Un canguro y un wombat : amigos inseparables que comparten ‘marsupio’ | Mascotas

    Publicado por tiadoc | 19 septiembre 2012

    Un canguro y un wombat huérfanos: amigos inseparables que comparten ‘marsupio’

    Comodidad total: Anzac y Peggy.

    Muchas teorías dicen que los opuestos se atraen y parece que en algo tienen razón… He aquí un ejemplo: Anzac un bebé canguro de ojos saltones se ha convertido en el mejor amigo de Peggy, un pequeño y bizco wombat (o vombátido).

    Ambos fueron rescatados del abandono y la soledad por el Centro de Rescate de Vida Silvestre Kilmore en Victoria, Australia y el día que llegaron al centro compartieron una bolsa para dormir y de allí nació esa improbable unión.

    Los responsables del Centro explican el nacimiento de ese fuerte amor, por el consuelo que supone para estos pequeños huérfanos los movimientos y latidos del corazón del uno en el otro. No olvidemos que son marsupiales, es decir, se caracterizan por tener un corto desarrollo en el útero materno y completarlo agarrados a las glándulas mamarias del interior de la bolsa marsupial o marsupio.

    Anzac fue llevado al centro después de haber sido rescatada en la cordillera de Macedonia, luego de haber sido abandonado antes de estar listo para afrontar solo la vida. Al llegar al Centro se colocó junto Peggy, que también se sentía sola y ahora los dos duermen juntos, y eso ayuda a que extrañen menos a sus respectivas madres.

    Una trabajadora del Centro, Lisa Milligan, relata que estos son animalillos por raro que parezca, tienen personalidades similares, Anzac es muy social y mientras Peggy es ruidosa y descarada.

    No se sabe si podrán mantener este amor a lo largo del tiempo puesto que el desarrollo evolutivo de cada ejemplar es muy diferente…

    Fotos del amor de estos dos animalitos hermosos…

    Peggy, la pequeña wombat pesará unos 30 kg y tendrá sus característicos movimientos torpones, será del tamaño cerdito pequeño… Peggy seguro que no podrá ser capaz de seguir el ritmo de Anzac, pero aún siendo torpe si necesita agarrar velocidad tendrá cierta pericia.

    Anzac, por su parte se moverá mucho más rápido y saltará con tanta eficiencia que podrá alcanzar grandes velocidades, será mucho más alto y pesan algo más que su amiga la gordita.

    Lo que sí sabemos es que por suerte, ambos son herbívoros por lo que no serán una amenaza el uno para el otro ni para los demás y si su amistad se mantiene podrán pasar sus días juntos de lado a lado en busca de hojas verdes y frescas.

    Fuente: Dailymail

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *

    Miembros

    raton

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies