011

- Estados Unidos

Redbone Coonhound

El Redbone Coonhound suele utilizarse para la caza de osos, mapaches y pumas.

HistoriaCaracterísticas físicasCarácter y aptitudesImágenesVideos
Historia

Redbone Coonhound es una raza de perro de origen estadounidense que, desde sus inicios ha sido utilizada para la caza de osos, mapaches, e incluso, pumas. Sus características físicas y agilidad le permiten al Redbone Coonhound cazar en pantanos, en montañas y algunos suelen ser utilizados como perros de agua (cobradores).

Según la norma del American Kennel Club: “El Redbone Coonhound es una mezcla equilibrada de belleza y temperamento, con un notorio aire de seguridad y grandes talentos para la caza”. Esta hermosa raza obtuvo su primer registro en el American Kennel Club en el 1904.

En el siglo XVIII, muchos perros de caza de tipo europeo se importaron a los Estados Unidos, la mayoría de ellos de Escocia, Francia, Inglaterra, e Irlanda, como por ejemplo el Foxhound Inglés, el Gran Azul de Gascuña, el Sabueso Galés, el Beagle, y el Bloodhound se encontraban entre ellos.

Por lo general, eran traídos a Estados Unidos para que los hacendados ricos de Tidewater (área geográfica del sudeste de Virginia y el noreste de Carolina del Norte) pudieran imitar a la nobleza europea y participar en la caza de zorro.

Sin embargo, después de la Revolución Americana, como las consecuencias empujaron a este grupo de gente a zonas geográficas ubicadas más oeste y al sur más profundo de Estados Unidos, los cazadores vieron que necesitaban perros que se adecuaran a las nuevas condiciones climáticas y la fauna presente en la zona.

Los perros importados de Europa hasta entonces, habían sido criados para cazar en un terreno que no incluía espacios pantanosos muy abiertos, montañas escarpadas, pantanos de cipreses, o animales como cocodrilos, osos, puerco espines, pumas, o mapaches. Por esa razón…, los cazadores entendían que esos perros europeos eran inútiles para sus requerimientos de caza puesto que, eran muy válidos para cazar presas que se encontraran en madrigueras bajo tierra, pero por ejemplo, en el caso del mapache, en el momento en que el animal se subía a un árbol perdía la pista por completo, también tenían mucho miedo de las presas objetivo, con lo que no era raro ver a un perro huir despavorido si se cruzaba con un puerco espín.

Con el tiempo, los cazadores del sur fueron eligiendo y cruzando selectivamente los perros de raza más valientes, aquellos que incluso podían superar la gran resistencia que ofrecía un árbol al cazar su presa, entonces incluyeron en el programa de cría un Coonhound.

En el siglo XVIII, además de las importaciones de perros de caza europeos, los inmigrantes escoceses llevaron consigo sus perros de caza de color rojo a Georgia (Georgia es uno de los 50 estados de los Estados Unidos, localizado en la Región Sur del país. Georgia es el mayor estado del país en superficie al este del río Misisipi, desde que Virginia Occidental se separó de Virginia en 1863), esos “perros de caza escoceses de color rojo” se convertirían en los padres de la raza Redbone Coonhound.

Pues, se une la historia de creación de la raza cuando en 1840 comienza a desarrollarse la cría de forma consistente y a los perros de caza escoceses de color rojo se unen ejemplares de Foxhound Irlandés y Bloodhound a las cruzas.

El nombre “Redbone Coonhound” deriva del apellido de uno de los precursores de la raza, un criador llamado Peter Redbone, oriundo de Tennessee, aunque otros criadores muy importantes en la historia del Redbone Coonhound eran de Georgia, por ejemplo, uno de los criadores más importantes del siglo XIX fue el Dr. Thomas Henry (de Georgia).

Con el tiempo, los criadores siguieron un programa selectivo que llevó a un Coonhound más especializado en las presas que trepaban a los árboles que, superaba en condiciones a los perros de caza europeos, no tenía miedo de enfrentarse a grandes animales, era lo suficientemente ágil para llevar a cabo la caza tanto en la montaña como en una pradera, y le gustaba nadar si era necesario.

Estos perros eran ideales para la caza en manada de presas pequeñas y grandes. Originalmente, el Redbone Coonhound tenía una marca que emulaba una silla de montar negra en el lomo, pero a principios del siglo XX, el color se quedó en un tono de rojo puro.

Al igual que muchos perros de caza estadounidenses (especialmente los del Sur), los Redbone Coonhound eran ampliamente conocidos y queridos por los cazadores y los agricultores, pero totalmente desconocidos en el mundo del espectáculo canino.

Recientemente, esto ha cambiado, y el Redbone Coonhound ha encontrado su merecido reconocimiento por parte dos importante Clubes Caninos de América. Lamentablemente, por razones de su uso principal, como un perro de caza en vez de un perro de exposición, el Redbone Coonhound es –extremadamente- raro fuera de Estados Unidos. Hay pocos criadores en Norteamérica, y es una raza prácticamente desconocida en Europa y Australia.

Como casi todas las diferentes razas caninas, el Redbone Coonhound nos ha acompañado desde el arte… apareció en la novela infantil “Where the Red Fern Grows” escrita por Wilson Rawls en el año 1961 que narra la historia y vicisitudes de un niño y sus inseparables amigos, dos Redbone Coonhound. Para quién esté interesado, en 1974 se hizo una película protagonizada por Stewart Petersen, James Whitmore y Beverly Garland. Luego en el año 2003 se sacó otra versión protagonizada por Joseph Ashton , Dabney Coleman, Ned Beatty y David Matthews.

Características físicas

El Coonhound Redbone tiene un cuerpo delgado, musculoso y bien proporcionado. Con patas largas y rectas, tórax ancho, con cabeza y cola siempre en alto que, le da un aire de orgulloso caza.

El rostro de la Redbone es a menudo descrito como una expresión suplicante, con tristeza en sus ojos de color marrón o avellana y orejas largas y caídas.

Su pelaje es corto, suave y bien pegado al cuerpo, pero lo suficientemente grueso para proporcionar la necesaria protección a la piel mientras caza en densa maleza. Sus patas tienen almohadillas de gran grosor y palmeadas, es común que tengan espolones. La nariz debe ser negra y prominente. Las orejas son flexibles y se extienden hasta casi el final de la nariz.

La nariz es siempre de color negro y el color del pelaje es rojo intenso, aunque una pequeña cantidad de blanco en el pecho, entre las piernas, o en los pies está permitido, aunque no es lo preferido. Las variaciones de pelaje negro en la cara y el hocico son también comunes.

Los machos deben medir de 56 a 68,5 cm de altura a la cruz y las hembras de 53 a 66 cm. El peso debe ser proporcional al tamaño y la estructura ósea. En general, el peso varía de 20,5 a 31,75 kg. Los machos son normalmente más grandes y de huesos más pesados que las hembras.

El Redbone Coonhound está clasificado en el mismo grupo que el Beagle, Basset Hound, y Bloodhound, comparten una característica común, fueron criados –principalmente- para seguir sus presas con la vista y el olfato a largas distancias. También, instintivamente marcan la posición de la presa a los cazadores vocalizando.

Carácter y aptitudes

El Redbone Coonhound, es un perro de caza, no lo olvidemos…, eso significa que siempre estará dispuesto a perseguir animales pequeños como conejos, ardillas, tejones e incluso gatos. Será necesario tener una valla alta en casa para evitar que se escape…

Los perros de caza requieren una buena dosis de ejercicio para estar sanos y felices. El Redbone Coonhound es un perro más adecuado para la vida en el campo o een las afueras de las ciudades, el entorno urbano no es el ideal, pero sí viable, siempre y cuando cuenten con más o menos una hora y media o más de caminata diaria.

El Redbone Coonhound tiene una inteligencia independiente adecuada para la resolución de problemas y toma de decisiones… Esto puede ser un problema si no recibe una educación adecuada.

El Coonhound Redbone es un excelente compañero y mascota de la familia, con algunas consideraciones especiales. Les encanta estar con sus dueños y familiares, y se sienten felices haciendo cosas con todos o sentados cerca del grupo, si se los deja fuera de la diversión de la familia o encerrados durante una fiesta, por ejemplo, veremos a nuestro Redbone Coonhound, con el “corazón partío” como Alejandro Sanz…

En general, son muy cariñosos y amorosos, a menudo se saltaran de alegría a los pies amo ladrando con fuerza para saludar cuando regrese a casa y un Redbone típico duchará a todos los miembros de la familia con sus lambetazos de amor. Sin embargo, un perro de esta raza por lo general no busca atención tan fervientemente como otras razas (por ejemplo, un Labrador Retriever).

El Redbone es un perro muy vocal, como decíamos anteriormente, su fuerte ladrido muy característico de la raza lo utiliza para alertar al cazador, por lo tanto, se necesita capacitación para el control de sus ladridos…

Son muy guardianes, extraordinariamente conscientes de la vestimenta, y todos los detalles del territorio de sus dueños, protegerán el patio de casa frente a los intrusos por ejemplo, el de ‘correos’, recolectores de basura, etc. Su ladrido profundo y largos colmillos y puede ser muy intimidantes para los intrusos incautos.

El Coonhound Redbone no alcanza su plena madurez física y mental hasta los dos años de edad, es un poco más lento que otras razas. Los cachorros y los adolescentes son más enérgicos que los adultos y necesitan mucha actividad para que no nos encontremos con muebles destruidos, si se aburren pueden masticar los zapatos, husmear la basura…

Si hay piscina en casa, no se extrañe si su Redbone pega un salto y se mete al agua con la familia, son expertos en el agua y su habilidad puede compararse con otras razas amantes del agua como el Labrador Retriever, en la capacidad de nadar.

La formación es imprescindible, y el dueño debe saber que los métodos duros no son eficaces con esta raza, si la dulzura, firmeza y constancia acompañada de coherencia. Suelen ser un poco tercos, pero también saben ser sensibles, y algo dominantes cosa que pueden asustar a otros animales de la casa.

Una vez capacitados y conscientes de su tamaño, el Redbone Coonhound es conocido por ser muy suave, le gustan los niños, es muy paciente, no es raro ver a un Redbone jugando al escondite con un niño pequeño o verlo tolerar cómo un bebé que gatea le tira de sus largas orejas.

Imágenes del Redbone Coonhound
  • Otros nombres: Reds.

Reconocimiento:

  • American Kennel Club (AKC).
  • United Kennel Club (UKC).

Razas de perros: Redbone Coonhound


Un comentario en “Redbone Coonhound
  1. Me encanta este tipo de perro, tengo un beagle y dos cachorros braco alemán me gustaría tener un Redbone por sus características
    peculiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Miembros

raton

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies