Sterling

Photo: petsforsale.co.za

El gato Sterling debe su nombre, probablemente, a su aspecto plateado (“plata de ley”). El color del pelaje es impresionantemente lujoso.

Al parecer, la raza tiene su origen en el Reino Unido. Es una raza creada. Era conocido como el pelo largo Chinchilla en Reino Unido y parece ser un producto de la cría selectiva que se remonta a finales del 1800, entre “persas Colorbred de los EE.UU. y pelo largo Colorbred Chinchilla del Reino Unido.
En la década de 1990 La Asociación Internacional del gato (TICA) aceptó al Sterling como una nueva raza.

El color ideal de los ojos es verde o azul-verde.
Tiene características parecidas a la de los gatos persas originales, una cabeza redonda, con extremidades cortas y una cola peluda.
El pelo en el cuerpo es largo, excepto en los hombros y la parte superior de las patas traseras, donde es un poco más corto. La capa gruesa no requiere mucha preparación, a pesar de que el pelaje es bastante denso. Un cepillado ocasional una o dos veces a la semana es todo lo que se necesita para mantener a su gato Sterling sano y bien peinado.

Es leal y fácil de entrenar.
El famoso gato de ficción creado por Lewis Carroll, el gato de Cheshire, se basó en la raza Sterling.

Después de la edad de cuatro años, los gatos dejan de crecer, pero todavía tienen un aspecto muy juvenil, que dura de quince a veinte años.

Además de ser agradable a la vista, el Sterling es juguetón, cariñoso, tranquilo, confiado y alegre por naturaleza. No es de extrañar que estos gatos sean unas mascotas excelentes.

Sphynx

Photo: wilkipedia

Ver Gato Esfinge

El Sphynx, o gato esfinge, es una raza de gato cuya característica más llamativa es su aparente ausencia de pelaje y su aspecto fornido y rechoncho. “Aunque los ejemplares de la raza parecen ser gatos sin pelos, hay que destacar que verdaderamente NO son gatos pelados; sino que presentan la piel cubierta de una capa de pelaje muy fino, corto y continuo casi imperceptible a la vista o al tacto”.

Somalí

Una creencia común sobre los somalíes es que son descendientes directos del galo sagrado egipcio. Pero la verdad quizá sea menos fascinante. El somalí es básicamente un abisinio de pelo largo, el patrón de su pelaje es idéntico, pero de longitud media, y es algo peludo.

Desde el principio, los abisinios tenían de vez en cuando un cachorro peludo y de pelo largo. En la década de 1940, la criadora Jean Robertson exportó abisinios a Norteamérica, Australia y Nueva Zelanda, y en 1963, uno de los descendientes de pelo largo fue presentado por la criadora canadiense Mary Mailing en un concurso local. El juez, Kcn McGill, se quedó tan impresionado que le pidió uno para criarlo, y el primer somalí oficial fue su May-ling Tutsuta. Mientras, en Estados Unidos, la criadora Mary Mague también criaba abisinios de pelo largo, a los que llamó somalíes. El criador canadiense Don Richings empezó a trabajar con ella empleando los gatos de McGill, y hacia finales de la década de 1970, los registros norteamericanos aceptaron esta raza. Los somalíes llegaron a Europa en la década de 1980 y se reconocieron en todo el mundo hacia 1991. Hay más colores aceptados en Europa que en algunos registros estadounidenses.

La complexión del somalí es similar a la de la raza de la que proviene, con las patas largas y el cuerpo ágil y musculoso. El pelo largo puede tener hasta doce franjas alternas de marcas oscuras en cada pelo, lo que produce un brillo impresionante cuando el gato tiene todo el pelaje. Como todos los gatos, muda de forma sustancial en primavera, y en los meses más cálidos del año o en climas cálidos, puede parecer casi de pelo corto. Con su pelaje de invierno, la cola se vuelve muy peluda, y gracias a su color y complexión se ha ganado el apodo de «gato zorro». Su aspecto algo salvaje se corrobora por su personalidad activa e independiente, ya que los somalíes son excelentes cazadores y no se adaptan bien a la vida de interior, a menos que sea lo único que hayan conocido. Son sociables y les gusta vivir en una casa con muchos gatos.

Sokoke

Otros nombres: Africano de pelo corto.

Los gatos Sokoke es una de las pocas razas reconocidas que son de origen natural. Es nativo, significa que han evolucionado por su cuenta, sin intervención humana o selección inicial de cría.

Lo que sí sabemos de la ascendencia del Sokoke, gracias a la reciente llegada de la investigación del ADN del Proyecto del Genoma del gato, es que comparte una afinidad genética con los gatos de la isla de Lamu, así como con los gatos callejeros de la costa de Kenya. Todos ellos han sido recientemente agrupados en una pequeña rama del grupo asiático del gato doméstico. Estos tres tipos de gatos también comparten material genético con los salvajes de Arabia.

En suajili este gato se llama kadzonzo, que se traduce como «parecido a una corteza de árbol». Se originó en la selva de Sokoke, en Kenia, el habitat de muchos animales endémicos y poco frecuentes. En 1978 Jeni Slater encontró una carnada de gatitos que vivían en su plantación de cocos. Eran de complexión esbelta, con el patrón de gato atigrado clásico o a manchas, a diferencia de los gatos locales atigrados moteados y compactos.

El Sokoke tiene la particularidad de tener un patrón consistente, y un conjunto de rasgos que le hacen fácilmente identificable como raza. Es la única raza reconocida en esta pequeña rama genética de la familia de los gatos domésticos, evolucionados en la zona costera de Kenia.

Es un gato de tamaño medio, ágil y atlético, con un cuerpo sorprendentemente musculado que desmiente su aspecto exterior. El cuerpo tiene una sensación de rigidez cuando están de pie o en cuclillas, pero es todo músculo al recogerlo. Sin embargo, un relajado Sokoke es susceptible de llevar y sostener.

– Pelaje denso, corto, brillante y de color ámbar
– Cola larga y delgada con anillos oscuros anchos.
– Ojos almendrados, del color ámbar al verde claro, combina muy bien con el pelaje.

El Gato Sokoke es una raza independiente, no es agresivo, pero algunos lo consideran una raza temperamental y orgullosa. Es inteligente, enérgico, divertido, seguro. Emplea bastante la voz y el lenguaje corporal. Sus sentidos de visión, audición y olfato son muy desarrollados. Alcanzan la madurez sexual a la edad de 1,5 a 2 años.

Puesto que pocas generaciones le separan de sus antepasados del bosque, el sokoke no es un dóciI gato faldero.

Siberiano

Ver: Bosque de Siberia

Como otras razas de gatos grandes y peludos, es el resultado del duro clima de su tierra, que favoreció a los cazadores más resistentes con un pelaje que los protegía del frío. No se reconoció como raza hasta la década de 1980, pero entonces se extendió rápidamente mediante su exportación a Europa y Norteamérica en la década de 1990, primero con el nombre de gato id bosque siberiano. Ahora se acepta en la mayoría de los registros, pero se ha modificado su nombre para evitar confusiones con el gato del bosque noruego. La versión punteada, llamada neva masquerait, no se reconoce en todas paises.

Savannah

Photo: blogs.inlandsocal.com

Esta raza, que empezó como un cruce de un serval africano y un gato doméstico, fue producida en la década de 1980 por Judee Frank, un criador de bengalíes. En la década de 1990, Patrick Kellcy yjoyce Sroufe usaron un descendiente de este cruce, junto con nuevos híbridos y gatos de pelo corto domésticos moteados, para crear el savannah, llamado así por el habitat natural del serval. Esta raza es flaca y zanquilarga, con un estándar que aspira a imitar al serval en miniatura. El serval es un gato salvaje relativamente sociable, y cuanto más alejados están estos gatos del cruce de origen, más domésticos son en el carácter. Pese a ello, el savannah es una raza activa, curiosa y no un animal de compañía para coleccionistas de cristalería y porcelana.

Guía visual de gatos, Dr Bruce Fogle

Saint Helen

Las pruebas de ADN realizadas por la Universidad de Davis, California, parecen haber establecido que hay dos tipos de gatos de raza pura no registradas en Chipre y en la sociedad felina chipriota. Este tipo de gatos han sido llamados, Afrodita y Santa Elena.

La cabeza del Santa Elena es un triángulo redondeado, con las mejillas bien desarrolladas y amplias, boca y mentón bajos, nariz con linea cóncava, ojos en forma de limón de cualquier color excepto el cobre, los ojos de diferente color son deseables. Orejas medianas, anchas en la base, de implantación alta y vertical. Cuerpo medio pesado y musculoso con fuertes hombros, patas traseras notablemente más largas, cola corta al medio, no disminuyendo. Los machos son más grandes que las hembras. Capa muy suave sin lanilla en verano. En invierno una densa capa de seda, no en todos los lanudos. Capa completa, espesa en la cola. Todos los colores excepto el de dilución de color marrón o colourpoints. En bicolores, los patrones al azar son los preferidas.

El Santa Elena tiene un carácter amable y cariñoso.

Singapura

Photo: wilkipedia

Durante tiempo han existido gatos que responden a la descripción general del singapura en las poblaciones felinas de libre reproducción de Singapur. Son una variedad distintiva entre los gatos silvestres de la ciudad de Singapur, donde se conocen como longkang o «gatos de desagüe». El linaje fundador de la raza reconocida lo transportó de Loyang, este de la ciudad, a Norteamérica Hal Meadows, cuya mujer Tommy criaba abisinios, siameses y burmeses. La raza tardó siete años en ser reconocida en Norteamérica, pero mucho más en Europa, donde aún es rara. En su patria, el singapura ha sido adoptado hace poco como mascota de la Oficina de Turismo de Singapur y declarado tesoro nacional bajo el nombre de kucinta o «gato del amor».

El singapura tiene un pelaje atigrado punteado, como el del abisinio, recubierto del patrón de puntas sepia del burmés para dar una coloraciém llamada agutí sepia. Tommy Meadows tenía estas otras dos razas, lo que naturalmente la hizo interesarse por este nuevo gato, pero esto también ha suscitado cuestiones sobre si podrían haber hecho alguna contribución genética al singapura.

El tamaño del singapura ha sido también una cuestión controvertida. Cuando estos gatos captaron la atención de los criadores y los medios de comunicación occidentales, su estatura diminuta se consideró, de forma fantasiosa, que era una adaptación genética como resultado de vivir en pequeños desagües. Sin embargo, el estándar de raza requiere un gato de tamaño pequeño a medio, y los singapuras occidentales son mayores que los gatos silvestres de Singapur. Se dice que esto indica un origen híbrido de la raza, pero se olvida el hecho de que un animal de compañía tiene una mejor alimentación que un gato silvestre, por lo tanto será mayor con más probabilidad. También se considera que la raza tiene una naturaleza retraída, y esto se ha atribuido a sus antecedentes salvajes, que favorecían la capacidad de escaparse de ser observados. Puede haber algo de verdad en ello, porque los singapuras, aunque cariñosos, son generalmente menos ruidosos y exigentes que muchas otras razas orientales.

TAMAÑO DEL GATO
Al llegar el diminuto singapura a Occidente, parecía que se cumplía la promesa de las razas miniaturizadas. Al no suceder esto, se evidenció un rasgo interesante del gato doméstico: su gama de tamaños es pequeña. En los límites se encuentran el maine coon grande (pp. 168-IB9¡y el singapura pequeño. Una razón puede ser que la cría selectiva de gatos se practica hace doscientos años. Mejor dicho, los intentos de criar gatos gigantes de las razas de mayor tamaño no han triunfado, e incluso los híbridos adoptan el tamaño de un gato doméstico medio en pocas generaciones, lo que sugiere que el tamaño del gato es genéticamente muy estable.

Guía visual de gatos, Dr Bruce Fogle

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies