▷ El mundo de las Mascotas: Perros, gatos, aves, reptiles, anfibios

Alimentación de las tortugas
¿Qué comen las tortugas en el terrario?

Las tortugas pueden ser carnívoras, omnívoras o herbívoras y hay algunas especies que conforme van creciendo cambian su alimentación y tienden a ir de una dieta carnívora a una más omnívora.
Tortugas en cautividad
Aunque lo parezcan, no son de porcelana …, son reales, vivas y bien vivas – Obtén esta imagen en: Flickr

Contenido

TABLA 1

Clasificación de Algunas Tortugas
Terrestres de acuerdo a su Dieta

Herbívoras Omnívoras
Tortuga Sulcata Tortugas de Caja
Tortuga Leopardo Tortugas Terrapenes
Tortuga de Patas Amarillas Tortugas Articuladas
Tortuga Radiada Algunas tortugas de caja asiáticas
Tortuga de Chile
Tortugas de la especie Testudo

Alimentación de las tortugas (quelonios)

Las mascotas, que son muy populares hoy en día, imponen grandes exigencias a las personas. Especialmente cuando se trata de mantener y alimentar, es muy importante conocer las condiciones en las áreas de origen de las tortugas y orientarse sobre ellas. Aunque las tortugas pueden vivir hasta muy viejas, lamentablemente no es raro que vivan unos pocos años en cautiverio. La alimentación adecuada a la especie es, por lo tanto, un factor indispensable para el mantenimiento exitoso.En contraste, la nutrición incorrecta de las tortugas es la causa más común de enfermedad y muerte.

Su hábitat original consiste en paisajes áridos y secos. Allí, las tortugas encontrarán plantas de crecimiento lento muy ricas en minerales, oligoelementos, vitaminas, fibras brutas y forraje. Si nos fijamos en este hábitat, queda claro que nuestros prados exuberantes y ricos en proteínas, las frutas, las lechugas cultivadas y las verduras no forman parte de su suministro natural de alimentos.

Los intestinos no pueden digerir adecuadamente este alimento demasiado blando y azucarado. Incluso la alimentación ocasional con frutas, ensaladas y verduras conduce a un equilibrio alterado de los microorganismos en el intestino. Este desequilibrio en el intestino a veces conduce a una diarrea severa. Como, por desgracia, las tortugas no son capaces de distinguir entre los alimentos sanos y los no sanos, los tomates, las ensaladas y las verduras se comen con mucho gusto. La gota, el estreñimiento, las deformidades de la cáscara y el hígado graso e incluso la muerte suelen ser el resultado.

    Las tortugas pueden ser carnívoras, omnívoras o herbívoras y hay algunas especies que conforme van creciendo cambian su alimentación (ver tablas 1 y 2); por ejemplo las tortugas acuáticas del género Trachemys tienden a ir de una dieta carnívora a una más omnívora a medida que crecen; llegando a ser vegetarianos de adultos. Esto es un reflejo del cambio de los requerimientos alimenticios, desde su fase de mayor desarrollo hasta la madurez.

    Una apropiada nutrición de las tortugas (quelonios) permite un adecuado crecimiento, conformación del caparazón y capacidad reproductiva (48).

Alimentación de las tortugas (quelonios) omnívoras

TABLA 2

Clasificación de Algunas Tortugas acuáticas
de acuerdo a su Dieta

Herbívoras Omnívoras Carnívoras o
predominantemente
carnívoras
Son muy pocos las tortugas acuáticas
herbívoras como la
Tortuga de Tejado India
Tortugas Pintadas Tortuga de Estanque Europea
Emídidos adultos de Norte América Tortuga Moteada junto con las
demás especies de Clemmys
Tortuga cocodrilo y caimán
Tortugas Mapa Tortuga Mata mata
Tortugas de Pantano Tortugas de caparazón blando
Tortuga de Orejas Rojas Tortuga escudo
Tortugas del género Phrynops Tortugas de Cuello Largo
Tortugas sudamericanas
del género Platemys

La mayoría de los quelonios omnívoros son principalmente carnívoros durante su juventud, pero conforme maduran van aumentando su consumo de materia vegetal. Se sugiere que su dieta en cautiverio contenga materia vegetal y animal en proporciones de 75:25 a 90:10 (49).

En libertad las especies omnívoras tienen acceso a una gran variedad de alimentos vivos, frecuentemente insectos como lombrices de tierra, caracoles, babosas, cien pies, pupas, gusanos, cochinillas, grillos, etc. Para tener una mayor idea de los componentes que puede contener una dieta para estas especies en cautiverio se recomienda ver la tabla 3 y 4 (50).

TABLA 3

Componentes Recomendados para la
Dieta de Tortugas Terrestres Omnívoras

Lombrices, babosas, caracoles, miriópodos, cochinillas, entre otros invertebrados
Pinkies (ratones recién nacidos)
Ratón adulto despellejado y picado
Vegetales y pastos (hongos, lechuga)
Frutos caídos (plátanos, duraznos, tomates)
(McArthur et al, 2004).
TABLA 4

Componentes Recomendados para la
Dieta de Tortugas acuáticas Omnívoras

Pellets para tortugas (Tortuguetas [Petmmal], ReptoMin®sticks [Tetra])
Hojas verdes
Frutos
Comida enlatada para perros baja en grasa
Croquetas para perro rehidratadas bajas en grasa
Pellets para peces de estanque
Pescado entero crudo
Carne fresca (hígado)
Insectos (gusanos rojos, gusanos tubifex, artemias)
Gambas

Ya que los insectos contienen mayor cantidad de fósforo que de calcio (sobre todo las larvas), deberán ser suplementados con vitaminas y minerales (calcio), para evitar la presencia de deficiencias nutricionales. Por lo que los insectos deberán ser alimentados con una dieta rica en vitaminas y minerales sobre todo calcio, 24h antes de ser ofrecidos al reptil; a esto se le conoce como “gut loaded” en ingles, y momentos antes de ofrecerlos también deberán de ser espolvoreados. Ocasionalmente se les puede proveer de una pequeña cantidad de carne, pescado o comida para perro «LIGHT» (alimentos normales son altos en grasa), con el fin de mantener una dieta balanceada (51).

La frecuencia de inclusión de materia animal en la dieta, depende del estilo de vida del animal y el grado de consumo de carne de la especie, las cantidades excesivas de comida para gatos, perros o de mono, provocan problemas de mineralización metastásica; ya que contiene altos niveles de vitamina D3. La mayoría de los omnívoros se rehusaran a comer los vegetales y frutas frescas, mostrando preferencia por el material vegetal maduro (52).

En cuanto a las tortugas acuáticas, también se desarrollan bien con una adecuada combinación de material animal y vegetal, los camaroncitos secos carecen de un balance adecuado de vitaminas y minerales, mientras que los pescados grasosos en grandes cantidades producen esteatosis, hígado graso y deficiencia de vitamina B por el exceso de tiaminasas. Por lo que una dieta adecuada se basa en un balance de ingredientes, se puede administrar una pequeña cantidad de comida para perros baja en grasa 1 vez por semana ocasionalmente, y siempre deberán preferirse los ingredientes naturales (53).

Se debe recordar que las dietas altas en proteínas tienen un mayor contenido de fósforo en relación al calcio, por lo que se deben de suplementar con calcio (ej. Calciosol con fijador) y algunos pescados contienen tiaminasas, por lo que también hay que suplementar con vitamina B1 (ej. Tiaminal B-12, Benerva®. Laboratorios Roche), para asegurar la ingesta (pues los animales se alimentan en el agua y se pierden los suplementos) se recomienda licuar todos los ingredientes y posteriormente agregar grenetina a la mezcla, para hacer una gelatina la cual evita la pérdida en el agua del calcio y vitaminas asegurando su consumo (54).

La clave es evitar que los animales se encasillen con uno o dos alimentos, ya que frecuentemente se vuelven adictos a la carne o al pescado; lo cual resulta en una dieta deficiente. Es importante tener un tanque aparte del principal para que se los animales sean trasladados a este a la hora de comer y así reducir la contaminación del agua del tanque principal (55).

Proporciones adecuadas de una dieta para las tortugas de orejas rojas, tortugas pintadas y de pantano y apestosas:
Tortuga en cautividad
Tortuga
  • 60-70% materia animal: sofobas, grillos, larvas de gusano de cera, lombrices de tierra, tubifex, anemias, caracoles acuáticos, peces pequeños, pellets de trucha o croquetas para perro bajas en grasa, evitar el uso de carne cruda o cocida, especialmente en juveniles por su bajo contenido en calcio, los tubifex y los caracoles pueden traer parásitos.
  • 20-30% vegetales de hoja verde o plantas acuáticas.

En libertad se alimentan de caracoles, babosa, insectos, cangrejos, otros invertebrados acuáticos, renacuajos, peces pequeños, carroña, algas y plantas acuáticas, y como se menciono en un principio las tortugas omnívoras juveniles son más carnívoras y se van volviendo más herbívoras conforme van madurando. A los adultos se les puede alimentar de 2-3 veces por semana y solo darles una cantidad de comida que puedan ingerir en unos 30-40 minutos, se recomienda dar plantas acuáticas como lenteja de agua, lechuga de agua, Jacinto de agua junto con otras plantas acuáticas y plantas de pantano, que formen parte sustancial de las dietas de los adultos (56).

Alimentación de las tortugas herbívoras

La fermentación microbiana de la ingesta ocurre en el intestino grueso, los microorganismos digieren partes de la ingesta como la celulosa que el hospedador no puede digerir además esta flora produce derivados proteicos adicionales al modificar el material vegetal (57).

La dieta de los reptiles herbívoros debe contener:
  • Vegetales altos en fibra que formaran la mayor parte de la dieta.
  • Debe de ser rica en ciertos minerales como el calcio.
  • Rica en vitaminas como la vitamina A y D3.
  • Debe de contar con un balance calcio y fósforo adecuado, el cual debe ser de al menos 1.5-2: 1 Ca: P. las dietas de los quelonios salvajes contienen al menos un radio Ca: P de 4: 1.
  • Adecuado contenido de agua.
  • Baja en fósforo.
  • Baja en grasas y aceites.
  • Baja en proteínas.
  • Baja en tiocianatos, oxalatos y fitatos. (58).
  • Debe ser alta en carbohidratos de lenta digestión (ej. celulosa) y baja en carbohidratos de alta digestión (ej. fintas)

Los requerimientos son fácilmente alcanzados cuando se alimentan con plantas silvestres, como flores, pastos y malas hierbas (estar seguros de que están libres de pesticidas y plagas), ya que la materia verde comprada en tiendas por lo general son altas en proteína y bajos en fibra comparados con los forrajes naturales. Las tortugas pueden pastar por ellas mismas si se les proporciona un espacio adecuado para esto, sin la presencia de plantas venenosas, aun así su dieta deberá ser complementada, las especies que más se benefician pastando son las tortugas leopardo y sulcata (59).

Las tortugas tienen preferencias alimenticias y solo comerán 1 o 2 alimentos excluyendo los demás, lo cual puede traer deficiencias. Para reducir la alimentación selectiva se recomienda licuar la comida, la cual se complementa con vitaminas y minerales (ej. Vitafort-A y Calciosol con fijador) (ver Fig. 5), los ingredientes de la dieta deben ser frescos y crudos. Los alimentos deben lavarse muy bien para retirar los residuos de pesticidas (60).

Tortuga comiendo una ensalada
Fig. 5. Tortuga comiendo una ensalada suplementada.

No se debe ofrecer proteína animal (ver tabla 5) a los reptiles herbívoros ya que puede afectar la flora intestinal y predisponer a hiperuricemia y por ende a que padezcan gota, además de que provocan un crecimiento acelerado y anormal en los reptiles juveniles (61).

TABLA 5

Alimentos que deben evitar
los Reptiles Herbívoros

Comida para gato
Carne
Comida para perro
Pan
Leche
Queso
Frijoles refritos
Tocino
Jamón
Dietas de recuperación para mamíferos (a/d Hill’s)
Insectos: gusanos, sofobas, tenebrios
Carne
Por mencionar algunos
(McArthur et al, 2004; Walls, 1998).

Aunque son muy populares las dietas a base de pellets, algunos autores no las recomiendan como la parte mayoritaria de la dieta, sobre todo en animales juveniles ya que les proporcionan un crecimiento acelerado al ser la mayoría altos en proteína (>45%), lo cual es detrimental para el crecimiento en juveniles, ya que se deforma el caparazón; su uso en adultos también es de dudoso beneficio para algunos; sin embargo todo depende de la calidad y cantidad de los ingredientes (62).

Como se menciono anteriormente en el apartado de materia verde, se debe tener cuidado con los vegetales que contiene oxalatos y tiocianatos (ver tabla 6), ya que dependiendo de la cantidad de estos en la dieta pueden producirse deficiencias minerales (iodo y calcio) (63).

Las tortugas herbívoras difieren entre sí con respecto a su consumo preferido de fibra, las tortugas mediterráneas son ramoneadoras por lo que estarán mejor si se les deja ramonear en jardines con plantas herbáceas; mientras que las tortugas leopardo y sulcata están mejor con una dieta alta en pastos y henos (70-75%) pues requieren de una mayor ingesta de fibra, aunque se ha visto que en libertad algunas comen una mayor cantidad de plantas herbáceas, también se ha llevado un registro de crecimiento en libertad que puede servir de guía para tortugas cautivas, los jóvenes y subadultos crecen 7mm/mes, las hembras adultas crecen 5.7mm/mes y los machos adultos 3.2mm/mes (64).

Una recomendación de dieta para las tortugas herbívoras es:

  • Tortugas mediterráneas: 25% rubiáceas (Nubia, galio blanco, familia del café), 22% leguminosas (fríjol, cacahuate, haba, lenteja, soya, chícharo y garbanzo), 10% asteráceas o compuestas (lechuga, girasol, endivia, achicoria, margarita, manzanilla y cártamo), 8% ranunculáceas (tener cuidado con estas porque muchas son tóxicas como acónito, espuela de caballero y adonis), estas pueden cultivarse en casa para asegurar que estén libres de pesticidas y se recomienda que sea en suelos ricos en calcio para garantizar que las plantas tengan un alto contenido de este mineral.
  • Tortugas leopardo y sulcata: su dieta es similar a la de las tortugas mediterráneas, pero con una mayor proporción de pastos (20%) como alfalfa achicalada y heno de pasto Timothy de buena calidad (65).

En general, el alimento debe proporcionarse ad libitum por comida. Los ejemplares recién eclosionados y hasta su etapa juvenil deben de comer 2 veces por día, picando el alimento hasta obtener partículas del tamaño adecuado. Los juveniles y adultos pueden ser alimentados una vez por día y tanto juveniles como adultos deben tener acceso a agua fresca tanto para beber como para bañarse (66).

Comercialmente están disponibles dietas enlatadas y deshidratadas para herbívoros y puede usarse una pequeña porción en la dieta de los omnívoros (67).

Fuentes:
Corral Gutiérrez, Karla Marina. (2009). «Elaboración de un manual y disco interactivo sobre la alimentación, instalaciones y enfermedades frecuentes en reptiles utilizados como mascotas». (Tesis de Licenciatura). Universidad Nacional Autónoma de México, Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, UNAM. Recuperado de https://repositorio.unam.mx/contenidos/3449228
Bibliografía:
(48) (Alderton, 2002; Beynon y Cooper, 1999; McArthur et al, 2004).
(49) (Alderton, 2002; Girling y Raiti, 2004; Mader, 2006; Manual Merck de Veterinaria, 2007; McArthur et al, 2004).
(50) (McArthur et al, 2004; Wissman M. A., 2003).
(51) (McArthur et al, 2004; UNAM Diplomado en Medicina y Manejo de Fauna Silvestre, 1993).
(52) (McArthur et al, 2004).
(53) (McArthur et al, 2004).
(54) (Girling y Raiti, 2004; McArthur et al, 2004).
(55) (Girling y Raiti, 2004; McArthur et al, 2004).
(56) (Girling y Raiti, 2004; McArthur et al, 2004).
(57) (McArthur et al. 2004).
(58) (Girling y Raiti, 2004; McArthur et al, 2004).
(59) (Mader, 2006; McArthur et al, 2004).
(60) (McArthur et al, 2004; Wissman M. A., 2003; Siria et al., 2002; Walls, 1998).
(61) (McArthur et al, 2004).
(62) (McArthur et al, 2004).
(63) (Mader, 2006).
(64) (Girling y Raiti, 2004).
(65) (Girling y Raiti, 2004).
(66) (IMFAC, Curso Medicina Practica en Especies de Compañía No Convencionales, 2006; McArthur et al, 2004).
(67) (Wissman M. A., 2003).
5/5 (1 Voto)
Comparte con tus amigos !!

Deja un comentario