Guacamayo Jacinto
Anodorhynchus hyacinthinus


Guacamayo Jacinto

Contenido

Descripción:

90 a 100 cm. de longitud y un peso de 1,5 a 1,7 kg.

Ilustración Guacamayo Jacinto

El Guacamayo Jacinto (Anodorhynchus hyacinthinus) es el loro de mayor tamaño; tiene una coloración inconfundible, mayormente azul intensa, con diferentes tonalidades. Alas y cola por debajo negras. La base del pico y anillo periocular, desnudos y de color amarillo. La cola es muy larga, y su poderoso pico negro es profundamente curvado y puntiagudo.

La especie Anodorhynchus glaucus, similar pero más pequeña, extinta a principios del siglo XX, pudo haber estado presente en Bolivia.

Hábitat:

El Guacamayo Jacinto aprovecha una gran diversidad de hábitats ricos en diversas especies de palmeras con grandes semillas, de las cuales se alimenta.

En la Amazonia brasileña evita las zonas de mas humedad, prefiriendo bosques de tierras bajas y formaciones estacionalmente húmedas con zonas claras. En las partes más secas del noreste de Brasil habita terrenos de meseta cortados por valles rocosos, escarpados con arbolado cerrado caducifolio, bosque de galería y pantanos con Mauritia flexuosa.

En la región del Pantanal las aves frecuentan bosque de galería con palmeras en las zonas cubiertas de hierba mojada.

Al parecer realiza movimientos migratorios.

Generalmente observados en parejas, grupos familiares o pequeñas bandadas (generalmente hasta 10); bandadas mucho más grandes reportadas antes del declive.

Reproducción:

Anidan en grandes huecos de árboles, en grietas de rocas de acantilados en el noreste de Brasil o en moriche o aguaje (Mauritia).

Los árboles favoritos para nidificar en el Mato Grosso, Brasil, incluyen Enterolobium y Sterculia striata. En el noreste de Brasil, la anidación se ubica en palmas Mauritia muertas o en acantilados.

Normalmente suelen poner uno o dos huevos, aunque sólo una cría suele sobrevivir si el segundo huevo eclosiona unos días después del primero, ya que la cría menor no puede competir con el mayor por la comida.

El período de incubación dura alrededor de un mes, y el macho atenderá a su compañera mientras ella incuba los huevos.

Los jóvenes permanecen con sus padres hasta los tres meses de edad. Alcanzan la madurez y comienzan a reproducirse en torno a los siete años.

La época de cría es de agosto a diciembre, tal vez un poco más tarde en zonas de pantanal.

Alimentación:

La dieta de los Guacamayo Jacinto consiste principalmente en nueces, localmente disponibles de diversas palmas, incluyendo (en la Amazonia) Maximiliana regia, Orbignya martiana y Astrocaryum, en el noreste de Brasil, de la Syagrus coronata y Orbignya eicherir, en zonas de pantanos de Scheelea phalerata y Acrocomia.

Las nueces de palma las toman de la planta o desde el propio suelo (especialmente después de algún incendio o cuando esté disponible como restos no digeridos en excrementos de ganado).

Otras frutas de las que se tiene información son las del Ficus sp., así como los moluscos acuáticos Pomacea.

Las aves beben líquido de frutos de palma verdes.

Distribución:

Su distribución comprende el interior del centro de América del Sur, tal vez en varias amplias áreas separadas.

En la Amazonia en Pará desde el río Tapajós, al este de la cuenca del Río Tocantins, extendiéndose al sur, posiblemente a la zona norte-occidental de Tocantins. Al menos antes presente el norte del río Amazonas (en Amapá, Amazonas y Roraima, Brasil) y quizás todavía pueden habitar algunos ejemplares, aunque no hay registros recientes conocidos.

Distribuido, también, a través del interior nordeste de Brasil, más o menos centrados en la Microrregión de las Chapadas das Mangabeiras en la unión entre Maranhao, Piauí, Goiás y Bahía, Brasil (la región Gerais).

Una tercera población importante se centra en los hábitats pantanales de la cuenca alta del Río Paraguay en el suroeste de Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Brasil, y extendiéndose en la zona adyacente del este de Bolivia y extremo norte de Paraguay.

Reportada como probable para el río Mapori al suroriente de Colombia (Vaupés).

Movimientos residentes generales pero quizás estacionales en la Amazonía en relación con la ecología de las plantas de las que se alimentan.

El territorio entre las tres distribuciones principales actuales, todavía puede ser ocupado a pesar de que las tendencias recientes dadas, parecen indicar que esto parece poco probable.

Anteriormente común en algunas áreas (por ejemplo, Mato Grosso). Ahora se distribuyen más bien irregularmente, con los recientes y probables descensos continuos en su población debido principalmente al comercio ilegal interno y al más pequeño, pero significativo, mercado internacional de aves vivas. También cazado por sus plumas (especialmente Pari) y como alimento. Declinando en algunas áreas (por ejemplo Amazonia oriental), debido a la alteración o la pérdida del hábitat.

Población silvestre total estimada en 3000 (1.992). CITES Apéndice I.

VULNERABLE.

Conservación:

• Actual Lista Roja de UICN: Vulnerable

• Tendencia de la población: Decreciente

El Guacamayo Jacinto ha estado sometido a un comercio ilegal masivo. Al menos 10.000 aves fueron capturadas en la naturaleza, en la década de 1980, con un 50% destinado al mercado brasileño (Mittermeier et al. 1990).

Entre 1983-1984, más de 2.500 aves fueron trasladadas fuera de Bahía Negra, Paraguay, con otras 600 adicionales a finales de 1980 (J. Pryor in litt., 1998). Aunque estos números son ahora mucho más reducidos, el comercio ilegal continúa (por ejemplo 10 aves pasaron a través de un mercado de mascotas en Santa Cruz, Bolivia, en agosto 2004 hasta julio 2005, donde las aves fueron cambiando de manos por 1.000 $ US y se destinaron a Perú [Herrera y Hennessey 2007]). Más recientemente se ha observado que parece no haber casi ningún comercio ilegal de esta especie en Bolivia (B. Hennessey in litt. 2012).

A través de su área de distribución, hay algo de la caza local para su uso como alimento y por sus plumas.

En la Amazonía, se ha producido la pérdida de hábitat para la ganadería y los sistemas de energía hidroeléctrica en el rios Tocantins y Xingu.

En el Pantanal, sólo el 5% de los árboles S. apetala tiene cavidades adecuadas (Guedes 1993, Johnson 1996). Los árboles jóvenes son utilizados como alimento por el ganado y quemados por los incendios frecuentes (Newton 1994).

El Gerais se está transformando rápidamente por la agricultura mecanizada, ganadería y plantaciones de árboles exóticos (Conservation International 1999).

En Paraguay, los hábitats preferidos del Guacamayo Jacinto se consideran seriamente amenazados (N. López de Kochalka in litt. 2013) y el Parque Nacional Paso Bravo sufre de tala ilegal.

Acciones de conservación en curso:

    – CITES Apéndice I y II, protegido bajo la ley brasileña y boliviana y prohibición de las exportaciones desde todos los países de origen.

    – Muchos hacendados en el Pantanal (y cada vez más en el Gerais) ya no permiten a los cazadores en sus propiedades.

    – Hay varios estudios a largo plazo e iniciativas de conservación (por ejemplo. Anon 2004).

    – En el Refugio Ecológico Caiman en el Pantanal, el Hyacinth Macaw Project ha utilizado nidos artificiales y técnicas de gestión de las crías y creado conciencia entre los ganaderos (Anónimo 2004).

Acciones de conservación propuestas:

    – Estudio de la gama, el estado actual de la población y el alcance de la negociación de las diferentes partes de su área de distribución (Snyder et al., 2000).

    – Evaluar la efectividad de nidales artificiales (Snyder et al., 2000).

    – Hacer cumplir las medidas legales que impiden el comercio.

    – Experimente con el ecoturismo en uno o dos sitios para fomentar donantes (Snyder et al., 2000).

Guacamayo Jacinto en cautividad:

Rara hasta 1970; después, a partir de 1980, aumentó considerablemente en número de aves cautivas debido al aumento de la cría.

A pesar de las prohibiciones, muchos de estos Guacamayos siguen comercializándose a altos precios (10.000 euros o más), debido sobre todo a su belleza y a la facilidad para imitar el lenguaje humano.

La crianza de esta especie puede ser difícil y, por desgracia, muchos polluelos mueren cada año en manos inexpertas.

Desde esta página solicitamos encarecidamente preservar a estas bellas aves en su entorno natural, sinceramente no nos parece razonable su tenencia como mascota.

Nombres alternativos:

Hyacinth Macaw, Blue Macaw, Black Macaw (inglés).
Ara hyacinthe (francés).
Hyazinthara, Hyathinzara (alemán).
Arara-azul-grande, arara-azul, arara-hiacinta, arara-preta, arara-roxa, arara-una, canindé (portugués).
arara-azul, Arara-azul-grande, arara-hiacinta, arara-preta, arara-roxa, Ararauna, arara-una, canindé (portugués (Brasil)).
Guacamayo Azul, Guacamayo Jacinto, Papagayo azul (español).
Jacinta azul, Paraba azul (Bolivia).
Vihina (Desana).
Kaheta (Carijona).
Guaía-hovy (Guaraní).
Arara-úna (Tupi guaraní).

John Latham
John Latham

Clasificación científica:

Orden: Psittaciformes
Familia: Psittacidae
Genus: Anodorhynchus
Nombre científico: Anodorhynchus hyacinthinus
Citation: (Latham, 1790)
Protónimo: Psittacus hyacinthinus

Imágenes Guacamayo Jacinto:

————————————————————————————————

Guacamayo Jacinto (Anodorhynchus hyacinthinus)

Fuentes:

Avibase
– Parrots of the World – Forshaw Joseph M
– Parrots A Guide to the Parrots of the World – Tony Juniper & Mike Par
Birdlife
– Loros, Pericos y Guacamayas (Neotropicales)

Fotos:

(1) – Hyacinth Macaw also known as Hyacinthine Macaw at Disney’s Animal Kingdom Park by Hank Gillette [CC BY-SA 3.0 or GFDL], via Wikimedia Commons
(2) – A Hyacinth Macaw at Brevard Zoo, Florida, USA By Rusty Clark from merritt usland FLA (Brevard Zoo Hyacinth Macaw) [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
(3) – Hyacinthine Macaw at Melbourne Zoo, Australia By derivative work: Snowmanradio (talk)Anodorhynchus_hyacinthinus_-Australia_Zoo_-8.jpg: Erik (HASH) Hersman [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
(4) – Hyacinth Macaws at Stone Zoo, Stoneham, Massachusetts, USA By Eric Kilby (originally posted to Flickr as Squawking Heads) [CC BY-SA 2.0], via Wikimedia Commons
(5) – Hyacinthine Macaw (Anodorhynchus hyacinthinus) By Ana_Cotta (originally posted to Flickr as ARARA) [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
(6) – Hyacinth Macaws, Anodorhynchus hyacinthinus at the Aquarium of the Americas in New Orleans, Louisiana By Derek Jensen [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
(7) – A pair of Hyacinth Macaws and thier nest in Mato Grosso do Sul, Brazil By Geoff Gallice from Gainesville, FL, USA (Hyacinth macaws) [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
(8) – A Hyacinth Macaw preening at the Aquarium of the Americas, New Orleans, USA By Quinn Dombrowski (originally posted to Flickr as Dainty) [CC BY-SA 2.0], via Wikimedia Commons
(9) – Anodorhynchus hyacinthinus by Hans – Pixabay
(10) – Illustration Guacamayo Jacinto By Lear, Edward [CC BY 2.0 or Public domain], via Wikimedia Commons

Sonidos: Niels Poul Dreyer (xeno-canto)

Amazona Tucumana
Amazona tucumana

Amazona Tucumana

Descripción:

Anatomia-Loros

31 cm. de longitud.

La Amazona Tucumana (Amazona tucumana) es en su mayor parte de color verde, con bordes negros en las plumas, dando al conjunto un aspecto festoneado.

Relativamente grande y fornida tiene la frente roja y anillos oculares de color blanco. Tiene también un parche rojo en las coberteras alares (más notorio en vuelo); línea delgada amarilla en hombro hasta casi mitad del ala; las plumas primarias de las alas tienen las puntas de color azul, y los muslos son de color amarillo anaranjado. La cola es corta y sus plumas de color amarillo.

El pico es de color amarillento a rosáceo, y los ojos de los adultos son de color amarillo anaranjado. Las patas son de color gris pálido.

Tanto el macho como la hembra son similares en apariencia, pero los inmaduros son generalmente verdes en su totalidad, con muslos verdes más que amarillo anaranjado y con menos rojo en la frente. Otra diferencia clave entre adultos e inmaduros es que los ojos de los jóvenes son grises.

Nota Taxonómica:

Hasta hace unos años era considerada como una subespecie de la Amazona Charao (Amazona pretrei) (Fjeldså y Krabbe 1990), pero actualmente se las reconoce como especies separadas, aunque estrechamente relacionadas entre ellas y, además, con la Amazona Vinosa (Amazona vinacea), con quien forman posiblemente un grupo basal a todos los otros loros del género (Russello y Amato 2004).

  • Sonido de la Amazona tucumana.

Hábitat:

Vídeo Amazona Tucumana

Psitácidas en el mundo

Especies del género Amazona

Se encuentra en bosques de montaña abiertos en bosques andinos de Yungas, particularmente en áreas con Alnus acuminata o Podocarpus parlatorei, así como otras especies de Alnus, Podocarpus y Nothofagus. Esta especie se encuentra en elevaciones de entre 1.600 y 2.600 metros en la época de cría, pero durante la época de no cría descienden a elevaciones más bajas de alrededor de 350 metros. En este momento, a veces puede entrar en zonas habitadas.

Se reúne a menudo en grandes bandadas que con frecuencia cuentan con más de 200 individuos.

Reproducción:

Las Amazona Tucumana crían entre noviembre y enero o febrero, construyendo por lo general su nido en un agujero en un árbol de Alnus o de Podocarpus. El tamaño normal del embrague es de tres a cuatro huevos, aunque se han reportado puestas de uno a cinco huevos. La incubación dura alrededor de 26 a 29 días, generalmente es la hembra la que incuba y el macho el que la alimenta, y la fuente principal de alimento para los pollitos procede de las semillas y flores del Podocarpus parlatorei. Los jóvenes abandonan el nido normalmente después de siete a nueve semanas.

Alimentación:

Las Amazona Tucumana se alimentan de los árboles de la familia Myrtaceae, así como de las semillas y flores de árboles como Podocarpus parlatorei, Juglans australis y Alnus, de los frutos inmaduros de la especie Cedrela y las flores de las especies Erythrina.

Distribución y estatus:

Tamaño de su área de distribución (reproductor/residente ): 86.200 km2

La Amazona tucumana se encuentra en el noroeste de Argentina y en el sur de Bolivia, donde se la conoce en 12 localidades de los departamentos de Tarija, Chuquisaca y Santa Cruz (A. Maccormick in litt. 2005, R. Hoyer in litt. Litt., 2012).

Un estudio reciente de la situación y distribución de la especie en Argentina registró 6.015 individuos (Rivera et al., 2007) y estimó que la población argentina ascendía a cerca de 10.000 aves, pero alrededor de 20.000 fueron exportadas de Argentina a mediados de los años 80, lo que sugiere que puede haberse producido una disminución sustancial de su población.

Después de que se incluyera en el Apéndice I de la CITES, el comercio internacional fue cortado, aunque la explotación local continúa. Sin embargo, no parece que las poblaciones se hayan recuperado, y la pérdida de hábitat es motivo de preocupación, particularmente en Argentina, donde su hábitat está altamente degradada y sólo hay unos pocos restos de bosques pequeños y aislados. Las amenazas al hábitat son menos severas en Bolivia, pero la especie ha disminuido allí y se proyecta que continúe haciéndolo (A. Maccormick in litt., 2005).

Las principales concentraciones de esta especie en Bolivia se encuentran en Montes Chapeados, Villa Serrano y Reserva nacional de flora y fauna de Tariquía, con 1.643 individuos registrados en varios sitios durante un estudio reciente (Rivera et al., 2009).

Conservación:

Estado de conservación ⓘ


Vulnerable

Vulnerable (UICN)ⓘ

• Actual categoría de la Lista Roja de la UICN: Vulnerable.

• Tendencia de la población: Decreciente.

• Tamaño de la población : 6000-15000.

Justificación de la categoría de la Lista Roja

Esta especie está clasificada como Vulnerable, ya que está experimentando un rápido descenso de la población debido a la pérdida de hábitat y la captura para el comercio de aves.

Justificación de la población

Un estudio reciente de la situación y distribución de la especie en Argentina registró 6,015 individuos y estimó que la población argentina era de aproximadamente 10.000 aves (L. Rivera in litt., 2004). Además, 1.643 individuos fueron registrados en varios sitios en Bolivia durante otro estudio reciente (Rivera et al., 2007). La población total se sitúa así en la banda 10.000-19.999 individuos (L. Rivera in litt., 2012). Esto equivale a 6,667-13,333 individuos maduros, redondeados aquí a 6,000-15,000 individuos maduros.

Justificación de tendencia

Los resultados de la encuesta, las observaciones sobre la pérdida de hábitat y la ocurrencia local de la especie, y los datos sobre captura y comercio sugieren que su población está sufriendo un rápido declive demográfico (L. Rivera in litt.)

Acciones de conservación en curso

• CITES Apéndice I, aunque la convención no se respeta en Bolivia (AB Hennessey in litt., 2012).

• Presente en varias áreas protegidas, incluyendo el Parque Nacional El Rey, Argentina, principalmente en la temporada no reproductiva (L. Rivera in litt. 2012).

• En 2006, se designó el Parque nacional y área natural de manejo integrado Iñao, que sirvió de base para la conservación de uno de los mayores refugios de la especie en Bolivia (Rivera Et al . 2009).

• Actualmente se está desarrollando un plan de acción para la conservación de especies para cada uno de sus países nativos (L. Rivera in litt., 2012).

Acciones de conservación propuestas

• Aplicar la prohibición del comercio local (L. Rivera in litt., 2012).

• Evaluar el tamaño actual de la población.

• Producir un plan de acción de especies.

• Realizar investigaciones adicionales para aclarar el alcance de la actual amenaza del comercio.

• Proteger eficazmente las áreas centrales del hábitat remanente; revisar sus requerimientos de hábitat y complementar los sitios de anidación usando cajas donde sea apropiado (AB Hennessey in litt. 2012).

• Abordar el uso insostenible de los recursos y las actividades ilegales en las áreas protegidas.

• Designar a Montes Chapeados un área protegida.

La Amazona Tucumana en cautividad:

Los loros del género Amazona están entre las aves más reconocibles y codiciadas como mascotas. Su colorido plumaje y habilidad para imitar la voz humana los han hecho muy requeridos por siglos y una infortunada consecuencia de esto es el estatus amenazado de la mayoría de las especies (Russello y Amato 2004). En la Lista Roja de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, 16 especies de loros de este género están incluidas ya sea como Vulnerable, En Peligro o En Peligro Crítico (IUCN 2010). De igual manera, 16 especies están listadas en el Apéndice I de la Convención Internacional sobre el Comercio de Especies Amenazadas (CITES).

La Amazona tucumana es una especie que solo debería mantenerse en cautividad con el único propósito de lograr su reproducción y posterior inserción en la vida silvestre.

Nombres alternativos:

Tucuman Parrot, Alder Amazon, Alder Parrot, Tucuman Amazon (inglés).
Tucumanaamazone, Tucumanamazone (alemán).
Amazone de Tucuman (francés).
Papagaio-tucumă (portugués).
Amazona Alisera, Amazona Tucumana, Loro alisero (español).
Loro alisero (Argentina).
Loro alisero (Bolivia).

Clasificación científica:

Jean Louis Cabanis
Jean Louis Cabanis

Orden: Psittaciformes
Familia: Psittacidae
Genus: Amazona
Nombre científico: Amazona tucumana
Citation: (Cabanis, 1885)
Protónimo: Chysotis tucumana

Imágenes Amazona Tucumana:

————————————————————————————————

Amazona Tucumana (Amazona tucumana)

Fuentes:

Avibase
– Parrots of the World – Forshaw Joseph M
– Parrots A Guide to the Parrots of the World – Tony Juniper & Mike Par
Birdlife
– RIVERA, Luis; POLITI, Natalia y BUCHER, Enrique H. Ecología y conservación del Loro Alisero (Amazona tucumana). Hornero [online]. 2012, vol.27, n.1 [citado 2017-01-29], pp. 51-61 . Disponible en: <http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0073-34072012000100006&lng=es&nrm=iso>. ISSN 0073-3407.

Fotos:

(1) – Amazona Tucumana (Amazona tucumana) by birdsandbirds

Sonidos: Niels Krabbe, XC29107. Accesible en www.xeno-canto.org/29107

Periquito Común
Melopsittacus undulatus


Periquito Comun

Contenido

Descripción

18 cm de longitud y un peso entre 22 y 32 gramos.

Periquito-Comun

En los Periquito Común (Melopsittacus undulatus) adultos, la cera azul contrasta con la zona frontal; la parte delantera de la cara y la garganta son de color amarillo pálido. Esta última está cubierta por una línea de puntos negros. El área que se encuentra por debajo de las mejillas es púrpura.

La parte central del capuchón que se extiende por la parte trasera de los ojos hasta el cuello está cubierta con alternancia de bandas negras delgadas y bandas de color amarillo pálido. Estas barras se expanden sobre el manto y las coberteras alares, formando un efecto escamado.

Las partes inferiores, la zona bajo las alas, la parte baja de la espalda y la grupa crean un hermoso color verde claro en conjunto. La cola es de tonos azulados opacos con una franja central de color amarillo en las plumas laterales.

La hembra tiene una cera de color marrón.

Los inmaduros son más apagados con barras en la parte delantera. Las manchas negras en la garganta están ausentes.

Hábitat:

Los Periquito Común se distribuyen por una amplia variedad de hábitats abiertos, incluyendo bosques abiertos, sabanas y pastizales ligeramente boscosos. También aprecian las áreas de mallee, tierras de cultivo, la vegetación que crece a lo largo de los ríos, matorrales adaptados a la sequía y llanuras abiertas. Entran en las zonas desérticas provistas de Mulga (Acacia aneura). Aunque son capaces de sobrevivir varios días sin agua, estas aves nunca están muy lejos de una fuente de agua.

En las zonas donde la producción de fruta es constante y en otras en las que es estable durante períodos muy prolongados, los movimientos de los Periquito Común son fácilmente predecibles.

En el extremo sur, existen peregrinaciones sólo en casos de sequía prolongada y los periquitos errantes regresan a su territorio con las primeras lluvias y recolonizan cuando el nivel de los ríos vuelven a la normalidad.

Reproducción:

Los Periquito Común construyen sus nidos de junio a septiembre en el norte de su área de distribución. Se reproducen entre agosto y enero en el sur. Pueden instalar nidos en cualquier época del año después de las lluvias caidas. Establecen una segunda cría tan pronto como las condiciones son favorables.

Estos periquitos suelen anidar de forma colonial. El nido está situado en una cavidad natural de un árbol, en una cepa, un poste de alguna cerca, o en una gran rama caída.

La hembra pone de 4 a 6 huevos y la incubación dura unos 18 días. Los polluelos permanecen en su lugar de nacimiento durante 30 días antes de volar.

Alimentación:

El Periquito Común es vegetariano, comen hierbas y semillas de quenopodios. Las plantas varían en categorías y en proporciones, según que regiones y épocas.

En el interior del este de Australia, estas aves se alimentan exclusivamente de semillas que se encuentran en el suelo, mientras que en el centro del continente, existen más variedad de plantas para selecionar. En el primer caso, el tamaño de grano apenas supera los 2 mm de diámetro y en el segundo, más de 40 variedades de plantas componen la dieta de estos periquitos.

De vez en cuando, los Periquito Común, entran en zonas de cultivo y se aprovechan de la las frutas maduras.

Distribución:

Los Periquito Común se distribuyen ampliamente por todo el interior de Australia, aunque son raros en los distritos costeros del este y el extremo sur-oeste (ausente de Tasmania, Tierra de Arnhem y la Península del Cabo York).

La especie puede ser de común a muy abundantes, pero son nómada y pueden cambiar las zonas de año en año.

Estos periquitos, con frecuencia, irrumpen desde las zonas áridas a las zonas más húmedas y hay movimientos temporales hacia el sur durante el verano, pero estos cambios pueden verse afectados por los patrones de lluvia anuales.

Se han introducido, sin éxito, en una serie de lugares de todo el mundo (o se han escapado de su cautiverio y no pudieron establecerse) incluyendo Sudáfrica, Reino Unido, Japón, Hong Kong, Puerto Rico, Brasil, Suiza, Colombia, las Islas de la Sociedad, Nueva Zelanda y Omán.

En los EE.UU. la especie ha logrado colonizar Hawai y California (escapes también se producen con regularidad en la ciudad de Nueva York). En Florida una población fue registrada originalmente en la zona de San Petersburgo, en la década de 1950 y ahora cuenta con más de 3.000 individuos; estas aves son móviles y se han registrado a lo largo de la costa este de todo el sur desde Jacksonville a Miami, y en el oeste de todo Hudson hasta el sur de Fort Myers, de vez en cuando van hacia el norte en Gainsville.

Periquitos, escapados ocasionalmente, pueden aparecer en Tasmania.

La población mundial se estima en alrededor de 5.000,000 ejmplares.

Conservación:

• Actual categoría de la Lista Roja de la UICN: Preocupación Menor

• Tendencia Población: Creciente

Esta especie no está amenazada en absoluto, incluso son abundantes, y en algunos lugares donde los recursos son buenos, innumerables bandadas oscurecen el cielo, llegando a causar la rotura de ramas de 4 centímetros de diámetro, cuando multitud de aves las emplean como soporte para sus descansos.

Las poblaciones fluctúan ampliamente dependiendo de las condiciones meteorológicas.

El ganado que vive en las explotaciones agrícolas del centro de Australia ha hecho que los Periquito Común se beneficiaran de nuevos suministros de agua. Así, el número de periquitos están en constante aumento.

Estos Periquitos son las psittacidas más conocidas del mundo.

Periquito Común en cautividad:

Este periquito fue descubierto en 1805 y desde entonces se ha convertido en el ave cautiva más popular del mundo. A pesar de que es considerado como ave doméstica, sin embargo, es un animal gregario e instintivo, con las mismas necesidades que los pericos que deambulan libremente por las tierras de Australia.

El Periquito Común es dinámico, curioso, melodioso y debido a su pequeño tamaño, la belleza de su plumaje y su comportamiento entretenido, verdaderamente encantador. Esto es lo que hace que sea un pájaro codiciado. Sin embargo, sigue siendo un pájaro que necesita volar, jugar y socializar con sus congéneres. Al igual que cualquier pájaro, es sensible al contexto social y ambiental. De hecho, sus necesidades reales son demasiado a menudo pasadas por alto, muchos periquitos sufren de abandono o incluso de abuso.

En cautiverio, el Periquito Común es más grande que su contraparte en la naturaleza. Mide de 20 a 25 cm de la cabeza a la cola y pesa entre 30 y 45 gramos. Además del color de su capa, de tipo salvaje, hay numerosas mutaciones (otros colores de capa) asociados con el aumento de los cruces y selecciones en ciertos genes, que se traduce en más mutaciones espontáneas.

El Periquito Común tiene dos mudas por año de promedio, y la primera muda se produce entre el cuarto y el sexto mes. La muda es la renovación completa del plumaje del ave. Las plumas caen a medida que otras empujan, incluye su tubo de queratina que los periquitos abrirán con sus picos para liberar la pluma y aliviar la irritación que engendra el empuje de las mismas. Puede ser más o menos doloroso e intenso. Algun desplume es tan rápido que el ave puede experimentar algunas dificultades durante el vuelo.

Comprobamos la intensidad de la muda del periquito a través de la punta de los tubos de color negro en la cabeza, el cansancio y especialmente el número de plumas en el suelo.

La alimentación del Periquito Común se basa en el mijo y el alpiste, aunque debe complementarse con otras semillas o verduras (como la lechuga, espinaca, pimiento, zanahoria, mazorca de maíz). Las frutas también son un buen complemento dietético para estos pájaros. De vez en cuando se les puede proporcionar un poco de pan o galleta, aunque siempre con precaución de que no les demos nada muy dulce. El aguacate, el chocolate y el perejil son tóxicos mortales para los periquitos australianos.

La jaula del periquito debe estar a resguardo del frío, a una temperatura entre los 20-25 ºC. Debe ser de una dimensión suficiente para que tenga libertad de movimiento y pueda ejercitarse. Los barrotes tienen que estar dispuestos en sentido horizontal para que puedan trepar por ellos. Hay que lavar la jaula al menos una vez al mes con algún desinfectante, cambiar el agua diariamente y limpiar las cáscaras de la comida. Se puede colocar una bandeja con arena de gato para que haga sus necesidades.
También es importante dejar que el periquito salga de vez en cuando y vuele libremente por la habitación. Las ventanas deben estar cerradas y con cortinas, porque puede chocarse contra ellas.
Son aves muy sociables y lo más recomendable es que vivan con otro periquito. La mejor pareja es la formada por un macho y una hembre. Ésta intentará matar a su acompañante si es de su mismo género.

En cuanto a su longevidad, según fuentes, estos animales pueden llegar a vivir hasta 21 años en cautiverio. Las mismas fuentes indican que estos periquitos padecen de una alta incidencia con respecto al cáncer de ovario.

Nombres alternativos:

Budgerigar, Budgerygah, Budgie, Canary Parrot, Grass-Parakeet, Lovebird, Scalloped Parrot, Shell Parakeet, Shell Parrot, Undulated Parrot, Warbling Grass-Parrot, Zebra Parrot (ingles).
Perruche ondulée (francés).
Wellensittich (alemán).
Periquito-australiano (portugués).
Periquito Australiano, Periquito Común, Cotorra Australiana, Cata Australiana (español).

George Shaw

Clasificación científica:

Orden: Psittaciformes
Familia: Psittaculidae
Genus: Melopsittacus
Nombre científico: Melopsittacus undulatus
Citation: (Shaw, 1805)
Protónimo: Psittacus undulatus

Imágenes Periquito Común:

————————————————————————————————

Periquito Común (Melopsittacus undulatus)


Fuentes:

Avibase
– Parrots of the World – Forshaw Joseph M
– Parrots A Guide to the Parrots of the World – Tony Juniper & Mike Par
Birdlife

Fotos:

(1) – Budgerigar at Zoo Atlanta, USA By TheSussman (Mike) (originally posted to Flickr as Parakeet) [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
(2) – Two budgerigar at Henry Doorly Zoo, USA By Jeff Coffman (originally posted to Flickr as DSC_1265) [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
(3) – male budgerigar. taken near Cameron’s Corner, Qld By Benjamint444 (Own work) [GFDL 1.2], via Wikimedia Commons
(4) – Detail shot of budgerigars head By Kirk (Own work) [CC BY-SA 3.0 or GFDL], via Wikimedia Commons
(5) – Melopsittacus undulatus flock, Karratha, Pilbara region, Western Australia By Jim Bendon from Karratha, Australia (budgies_4) [CC BY-SA 2.0], via Wikimedia Commons
(6) – By User Magnus Manske on en.wikipedia [Public domain], via Wikimedia Commons
(7) – Exterior diagram of a green budgerigar By ZooFari [CC BY-SA 3.0], via Wikimedia Commons

Sonidos: Marc Anderson (xeno-canto)

Cotorra argentina
Myiopsitta monachus

Cotorra argentina

Descripción:

28-31 cm de longitud y 120-140 g de peso

La Cotorra argentina (Myiopsitta monachus) tiene la frente (hasta la mitad de la corona), los lores y las mejillas, de color gris ceniza pálido; la zona trasera de la corona y la nuca, de color verde hierba, desvanecimiento a verde, ligeramente más apagado, en el manto, la espalda y los escapularios; grupa de color verde. Coberteras primarias, azules; otras coberteras, verdes.

Plumas de vuelo azules por arriba. Bajo las alas tiene las coberteras menores verdes, las coberteras más grandes y las redes internas de las plumas del vuelo, azules. Garganta y zona alta del pecho, de color gris ceniza, con márgenes pálidos a las plumas, dando un efecto barrado; Zona inferior del pecho, de color amarillo pálido; Abdomen, muslos y cloaca, de color verde pálido.

Por arriba, la cola es de color verde con azul en el centro; por debajo, de color verde-azulado pálido.

Pico de color cuerno; marrón del iris; patas grises.

Ambos sexos son similares.

Inmaduro tiene la frente teñida de verde.

Descripción subespecies:

  • Myiopsitta monachus calita

    (Jardine & Selby, 1830) – Menor de la especie nominal (27cm) con alas más azules y cabeza de color gris oscuro.

  • Myiopsitta monachus cotorra

    (Vieillot, 1818) – Muy parecida a la subespecie Myiopsitta monachus calita, pero supuestamente más brillante, vientre menos amarillo.

  • Myiopsitta monachus monachus

    (Boddaert, 1783) – Nominal.

Hábitat:

La Cotorra argentina se encuentra, principalmente, en zonas arboladas secas o campos abierto con árboles, tales como bosque de galería, matorrales aislados, palmerales, bosques, sabanas y zonas con matorrales espinosos con cactus, también en tierras de cultivo y en zonas urbanas con árboles, principalmente por debajo de 1.000 m.

Suelen observarse en parejas o en bandadas de 30-50 individuos; con reuniones mucho más grandes fuera de temporada de cría. Descansan comunalmente, a veces en los nidos, mientras no se estén reproduciendo.

Nota:

    Existen reportes de líneas de transmisión dañadas por las aves al estar anidando. En general, en la zona en donde han sido introducidas estas aves, los impactos están asociados principalmente a las conductas de anidación. Esta especie de aves construye nidos grandes y voluminosos en las torres de comunicaciones y de transmisión, y en los postes de distribución. En las torres de transmisión representan simplemente un problema de mantenimiento y no afectan las comunicaciones, pero en las instalaciones eléctricas pueden causar apagones e incendios ya que los nidos pueden crear circuitos eléctricos. Este problema se intensifica en temporada de lluvias y climas húmedos. Los nidos de estas aves pueden causar daño significativo a las facilidades eléctricas incluyendo una disminución en la confiabilidad eléctrica, daño al equipo y pérdidas en ingresos debido a los apagones causados por los nidos, un incremento en los costos de mantenimiento y operación asociados a la remoción de los nidos y reparación de las estructuras dañadas así como cuestiones de seguridad pública (ISC 2011).

Fuente: Naturalista

Reproducción:

Es la única, entre los loros, que construye, habitualmente, su nido con ramitas (comúnmente de arbustos de Celtis) en ramas de árbol (a veces en postes telefónicos, etc.). A veces construye nidos en solitario (especialmente en las zonas más secas), aunque generalmente son comunales (hasta 100 nidos, habitualmente alrededor de 10) combinados para formar grandes estructuras desordenadas de varios metros de ancho, con entradas desde los lado o por debajo. Cada nido está construido con restos de ramas masticadas. Los nidos son a veces usados por los Halconcito Argentino (Spiziapteryx circumcincta) y otras aves, para anidar y descansar. Un nido puede llegar a a pesar 50 kilos y estar formado por más de 20.000 ramas.

La época de cría, en su área natural de distribución, es entre octubre-diciembre. El embrague generalmente 4-6 huevos, aunque según algunas fuentes, la puesta puede comprender entre 1-11 huevos.

Alimentación:

Su dieta incluye una amplia gama de semillas silvestres y cultivadas, frutas silvestres, así como diverso material vegetal en el que se incluyen semillas de césped y granos, tallos de cactus, raíces de hortalizas y frutas cultivadas, a veces también insectos y sus larvas. Se alimenta, tanto en árboles como en el suelo, a veces con otras especies incluyendo palomas y aves del género Molothrus.

Distribución:

Tamaño del área de distribución (reproducción/residente): 2720000 km2

La Cotorra argentina habita en las tierras bajas del sur de Sudamérica, al este de los Andes frente a Bolivia hasta el Departamento Rawson (Chubut) en Argentina.

Observadas en el este y norte de Bolivia en el sureste de La Paz, hacia el sur, en Cochabamba, oeste de Santa Cruz, norte de Chuquisaca y posiblemente en otras áreas (por ejemplo, Tarija), Paraguay y el sur de Brasil, en el sur y oeste de Mato Grosso, Mato Grosso del Sur y las dos terceras partes del suroeste de Rio Grande del Sur, en todo el Uruguay y en la Argentina, al sur de Rio Negro y probablemente al norte de Chubut.

Generalmente común y abundante en Uruguay y Río Grande del Sur (aunque no se reproduce allí). Es el loro más común en gran parte de su área de distribución y en gran medida la expansión local es debido a las plantaciones de Euralyptus en las zonas sin árboles, a la deforestación parcial en otras áreas, la eliminación de los depredadores y a la expansión de los cultivos.

Perseguidas en varias zonas, aunque el efecto general sobre su población aparentemente es leve.

Poblaciones salvajes establecidas en muchas localidades fuera del rango, incluyendo Puerto Rico, Florida, Nueva York (donde hay temores de que podría convertirse en una plaga agrícola importante) y varias ciudades más de los EE.UU. Se han registrado también poblaciones de la Cotorra argentina en Río de Janeiro (Brasil), Berlín (Alemania), Austria, Bélgica, Italia, España (incluidas las islas Canarias) y varios lugares más del Mediterráneo.

Existe un comercio de estas aves, tanto a nivel local, como internacional, con gran número de esta especie en cautiverio.

Distribución subespecies:

Conservación:

• Actual categoría de la Lista Roja de la UICN: Menor preocupación.

• Tendencia de la población: Aumentando.

Justificación de la población

El tamaño de la población mundial no ha sido cuantificado, pero esta especie es descrita como “común” (Stotz et al., 1996) y ‘común a abundante‘ (del Hoyo et al., 1997).

Justificación de tendencia

La población se sospecha que ha aumentado como consecuencia de la creación de nuevas zonas de hábitat adecuado (del Hoyo et al., 1997).

Amenazas

La especie se ha comercializado fuertemente: desde 1981, cuando se incluyó en el Apéndice II de la CITES, se han registrado 710.686 individuos capturados en el medio silvestre para el comercio internacional (base de datos CITES del PNUMA-WCMC, enero de 2005).

Cotorra argentina en cautividad:

Reconocida por su belleza e inteligencia, la Cotorra argentina es una mascota popular, especialmente en Norteamérica, desde la década de los 1960’s (ISC, 2011). Pueden aprender a imitar gran cantidad de palabras, pero a la vez son muy bulliciosas, demandantes de atención y cariño, con mucho carácter, y muy territoriales, por lo que no es raro que ataquen a sus propios dueños cuando las manipulan o manipulan su jaula. En cautiverio se reproducen con facilidad, pero al haber tantas colonias en estado silvestre, no se acostumbra estimular su reproducción en cautiverio.
Su esperanza de vida es 3-10 años en libertad y 25 a 35 años en cautiverio (Álvarez-Romero et al., 2008).

Antes de intentar adquirir a una de estas aves como mascota hay que saber que en muchos países está prohibida su venta al estar catalogada como especie invasora.

MINISTERIO DE AGRICULTURA, ALIMENTACIÓN Y MEDIO AMBIENTE

Real decreto 630/2013, de 2 de agosto, por el que se regula el Catalogo español de especies exóticas invasoras.

Especie exótica invasora: especie exótica que se introduce o establece en un ecosistema o hábitat natural o seminatural, y que es un agente de cambio y amenaza para la diversidad biológica nativa, ya sea por su comportamiento invasor, o por el riesgo de contaminación genética.
Artículo 7. Efectos de la inclusión de una especie en el catálogo.

  1. La inclusión de una especie en el catálogo, de acuerdo al artículo 61.3 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, conlleva la prohibición genérica de su posesión, transporte, tráfico y comercio de ejemplares vivos o muertos, de sus restos o propágulos, incluyendo el comercio exterior. Esta prohibición está limitada al ámbito de aplicación especificado para cada especie en el anexo.

Nombres alternativos:

Monk Parakeet, Monk Parakeet (Monk), South American monk parakeet (inglés).
Perriche veuve, Conure veuve (francés).
Mönchsittich, Mönchssittich, Südamerikanischer Mönchsittich (alemán).
catorra, catorrita, Caturrita, papo-branco, periquito-do-Pantanal (portugués).
Cata Aliazul, Cotorra, Cotorra Argentina, Cotorra Común, Cotorrita, Perico Monje (español).
Cotorra (Argentina).
Cotorra argentina (Chile).
Cotorrita (Paraguay).
Cotorra, Cotorra Común (Uruguay).
Periquito (Venezuela).

Pieter Boddaert
Pieter Boddaert

Clasificación científica:

Orden: Psittaciformes
Familia: Psittacidae
Genus: Myiopsitta
Nombre científico: Myiopsitta monachus
Citation: (Boddaert, 1783)
Protónimo: Psittacus monachus

Imágenes Cotorra argentina:


Cotorra argentina (Myiopsitta monachus)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies