¿Cómo saber si estoy alimentando bien a mi mascota?

Así como tener un perro o un gato presenta beneficios para nosotros y nuestro hogar, también es una responsabilidad que debemos asumir. Una mascota es un miembro más de la familia y como tal, merece contar con buena salud y mucho amor.

Dentro de la salud de una mascota, la alimentación juega un papel vital, ya que debe ser balanceada y adaptada a cada animal en particular, brindándole la nutrición que necesita. A continuación, podrás ver cómo elegir la comida ideal para tu mascota y las señales que pueden denotar una mala alimentación.

Consejos para una alimentación adecuada

Dentro de las posibilidades para alimentar a tu mascota, se encuentran las comidas caseras y en las opciones industriales, la comida húmeda o el pienso. La dieta que elijas para tu mascota dependerá de tí, pero es mejor si consultas a un profesional para asegurarte de que eliges la mejor opción para ese perro o gato en particular.

Una de las comidas más elegidas es el pienso, ya que es un alimento muy práctico y accesible y puedes encontrar una gran oferta en el mercado. Este alimento debe adaptarse a la raza, tamaño y edad de tu mascota para proveer todos los nutrientes necesarios en una dieta personalizada para el animal.

Lo mejor en estos casos es optar por comidas de buena calidad ya que te aseguras que contienen muchos nutrientes y pocas grasas, algo beneficioso para tu mascota. Puedes elegir el pienso Acana para perros que se adapta distintos tipos de mascota y necesidades específicas.

Luego de haber encontrado el alimento adecuado para tu mascota, asegúrate de darle de comer al menos dos veces al día y siempre en el mismo lugar, para que forme una rutina. Por otro lado, debes dejarle mucha agua fresca y limpia disponible durante el día, ya que la hidratación es muy importante para la buena salud del animal.

Señales que denotan una mala alimentación

Además de elegir cuidadosamente la comida para tu perro o gato, hay otras señales que pueden indicar si la nutrición de tu mascota está siendo la adecuada. Hay distintos detalles de la salud general de tu animal que puedes mirar con precaución para poder evitar alguna enfermedad y lograr que tenga una salud estupenda.

Una de las formas más simples de ver si la mascota está siendo bien alimentada es por su peso, si se encuentra demasiado flaco o muy gordo, puede ser una mala señal. La obesidad animal es cada vez más común, causada principalmente por una mala alimentación alta en grasas y el sedentarismo. Por otro lado, puedes darte cuenta si tu animal sufre de deficiencia alimentaria por sus heces, ya que si son fáciles de recoger y firmes, probablemente signifique que cuenta con una buena digestión.

Cada animal tiene necesidades nutricionales distintas, por eso es importante elegir la comida adecuada para tu perro o gato dependiendo de sus características particulares. Además de la alimentación, hay otros aspectos que ayudan a que nuestro animal tenga una buena salud como los baños, el ejercicio y la prevención de enfermedades. Con una buena salud general, tu perro gozará de una vida larga y feliz junto a ti.

Seis alimentos que nuestras mascotas no deberían probar jamás.

Al igual que una persona diabética sabe que no debe tomar productos con azúcar, los perros también tienen una serie de alimentos que no deben consumir.

Con frecuencia, tendemos a darle alimentos caseros que nos sobran pero hay veces en que ese alimento no es el más recomendable.
Los niños también tienden a darle los mismos alimentos que estén tomando pero es un error.

Leer másSeis alimentos que nuestras mascotas no deberían probar jamás.

Consejos de alimentación

Perro Obeso
Si su perro no come todas sus comidas en una sola vez, es posible que se le esté ofreciendo demasiado.
No todos los perros se comen la cantidad recomendada por los fabricantes de alimentos.

La cantidad correcta debe producir en el perro heces oscuras marrón, arrugadas. Si las heces son firmes, pero más blandas hacia el final, esto es un signo clásico de la sobrealimentación.

Nunca cambie la dieta de su perro bruscamente (a menos que bajo la dirección de su veterinario). Si desea cambiar su dieta, hágalo gradualmente durante un período de unos pocos días a la semana.

No alimente a su perro antes de viajar en el coche, ya que puede promover el “car-enfermedad, o una hora antes o después del ejercicio ya que esto podría contribuir a una dilatación del estómago y la torsión (también conocido como hinchazón), que es una condición potencialmente mortal que requiere inmediata intervención del veterinario .

Leer másConsejos de alimentación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies