Los gorilas y la empatía por los gatitos

La psicóloga Penny Patterson enseñó en los años setenta el sistema de signos americano (ASL, de su nombre en inglés American Sign Language) a una hembra de gorila llamada Koko. Esta llegó a aprender varios cientos de signos y a entender un número similar de palabras habladas.

Un día, Patterson mostró a Koko un grupo de gatos para que escogiera el que más le gustaba. El encuentro entre ambas especies puso de manifiesto un perfecto ejemplo de empatía, ya que para que un ser del tamaño de un gorila interactúe con un felino tan pequeño sin lastimarlo, debe ajustar sus movimientos y caricias teniendo en cuenta la fragilidad del destinatario, algo que Koko realiza a la perfección.

Ver videos:

  • La gorila Koko recibe la visita muy especial, que atiende con sumo cuidado.

El día en que uno de sus queridos gatos murió, Koko no paraba de realizar las señales que se corresponden con los conceptos de “malo” y “triste”. La hembra de gorila expresó de este modo que comprendía perfectamente la tragedia del suceso.

  • Expresiones negativas de Koko tras la muerte de uno de sus queridos gatos.

Fuente: somosprimates.com

Si te ha gustado, valora esta entrada.
0/5 (0 Votos)

¡Compartir es demostrar interés!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.