Silky terrier australiano
Australia FCI 236

Australian Silky Terrier

El Silky terrier australiano no es apropiado para vivir con otras mascotas más pequeñas.

Contenido

Historia

El Silky terrier australiano es un perro originario de Australia, aunque los tipos y razas ancestrales eran de Gran Bretaña. Los antepasados de los Australian Silky Terrier incluyen el Yorkshire Terrier (originario de Escocia antes de ser considerado como de Inglaterra) y el Terrier Australiano (que desciende de los Terrier de tipo pelo duro traídos de Gran Bretaña a Australia en el siglo 19), pero los registros no indican si los primeros perros eran simplemente Terrier Australiano nacido con el pelaje sedoso, o si hubo un intento de crear una raza aparte.

De acuerdo con el American Kennel Club, la raza comenzó a fines del siglo XIX, siendo fruto de la cruza entre un Yorkshire Terrier y un Terrier Australiano. Al principio, la raza se conoció como “la seda Sídney”, ya que se encontraba principalmente en la ciudad de Sídney, Australia. Aunque la mayoría de las razas australianas están catalogadas como perros de trabajo, el Australian Silky Terrier, se considera, fue criado –principalmente- para ser un animal doméstico urbano y compañero de la familia, aunque también es una raza conocida por matar serpientes en Australia.

Hasta 1929, el Terrier australiano, el Silky terrier australiano y el Yorkshire Terrier no estaban claramente definidos, en la misma camada, podían nacer tres perros de razas que con el tiempo se consideraron, distintas. Según la información existente, se fueron separando por la apariencia en los diferentes tipos una vez que se criaron de forma separada.

Después de 1932 en Australia, el mestizaje se fue afinando, y en 1955 el nombre de la raza se convirtió oficialmente en Silky terrier australiano. La raza fue reconocida por el Consejo Nacional Canino de Australia, en 1958 en el grupo del Toy.

Durante y después de la Segunda Guerra Mundial los soldados estadounidenses que habían sido enviados a Australia, al volver a Estados Unidos, llevaron consigo varios Silky terrier australiano. Fotografías en los periódicos de la época (1954), muestran a los soldados, vuelta a casa luciendo sus mascotas Silky terrier australiano, y eso provocó un aumento de popularidad a la raza, y cientos de Silky terrier australiano fueron importados de Australia a los Estados Unidos.

El American Kennel Club reconoció la raza como el Silky Terrier en 1959, al igual que el United Kennel Club (EE.UU.) en 1965, y el Kennel Club Canadiense. La raza es reconocida por todos los clubs caninos importantes del mundo de habla Inglesa, e internacionalmente por la Federación Cinológica Internacional como raza número 236.

Características físicas

El Silky terrier australiano es un Terrier, pero generalmente se coloca en el grupo de perros tipo Toy, en vez de la del Grupo Terrier, debido a su pequeño tamaño. La Federación Cinológica Internacional tiene una sección especial del Grupo Terrier que incluye sólo los perros más pequeños, mientras que otros clubes caninos, colocan la raza en el grupo Toy, pero universalmente todos coinciden en que el tipo de la raza es Terrier.

Su manto de pelo es gris, azulado y leonado de textura suave, liso y largo. Requiere cepillado y mantenimiento constante. Un Silky terrier australiano debe tener aproximadamente 23 a 25 cm a la cruz y pesa entre 3.6 y 8 kilos, aunque las medidas pueden variar entre las diferentes federaciones. Debe ser un poquito más largo que ancho (alrededor de una quinta más larga que la altura a la cruz).

El Silky terrier australiano, tiene los ojos pequeños y almendrados. De acuerdo con las normas, los ojos claros se consideran como falta. Las orejas son pequeñas y erguidas. Tiene una cola de ajuste alto y los pies pequeños, casi como un felino. El pelo debe ser largo. El pelo en la cara y las orejas se suele cortar.

Esta raza se debe contar con un peluquero cada tres semanas y sus dientes deben ser cepillados. Los Terrier son conocidos por tener problemas de dientes y encías.

La capa del Silky Terrier es muy susceptible a enredos y esteras y requiere un cepillado diario y el peinado. Esta raza requiere un profundo compromiso de los propietarios. Para mantener el pelaje brillante, el lavado regular es necesario. El uso de un champú de aguacate y avena ayudará a aliviar la picazón en la piel, sequedad característica de esta raza.

Carácter y aptitudes

El estándar de la raza describe el ideal temperamento del Australian Silky Terrier como agudamente alerta y activo. Les encanta tener posibilidades de correr y jugar, pero debe tener un jardín bien cercado. Ellos también disfrutan de caminatas enérgicas y jugar a la pelota. Todo lo que se pueda hacer para combatir el aburrimiento estará bien recibido por estos pequeños.

Aunque en su pasado fue utilizado como perro ratonero aunque actualmente su principal función es la de ser mascota ya que se adapta sin ningún problema a la vida en casas o apartamentos. Se lleva muy bien con las personas que lo respetan y cuidan. Puede causar problemas con otros perros porque a pesar de su diminuta talla suelen ser un poco cascarrabias. No es apropiado para vivir con otras mascotas más pequeñas. Agradece que se le lleve a caminar. Viven un promedio de 15 años.

Imágenes Australian Silky Terrier

Vídeos Australian Silky Terrier

Grupo 3 / Sección 4 – Terrier de compañía

Australian Silky Terrier
Australia FCI 236 . Terriers de compañía

Australian Silky Terrier

El Australian Silky Terrier no es apropiado para vivir con otras mascotas más pequeñas.

Contenido

Historia

El Australian Silky Terrier es un perro originario de Australia, aunque los tipos y razas ancestrales eran de Gran Bretaña. Los antepasados de los Australian Silky Terrier incluyen el Yorkshire Terrier (originario de Escocia antes de ser considerado como de Inglaterra) y el Terrier Australiano (que desciende de los Terrier de tipo pelo duro traídos de Gran Bretaña a Australia en el siglo 19), pero los registros no indican si los primeros perros eran simplemente Terrier Australiano nacido con el pelaje sedoso, o si hubo un intento de crear una raza aparte.

De acuerdo con el American Kennel Club, la raza comenzó a fines del siglo XIX, siendo fruto de la cruza entre un Yorkshire Terrier y un Terrier Australiano. Al principio, la raza se conoció como “la seda Sídney”, ya que se encontraba principalmente en la ciudad de Sídney, Australia. Aunque la mayoría de las razas australianas están catalogadas como perros de trabajo, el Australian Silky Terrier, se considera, fue criado –principalmente- para ser un animal doméstico urbano y compañero de la familia, aunque también es una raza conocida por matar serpientes en Australia.

Hasta 1929, el Terrier australiano, el Silky Terrier Australiano y el Yorkshire Terrier no estaban claramente definidos, en la misma camada, podían nacer tres perros de razas que con el tiempo se consideraron, distintas. Según la información existente, se fueron separando por la apariencia en los diferentes tipos una vez que se criaron de forma separada.

Después de 1932 en Australia, el mestizaje se fue afinando, y en 1955 el nombre de la raza se convirtió oficialmente en Australian Silky Terrier. La raza fue reconocida por el Consejo Nacional Canino de Australia, en 1958 en el grupo del Toy.

Durante y después de la Segunda Guerra Mundial los soldados estadounidenses que habían sido enviados a Australia, al volver a Estados Unidos, llevaron consigo varios Australian Silky Terrier. Fotografías en los periódicos de la época (1954), muestran a los soldados, vuelta a casa luciendo sus mascotas Australian Silky Terrier, y eso provocó un aumento de popularidad a la raza, y cientos de Australian Silky Terrier fueron importados de Australia a los Estados Unidos.

El American Kennel Club reconoció la raza como el Silky Terrier en 1959, al igual que el United Kennel Club (EE.UU.) en 1965, y el Kennel Club Canadiense. La raza es reconocida por todos los clubs caninos importantes del mundo de habla Inglesa, e internacionalmente por la Federación Cinológica Internacional como raza número 236.

Características físicas

El Australian Silky Terrier es un Terrier, pero generalmente se coloca en el grupo de perros tipo Toy, en vez de la del Grupo Terrier, debido a su pequeño tamaño. La Federación Cinológica Internacional tiene una sección especial del Grupo Terrier que incluye sólo los perros más pequeños, mientras que otros clubes caninos, colocan la raza en el grupo Toy, pero universalmente todos coinciden en que el tipo de la raza es Terrier.

Su manto de pelo es gris, azulado y leonado de textura suave, liso y largo. Requiere cepillado y mantenimiento constante. Un Australian Silky Terrier debe tener aproximadamente 23 a 25 cm a la cruz y pesa entre 3.6 y 8 kilos, aunque las medidas pueden variar entre las diferentes federaciones. Debe ser un poquito más largo que ancho (alrededor de una quinta más larga que la altura a la cruz).

El Australian Silky Terrier, tiene los ojos pequeños y almendrados. De acuerdo con las normas, los ojos claros se consideran como falta. Las orejas son pequeñas y erguidas. Tiene una cola de ajuste alto y los pies pequeños, casi como un felino. El pelo debe ser largo. El pelo en la cara y las orejas se suele cortar.

Esta raza se debe contar con un peluquero cada tres semanas y sus dientes deben ser cepillados. Los Terrier son conocidos por tener problemas de dientes y encías.

La capa del Silky Terrier es muy susceptible a enredos y esteras y requiere un cepillado diario y el peinado. Esta raza requiere un profundo compromiso de los propietarios. Para mantener el pelaje brillante, el lavado regular es necesario. El uso de un champú de aguacate y avena ayudará a aliviar la picazón en la piel, sequedad característica de esta raza.

Carácter y aptitudes

El Silky Terrier tiene un carácter muy vivaz y ladrará a cualquier extraño inmediatamente. Es inteligente y también un excelente perro guardián, que anuncia a los intrusos no deseados con un ladrido chillón.

Debido a su pequeño tamaño, también es adecuado para un apartamento en la ciudad, pero también aprecia el ejercicio extenso en la naturaleza. Es un compañero de cuarto muy agradable y una excelente mascota para todos los que les gusta un perro pequeño con un gran corazón.

El Silky Terrier puede traer mucha alegría a los enfermos o a los ancianos, que incluso pueden estar atados a la casa, por lo menos si el perro todavía hace el ejercicio apropiado por parte de los parientes o los buenos vecinos.

Como la mayoría de los otros terriers, los Silkies están muy alerta y ansiosos. El instinto de caza está generalmente bien desarrollado, por lo que el perro siempre debe tener suficiente oportunidad de moverse.

Porque a pesar de su bonita apariencia el Silky Terrier no es un perro faldero, sino un típico terrier que necesita movimiento y conexión familiar. Es un perro de compañía alegre y sin complicaciones, con mucho temperamento y alegría de movimiento, pero afortunadamente es fácil de entrenar.

Como el Silky Terrier también tiene una personalidad distintiva, una educación consistente y amorosa es esencial.

Educación Australien Silky Terrier

Aunque el Silky Terrier australiano es un terrier en miniatura, todavía tiene la típica testarudez de los terrier. Por eso deberías mostrarle una educación firme. Si esto se practica, el “Silky” se convertirá en un compañero sencillo y obediente, pero – no puede salir de su piel – también puede matar una rata o un ratón de vez en cuando. Su inteligencia puede ser promovida por el trabajo cerebral y también se le pueden enseñar pequeños trucos.

Cuidados y enfermedades Australien Silky Terrier

Aunque su pelo no se desprende mucho, el manto de tu Silky Terrier australiano necesita muchos cuidados. Necesita ser cepillado diariamente para mantener su largo abrigo sedoso. Pero el pelo liso y rajado hace que el cepillado sea relativamente fácil, si no dejas que se enmarañe.

Enfermedades comunes:

Dermatitis estacional (inflamación de la piel causada principalmente por malassezias), intolerancia a los medicamentos (glucocorticoides), cataratas, enfermedades del tracto urinario (cálculos de cistina).

Imágenes Australian Silky Terrier

Vídeos Australian Silky Terrier

Tipo y reconocimientos:

  • CLASIFICACIÓN FCI: 236
  • Grupo 3: Terriers.
  • Sección 4: Terriers de compañía. Sin prueba de trabajo.
  • Federaciones:
    • FCI – Grupo 3 – Sección 4 Terriers de compañía.
    • AKC – Terriers
    • ANKC – Terriers
    • CKC – Terriers
    • ​KC – Terriers
    • NZKC – Terriers
    • UKC – Terriers

    Estándar FCI de la raza Australian Silky Terrier

    Estándar FCI de la raza Australian Silky Terrier
    ASPECTO GENERAL: Es compacto, de forma moderadamente baja, moderadamente largo, con una estructura refinada pero con suficiente sustancia para sugerir la capacidad para cazar y matar roedores domésticos. El pelaje sedoso, liso y partido a la mitad formando una raya le confiere una apariencia aseada.

    TEMPERAMENTO / COMPORTAMIENTO: Debe exhibir características de Terrier, manifestando una vivacidad aguda, actividad y condición sana. Un Terrier pequeño majestuoso y lleno de coraje quién no tiene rival como perro de compañía.

    CABEZA: La cabeza es de longitud moderada, ligeramente más corta desde la punta de la trufa hasta la región situada entre los ojos, que desde la misma posición hasta el occipucio. La cabeza debe ser fuerte, con características de Terrier, siendo moderadamente ancha entre las orejas.

    REGIÓN CRANEAL:

    • Cráneo: Aplanado y sin redondeces entre los ojos, está provisto de un mechón de pelo fino y sedoso que no cubre los ojos (es censurable una larga caída de pelo sobre la cara anterior o las mejillas).
    • Stop (depresión naso-frontal): Definido pero moderado.

    REGIÓN FACIAL:

    • Trufa: Debe ser de color negro. Labios: Adherentes y delgados.
    • Mandíbulas / Dientes: Mandíbulas fuertes, dientes uniformes y no apretados; los incisivos superiores se superponen estrechamente sobre los inferiores (mordida de tijera).
    • Ojos: Son pequeños, ovalados, nunca redondos o prominentes; su color debe ser lo más oscuro posible con una expresión de aguda inteligencia.
    • Orejas: Deben ser pequeñas, en forma de “V”; el pabellón es fino; de inserción alta en el cráneo; las lleva erguidas y están totalmente desprovistas de pelo largo.

    CUELLO: De longitud mediana, refinado y ligeramente arqueado, insertado graciosamente en los hombros. Bien cubierto de pelo largo y sedoso.

    CUERPO: Debe ser moderadamente largo en proporción a la altura del perro.

    • Línea superior: A nivel en todo momento (tanto parado como en movimiento.
    • Lomo: Debe ser fuerte.
    • Pecho: De profundidad y anchura moderadas. Costillas bien arqueadas, extendidas hacia atrás hasta un lomo fuerte.

    COLA: Si está amputada, es de inserción alta y es llevada erecta, pero no demasiado levantada. No debe estar provista de plumas.

    Sin amputación, las primeras tres vertebras debe llevarlas erectas o levemente curvadas, pero nunca curvadas sobre la línea superior. No debe ser enroscada. Su largo, dando una apariencia de balance general. De acuerdo con la descripción de la cola amputada, la cola no amputada también debe estar libre de plumas.

    EXTREMIDADES

    MIEMBROS ANTERIORES:

    • Apariencia General: Poseen huesos delineados con fineza y redondeados; son rectos y están bien colocados bajo el cuerpo sin manifestar debilidad en los metacarpos.
    • Hombros (Escápulas): Finos y bien colocados hacia atrás, bien adaptados con brazos bien angulados y muy cercanos a las costillas.
    • Codos: No presentan desviaciones hacia afuera ni hacia adentro.
    • Pies anteriores: Pequeños, con buenas almohadillas, dedos bien juntos; las uñas deben ser negras o muy oscuras.

    MIEMBROS POSTERIORES:

    • Muslo (Fémur): Bien desarrollado. Rodillas: Deben estar bien anguladas.
    • Corvejones: Bien angulados, vistos desde atrás deben estar bien colocados abajo y paralelos entre sí.
    • Pies Posteriores: Pequeños, con buenas almohadillas, dedos bien juntos; las uñas deben ser negras o muy oscuras.

    MOVIMIENTO: Debe ser libre, recto, sin mostrar aflojamiento en los hombros o codos, sin desviaciones hacia afuera o hacia adentro de los pies y de los metacarpos. Los miembros posteriores deben dar un empuje con amplia flexibilidad en las rodillas y corvejones. Visto desde atrás, el movimiento no debe ser ni muy estrecho ni muy amplio.

    MANTO

    Pelo: Liso, fino y brillante, de una textura sedosa. El largo del pelo no debe ser tal como para impedir el movimiento del perro y debe permitir ver luz debajo del perro. Los pies delanteros y traseros deben estar libres de pelo largo.

    Color: Todas las tonalidades del azul y fuego son aceptables, cuanto más intensos los colores y más claramente definidos mejor. Plata y blanco no son aceptados. En la cola el color debe ser azul hasta muy oscuro. Es deseable que el mechón de la cabeza sea azul o de color leonado. La distribución del color azul y fuego debe ser la siguiente: fuego alrededor de la base de las orejas, hocico y a los lados de las mejillas; azul desde la base del cráneo hasta la punta de la cola, en los miembros anteriores hasta cerca de la articulación carpiana y en los miembros posteriores cerca de la articulación del corvejón; se muestra una línea color fuego por abajo de las rodillas y de las articulaciones carpianas y tibio-tarsianas hasta los dedos y alrededor del ano. El color azul del cuerpo debe estar libre de color fuego o bronceado. Las marcas fuego deben estar libres de tiznaduras.

    El color negro es permitido en cachorros, pero el color azul debe haberse establecido a los 18 meses de edad.

    TAMAÑO Y PESO:

    Altura a la cruz:

    Machos: 23 – 26 cm

    Hembras: pueden ser levemente más bajas

    Peso: Peso en proporción al tamaño.

    FALTAS: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.

    FALTAS SEVERAS:

    • Línea superior vencida o convexa.

    FALTAS DESCALIFICANTES:

    • Agresividad o extrema timidez.
    • Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

    N.B.:

    • Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.
    • Sólo los perros funcionalmente y clínicamente saludables, con la conformación típica de la raza, deberán usarse para la crianza.

    Los últimos cambios son en negrita.

    TRADUCCIÓN: Federación Canófila Mexicana A.C., actualizado

    por J. Nallem (Kennel Club Uruguayo), revisión técnica: M.A.Martínez (FCA).

    Nombres alternativos:

      1. Silky Terrier (inglés).
      2. Silky Terrier australien (francés).
      3. Sydney Silky, Australian Silky (alemán).
      4. Silky terrier, silky terrier australiano (portugués).
      5. Silky, Aussie, Terrier Sedoso Australiano (español).

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies