Spaniel tibetano
Tíbet FCI 231 . Perros tibetanos.

Spaniel tibetano

El Spaniel tibetano es un perro despierto y muy activo que está muy unido a su dueño.

Contenido

Historia

El Spaniel tibetano es una raza originaria de las regiones montañosas del Tíbet, como su nombre indica. Se cree que los ancestros del Spaniel Tibetano aparecieron hace dos milenios, junto con el Lhasa Apso, el Shih Tzu y el Pekinés, entre otros. Este perro ha acompañado durante mucho tiempo a los monjes budistas en sus templos, advirtiendo a sus amos y a sus compañeros (principalmente al Mastín Tibetano – Dogo del Tibet) de la más mínima intrusión.

Aunque se llame Spaniel, no tiene ni las cualidades ni la herencia de un perro de caza. Siempre se ha utilizado como perro de compañía y de alerta. Los primeros representantes de la raza que se llevaron a Inglaterra llegaron allí a finales del siglo XIX. En Estados Unidos, el Spaniel tibetano comenzó a ser adoptado durante la década de 1960 y el club nacional dedicado a la raza se fundó en 1971. 13 años después, obtuvo el reconocimiento del American Kennel Club. Mientras tanto, el 22 de agosto de 1961, la Fédération Cynologique Internationale (FCI) concedió a la raza su propio estatus definitivo.

Foto: Spaniel tibetano by gomagotiFlickr

Características físicas

▷ Pelo: sedoso, pegado, liso, de longitud media, más corto en la cara y en la parte delantera de las patas. Los flecos están presentes en la parte posterior de las patas delanteras. El pelo y la melena son menos densos en las hembras.
▷ Color: Se admiten todos los colores, tonos y combinaciones.
▷ Cabeza: Pequeña en relación con el cuerpo, de porte orgulloso. El cráneo es ligeramente abombado, de anchura y longitud medias. La parada es ligera pero está marcada.
▷ Orejas: De tamaño mediano, de inserción alta, bien emplumadas y colgantes.
▷ Ojos: ovalados, de color marrón oscuro, de tamaño medio, colocados muy separados, orientados hacia adelante, mostrando una mirada expresiva y vivaz.
▷ Cuerpo: rectangular, de longitud ligeramente superior a la altura de la cruz. El cuello es moderadamente corto, fuerte, cubierto de una melena (más pronunciada en los machos que en las hembras). El lomo es recto y las costillas son bien arqueadas.
▷ La cola es de inserción alta, llevada alegremente, formando un bucle sobre el lomo cuando el perro está en acción y provista de abundante pelo.

Tamaño y peso

▷ Tamaño macho: 25 – 26 cm
▷ Tamaño hembra: 22 – 24 cm
▷ Peso macho: 4 – 7 kg
▷ Peso hembra: 4 – 7 kg

Carácter y aptitudes

El Spaniel tibetano es un pequeño perro alerta y activo que muestra una gran inteligencia. Su educación es muy fácil. Fiel a su familia y cercano a sus amos, es un perro que necesita sin embargo de independencia.

Acumula muchas cualidades como el afecto, la suavidad, la sensibilidad. Es un perro muy entregado a su familia y que se adapta tan bien a una familia con niños como a una persona sola o mayor. No es un perro agresivo, pero desconfía de las personas que no conoce, lo que lo convierte en un muy buen perro de alerta y de guardia porque está lleno de seguridad.

El Spaniel tibetano es un perro de interior que se adapta perfectamente a un estilo de vida urbano, en un apartamento. La posibilidad de disfrutar de un jardín vallado también le conviene, pero siempre debe poder beneficiarse de un refugio contra el mal tiempo.

Educación

El Spaniel tibetano es una raza social que necesita un contacto regular con sus humanos. No responden bien cuando se les deja solos durante largos periodos de tiempo. Al haber sido desarrollado como perro de compañía por los monjes tibetanos, son emocionales y empáticos con las necesidades de sus dueños.

Es importante socializar a el Spaniel tibetano a una edad temprana con una variedad de personas y situaciones. Son protectores de su familia. Incluso después de la socialización, suelen ser distantes con los extraños. Si se asusta o se siente incómodo, un perro de aguas tibetano expresará su desconfianza con fuertes ladridos de alarma.

Aunque no es un perro especialmente atlético, necesita paseos diarios para su equilibrio físico, psicológico y emocional.

Salud

El Spaniel tibetano es un perro resistente y saludable. Sin embargo, la raza es propensa a una serie de enfermedades, como el riesgo de luxación de rótula, atrofia generalizada de la retina, cálculos urinarios y membrana pupilar persistente.

Aseo

El Spaniel tibetano está sujeto a 2 mudas estacionales al año. Durante estos, es probable que pierda pelo de forma abundante. Aparte de las mudas, su mantenimiento sigue siendo poco exigente, pero debe realizarse con regularidad.

Se recomienda cepillar al perro una vez a la semana fuera de los periodos de muda y diariamente durante ellos. Hay que prestar especial atención a la higiene del interior de sus orejas colgantes para evitar posibles infecciones. Se le puede dar un baño cada 3 o 4 meses aproximadamente, pero no es necesario esquilarlo.

Alimentación

El Spaniel tibetano no necesita una dieta especial. No es un perro muy codicioso. Como todos los perros, se aconseja una alimentación de buena calidad, adaptada a su edad, a su estado de salud y a su ejercicio físico para mantenerlo en buena salud.

Precio de Spaniel tibetano

El precio de un cachorro de Spaniel tibetano dependerá del sexo, el pedigrí de los padres, la conformidad con los estándares de la raza, etc.

▷ Precio de un Spaniel tibetano macho: de 550 a 1200 euros.
▷ Precio de una hembra de Spaniel tibetano : 600 a 1200 euros.

Criadores del Spaniel tibetano

Valoraciones del "Spaniel tibetano"

Es importante la convivencia que vas a tener con tu nuevo amigo. Antes de plantearte la adquisición de un perro de la raza "Spaniel tibetano" debes conocer ciertos factores. No todas las razas de perros son aptas para vivir en un apartamento, debes tener en cuenta su carácter, su necesidad de ejercicio, su interacción con otras mascotas, sus cuidados y si tienes niños pequeños, su nivel de tolerancia hacia ellos.

Adaptación ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”dos”]

Perro amistoso ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Pérdida de pelo ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Nivel de afecto ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Necesidad de ejercicio ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Necesidad social ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”uno”]

Hogar ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Aseo ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Amigable con extraños ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”dos”]

Ladridos ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Salud ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Territorial ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Amistoso con gatos ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Inteligencia ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Versatilidad ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”dos”]

Amigable con niños ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Vigilancia ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Alegría ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Imágenes del "Spaniel tibetano"

[nggallery id=687 template=caption]

Fotos:

1 – Spaniel tibetano by Angelica, CC BY 2.0, via Wikimedia Commons
2 – Vista de cerca de un Spaniel tibetano by Docter Nick, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons
3 – Buddy, Spaniel tibetano particolor de dos años by Ladykransteer, CC0, via Wikimedia Commons
4 – Spaniel tibetano by https://pixabay.com/es/photos/tibetano-spaniel-cachorro-perro-5214218/
5 – Spaniel tibetano by Daimen.Richards, CC BY 2.0, via Wikimedia Commons
6 – Spaniel tibetano relajado by DillyFan503, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons

Videos del "Spaniel tibetano"

Tipo y reconocimientos:

  • CLASIFICACIÓN FCI:
  • Grupo :
  • Sección : . .

Federaciones:

  • FCI – Grupo 9: Sección 5: Perros tibetanos
  • AKCToy
  • ANKC – (Toy)
  • CKC – Grupo 5 – (Toy)
  • ​KC – Toy
  • NZKCToy
  • UKC – Grupo 8 – Perro de compañía

Estándar FCI de la raza "Spaniel tibetano"

Origen:
Tibet, China

Fecha de publicación del estándar original válido:
18.03.2015

Utilización:

Perro de compañía



Apariencia general:

Es pequeño, activo y vigilante. Bien equilibrado en su perfil general; el cuerpo es ligeramente más largo que su altura medida hasta la cruz.



Comportamiento / temperamento:

Es alegre, muy inteligente y se comporta con determinación. Es reservado con los extraños, vigilante, leal, pero independiente.

Cabeza:

Es pequeña en proporción al cuerpo; la lleva orgullosamente. Su expresión es masculina, pero sin manifestar tosquedad.

Región craneal:
  • Cráneo : Es ligeramente abovedado, de longitud y anchura moderadas.
  • Stop : Levemente marcado, pero definido.

Región facial:

  • Trufa : Preferentemente de color negro.
  • Hocico : De longitud media, romo, acolchado, pero sin arrugas. El mentón muestra cierta profundidad y anchura.
  • Mandíbulas / Dientes : Muestra un prognatismo inferior leve. Dientes regularmente dispuestos; y la mandíbula inferior es amplia entre los caninos. Es deseable la dentición completa. Los dientes y la lengua no deben ser visibles mientras que la boca está cerrada.
  • Ojos : De color castaño oscuro, ovalados, brillantes y expresivos. De tamaño mediano, más bien separados, pero con la mirada dirigida hacia el frente. Bordes de los párpados pigmentados de negro.
  • Orejas : De tamaño mediano, colgantes, con buena pluma en adultos; de inserción bastante alta. Es deseable que estén ligeramente separadas de la cabeza, pero no flotantes. Son atípicas las orejas grandes, pesadas y de inserción baja.

Cuello:

Medianamente corto, fuerte y bien insertado en los hombros. Cubierto de una melena o "chal" (bufanda) de pelo más largo, el cual es más notorio en machos que en hembras.

Cuerpo:

Ligeramente más largo desde la cruz hasta la raíz de la cola, que la altura medida hasta la cruz.

  • Espalda : Recta.
  • Costillas : Bien arqueadas.

Cola:

De inserción alta, cubierta de pelo abundante en forma de plumas y llevada enroscada alegremente sobre la espalda durante el movimiento. (No debe ser penalizado si la cola cuelga hacia abajo mientras el perro está en reposo).

Extremidades

Miembros anteriores

Osamenta de estructura mediana. Miembros anteriores ligeramente curvados, pero firmes en los hombros.

  • Hombros : Bien oblicuos.

Miembros posteriores

Fuertes y bien formados.

  • Rodilla : Angulación moderada.
  • Corvejones : Colocados bien abajo; vistos desde atrás deben ser rectos.

Pies

Pies de forma "de liebre". Pequeños y bien formados con franjas de pelo entre los dedos que frecuentemente se extienden por encima de los pies. Son indeseables los pies redondos, como de gato.

Movimiento:

Movimiento rápido, recto, libre y enérgico.

Manto

Pelo

La capa externa es de textura sedosa, corta en la cara y en la parte anterior de los miembros, de largo moderado sobre el cuerpo, más bien apretada y lisa. La capa interna es fina y densa. Las orejas y la parte posterior de los miembros delanteros poseen buenas franjas; la cola y los muslos están bien adornados con pelo más largo. El pelaje no debe ser demasiado desarrollado. Las hembras presentan pelaje y melena menos desarrollados que los machos.

Color

Son admitidos todos los colores y sus combinaciones.



Tamaño y peso:

Altura a la cruz

Tamaño aproximado de 25,4 cm (10 pulgadas).

Peso

Peso ideal de 4,1 a 6,8 kg (9 – 15 libras inglesas).



Faltas:

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado dela desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.
Cualquier perro monstrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

Faltas descalificantes:

  • Agresividad o extrema timidez.
  • Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento.


N.B.:

Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

Fuente: F.C.I - Fédération Cynologique Internationale

Nombres alternativos:

    1. Tibbie (inglés).
    2. Du Tibet, Epagneul du Tibet (francés).
    3. Tibetan Spaniel (alemán).
    4. Tibbie (portugués).
    5. Tibbie (español).

Shih Tzu
Tíbet FCI 208 . Perros tibetanos.

Shih Tzu

El pelo del Shih Tzu necesita mucho cuidado, especialmente con los ejemplares de exposición

Contenido

Historia

El Shih Tzu es una raza de perros sumamente antigua (los primeros datos encontrados sobre ellos datan del siglo X a. C.) originaria de China. No hay una opinión generalizada sobre su origen, pero se suele dar como aceptable que descienden de los parecidos perros tibetanos Lhasa Apso.

Como los Lhasa Apso, los Shih Tzu son una raza ligada en cierta manera con la religión budista. Los chinos los criaban y acicalaban para que parecieran en cierto modo leones. Incluso el nombre de la raza, “Shih Tzu”, significa “Perro león”, cosa que también se suele achacar al ladrido fuerte y profundo de estos animales.

Eran muy apreciados en China como perros guardianes.

En el siglo XVII empieza la historia del Shih Tzu. El Dalai Lama, queriendo llenar de regalos al emperador chino, le regaló algunos ejemplares de esta raza. Terminando el siglo XIX, Ts’eu-hi, emperatriz que era la abuela del último emperador, era una gran admiradora del Shih Tzu y por ello tenía más de un centenar y cuidadores especializados. Cuando en 1908 murió la emperatriz, el Shih Tzu sufrió un duro golpe.

A principios de los años treinta, empezó a introducirse en casas de notables chinos, dejando su torre de marfil. Y en aquella época recibió algunos nombres: Lhasa Lion Dog, Tibetan Poodle, etc. Y en 1934 se fundó el Peking Kennel Club.

En 1937, la invasión de China por los japoneses fue la razón de la desaparición del Shih Tzu en China, su país de origen. Pero, por suerte, los europeos ya se habían aficionado a esta raza, que en 1955 empezó a extenderse por Estados Unidos.

Después de su aparición, los Shih Tzu sustituyeron a los Lhasa Apso como los perros favoritos de nobles y emperadores. Los viajeros que durante aquella época visitaban el país oriental trajeron la moda de estos pequeños y peludos perros a Europa y, posteriormente, a América, donde causaron una fuerte impresión. En la era moderna, la moda de los Shih Tzu desapareció gradualmente, y tras la revolución comunista la raza de perros se consideró extinta en China, aunque ya había calado hondo en Occidente.

Toda la herencia genética de los Shih Tzu proviene de siete parejas de perros, entre ellos un Pekinés, que gracias al esfuerzo de varios historiadores han podido ser identificados.

Características físicas

La cabeza de estos perros es pequeña en proporción con el resto de su cuerpo, y los ojos, de color negro (y en pocas ocasiones marrón o incluso azul) siempre son enormes, por lo cual hay que prestarles un cuidado especial si se quieren evitar problemas de salud.

Su pelo es largo y muy denso, pero nunca rizado (se permite un poco de ondulación), y puede ser de todos los colores, aunque es más normal que la frente y el extremo de la cola sean blancos. Las orejas son grandes y colgantes, y tienen tanto pelo que parecen formar un todo con el pelo del cuello.

El hocico es corto y chato, lo que a veces les produce problemas de respiración; por ejemplo, es bastante habitual que ronquen sonoramente. La duración media de vida de este perro es de catorce años, sin embargo, un Shih Tzu que haya sido bien cuidado y no haya tenido grandes problemas de salud puede llegar a vivir unos veintitrés años, tratándose de una de las razas caninas más longevas conocidas. Sus colores pueden ser blanco, dorado, negro, liver, plata, rojo o brindel. Los Shih Tzu son animales que por su tipo de pelo no dan alergia a las personas alérgicas.

Físicamente no son de muy alta estatura (miden como máximo 26,7 cm y pesan de 4,5 a 8,1 kg).

Carácter y aptitudes

Las razas de perros suelen crearse para un fin específico. En este caso, el propósito del Shih Tzu es ser un compañero. No tiene instinto de caza, ni de guardia, y nunca es agresivo. Fue seleccionado sólo para ser un amigo fiel y cariñoso.

youtu.be/1wG-WER5CNU

El Shih Tzu es, por tanto, un perro que se lleva bien con todo el mundo, tanto con los niños como con los adultos. También aprecia a otros animales, especialmente a los felinos. A veces se dice que es un “perro-gato”, ya que su comportamiento es muy parecido al de un felino. De hecho, él decide cuándo quiere que le acaricien, y una vez que es adulto, aprecia mucho quedarse simplemente tranquilo en su cojín. Además, tiende a ser independiente y a obedecer sólo si quiere. Además, como muchas razas pequeñas de perros, puede tener un carácter algo difícil.

Sin embargo, el Shih Tzu es un compañero tierno y tranquilo, pero también lleno de alegría. Le encanta jugar y que le cuiden: su amo lo es todo para él. De hecho, no soporta la soledad; si su familia suele estar lejos, la compañía de otro animal es bienvenida.

El Shih Tzu vive tan bien en apartamento como en casa. Perfectamente adaptado a la vida en la ciudad, ladra poco y su carácter tranquilo permite llevarlo a todas partes: permanecerá tranquilamente a los pies de su amo. Dicho esto, no es un perro que necesite mucho ejercicio; un paseo diario y juegos son suficientes para él. Todo esto lo convierte en un perro ideal para una persona mayor, si ésta está dispuesta a asumir el mantenimiento diario que requiere.

Educación

Inteligente y dotado de una buena capacidad de aprendizaje, el Shih Tzu es sin embargo un perro testarudo. No le gusta obedecer ciegamente, y menos aún que le obliguen. Su amo tendrá que ser perseverante y astuto. Se aconseja pasar más bien por el juego y la diversión para hacerle aprender las órdenes.

Salud

El Shih Tzu goza generalmente de buena salud.

Sin embargo, corre el riesgo de desarrollar el síndrome braquicéfalo, debido a su cara aplastada.

Además, es un perro que puede ser propenso a las infecciones de oído, por sus orejas caídas, o a las cataratas por sus ojos saltones. También puede sufrir conjuntivitis de contacto, en caso de que el pelo le caiga en los ojos. Por eso es aconsejable levantar el pelo poniéndole un tupé. En general, hay que revisar regularmente sus ojos y oídos.

Además, al ser más largo que alto, el Shih Tzu puede tener problemas de espalda, especialmente a nivel del disco intervertebral. Se aconseja evitar que suba y baje las escaleras con demasiada frecuencia. Por lo tanto, a falta de ascensor, es mejor llevarlo.

Además, también tiene predisposición a la atopia, riesgo que aumenta si su pelo está mal cuidado.

Es un perro glotón, que tiene propensión a la obesidad. Por lo tanto, es necesario cuidar la cantidad de alimentos ingeridos. Un máximo de 100 gramos de croquetas al día.

Por último, si el frío no le molesta, el Shih Tzu es en cambio sensible al calor: en verano, es necesario acortar los paseos, o realizarlos lejos de los picos de temperatura.

Aseo

A los Shih Tzu hay que cuidarlos con tiempo y mucha paciencia.

El mantenimiento del Shih Tzu requiere una atención minuciosa.

Además del peinado diario, se recomienda acicalar a su Shih Tzu cada 3 o 4 semanas. Si el aseo se realiza en casa, el uso de un champú y un acondicionador para perros muy nutritivos facilitará el trabajo. Hay que secar al perro con un secador de pelo, para que no coja frío.

Por otro lado, cabe destacar que el Shih Tzu apenas muda, lo que lo convierte en una de las razas de perros más hipoalergénicas.

Por otro lado, hay que limpiarle los ojos y los dientes a diario, y las orejas una vez a la semana.

Alimentación

Hay que tener cuidado, también, con la alimentación: son perros de estómago delicado, normalmente no aceptan bien otra cosa que no sea alimento seco. Los veterinarios recomiendan darle leche sin lactosa ya que muchos de ellos no la toleran.

Valoraciones del "Shih Tzu"

Es importante la convivencia que vas a tener con tu nuevo amigo. Antes de plantearte la adquisición de un perro de la raza "Shih Tzu" debes conocer ciertos factores. No todas las razas de perros son aptas para vivir en un apartamento, debes tener en cuenta su carácter, su necesidad de ejercicio, su interacción con otras mascotas, sus cuidados y si tienes niños pequeños, su nivel de tolerancia hacia ellos.

Adaptación ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”dos”]

Perro amistoso ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Pérdida de pelo ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”uno”]

Nivel de afecto ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Necesidad de ejercicio ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”dos”]

Necesidad social ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Hogar ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Aseo ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Amigable con extraños ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Ladridos ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”dos”]

Salud ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Territorial ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”dos”]

Amistoso con gatos ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Inteligencia ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Versatilidad ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Amigable con niños ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Vigilancia ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”uno”]

Alegría ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Imágenes del "Shih Tzu"

[nggallery id=686 template=caption]

Fotos:

1 – "Shih Tzu" nombre: Fibi (hembra), 1,5 años en la foto by Wawri (Tomasz Wawak), CC BY-SA 2.5, via Wikimedia Commons
2 – "Shih Tzu" Tommy by IrinaOnt, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons
3 – "Shih Tzu" en Tallin dúo CACIB, 17-18 de agosto de 2013, concurso Best in Puppies by Томасина, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons
4 – Yo soy un "Shih Tzu" Nací el 2 de febrero de 2012 by User:Andy the shihtzu, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons
5 – "Shih Tzu" pura sangre, esquilado by Gabsy, CC BY 3.0, via Wikimedia Commons
6 – "Shih Tzu" recién esquilada by Yvonne Hering, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

Videos del "Shih Tzu"

Tipo y reconocimientos:

  • CLASIFICACIÓN FCI:
  • Grupo :
  • Sección : . .

Federaciones:

  • FCI – Grupo 9: Sección 5: Perros tibetanos
  • AKCToy
  • ANKC – (Toy)
  • CKC – Grupo 5 – (Toy)
  • ​KC – Toy
  • NZKCToy
  • UKC – Grupo 8 – Perro de compañía

Estándar FCI de la raza "Shih Tzu"

Origen:
Tibet, China

Fecha de publicación del estándar original válido:
18.03.2015

Utilización:

Perro de compañía.



Apariencia general:

Es un perro vigoroso, copiosamente cubierto de pelo, de porte altivo y una cara en forma de crisantemo.



Comportamiento / temperamento:

Inteligente, activo y alerta. Amistoso e independiente.

Cabeza:

Ancha, redonda, con amplitud entre los ojos. El pelo de la cabeza debe ser desgreñado y caer bien sobre los ojos. Debe tener una barba y bigotes abundantes. El pelo de la nariz debe crecer hacia arriba dándole un efecto característico de forma de crisantemo.

Región craneal:
  • Depresión naso-frontal (Stop): Bien definida.

Región facial:

  • Trufa: Es de color negro, aunque puede ser de color hígado oscuro en aquellos perros color hígado o con manchas de ese color. La parte superior de la trufa debe estar en línea o ligeramente por debajo del borde del ojo. Las fosas nasales son amplias y abiertas. La nariz inclinada hacia abajo es muy indeseable, al igual que las fosas nasales apretadas.
  • Hocico: Amplio, cuadrado, corto, plano, peludo y sin arrugas. La distancia de la punta a la depresión fronto nasal (stop) debe ser casi 2,54 cm. Hocico nivelado o ligeramente inclinado hacia arriba en la punta. La pigmentación del hocico debe ser lo más uniforme posible.
  • Labios: Bien contiguos.
  • Mandíbulas/ Dientes: Boca ancha. Mordida en pinza o con un ligero prognatismo inferior.
  • Ojos: Grandes, redondos, de color oscuro, colocados bien distantes entre sí, aunque no son saltones. Tienen una expresión afectuosa. En los ejemplares color hígado o con manchas de ese color, se permiten los ojos de un color más claro. La parte blanca del globo ocular no debe ser visible.
  • Orejas: Grandes, colgantes; pabellón largo. Su implantación es ligeramente por debajo de la coronilla del cráneo, y están recubiertas de pelo tan denso que parezca que se funden con el pelo del cuello.

Cuello:

Bien proporcionado, delicadamente arqueado, con suficiente longitud para llevar la cabeza altivamente.

Cuerpo:

Su largo desde la región de la cruz al nacimiento de la cola es superior a la altura en la cruz.

  • Espalda: Recta.
  • Lomo: Bien acoplado y robusto.
  • Pecho: Amplio y profundo.

Cola:

Recubierta de abundante pelo en forma de pluma y llevada alegremente sobre la espalda. De inserción alta. La altura de la cola debe ser aproximadamente la misma del cráneo, de manera que tenga el perro un perfil equilibrado.

Extremidades

Miembros anteriores

Son cortos, musculosos y de huesos fuertes, tan rectos como sea posible, compatibles con un tórax amplio y profundo.

  • Hombros: Firmes, bien inclinados hacia atrás.


Miembros posteriores

Cortos, musculosos y de huesos anchos. Vistos desde atrás deben lucir rectos. Deben lucir voluminosos debido a la abundancia de pelo.

  • Muslos: Bien redondeados y musculosos.

Pies

Redondos, firmes y con almohadillas plantares gruesas; parecen grandes debido a la abundancia de pelo que los cubre.

Movimiento:

De porte altivo, movimiento armonioso y desenvuelto; los miembros anteriores los dirige bien hacia adelante, con un fuerte empuje de los miembros posteriores; éstos muestran las almohadillas plantares totalmente.

Manto

Pelo

Largo, espeso, no rizado, con una buena capa de subpelo. Se permite una ligera ondulación. Se recomienda mucho atarle el pelo sobre la cabeza.

Color

Se permiten todos los colores. En los ejemplares de varios colores es muy deseable que tengan un mechón blanco en la frente y en la punta de la cola.



Tamaño y peso:

Altura a la cruz

No debe exceder los 26,7 cm. Siempre será de importancia primordial la conformación y las características de la raza, y de ninguna manera debe tomarse en cuenta solo la talla.

Peso

De 4,5 a 8,1 kg. El peso ideal es entre 4,5 y 7,3 kg.



Faltas:

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados debe considerarse una falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación del estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.

Cualquier perro monstrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

Faltas descalificantes:

  • Agresividad o extrema timidez.
  • Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento.


N.B.:
  • Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.
  • Sólo los perros funcional y clínicamente saludables, con la conformación típica de la raza, deberán usarse para la crianza.

Fuente: F.C.I - Fédération Cynologique Internationale

Nombres alternativos:

    1. Chrysanthemum Dog (inglés).
    2. Chien lion (francés).
    3. Löwenhund, shih-tzu-kou (alemán).
    4. Chinese Lion (portugués).
    5. Perro león chino (español).

Lhasa Apso
Tíbet FCI 227 - Perros tibetanos.

Lhasa Apso

El Lhasa Apso es un perro inteligente, pero independiente y testarudo.

Contenido

Historia

Originario del Tíbet, el Lhasa Apso es conocido en su país de origen como “Apso Seng Kyi”, que significa “perro con el rugido de un león”, seguramente en referencia a su ladrido tan característico y a su aspecto bastante parecido al de un león en miniatura.

Los estudios de ADN han establecido que se trata de uno de los perros domésticos más antiguos: los primeros ejemplares habrían aparecido varios miles de años antes de nuestra era. También han demostrado que es una de las razas de perro más emparentadas con el lobo, aunque su aspecto no lo sugiera necesariamente.

Durante mucho tiempo se les confundió con el Terrier tibetano, hasta que se establecieron normas separadas que facilitaban su diferenciación. La distinción se hacía principalmente en base al tamaño, siendo el Terrier tibetano más grande y, por tanto, más disuasorio como perro de guardia.

Considerado sagrado en su país de origen, tenía prohibida su venta y era criado exclusivamente por nobles y monjes para vigilar y proteger palacios, templos y monasterios budistas aislados en las montañas del Himalaya. Su trabajo consistía en dar la alarma en caso de intrusión o peligro potencial, mientras que su primo, el Mastín Tibetano, ponía toda su imponente estatura para disuadir a los individuos malintencionados de ir más allá. Los monjes creían que cuando el dueño de un Lhasa Apso moría y aún no estaba preparado para el Nirvana, su alma se reencarnaba en el cuerpo de su animal.

También se acostumbraba a usarla como regalo para los líderes extranjeros. Además, sólo los Lhasa Apso regalados por el Dalai Lama podían salir del país. Siempre se daban en parejas, para atraer la suerte y la prosperidad al destinatario. Así es como se introdujeron los primeros súbditos en China hacia 1583, al comienzo de la dinastía manchú.

La difusión internacional del Lhasa Apso

No fue hasta los albores del siglo XX cuando el Lhasa Apso llegó a Europa, y más concretamente en 1904. Fue entonces cuando tuvo lugar la primera importación al Reino Unido, cuando los soldados británicos que regresaban de la expedición al Tíbet dirigida por Francis Younghusband trajeron de vuelta representantes de la raza. Sin embargo, no fue hasta 1964 cuando el Kennel Club, la principal organización canina del país, reconoció oficialmente la raza.

En Francia, fue introducido en 1949 por la señorita Violette Dupont.

El Lhasa Apso pisó por primera vez Norteamérica en 1933, cuando Thubten Gyatso (1876-1933), el XIII Dalai Lama, ofreció uno al explorador y naturalista Charles Suydam Cutting (1889-1972).

El American Kennel Club sólo tardó dos años en reconocer oficialmente la raza, como hizo en 1935. La otra organización canina más importante del país, el United Kennel Club, esperó hasta 1975 para hacer lo mismo.

La Fédération Cynologique Internationale (FCI), que coordina las organizaciones de un centenar de países, reconoció al Lhasa Apso en 1969.

Popularidad

El Lhasa Apso es ahora muy popular y está presente en todo el mundo.

En Estados Unidos, ocupa el puesto 70 (de algo menos de 200) en el ranking de razas establecido por el American Kennel Club según el número de nacimientos registrados cada año en la organización. Esto marca un cierto declive respecto a los primeros años del siglo XXI, cuando se situaba más bien en el puesto 40.

En el Reino Unido, la raza también está en franco declive, después de haber alcanzado su punto máximo. Así, mientras que el número de nacimientos anuales registrados por el Kennel Club se situaba en torno a los 4.000 a mediados de la década de 2000 y superaba los 4.500 a principios de la década de 2010, luego se desplomó, hasta el punto de dividirse por tres, con, por tanto, menos de 1.500 registros anuales a finales de la década de 2010.

La situación es bastante similar en Francia, donde la raza alcanzó su máxima popularidad a principios de los años 90, con más de 1.500 nacimientos en algunos años. Sin embargo, antes de los albores del siglo XXI, ya habían retrocedido por debajo del millar. El Lhasa Apso se recuperó en la segunda mitad de la década de 2000, coqueteando con las cifras alcanzadas en su punto álgido. Sin embargo, volvió a caer a partir de 2012, y de forma brusca. Así, durante la década de 2010, el número de personas inscritas cada año en el Libro de Orígenes francés (LOF) se dividió por dos, terminando la década en menos de 700.

Características físicas

El Lhasa Apso es un perro pequeño de aspecto robusto y armonioso. Su cuerpo es más largo que alto, y bien proporcionado. Sus patas delanteras son rectas. La cola está colocada en lo alto de la espalda y cubierta por un largo mechón de pelo.

El cráneo es pequeño y ligeramente redondeado, con un stop bien definido. Las orejas son blandas, de tamaño medio y están cubiertas de pelo largo. Muy a menudo ocultos bajo una larga franja de pelo, los ojos son de color marrón oscuro y ovalados. Tienen una expresión de alerta. El hocico es corto, recto pero no cuadrado, y termina en una nariz negra.

El pelaje del Lhasa Apso consiste en una capa inferior de densidad media y una capa superior larga, lisa, densa y dura. El pelo cubre todo el cuerpo y generalmente toca el suelo, sin impedir nunca sus movimientos.

Sin embargo, debido a que mudan relativamente poco, a menudo se promocionan como una raza de perro hipoalergénica, lo que los hace adecuados para las personas con alergias a los perros. Sin embargo, hay que tener en cuenta que ninguna raza es totalmente hipoalergénica: una persona que se encuentre en este caso siempre debe procurar realizar una prueba en condiciones reales durante varias horas antes de cualquier adopción.

En cualquier caso, el pelaje puede ser de varios colores: dorado, arena, miel, gris oscuro, pizarra, negro, blanco o marrón. Es lisa en algunos individuos, y particolorada (es decir, que mezcla varios colores) en otros.

Por último, el dimorfismo sexual no es muy pronunciado en esta raza: los machos y las hembras tienen un tamaño muy parecido.

Tamaño y peso

▷ Tamaño macho: 20 – 30 cm
▷ Tamaño hembra: 18 – 28 cm
▷ Peso macho: 5 – 7 kg
▷ Peso hembra: 4 – 6 kg

Carácter y aptitudes

El Lhasa Apso es muy cariñoso y protector con sus dueños. Sin embargo, a pesar del estrecho vínculo que tiene con ellos, su naturaleza independiente le permite manejar la soledad sin dificultad. No es de los que sufren de ansiedad por separación cuando sus dueños se ausentan por unas horas.

Se lleva bien con los niños de edad suficiente para haber aprendido a interactuar con un animal y a respetarlo, lo que le convierte en un muy buen compañero de juegos. Por otro lado, al no ser muy paciente, puede sentirse rápidamente abrumado ante niños pequeños que son ruidosos, que se mueven mucho o que le hacen daño, y entonces se arriesga en cualquier momento a reaccionar bruscamente. Por lo tanto, no se recomienda que conviva con niños más pequeños. En cualquier caso, sea cual sea su raza, nunca se debe dejar a un perro solo con un niño pequeño sin la supervisión de un adulto.

Probablemente porque ama a su familia y busca protegerla, el Lhasa Apso es, en cambio, desconfiado con los extraños. No dudan en ladrar cuando perciben una amenaza o un extraño que se acerca a su casa, y suelen ser lo suficientemente perceptivos como para determinar rápidamente si la persona es un amigo o un enemigo de su familia. Por lo tanto, es un excelente perro de alerta. Sin embargo, no sólo utiliza sus vocalizaciones para dar la alarma: se sabe que ladra mucho, incluso en situaciones que no lo justifican. Esto se debe probablemente a su oído altamente desarrollado, que le permite oír ruidos y sonidos inaudibles para los humanos e incluso para algunas otras razas.

La convivencia con sus pequeños congéneres suele ir bien, en cuanto han crecido juntos. De lo contrario, por su carácter dominante, puede ser más complicado. Dado su tamaño, también es mejor evitar que conviva con un perro grande, ya que éste podría hacerle daño involuntariamente, por ejemplo mientras juegan juntos. También existe un riesgo con la gente que se encuentra en sus paseos. De hecho, como es muy valiente y se ve a sí mismo como más grande y poderoso de lo que realmente es, no duda en jugar con (o a veces enfrentarse a) otros perros mucho más grandes que él, sin darse cuenta de que podrían herirle involuntariamente durante sus interacciones.

Hacerle compartir su hogar con un representante de otra especie (gato, roedor, pájaro…) es muy posible. De hecho, no tiene un instinto depredador muy pronunciado, y no es de los que empiezan a perseguir a los pequeños animales que se encuentran durante sus paseos. La única excepción son los que se atreven a entrar en su territorio, por ejemplo en su jardín.

El Lhasa Apso no necesita mucho para satisfacer su necesidad de ejercicio. Sin embargo, media hora al día, a través de dos o tres paseos y/o sesiones de juego, es un mínimo por debajo del cual no debes mantenerlo equilibrado. Por otro lado, si se alegra de acompañar a sus amos en paseos cortos, su resistencia es bastante limitada: no hay que contar con él para caminar durante horas. De hecho, su bajo nivel de actividad lo convierte en un compañero ideal para las personas mayores o sedentarias. No obstante, no hay que descuidar que haga ejercicio a diario, tanto por su bienestar psicológico como físico, sobre todo porque es una raza de perro que tiende al sobrepeso.

Además, el Lhasa Apso no sólo necesita ser estimulado físicamente. De hecho, también hay que aprovechar su curiosidad y su gran inteligencia para que se equilibre psicológicamente. Por lo tanto, puede ser conveniente no sólo variar las rutas y actividades de paseo, sino también, por ejemplo, enseñarle regularmente nuevos trucos o dejarle practicar diferentes deportes caninos como el agility, la obediencia o el rally, que le permiten ejercitarse tanto física como mentalmente.

En cuanto se satisfacen sus necesidades, se adapta fácilmente a todos los lugares de la vida, mostrándose capaz de vivir tanto en la ciudad como en el campo, en un apartamento como en una casa. Dicho esto, aunque tenga acceso a un jardín, su independencia no significa que pueda pasar la mayor parte del tiempo allí, lejos de sus amos. De hecho, para ser feliz y equilibrado, necesita estar rodeado e interactuar con su familia.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el Lhasa Apso es independiente, testarudo y no está realmente inclinado a obedecer de forma espontánea. Además, si algo no le gusta, no duda en expresar su descontento. Además, madura muy lentamente y puede seguir siendo un cachorro en su cabeza hasta los 3 años. Por lo tanto, no es realmente adecuado para una persona que no tenga experiencia con perros, ya que podría darle demasiados problemas.

Educación

El Lhasa Apso es un perro inteligente, pero independiente y testarudo. Además, madura lentamente, hasta el punto de que algunos individuos siguen siendo cachorros en su cabeza hasta los tres años. Obviamente, esto no deja de tener consecuencias en su educación: tiene dificultades para concentrarse y tomarse en serio las sesiones de aprendizaje.

Todo se combina para que obedecer no sea necesariamente lo más natural para él, ni lo primero en su lista de prioridades. Esto es tanto más cierto cuanto que es dominante y no duda en cuestionar las reglas y poner a prueba los límites; si percibe un defecto que le permita hacer lo que le plazca o incluso ocupar el papel de líder, no duda en explotarlo.

Por lo tanto, su dueño debe ser firme desde los primeros meses y no dejar que se salga con la suya, a riesgo de permitir que se desarrolle el “síndrome del perro pequeño”. Esta última aparece cuando los propietarios, demasiado conmovidos por el aspecto bonito e inofensivo de su joven compañero, no corrigen -o no lo suficiente- sus comportamientos inadecuados (gruñidos, ladridos, agresividad…), como harían con un perro más grande. Esta es la mejor manera de hacer que sea desobediente, agresivo, perturbado y difícil de vivir. Además, después es muy difícil corregir la situación, una vez que los malos hábitos se han establecido.

Este es el caso, por ejemplo, de los ladridos, ya que se sabe que ladra en exceso. No hay que esperar para intentar hacerle entender las circunstancias en las que es inútil hacerlo y aquellas en las que, por el contrario, es pertinente. También hay que enseñarle a parar cuando se le pide.

Para evitar derivas o fallos en su educación, es importante que cada uno de los miembros de la casa se implique en ésta y se asegure de que se respetan al pie de la letra las normas vigentes. Estas normas deben establecerse desde su llegada a la familia y ser constantes a lo largo del tiempo y de una persona a otra, pues de lo contrario corre el riesgo de perderse y no lograr entender lo que se espera de él.

Además, ya sea para hacerle asimilar las normas o para enseñarle diversas cosas útiles, es necesaria una cierta regularidad para obtener resultados, y es mejor empezar desde su llegada a la familia. Las sesiones cortas diarias son ideales para mantenerlo concentrado en las tareas que tiene a mano, ya que tiende a aburrirse rápidamente. El refuerzo positivo es el mejor método de adiestramiento: premiarlo con golosinas y estímulos es mucho más eficaz que un castigo severo.

Por último, como cualquier perro, la socialización del Lhasa Apso debe iniciarse a una edad temprana, durante la cual es más maleable y adaptable. Para que se convierta en un adulto bien adaptado y se comporte correctamente en cualquier circunstancia, necesita conocer al mayor número posible de personas y animales durante sus primeros meses de vida, así como estar expuesto a todo tipo de situaciones y estímulos.

Salud

El Lhasa Apso es generalmente robusto y saludable. Tampoco es inusual que los representantes de la raza vivan hasta 20 años o más.

Además, sus orígenes tibetanos y su pelaje bien provisto (que no es ajeno) explican que sea particularmente resistente al frío y la humedad.Por otro lado, es mucho menos cómodo cuando el mercurio alcanza picos, o incluso francamente en gran dificultad.En efecto, su cara aplastada implica una capacidad de ventilación respiratoria marcadamente inferior a la media y, por tanto, una capacidad menos buena para regular su temperatura interna jadeando.Particularmente propenso al golpe de calor, no está hecho, por ejemplo, para vivir en un clima mediterráneo.

Aunque goza de una buena salud general, es posible que padezca diversas patologías más o menos graves a lo largo de su vida.Los problemas de salud a los que así está predispuesto son:

  • el síndrome braquicefálico, que afecta alas razas de perros de nariz chata y estrellada.De hecho, esta peculiaridad morfológica predispone al animal a diversos problemas de salud, como dificultades respiratorias, enfermedades oculares o trastornos digestivos.Se puede considerar una intervención quirúrgica para agrandar las fosas nasales del animal y así aumentar su capacidad respiratoria;
  • la displasia de cadera, malformación articular cuya apariencia puede potenciarse por una predisposición hereditaria.Produce dolor y cojera en las caderas e inevitablemente progresa aosteoartritis amedida que el perro envejece;
  • la dislocación de la rótula (o dislocación de la rótula), común en perros pequeños.Ocurre cuando la rótula se mueve hacia adentro o hacia afuera de la rodilla y puede causar dolor y / o cojera;
  • la hernia de disco, una enfermedad de la columna vertebral que provoca un dolor cada vez más difícil de afrontar para el animal, que por tanto puede resultar agresivo cuando se manipula o que la puerta.También tiene cada vez más dificultades para moverse, incluso termina paralizado.En casos menos avanzados, el reposo y la medicación suelen ser suficientes, pero en otros es necesaria la cirugía;
  • hernia inguinal, que se manifiesta por la aparición de una masa blanda e indolora entre la cara interna del muslo y el abdomen.Afecta principalmente a mujeres no esterilizadas y se cura mediante intervención quirúrgica;
  • displasia renal congénita, una malformación de los riñones cuyos síntomas pueden ser muy variados: retraso del crecimiento, pelaje opaco, falta de apetito, suciedad … En todos los casos, es una enfermedad grave e incurable;
  • urolitiasis (o cálculo de la vejiga), que es la formación de cálculos en el tracto urinario.Luego, el perro experimenta dificultad para orinar o incluso se ensucia y / o la presencia de sangre en la orina.El tratamiento consiste en la remoción quirúrgica del cálculo;
  • hidrocefalia congénita, una enfermedad del sistema nervioso que puede tener muchas consecuencias: estrabismo, cráneo abultado, retrasos en el crecimiento, dificultades locomotoras,ataques epilépticos, problemas de visión … Los tratamientos médicos reducen los síntomas, pero también es posible plantearse una intervención quirúrgica para resolver el problema en la fuente;
  • hemofilia tipo B (o enfermedad de Christmas), un trastorno de la coagulación de la sangre que a menudo se hereda.Afecta principalmente a varones y produce hemorragias abundantes o prolongadas, así como la aparición espontánea de hematomas.Es una patología grave e incurable: incluso si lastransfusiones del perroson posibles durante hemorragias graves, generalmente muere joven;
  • la periodoncia, una enfermedad inflamatoria irreversible del tejido gingival poco común en todo el canino y particularmente enrazas pequeñas.Aparece por mala higiene bucal y provoca inflamación de las encías.En los casos más graves, los dientes eventualmente se aflojan y se caen.En una etapa temprana, eltratamiento de la periodoncia sebasa en el descamación y una buena higiene bucal.Cuando la enfermedad se encuentra en una etapa avanzada, es necesaria una cirugía para extraer los dientes afectados;
  • las infeccionesdel oído, inflamación frecuente enrazas de perros con orejas caídas;
  • la dermatitis por Malassezia, una enfermedad dermatológica que se debe a la multiplicación de la levadura llamada Malassezia.Suele provocar enrojecimiento, picor y engrase la piel del animal;
  • la adenitis sebácea, una enfermedad relativamente rara de la piel.Destruye las glándulas productoras de sebo, lo que provoca sequedad de la piel, pérdida total o parcial del cabello y aparición de costras que pueden desprender malos olores.Hay tratamientos disponibles para reducir los síntomas, pero la enfermedad en sí es incurable;
  • alergias, ya sean alergias alimentarias o atopia.Luego, el animal se rasca repetidamente y pueden aparecer lesiones en la piel.

El Lhasa Apso también es particularmente propenso a ciertas enfermedades oculares:

  • la atrofia progresiva, una enfermedad hereditaria incurable caracterizada por la degeneración de la retina.Esto resulta en una pérdida progresiva de la visión, nocturna y luego diurna, hasta que el individuo se vuelve totalmente ciego;
  • el glaucoma, una enfermedad ocular que se puede heredar.Provoca la degeneración del nervio óptico y la retina.Esta dolorosa patología para el animal progresa rápidamente a una pérdida total o parcial de la vista, a menos que sea atendida con urgencia;
  • conjuntivitis seca, una enfermedad que puede ser hereditaria debido a una producción insuficiente de lágrimas.Esto resulta en ojo seco, inflamación de los párpados, ojos rojos, parpadeo repetido de los párpados, presencia de costras y / o secreción amarillenta.Todos estos síntomas obviamente causan dolor e incomodidad al animal.En casos graves, también pueden aparecer llagas y causar úlceras que pueden conducir a la perforación o pérdida del ojo.Esta afección generalmente requiere un tratamiento de por vida;
  • prolapso de la glándula nictitante (u ojo de cereza), una afección oftalmológica de la glándula lagrimal.Los signos más comunes son la aparición de una pequeña bola roja en la esquina interna del ojo y ojos llorosos.Es tratada con una intervención quirúrgica;
  • el entropión, que corresponde a un enrollamiento del borde del párpado hacia el interior del ojo y puede ser heredado.Provoca dolor, irritación e inflamación de la córnea y la conjuntiva, causada por el frotamiento repetido de pestañas y / o pelos en partes frágiles del ojo.El problema se puede solucionar con la ayuda de una cirugía;
  • distrofia corneal, una enfermedad de la córnea a menudo de origen hereditario que resulta en el enturbiamiento de la córnea en ambos ojos.Hay dos tipos de distrofias: lípidas y endoteliales.Los primeros no comprometen la visión y no requieren un tratamiento especial.Este último, por otro lado, puede causar ceguera, pero es tratable mediante cirugía;
  • distiquiasis, una enfermedad ocular caracterizada por la presencia de pestañas implantadas de forma anormal.Puede ser asintomático o provocar irritación, picor, enrojecimiento de los ojos o incluso la formación de unaúlcera corneal.Se utilizan diferentes técnicas para tratar a las personas afectadas;
  • Además, el Lhasa Apso tiene un riesgo bastante alto de obesidad.Este último puede provocar o agravar muchas patologías, y por tanto tener un impacto significativo en la salud del animal.

La lista de dolencias a las que está predispuesto Lhasa Apso puede ser abrumadora a primera vista, pero conviene recordar que siguen siendo raras y que la mayoría de los representantes de la raza pasan la vida libres de problemas.Esto se confirma en particular por un estudio realizado en 2004 por el Kennel Club y la Asociación Británica de Veterinarios de Pequeños Animales: el 32% de las muertes estudiadas fueron causadas simplemente por la vejez (32%), muy por delante de los cánceres (18%) y enfermedades, riñones (7%).

Sin embargo, sabiendo que algunas de las enfermedades a las que está predispuesta la raza son o pueden ser hereditarias, es importante adoptar de uncriadorriguroso deLhasa Apso.De hecho, además de garantizar una socialización de calidad a los cachorros, un criador serio realiza sistemáticamente pruebas genéticas en los individuos que planea criar (o también en la descendencia obtenida), para evitar la transmisión de un defecto hereditario.Por lo tanto, debe poder presentar los resultados de las pruebas en cuestión, además de presentar un certificado de buena salud establecido por un veterinario así como el detalle de las vacunas administradas, registradas en el registro de salud o vacunación del cachorro.

Una vez adoptado el animal, no debemos perder de vista que es particularmente frágil durante todo su crecimiento, en particular en lo que respecta a sus huesos y articulaciones.Por lo tanto, se recomienda encarecidamente no obligarlo a realizar esfuerzos físicos demasiado intensos durante este período, ya que correría el riesgo de lesionarse o incluso desarrollar malformaciones, con consecuencias potencialmente duraderas.Esto es tanto más cierto cuanto que este perro está predispuesto a ciertos problemas articulares (dislocación de la rótula y displasia de cadera).

Finalmente, sea cual sea su edad y como cualquier otra raza, todo Lhasa Apso debe ser llevado al menos una vez al año al veterinario para una revisión completa, que al mismo tiempo permita asegurarse de que se mantiene al día con su retirada de vacunas.

Esperanza de vida

14 años

Aseo

El Lhasa Apso no es para quien no tenga tiempo o ganas de dedicar mucho tiempo al cuidado del pelaje de su perro. De hecho, para eliminar el pelo muerto y evitar que se forme una estera, hay que cepillar su largo pelaje al menos tres o cuatro veces a la semana, con un cepillo especial o un guante. Aunque la muda sigue siendo moderada durante todo el año, el cepillado debe realizarse diariamente durante las mudas estacionales de primavera y otoño.

Si no se mantiene con la suficiente regularidad, el pelo se enreda, impidiendo que la piel respire. Esto favorece la proliferación de bacterias y los problemas cutáneos que pueden causar. Además, resulta muy doloroso para el animal -incluso imposible- desenredar los pelos con un simple cepillo, y entonces suele ser necesario un paso por una peluquería profesional.

Además, como la longitud de su pelaje hace que toque a menudo el suelo, tiende a acumular suciedad con facilidad y a desprender malos olores. Por lo tanto, es necesario lavarlo con un champú adaptado a los perros, una vez cada uno o dos meses. Sin embargo, no debe lavar a su perro más que esto, ya que esto eliminará el sebo que lo protege de los problemas de la piel. Cuando se bañe, debe tener cuidado de no mojar el interior de las orejas de su perro, ya que son especialmente sensibles. También se recomienda limpiar el pelaje del perro directamente después del baño en lugar de dejarlo secar al aire libre, ya que esto podría restarle belleza y brillo.

Para evitar la tarea de desenredar, o para que sea necesario con menos frecuencia, muchos propietarios de Lhasa Apso optan por mantener el pelo de su mascota corto. Tanto si lo hacen ellos mismos como si recurren a los servicios de un peluquero canino profesional, el pelaje debe recortarse con unas tijeras o recortarse cada dos meses para mantener el pelaje limpio.

Sin embargo, aunque el pelaje se mantenga largo, es necesario realizar un pequeño corte cada uno o dos meses para evitar que el animal se vea obstaculizado a la hora de moverse y para reducir el riesgo de infección causado por las pequeñas plantas o espiguillas que se atascan en el pelaje.

Las orejas colgantes del Lhasa Apso también requieren una atención especial. En efecto, esta particularidad morfológica hace que la humedad y la suciedad puedan acumularse fácilmente allí, y ser el origen de infecciones como la otitis. Por lo tanto, hay que inspeccionarlos y, si es necesario, limpiarlos una vez a la semana, y secarlos cada vez que haya estado en contacto con el agua o haya pasado mucho tiempo en un lugar húmedo.

El mantenimiento semanal de sus orejas es también la ocasión de revisar sus ojos y limpiar su contorno, para reducir el riesgo de infecciones.

También puedes aprovechar para cepillar los dientes de tu perro, asegurándote de utilizar una pasta de dientes especialmente diseñada para perros. Esto ayudará a prevenir la acumulación de sarro, que puede causar mal aliento y, sobre todo, la aparición de enfermedades orales como la enfermedad periodontal, que es muy común en los Lhasa Apso y puede tener graves consecuencias en su salud. Sabiendo esto, lo ideal es cepillarse varias veces a la semana, o incluso todos los días.

En cuanto a sus garras, el desgaste natural suele ser suficiente para limarlas. Sin embargo, cuando el animal se hace mayor y/o menos activo, pueden alargarse demasiado y acabar molestándole, o incluso lesionándole. En este caso, es necesario recortarlas con una recortadora de garras o una lima especial.

Ya sea el pelaje, las orejas, los ojos, los dientes o las garras, el mantenimiento de un Lhasa Apso no debe hacerse al azar. Es útil aprenderlas la primera vez con un veterinario o un peluquero en caso de duda, para conocer las buenas técnicas y poder actuar de forma eficaz y segura, sin herir o dañar a su mascota. Además, como serán muchas las sesiones de peluquería a lo largo de su vida, es conveniente que las sesiones de peluquería del perro se desarrollen con la mayor fluidez posible: acostumbrarlo desde pequeño es una excelente manera de conseguirlo.

Alimentación

Como cualquier perro, la dieta del Lhasa Apso debe adaptarse a su edad, su nivel de actividad física y su estado de salud. Se recomienda optar por croquetas o patés industriales de alta calidad, para proporcionarle todos los aportes nutricionales que necesita a diario.

En cualquier caso, su pequeño tamaño no debe hacer creer que puede alimentarse con comida destinada a los gatos. De hecho, las dos especies no tienen las mismas necesidades nutricionales, y él sufriría tanto carencias de algunos nutrientes como excesos de otros.

En este caso, es aún más importante estar atento, ya que esta raza tiene predisposición al sobrepeso. Esto es aún más cierto en el caso de un individuo castrado, porque el riesgo de obesidad es entonces más importante. Dividir su ración diaria en al menos dos comidas es una buena manera de evitar que clame durante el día, ya que sabe que le espera una segunda comida un poco más tarde. También es mejor evitar abusar de las golosinas, aunque evidentemente pueden ser muy eficaces para educarle. Un buen hábito puede consistir en deducir sistemáticamente su aporte calórico de su ración diaria, además de, por supuesto, optar por productos bajos en calorías.

Al mismo tiempo, pesar al perro una o dos veces al mes permite detectar rápidamente cualquier desviación. Si esto se confirma o incluso se acentúa en las siguientes mediciones, es aconsejable llevar al perro al veterinario, ya que sólo él puede determinar la causa del problema y ponerle remedio. De hecho, su dieta y nivel de actividad no son siempre la causa: el aumento de peso puede deberse a una enfermedad o a una reacción a un tratamiento, por ejemplo.

Por último, como cualquier perro, el Lhasa Apso debe tener agua a su disposición durante todo el día, renovada regularmente para que esté siempre fresca.

Utilidad

Hasta el siglo XX, el Lhasa Apso era utilizado por los monjes y nobles tibetanos para vigilar y proteger los palacios, templos y monasterios budistas. Su finísimo oído le permitía dar la alerta rápidamente en caso de peligro.

De hecho, incluso hoy en día, su valor y naturaleza protectora le permiten destacar como perro de advertencia.

Sin embargo, ahora lo encontramos empleado principalmente como animal de compañía. De hecho, su carácter afectuoso y alegre le convierte en un compañero entrañable. Si añadimos su escasa necesidad de ejercicio, comprenderemos que encuentra fácilmente su lugar en muchos hogares y lugares de la vida. Esto es especialmente cierto porque sueltan menos pelo y producen menos caspa que muchas otras razas, lo que los convierte en una excelente opción potencial para alguien con alergia a los perros. Dicho esto, dado que puede haber grandes diferencias de un individuo a otro y que ningún perro es totalmente hipoalergénico, siempre es esencial realizar una prueba en la vida real pasando varias horas con el animal que se está considerando adoptar.

Su pequeño tamaño, su largo pelaje y su elegancia también hacen del Lhasa Apso un habitual de las exposiciones caninas. No obstante, cualquier propietario que se plantee inscribir a su perro en concursos de belleza debe disponer de mucho tiempo y de un marcado interés por la peluquería, ya que luego es necesario un cepillado diario y varias horas de mantenimiento a la semana para mantener un pelaje bien cuidado y abordar estos eventos en las mejores condiciones.

Su amabilidad y dulzura también lo convierten en un muy buen perro de terapia en hospitales, residencias de ancianos y hogares de ancianos.

Por último, su inteligencia y vivacidad pueden ponerse a prueba en diversos deportes caninos como la agilidad, la obediencia o el rally.

Precio

El precio de un cachorro de Lhasa Apsoo oscila entre los 500 y los 1.500 euros, siendo la media de unos 900 euros, sin grandes diferencias entre machos y hembras.

Sea cual sea el país, las importantes diferencias de precio entre los ejemplares se explican generalmente por la mayor o menor conformidad del animal con el estándar de la raza, así como por el prestigio de la cría y el linaje del que procede.


Criadores de la raza "Lhasa Apso"

Sorgiña-Meiga - Contacto: sorginameiga@hotmail.com - Teléfono: 696 214 610 / 629 088 980

AQUANATURA - C/ Roger de Flor nº 45-51 - 08013 - Email: aquanatura@aquanatura.es -Tel : 933 095 977 - 933 152 057 / 933 103 463 - 932 691 020 - Nº Núcleo Zoológico: B2501193 - Barcelona

Valoraciones del "Lhasa Apso"

Es importante la convivencia que vas a tener con tu nuevo amigo. Antes de plantearte la adquisición de un perro de la raza "Lhasa Apso" debes conocer ciertos factores. No todas las razas de perros son aptas para vivir en un apartamento, debes tener en cuenta su carácter, su necesidad de ejercicio, su interacción con otras mascotas, sus cuidados y si tienes niños pequeños, su nivel de tolerancia hacia ellos.

Adaptación ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Perro amistoso ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Pérdida de pelo ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Nivel de afecto ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cinco”]

Necesidad de ejercicio ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”dos”]

Necesidad social ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”dos”]

Hogar ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Aseo ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Amigable con extraños ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Ladridos ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Salud ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Territorial ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Amistoso con gatos ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Inteligencia ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Versatilidad ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Amigable con niños ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Vigilancia ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Alegría ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cinco”]

Imágenes del "Lhasa Apso"

[nggallery id=685 template=caption]

Fotos:

1 – Un perro lhasa Apso, con el pelo blanco tiene dos años se llama Yuna by Yuna89bcn, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons
2 – Lhasa Apso femea com 6 meses by Lcfrederico, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons
3 – “Lhasa Apso” by https://en.wikipedia.org/wiki/File:Lhasa_Apso_Puppy_Clip.jpg
4 – “Lhasa Apso” by https://en.wikipedia.org/wiki/File:Lhasa_Apso,_aged_16_months.jpg
5 – “Lhasa Apso” by Flickr user lisaschaos . Photo uploaded to commons by user ltshears, CC BY-SA 2.0, via Wikimedia Commons
6 – “Lhasa Apso” by https://en.wikipedia.org/wiki/File:Skoda_new_064.jpg

Videos del "Lhasa Apso"

Tipo y reconocimientos:

  • CLASIFICACIÓN FCI:
  • Grupo :
  • Sección : . .

Federaciones:

  • FCI – Grupo 9: Sección 5: Perros tibetanos
  • AKCToy
  • ANKC – (Toy)
  • CKC – Grupo 5 – (Toy)
  • ​KC – Toy
  • NZKCToy
  • UKC – Grupo 8 – Perro de compañía

Estándar FCI de la raza "Lhasa Apso"

Origen:
Tibet, China

Fecha de publicación del estándar original válido:
18.03.2015

Utilización:

Perro de compañía.



Apariencia general:

Es un perro bien equilibrado, vigoroso y con un pelaje abundante.



Comportamiento / temperamento:

De carácter alegre y seguro de sí mismo. Alerta, equilibrado aunque se muestra prudente hacia los extraños.

Cabeza:

La cabeza debe estar cubierta de abundante pelo largo que caiga sobre los ojos; debe tener una barba y bigotes bien desarrollados.

Región craneal:
  • Cráneo: Moderadamente estrecho, que se hunde detrás de los ojos; no debe ser por completo aplanado ni abovedado o tener forma de manzana.
  • Depresión naso-frontal (stop): Mediana.

Región facial:

  • Trufa: Negra.
  • Hocico: Debe medir casi 4 cm y no debe ser cuadrado; la longitud de la caña nasal desde la punta de la nariz es aproximadamente un tercio de la longitud total de la cabeza, entre la trufa y el occipucio.
  • Caña nasal: Recta.
  • Mandíbulas/Dientes: Los incisivos superiores cierran justo por detrás de los inferiores, es decir, su mordida es inversa a la mordida en tijera. Los incisivos deben estar colocados en una línea tan amplia y derecha como sea posible. La dentadura completa es deseable.
  • Ojos: De color oscuro y tamaño mediano, colocados hacia al frente y de forma ovalada; no deben ser grandes y saltones, ni pequeños y hundidos. No deben mostrar el color blanco del globo en su parte superior o inferior.
  • Orejas: Colgantes y cubiertas de abundantes flecos.

Cuello:

Fuerte y bien arqueado.

Cuerpo:

Su longitud desde la punta de los hombros hasta la punta de la nalga debe ser mayor que su altura a la región de la cruz.

  • Espalda: Línea superior nivelada.
  • Lomo: Fuerte.
  • Tórax: Costillas extendiéndose bien hacia atrás.

Cola:

De inserción alta, bien llevada sobre la espalda, pero no en forma "de asa de olla". A menudo doblada cerca de la punta. Cubierta de abundantes flecos.

Extremidades

Miembros anteriores

Rectos y cubiertos de pelo abundante.

  • Hombros: Bien inclinados hacia atrás.

Miembros posteriores

Bien desarrollados y musculosos. Con buena angulación. Bien provistos de abundante pelo.

  • Corvejones: Vistos desde atrás deben lucir paralelos y no muy juntos.

Pies

Redondos, como los del gato, con almohadillas plantares sólidas. Deben estar cubiertos de pelo.

Movimiento:

Ligero y ágil.

Manto

Pelo

El pelo de la capa externa debe ser largo, abundante, recto, de textura dura; no debe ser lanoso ni sedoso. Debe tener una capa moderada de subpelo.

Color

Dorado, arena, miel, gris oscuro, pizarra, humo, multicolor, negro, blanco o pardo. Todos estos colores son igualmente aceptables.



Tamaño y peso:

La altura ideal para los machos es de 25,4 cm; las hembras son ligeramente más pequeñas.



Faltas:

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados deben considerarse como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación del estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.

Cualquier perro monstrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.


Faltas descalificantes:

  • Agresividad o extrema timidez.
  •  Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento.


N.B.:

Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

Fuente: F.C.I - Fédération Cynologique Internationale

Nombres alternativos:

    1. Lhasa, Lion Dog (inglés).
    2. Apso Seng Kyi (francés).
    3. Lhasaterrier, Löwenhund (alemán).
    4. Nome original 拉薩犬 (portugués).
    5. Perro león/span> (español).

Terrier tibetano
Tíbet FCI 209 . Perros tibetanos.

Terrier Tibetano

El Terrier tibetano, pese a ser considerado un perro sagrado en el Tibet, También acompañaba a los pastores.

Contenido

Historia

Como su nombre indica, el Terrier tibetano nació en el techo del mundo, en el corazón de Asia Central.

Celebran su segundo milenio, ya que los primeros escritos sobre ellos se remontan al principio de nuestra era. Probablemente emparentado con el Puli húngaro, el Terrier tibetano, al contrario de lo que su nombre podría sugerir, era originalmente un perro pastor. Vivió en armonía con los monjes tibetanos y los nómadas, y su vida le llevó a convivir con las ovejas, los caballos y los yaks que custodiaba. También pastoreaba los rebaños en zonas montañosas demasiado difíciles para los perros más grandes. Un buen centinela, avisaba en cuanto se acercaba alguien. En resumen, el Terrier tibetano era tanto reconocido como Perros de pastor como Perros de Compañía.

Por respeto a su alma, la tradición dictaba que no se debía matar al cachorro más maligno de una camada. En cambio, fue entregada a los monjes, que le concedieron una vida monástica. A su lado, fue sometido a un trabajo regular. Esto explicaría en parte el particular carácter del Terrier tibetano. Este perro está desprovisto de toda agresividad, tal vez porque vivía la vida recogida de los monasterios y lo compartía todo con su amo, formando totalmente parte de la familia. También se dice que tenía la reputación de traer buena suerte.

De hecho, considerado como animal sagrado y guardián de los templos, este perro era objeto de un verdadero culto.

En los años 20, la Dra. Agnes Greig, una doctora inglesa, recibió un par de Terrier tibetano de una de sus pacientes, una princesa tibetana. Así es como esta raza llegó a Europa, cuando el médico trajo estos regalos a su país. No fue hasta 1930 que el Kennel Club de la India reconoció al Terrier tibetano como raza pura, y en 1931 que el Kennel Club británico hizo lo mismo.

Antes de ser bautizado por error como “Terrier tibetano” por los ingleses, que lo clasificaron en el grupo de los Terriers, los tibetanos lo llamaban “Chung-chung-pa“, que significa “persona pequeña” (a diferencia del Mastín Tibetano (Dogo del Tibet), que se llamaba “persona grande”), o “Apso Tchenpo“, que significa “Apso grande”, en oposición al “Apso pequeño” que es el Lhasa Apso.

Los franceses habían propuesto llamarlo Grifón Tibetano, pero esta propuesta no se mantuvo. Incluso hoy en día, aunque llamarlo Pastor tibetano sería mucho más apropiado, esta raza sigue llevando un nombre que induce a error.

Características físicas

El Terrier tibetano es un perro de tamaño medio con una complexión robusta y una expresión decidida. Se les reconoce por su pelaje, generosamente provisto de pelo largo que cubre casi todo su cuerpo. Tiene la apariencia de un perro que puede caber en un cuadrado perfecto.

▷ Pelo: largo, abundante, fino (sin ser sedoso ni lanoso), liso u ondulado (nunca rizado), con un subpelo fino y lanoso.
▷ Color: Se permiten todos los colores de pelaje, excepto el chocolate y el hígado. Blanco, gris, crema, dorado, negro, particolores y tricolores.
▷ Cabeza: Bien provista de pelo largo, que cae hacia adelante, pero nunca sobre los ojos. Cráneo de longitud media, moderadamente afilado entre la oreja y el ojo. La parada está ligeramente marcada.
▷ Orejas: En forma de V, colgantes, colocadas en lo alto de los lados del cráneo y bien emplumadas.
▷ Ojos: Sus ojos están bordeados de pestañas muy largas, redondos, grandes, bastante separados y de color marrón oscuro.
▷ Cuerpo: Musculoso, potente, con la espalda recta, lomos cortos y ligeramente arqueados, grupa horizontal y pecho que llega hasta el codo.
▷ Cola: De inserción alta, de longitud media, llevada alegremente en un bucle sobre la espalda, con abundante pelo.

Tamaño y peso

▷ Tamaño macho: 35 – 40 cm
▷ Tamaño hembra: 35 a 40 cm
▷ Peso macho: 8 – 13 kgs.
▷ Peso hembra: 8 – 13 kgs.

Carácter y aptitudes

El Terrier tibetano no es un verdadero Terrier: es un Perro de Pastor perteneciente al grupo de los Perros de Compañía.

Este fiel compañero está dotado de muchos atractivos. Son sociables, vivaces, inteligentes y llenos de energía, y no son ni tímidos ni agresivos. Es un perro que se adapta perfectamente a las personas mayores o a las personas solas que quieren compañía.

Si desconfía de los extraños, puede ser un ladrador, pero también sabe muy rápidamente que no hay peligro, si es necesario. Entonces se calma rápidamente.

Tiene una gran seguridad en la montaña y está dotado de una aguda inteligencia que le permite reaccionar muy rápidamente ante el peligro, pero también comportarse como un caballero en la ciudad. Siempre dispuesto a salir a pasear, también sabe estar cerca de su amo si no puede salir, porque se conforma con muy poco ejercicio.

Si a esto le añadimos que no es muy ruidoso, comprendemos rápidamente que es una raza de perro que puede vivir en apartamento sin problema.

Por último, no contento con ser muy demostrativo con su amo y mimoso como se desea, el Terrier tibetano suele apreciar la compañía de otro perro o gato, y se lleva muy bien con los niños, siempre que le respeten y recuerden que no es un peluche. Por otra parte, es un perro que tolera bastante mal la soledad, prefiriendo con mucho la presencia de su amo en todas las circunstancias.

Educación

Perro muy inteligente, es fácil y agradable trabajar con el Terrier tibetano, aunque necesita entender la utilidad de lo que se le pide que realice.

Bastante testarudo y poco sumiso por naturaleza, el Terrier tibetano requiere desde su más tierna edad una educación sin fallos, bastante firme, pero justa. Su amo debe tener “una mano de hierro en un guante de terciopelo” y ser infalible, porque en general, los perros inteligentes tienden a encontrar resquicios, y pueden intentar ocupar el lugar del líder de la manada si consideran que este lugar está vacante.

Salud

El Terrier tibetano es un perro robusto y resistente que no tiene problemas de salud particulares. Incluso goza de cierta longevidad.

Por ello, se le suelen notar dos afectos:

  • Una anomalía de la vascularización de la retina, que puede provocar ceguera a largo plazo;
  • Displasia de cadera, en mayor o menor grado.

También puede sufrir sordera o trastornos neurológicos, y también parece estar predispuesto a la diabetes mellitus.

Esperanza de vida

14 años

Aseo

Durante sus mudas anuales, en primavera y otoño, el Terrier tibetano pierde mucho pelo, que es bastante visible ya que tiene un pelaje largo. Durante este periodo, es necesario cepillarlo prácticamente todos los días para evitar los nudos y mantener la belleza de su pelaje.

El resto del año, es necesario un cepillado minucioso y regular cada dos días. Sin embargo, la siega puede servir para simplificar su mantenimiento.

Además, el pelo bajo sus almohadillas debe cortarse regularmente.

Precio:

El precio de compra de un Terrier tibetano oscila entre los 900€ y los 1000€.

Criadores del “Terrier tibetano”

Valoraciones del "Terrier tibetano"

Es importante la convivencia que vas a tener con tu nuevo amigo. Antes de plantearte la adquisición de un perro de la raza "Terrier tibetano" debes conocer ciertos factores. No todas las razas de perros son aptas para vivir en un apartamento, debes tener en cuenta su carácter, su necesidad de ejercicio, su interacción con otras mascotas, sus cuidados y si tienes niños pequeños, su nivel de tolerancia hacia ellos.

Adaptación ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”dos”]

Perro amistoso ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Pérdida de pelo ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Nivel de afecto ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Necesidad de ejercicio ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”dos”]

Necesidad social ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Hogar ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Aseo ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Amigable con extraños ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”dos”]

Ladridos ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Salud ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cinco”]

Territorial ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Amistoso con gatos ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Inteligencia ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cuatro”]

Versatilidad ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”dos”]

Amigable con niños ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cinco”]

Vigilancia ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”tres”]

Alegría ⓘ

[site_reviews_summary hide=bars,rating category=”cinco”]

Imágenes del "Terrier tibetano"

[nggallery id=688 template=caption]

Fotos:

1 – Terrier tibetano en la nieve by Mr407SW, Public domain, via Wikimedia Commons
2 – Terrier tibetano de unos 7 meses by PateraIncus, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons
3 – Terrier tibetano by Ian McFeganFlickr
4 – Terrier tibetano de pura raza macho de 8 años luciendo un ‘corte de cachorro’ by Getsnarky, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons
5 – Terrier tibetano Daisy, tomando un respiro durante la clase de agilidad en Dog Barn, 16 de marzo de 2012 by Ian McFeganFlickr
6 – Terrier tibetano by Acid Pix, CC BY 2.0, via Wikimedia Commons

Videos del "Terrier tibetano"

Tipo y reconocimientos:

  • CLASIFICACIÓN FCI:
  • Grupo :
  • Sección : . .

Federaciones:

  • FCI – Grupo 9: Sección 5: Perros tibetanos
  • AKCToy
  • ANKC – (Toy)
  • CKC – Grupo 5 – (Toy)
  • ​KC – Toy
  • NZKCToy
  • UKC – Grupo 8 – Perro de compañía

Estándar FCI de la raza "Terrier tibetano"

Origen:
Tibet, China

Fecha de publicación del estándar original válido:
22.08.2017.

Utilización:

Perro de compañía.



Apariencia general:

Es un perro de talla mediana, robusto, de pelo largo, generalmente de perfil cuadrado.



Comportamiento / temperamento:

Vivaz, de buen carácter. Es un perro de compañía fiel, con muchos atractivos. Es un perro sociable, alerta, inteligente y valiente, nunca intratable o belicoso. Prudente con los desconocidos.

Cabeza:

Debe estar bien cubierta de pelo largo, el cual cae hacia adelante pero no sobre los ojos y no debe afectar la visión del perro. El maxilar inferior debe tener una barba pequeña, pero no exagerada. En general debe tener una expresión decidida..

Región craneal:
  • Cráneo : Tiene una longitud mediana, no es ancho ni tosco; se estrecha ligeramente desde la inserción de las orejas hasta los ojos. No tiene forma de cúpula ni es plano por completo entre las orejas.
  • Depresión naso-frontal (Stop) : Está marcada,  pero no es exageradamente profunda.

Región facial:

  • Trufa : Negra.
  • Hocico : Fuerte. La distancia desde el ojo hasta la punta de la nariz debe ser igual a la distancia del ojo al occipucio.
  • Mandíbulas/Dientes : El maxilar inferior debe estar bien desarrollado. Los incisivos deben estar colocados en una ligera curva, situados al mismo intervalo y colocados perpendicularmente en el maxilar. Mordida en tijera o en tijera invertida.
  • Mejillas : Los huesos cigomáticos son curvos pero no deben estar sobresalientes de manera que parezcan protuberantes.
  • Ojos : Grandes, redondos, ni saltones ni hundidos; deben estar colocados bastante separados entre sí. De color pardo oscuro y con los bordes de los párpados pigmentados en negro.
  • Orejas : Colgantes pero no llevadas demasiado pegadas a la cabeza; en forma de V, no demasiado grandes de inserción algo alta a los lados del cráneo y con franjas pesadas.

Cuello:

Fuerte, muscular, largo medio que le permita a la cabeza un porte por sobre el nivel del dorso y dando una apariencia general balanceada. Fluye hacia hombros bien colocados.

Cuerpo:

Bien musculoso, compacto y fuerte.
  • Línea superior : Recta.
  • Lomo : Corto, ligeramente arqueado.
  • Grupa : Nivelada.
  • Pecho : Buen arqueado de las costillas con la profundidad del pecho hasta el nivel de los codos. Costillas bien hacia atrás.

Cola:

De longitud mediana, con inserción bastante alta y llevada alegremente enroscada sobre la espalda. Debe estar muy bien cubierta de franjas. A menudo se encuentra anudada cerca de la punta, lo cual es permitido.

Extremidades

Miembros anteriores

  • Apariencia General: Deben estar bien provistos de abundante pelo
  • Hombros : Bien inclinados y de buen largo.
  • AntebrazoBuen largo e inclinado.
  • Brazo: Extremidades derechas y paralelas.
  • Metacarpos : Ligeramente inclinados.
  • Pies anteriores: Grandes, redondos, bien provistos de abundante pelo entre los dedos y las almohadillas. El perro debe apoyarse perfectamente sobre las almohadillas; los dedos no deben ser arqueados.

Miembros posteriores

  • Apariencia GeneralBien cubiertos de abundante pelo y bien musculados. Rodillas bien anguladas y corvejones bien descendidos que nivelan la línea superior y dan buen impulso.
  • Rodillas : Bien anguladas.
  • Corvejones :    Bien descendidos.
  • Pies posteriores: Grandes, redondos, bien provistos de abundante pelo entre los dedos y las almohadillas. El perro debe apoyarse perfectamente sobre las almohadillas; los dedos no deben ser arqueados.

Movimiento:

Uniforme; de buen alcance y fluido impulso. Cuando el perro camina o trota, los miembros posteriores no deben seguir ni por dentro ni por fuera el movimiento de los miembros anteriores.

Manto

Pelo

  • Pelo :  Tiene  una doble capa de pelo.
El pelo de la capa interna es fino y lanoso. El pelo de la capa externa es abundante, fino, aunque nunca es sedoso ni lanoso; es largo; ya sea liso u ondulado, pero nunca rizado.
 

Color

Blanco, dorado, crema, gris o ahumado, negro, bicolor y tricolor. En realidad todos los colores son permitidos, con excepción del color chocolate o hígado.



Tamaño y peso:

Altura a la cruz:
  • Machos: 36 -  41 cm.
  • Hembras: son ligeramente más pequeñas.


Faltas:

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados debe considerarse una falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación del estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.

Faltas descalificantes:

  • Perro agresivo o temeroso.
  • Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.


N.B.:
Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.
Los últimos cambios son en negrita.

Fuente: F.C.I - Fédération Cynologique Internationale

Nombres alternativos:

    1. Tsang Apso, Dokhi Apso (inglés).
    2. Terrier du Tibet, Dhoki Apso (francés).
    3. Tibetan Terrier, Tsang Apso (alemán).
    4. Tibetan Terrier (portugués).
    5. Tibetan Terrier, Lhasa Terrier, Tibet Apso,
    Tsang Apso
    (español).