Lundehund

Lundehund

El Lundehund (Norsk Lundehund o Norwegian Puffin Dog) es una raza de perro pequeña de tipo Spitz, originaria de Noruega. Su nombre se compone del prefijo Lunde, del noruego lundefugl (frailecillos), y el sufijo hund, que significa perro. La raza se desarrolló para la caza de estas aves y sus huevos.

El Lundehund es un Spitz pequeño y rectangular, con una amplia variedad de movilidades en las uniones de sus huesos, lo que le hace capaz de entrar por pasadizos pequeños e intrincados.

Son perros capaces de girar la cabeza hacia atrás sobre la espina dorsal y doblar las patas traseras hacia los lados en un ángulo de 90 grados como los brazos de los humanos, además de tener seis dedos en los pies.

La raza tiene una larga historia. Ya en 1600 fue utilizado para la caza de frailecillos a lo largo de la costa noruega. Su flexibilidad y dedos extra eran ideales para la caza de las aves en sus lugares de nidificación en los acantilados inaccesibles y en las cuevas.

El interés por la raza se redujo a medida que fueron apareciendo nuevos métodos de caza de frailecillos, como por ejemplo, el uso de redes…, y este contorsionista nato, ya no era tan necesario. Los frailecillos eran un preciado objeto de caza, la carne se salaba y guardaba y las plumas se utilizaban para hacer edredones.

La raza fue casi extinguida en torno a la Segunda Guerra Mundial, cuando el moquillo canino azotó a Værøy y las islas circundantes. En 1963, la población fue diezmada… Sólo sobrevivieron seis ejemplares de Lundehund (uno en Værøy y 5 en Hamar, al sur de Noruega), esos cinco cachorros era de la misma camada.

Debido al cuidado de la cría con las estrictas directrices, en la actualidad existen aproximadamente 1500 o 2000 ejemplares de Lundehund en todo el mundo, de esa población alrededor de 1.100 se encuentran en Noruega y casi 350 en los Estados Unidos.

Se trata de perros de tamaño mediano tirando a pequeño, los machos tienen una altura a la cruz de 35 a 38 cm y la hembras de 32 a 35 cm. Pesan de 6 a 7 kilos, aunque el estándar de la raza varía según el club de registro.

Su capa de pelo está formada por una lanilla interna muy suave y una capa externa densa y áspera. El pelo es corto sobre la cabeza y en la parte anterior de las extremidades. Pelaje es más abundante alrededor del cuello y en la parte posterior de los muslos. Pelo denso en la cola, pero sin formar plumas. El color está siempre en combinación con blanco. Desde rojizo hasta leonado más o menos mezclado de pelos con puntas negras; negro; gris; todos con marcas blancas o blancos con marcas oscuras. Usualmente, el ejemplar adulto presenta más pelos con puntas negras que el perro joven.

El registro oficial del Lundehund fue aprobado por el American Kennel Club ‘s en la clase miscelánea 1 de julio de 2008, después de una votación unánime de la Junta de Directiva el 13 de noviembre de 2007. La raza debutó en el Campeonato Nacional AKC / Eukanuba en Long Beach, California (Estados Unidos), el 13 y 14 de diciembre de 2008, siendo este uno de los eventos más importantes del mundo canino estadounidense.

El 12 de febrero de 2010, la Junta Directiva del American Kennel Club votó a favor de aceptar la Lundehund en el Libro de Orígenes AKC y pasó a formar parte del mismo el 1 de diciembre de 2010. El 1 de enero de 2011, pasó a formar parte del “Grupo No deportivos”.

Para el American Kennel Club y el Canadian Kennel Club, el Grupo No deportivos es una clasificación diversa que comprende una variedad de perros robustos con los que diferentes personalidades y apariencias como el Chow Chow , y el Keeshond, entre otros. Las razas comprendidas en el Grupo No deportivos, es muy variada en términos de apariencia, tamaño, capa, personalidad y, en general.

Según la clasificación de la FCI se ubica en el Grupo 5 Perros tipo Spitz y tipo primitivo. Sección 2 Perros nórdicos de cacería.

Si bien el Lundehund es un perro saludable, genéticamente está expuesto –en mayor medida respecto a otras raza- a padecer gastroenteropatía es un conjunto de trastornos digestivos que pueden conducir a un crecimiento excesivo de bacterias digestivas y una pérdida de la capacidad de absorber los nutrientes de los alimentos. En casos extremos, el perro puede morir de hambre debido a su incapacidad para obtener los nutrientes y proteínas de los alimentos, independientemente de la ingesta de alimentos. Si bien, todos los Lundehund tienen predisposición genética a padecer esta enfermedad, no significa que se vean afectados. No existe cura para esta enfermedad.

El Lundehund posee un temperamento alerta, enérgico y vivaz. Hoy en día, si bien en algunos rincones de Noruega se lo sigue utilizando para la caza de frailecillos, es más popular como animal de compañía.

Razas de perros: Lundehund

Lurcher

El Lurcher es un perro tipo Podenco de origen inglés cuyo nombre deriva de “lur” que significa ladrón en lenguaje gitano. Siempre se ha reconocido como el perro de los cazadores furtivos por lo que en ocasiones se le denomina Poacher’s Dog (perro de fugitivo).

Como consecuencia de su aspecto (peludo y desaliñado) no es admitido en competiciones pero para muchos es un perro a potenciar. En general, se puede decir que el Lurcher es un cruce entre un Lebrel y un perro de trabajo, lo que da lugar a numerosas posibilidades: Greyhound y Golden Retriever; Whippet y Border Collie.

En el caso que se quiera un Lurcher con más características de Lebrel que de perro de trabajo se suele cruzar por segunda vez con un perro tipo Lebrel. Con esto se consigue un perro más rápido que un perro de trabajo, pero con la resistencia propia de este. El carácter del Lurcher se deriva de lo mejor de sus progenitores y, algunos, lo definen como tranquilo y cariñoso.

Read moreLurcher

Longdog

Longdog

Longdog (o Kangaroo Dog) es una raza de perro de tipo lebrel con origen en Irlanda cuyo nombre significa literalmente “perro largo” haciendo referencia a la forma alargada de sus extremidades.

Autores como el coronel Ted Walsh lo definen como cruce entre dos perros de caza, lo que le distingue del llamado Lurcher, raza creada a partir de cruces entre perros lebreles y perros de trabajo.

Actualmente no se considera distinción entre el Lurcher y el Longdog y se engloba a ambos dentro de los Lurcher.

Debido a que son producto de diferentes cruces, el Longdog varía en su apariencia en función de las razas que se utilizaron en la cruza. Pueden ser tan ligero como un galgo o tan robusto como un perro lobo. Sus capas también pueden variar en función de la reproducción. Algunos tienen pelaje corto, algunos tienen pelaje largo y algunos tienen pelaje duro.

Las cruzas comunes de Longdog suelen ser Saluki con Greyhound, Deerhound con Greyhound, y Whippet con Greyhound. Estos perros suelen ser criados para (algunos de los) mismos fines que el Lurcher, pero por lo general tienen una mayor velocidad en comparación con la resistencia general y una mayor capacidad de entrenamiento que el Lurcher.

Cada una de esas cruzas conlleva características distintivas…

  • Cruza de Saluki con Greyhound: es especialmente apreciado como perro cazador de liebres en el Reino Unido y, desde hace poco tiempo, en Estados Unidos. Los mejores ejemplares comparten la resistencia a las altas temperaturas que posee el Saluki y la capacidad de aceleración y fortaleza del Greyhound.
  • Cruza de Deerhound con Greyhound: especialista en la caza de zorros y ciervos en el Reino Unido, posee una gran resistencia corporal y la capacidad de adaptarse sin problemas a las diferentes características climáticas, puede vivir a la intemperie. En Estados Unidos, la sangre de este can, ha contribuido al desarrollo del Sabueso Americano (especialistas en la persecución de coyotes).
  • Cruza de Whippet con Greyhound: es muy apreciado por su equilibrio, aceleración, agilidad, tenacidad, resistencia al calor y, especialmente, por su rápida recuperación. Dependiendo de cada perro, puede ser utilizado con éxito en todo tipo de caza, pero en el Reino Unido, se destacan, sobre todo en la caza conejos.

Los Lurcher (primos hermanos del Longdog) se criaron inicialmente para atrapar conejos cuando eran expulsados de sus madrigueras, pero en la década de 1950, la mixomatosis acabó con la mayoría de los conejos. La Mixomatosis, es una enfermedad infecciosa de los conejos, caracterizada por tumefacciones en la piel y membranas de estos animales, particularmente en cabeza y genitales. Después suele evolucionar a conjuntivitis aguda y a veces ceguera. El conejo se vuelve apático, pierde apetito y desarrolla fiebre. En los casos típicos donde el animal no posee resistencia, la muerte acontece de media en 13 días.

Se descubrió en Uruguay a fines del siglo XIX, en conejos importados del género Sylvilagus. Posteriormente se extendió por las poblaciones suramericanas de conejos silvestres. Sin embargo era ésta una cepa menos virulenta que la que se introdujo en Australia en 1950, que redujo la población drásticamente (de 600 a 100 millones en dos años).

Durante décadas científicos de Gran Bretaña, Alemania y Francia buscaron un remedio contra la plaga en que se habían convertido los conejos, pero fue el médico francés Armand Delille el que creyó encontrar la solución. Introdujo artificialmente en Francia en 1952 unos cuantos conejos inoculados con el virus productor de la mixomatosis y rápidamente se extendió por el continente europeo de forma natural, a través de artrópodos chupadores de sangre y diezmó la población francesa en 2 años (90% de mortalidad). La mixomatosis, junto con la neumonía hemorragicovírica, es la causante del declive del conejo en la Península Ibérica, lo que ha causado la decadencia de animales emblemáticos hasta el punto de que del águila imperial ibérica se perdieron el 70 % de los nidos y el lince ibérico se encontró sin su sustento básico.

La forma de transmisión es la pulga y otros artrópodos chupadores de sangre en Europa, aunque por ejemplo, en Australia se transmite a través del mosquito.

Existe una vacuna de vector vírico para conejos domésticos, si bien en Europa ejemplares silvestres han desarrollado inmunidad y se extienden paulatinamente.

Como decíamos más arriba, en la década de 1950, la mixomatosis acabó con la mayoría de los conejos, pero esa enfermedad no afectó a las liebres.

Y, eso llevó a la necesidad de desarrollar la raza para conseguir perros más rápidos que fueran capaces de atrapar a las liebres. Una liebre puede correr a velocidades de hasta 72 km/h.

De esa necesidad, nace el Longdog, desarrollado para conseguir un perro apropiado al estilo preferido de la cacería y la necesidad del momento.

Y, aunque no son una raza pura, las cruzas con perros Greyhound pura raza, ha llevado a que sean muy valorados dentro de la “élite” del deporte canino.

Debido a que el Longdog no es una raza pura no son reconocidos por cualquier club canino. Sin embargo, América del Norte se ha creado recientemente la “Lurcher and Longdog Association” para servir como un órgano de registro para perros Lurcher y Longdog en los Estados Unidos y Canadá.

Al igual que el Lurcher, más allá de los diferentes objetivos de las cruzas, lo que sí es cierto es que el Longdog es un excelente perro de compañía que se adapta muy bien a la vida hogareña, y es muy agradecido del amor recibido, le encanta estar con gente pero necesita paseos enérgicos a aire libre, como todo perro. Y, sobre todo, espacios muy amplios para saborear el gustillo de la libertad.

Razas de perros: Longdog

Pit Bull Terrier Americano
Estados Unidos

Pit Bull Terrier Americano

El Pit Bull Terrier Americano en España es considerado raza potencialmente peligrosa.

El Pit Bull Terrier Americano (American Pit Bull Terrier) es una raza pura de perro, originaria de Estados Unidos, que se forjó a partir de perros importados desde el Reino Unido. Se utilizaban como perros de pelea hasta que éstas fueron prohibidas en 1976; actualmente son criados como mascotas y atletas en deportes legales (aunque sigue siendo la raza predilecta en las peleas de perros realizadas de forma clandestina).

Leer todo sobre la raza pinchando en: American Pit Bull Terrier.

  • Otros nombres: American Pitbull Terrier / APBT / Pit / Pitty

Reconocido por:

  • United Kennel Club (UKC).

Razas de perros: Pit Bull Terrier Americano


Chin Japonés

Chin Japonés

El verdadero origen del Chin Japonés sigue siendo motivo de controversia, aunque un consenso general, concluye que se originó en China.

Estos perros fueron llevados a Japón alrededor de año 732. Algunos mantienen los antepasados de estos perros llegaron por primera vez a Japón alrededor del año 732, como regalo de realeza de Corea, mientras que otros sostienen que ejemplares de Chin Japonés fueron ofrecidos como regalo a la Emperatriz de Japón a mediados del siglo VI, otras teorías aseguran que llegaron a Japón en el año 1000.

Pero más allá de toda la controversia respecto al origen, todos coinciden en una cosa, el Chin Japonés, es un auténtico “japonés”, porque refleja al detalle la sensibilidad japonesa.

Los japoneses crearon diversas razas de perros, con un propósito definido que era el trabajo, que en Japón se consideró algo diferente, distinto de un “perro“, que fue considerado un animal de trabajo en granjas, para la caza, para cuidar del ganado, etc., pero el Chin Japonés, fue algo muy especial porque era considerado estrictamente un perro de compañía.

Su apariencia y personalidad distintiva rápidamente fue capturado los corazones de los japoneses y eso provocó que la propiedad de estos perros se limitara a las personas de sangre real y noble.

Como consecuencia, cada casa noble fue criando su propio estándar, razón por la cual existen muchas variaciones del Chin Japonés, respecto al tamaño, la densidad de la capa, los ojos, la personalidad…

Una vez se introdujo la raza en Occidente, un fuerte deseo de la población por los ejemplares más pequeños (los que pesaban como máximo 4,5 Kg.), llevó a que ese tamaño fuese el más popular y se convirtiera en el estándar oficial de varios clubs caninos en todo el mundo.

El profesor Von Ludvic Schulmuth estudió orígenes caninos a partir de un hallazgo de restos óseos de perros encontrados en asentamientos humanos que databan del octavo milenio antes de Cristo, en el desierto de Gobi. En base a la información recabada creó un árbol genealógico de perros tibetanos a través del cual reunió información muy interesante referida al origen de ciertas razas que hoy son muy populares.

El desierto de Gobi es una gran región desértica situada entre el norte de China y el sur de Mongolia. Se puede considerar uno de los desiertos, o zonas desérticas más grandes e importantes de todo el mundo. Lo rodean las montañas de Altai y las estepas de Mongolia por el norte, la meseta del Tíbet y la planicie del norte de China por el suroeste. La palabra gobi significa ‘desierto’ en mongol. El Gobi está compuesto por diferentes regiones geográficas y ecológicas, basadas en sus variaciones de clima y topografía.

Históricamente, el Desierto de Gobi se destaca por haber sido parte del imperio Mongol y por la localización de varias ciudades importantes a lo largo de la Ruta de la Seda.

Ocupando el 30% del territorio nacional, el gran Gobi de Mongolia abarca caprichosos montes, dunas arenosas, vastas mesetas, estepas con sus hierbas aromáticas y, desde luego, un mundo animal muy variado, dentro de ellos los ancestros perrunos que encontró el profesor Von Ludvic Schulmuth.

Von Ludvic Schulmuth definió como origen de ciertas razas caninas a un antiguo perro habitante del desierto de Gobi cuyos restos fueron hallados en lugares donde se almacenaba estiércol o basura, y los denominó “Gobi Desert Kitchen Midden Dog”, de este animal surgieron varias líneas que fueron dando origen a varias razas. Por ejemplo, un perro pequeño de pelo suave y orejas caídas ese fue el ancestro de Spaniel tibetano, el Chin Japonés y el Pekinés. Otra rama que desciende del “Gobi Desert Kitchen Midden Dog ” dio lugar al Papillón y al Chihuahua de pelo largo. Y, otra rama del mismo perro del desierto de Gobi, dio lugar a la aparición del Pug y el Shih Tzu.

También existe alguna documentación que indica marineros portugueses introdujeron la raza en Europa en el siglo 17 mediante el regalo de algunos a Catalina de Braganza, reina consorte de Rey Carlos II de Inglaterra, pero hay más evidencia de que el primer Chin Japonés que se abrió pasos tras las fronteras, fue un regalo que el Emperador de Japón ofreció a un oficial de la marina estadounidense, Matthew Calbraith Perry, cuando éste visitó Oriente en 1853 para abrir el comercio bilateral. El oficial de la marina, se llevó una camada de siete Chin Japonés, y al llegar a su tierra solamente sobrevivieron dos, y a quién los regaló es algo que aún no se sabe con certeza.

De lo que sí tenemos plena certeza es que el Chin Japonés, también conocido como el Spaniel japonés ha sido el perro de la realeza japonesa.

Según la clasificación realizada por Stanley Coren después de analizar las respuestas de más de 200 jueces del AKC (“La inteligencia de los perros”, Stanley Coren, Ediciones B, 1995), el Chin Japonés es el Nº 62 de la lista.

El Chin Japonés sólo ladra cuando es necesario con el propósito de alertar a la familia de la llegada de un visitante o algo fuera de lo normal, luego es una raza muy tranquila.

Se trata de una raza muy particular, tienen actitudes muy felinas, es más, se dice que tiene el carácter de un gato, y verán porque…

El Chin Japonés es alerta, inteligente e independiente, y utiliza sus patas para lavar y secar su cara. Otros rasgos felinos son sus preferencias para el descanso en superficies elevadas, como los respaldos de los sofá y las sillas. Tiene una capacidad espectacular para caminar a través de una mesa de té sin tirar ningún objeto, si eso no lo hace un gatuno total!!!

Estos perros fueron criados y entrenados con el propósito de amar a su gente. Aunque normalmente es un perro tranquilo, también se los conoce por la cantidad de travesuras que hacen, agradables todas, como la llamada “Spin Chin”, dan rápidas vueltas en círculo como si bailaran pero apoyados solo en sus patas traseras, mientras que con sus patas delanteras las dejan entrelazadas y las agitan de arriba abajo a toda velocidad, son muy graciosos.

Algunos suelen “cantar”, producen un ruido que puede oscilar entre un mínimo trino a un alto sonido y bastante grave en relación a su tamaño, casi con la calidad de ópera que suena como “booooooo”. En la raza Basenji en la columna derecha pueden ver un video del perrito cantando, pues es muy parecido a lo que hace el Chin Japonés.

Este pequeño perro de aspecto simpático, posee una apariencia muy similar a la del Pekinés, pero a diferencia de éste, sus patas son más largas, y el color del pelaje es distinto; puede ser negro y blanco o rojo y blanco. El pelaje es suave y largo; los ojos grandes y oscuros, bien separados entre sí; la cola, bien dotada de pelo, se apoya sobre la espalda; las orejas son de tamaño pequeño y forma triangular; el hocico es corto y aplastado, y la cabeza grande en relación a su cuerpo.

Las órbitas de los ojos de gran tamaño contribuyen a la humedad en la cara y los pliegues de la piel alrededor de la nariz aplastada y el área facial, puede atrapar la humedad y causar problemas de hongos. La cara debe ser limpiada de vez en cuando con un paño húmedo y los pliegues, con un hisopo de algodón.

La dieta es un factor importante en la salud y la condición del Chin Japonés, muchos ejemplares pueden ser alérgicos al maíz, por ejemplo.

Por su pequeño tamaño no necesitan demasiado ejercicio, aunque sí, requiere de paseos frecuentes, pues son activos y les gusta estar al aire libre. Se adaptan bien a la vida en un departamento u hogares pequeños. Por otro lado, se debe cepillar diariamente su pelaje, pues suele enredarse.

El Chin Japonés posee una gran longevidad, que ronda los 15 años, pero que en muchos casos puede extenderse hasta más o menos los 18 años de edad.

Pesan entre 1,8 y 3,3 kg y miden a la cruz, de 21 a 25 cm. La camada suele ser bastante pequeña, de entre 3 y 4 cachorros.

El Chin Japonés es un excelente perro de compañía, es cariñoso y leal a su dueño y, normalmente, feliz de ver a otras personas, aunque algunos desconfían de los extraños. Es un perro que prefiere el entorno familiar, pero se adapta muy bien en las nuevas situaciones y son a menudo utilizados como perros de terapia debido a esta característica y su amor por la gente. La socialización a temprana edad contribuye a que su temperamento de desarrolle óptimamente, es un perro emocionalmente equilibrado, por naturaleza, pero es importante contribuir.

Chin Japonés

Lukanikos, el perro anarquista de Grecia

Foto: REUTERS/Yannis Behrakis

El día de hoy las protestas volvieron a tomar las calles en la capital de Grecia, tras varios meses de manifestaciones por la crisis económica que el país europeo está atravesando. Sin embargo, esta nota pretende hacer protagonista a Lukanikos, un perro callejero que desde el 2008 se ha hecho presente en cada uno de los disturbios en Atenas.

Bautizado como “el perro anarquista”, Lukanikos (que significa “La Salchicha” en Griego) se ha hecho famoso en todo el mundo por aparecer en numerosas fotos y videos de las manifestaciones en Grecia, siempre actuando en la vanguardia de la línea de fuego, ladrando y gruñendo contra las autoridades.

Las siguientes imágenes fueron capturadas el día de hoy por algunas de las agencias de noticias más importantes.

Fotos y video:

Read moreLukanikos, el perro anarquista de Grecia

Una Doberman roja besa al bombero que la rescató

Esta fotografía muestra a una Doberman roja besando a un bombero exhausto. El acababa de salvarla de un incendio en su casa, rescatándola, cargándola y sacandola de la casa por el jardín delantero, mientras él siguió combatiendo el fuego.

La perra estaba embarazada. El bombero la tenía miedo al principio, porque nunca había estado cerca de un Doberman antes. Cuando por fin terminó de apagar el fuego, se sentó a tomar aliento y descansar.

Un fotógrafo de un periódico de Carolina del Norte “The Observer”, en Charlotte, notó como, en la distancia, la Doberman roja miraba al bombero. La vio caminar en línea recta hacia el bombero y se preguntó qué iba a hacer. Al levantar la cámara, ella se acercó al hombre cansado que había salvado su vida y las vidas de sus bebés, y lo besó en el momento que el fotógrafo tomó esta foto.

Via: asombrates.blogspot.com

Peligra el refugio para perros de Écija tras retirar el PP las ayudas

El Ayuntamiento colaboraba con Aprenda, que acoge actualmente a 220 mascotas, desde 2005.

Victoria Rodríguez, una de las responsables de la protectora de animales Aprenda, acaricia a Aquiles. - M. R.

Aquiles es un boxer grandote y con cara triste. Rex es un pastor alemán todavía más grande. Ambos tienen una historia común nada alegre. Su dueño no les daba de comer ni mucho menos los bañaba.Hasta que un día quiso deshacerse de ellos de una forma muy cruel: los ató al coche y los arrastró por una carretera esperando que murieran. No murieron. Pero Rex sufre graves secuelas. Ha perdido la mitad de la trufa de su hocico y, pese a su intimidante tamaño, se acurruca asustado en el fondo de su perrera cuando se acerca demasiado algún ser humano que visita el refugio de Aprenda.

Y es que eso es lo que Rex y Aquiles han encontrado en la Asociación Protectora Ecijana de Animales (Aprenda). Un refugio a salvo de personas sin escrúpulos. Un lugar para escapar de la calle y donde esperar a encontrar una nueva casa y un nuevo dueño que les cuide.

“A la persona que quiso matar a estos dos perros la denunciamos y está pendiente de juicio, que saldrá pronto”, dice Victoria Rodríguez Orlandi, una de las caras visibles de Aprenda, una protectora de animales que ahora peligra porque el nuevo gobierno local del PP les ha retirado las ayudas que venían recibiendo del Ayuntamiento para hacer frente a parte de sus gastos.

Read morePeligra el refugio para perros de Écija tras retirar el PP las ayudas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies