Dogo Sardo
Sardinian Shepherd Dog

Dogo Sardo

Dogo Sardo (Dogo Sardesco, Cane Sardo, Sardinian Shepherd Dog o Sardinian Dogo) es una raza de perro de origen italiano utilizado como perro guardián de propiedades, perro guardián de ganado, de combate y perro de trabajo, en general.<>

Es una raza rara y bastante desconocida fuera de Italia, el Dogo Sardo fue desarrollado en los pueblos de Cerdeña como un perro de tipo molosoide apto para todo tipo de trabajo. Desde un guardián agresivo, un excelente pastor de protección de ganado y un granjero delicado y cuidadoso con sus rebaños, hasta un fiero luchador.

Leer másDogo Sardo

Pastor Maremmano-Abruzzese
Italia FCI 201

Pastor Maremmano-Abruzzese

El Pastor Maremmano-Abruzzese será realmente feliz durmiendo con el ganado antes que en el sofá.

Contenido

Historia

El Pastor Maremmano-Abruzzese (Maremma Sheepdog o Cane da pastore Maremmano-Abruzzese), es una raza de perro Boyero originario de Italia central y utilizado durante siglos por los pastores para defender a sus rebaños de los lobos.

La raza se emplea aún hoy, ampliamente, en la región del Abruzzo donde los rebaños de ovejas vitalizan la economía rural y los lobos son predadores protegidos (de las pocas zonas del planeta, lamentablemente…).

La raza se asemeja al Perro de montaña de los Pirineos, al Kuvasz de Hungría y al Akbash de Turquía (a este, al que más!).

También desciende de los perros de pastor que existían antaño en la región de la Maremma Toscana y en la región del Lacio. Desde 1860, la trashumancia de los rebaños de una región a otra ha favorecido el desarrollo de una mezcla natural de estas dos razas primitivas.

Varias descripciones de perros defendiendo a vulnerables ovejas blancas se encuentran en la literatura de la antigua Roma, en obras como las de Columela, Varrón y Paladio. Perros similares al Pastor Maremmano-Abruzzese se representan en numerosas esculturas y pinturas desde la época romana hasta la actualidad.

 Hasta el año 1958, el Pastor Maremmano y el Pastor Abrucense eran considerados como razas separadas. La Primera Sociedad Canina del el Pastor Abrucense se creó en el año en 1950, y tres años después (1953) la Primera Sociedad Canina del el Pastor Maremmano.

Pero debido a la trashumancia de los rebaños de ovejas de una región a otra, especialmente después de la unificación de Italia se dio “fusión natural” entre las dos razas. Razón por la cual, el 1 de enero de 1958, la razas fueron unificadas por la ENCI (Ente Nazionale della Cinofilia Italiano, o Asociación Nacional Cinológica Italiana). 

La actualidad, no es tan alentadora o simpática como la historia de este bello can, si bien siguen siendo ampliamente utilizados por ganaderos ovinos de Italia en las zonas donde la depredación es común, como los Apeninos de Italia central y el campo abierto de la tierra de los parques nacionales en los Abruzos.

Pero, irónicamente, del Pastor Maremmano-Abruzzese, en la zona de la Maremma de Toscana, sólo queda el recuerdo, hoy son una rareza justo en la zona que los vio nacer, pues sí, aunque no guste oírlo, la mano del hombre y el progreso… han dado como resultado un siniestro más: la cría de ovejas se ha reducido y el lobo está casi extinto.

Curiosidades

Aunque es más fácil para el Pastor Maremmano-Abruzzese, desarrollar su vínculo con ovinos y caprinos, los ganaderos han descubierto que, también, son capaces de desarrollar un vínculo protector con las vacas, y en muchos lugares de Estados Unidos, también se los utiliza para tal fin. También, son buenos defendiendo corrales, de pollos o patos de las amenazas de tierra provocadas por coyotes, perros y zorros, y de las amenazas aéreas provocadas por aves rapaces (halcones, águilas, búhos, etc.).

En Australia, se ha apostado muchísimo por el Pastor Maremmano-Abruzzese. Específicamente en la ciudad de Warrnambool que cuenta con grandes bellezas naturales, y en una de ellas el Pastor Maremmano-Abruzzese es hoy en día una pieza clave para la supervivencia de otras especies.

Dentro de las bellezas naturales de las que les hablaba, la Playa de Logan ubicada en el lado este de la ciudad es un gran ejemplo, reconocida como un sitio de cría de la ballena austral. Todos los años entre mayo y agosto llegan a las costas ejemplares de ballenas hembras adultas para dar a luz a sus ballenatos y a finales de septiembre suelen emprender su largo viaje mar adentro, a veces con un poquito de ayuda humana, para que las ballenas no se queden varadas en la playa.

Además de la ballena franco austral, la costa también es visitada por lobos marinos de Australia, pingüinos y el delfín común. Durante el invierno y principios de la primavera se pueden avistar albatros.

También existe otra belleza natural de la cual forma parte el can protagonista de este post… Middle Island contaba con una gran colonia de pingüinos. Pero la presencia descontrolada de zorros llevó a que el número de integrantes de la colonia se redujera de manera significativa. En 2005, sólo quedan cuatro pingüinos en la colonia.

Fue entonces cuando el Ayuntamiento de Warrnambool introdujo un innovador y ecológico programa, primero en el mundo con estas características, introdujo en Middle Island varios ejemplares de Pastor Maremmano-Abruzzese para proteger a los pingüinos. Este programa tan original e innovador ha sido la piedra angular del re-establecimiento de la colonia de pingüinos que en el año 2009 ya contaba con más de 100 integrantes.

Si bien la utilización del Pastor Maremmano-Abruzzese para proteger una especie en peligro de extinción fue algo raro al principio, gracias al esfuerzo y compromiso del Ayuntamiento de Warrnambool, se ha comprobado que el Pastor Maremmano-Abruzzese junto con otras razas de perros protectores de ganado, hacen posible que el ganado y otras especies, como los pingüinos, puedan convivir con sus depredadores naturales en peligro de extinción, también, como los lobos y coyotes. Gracias al programa la depredación se redujo un 70% u 80% o más, y la supervivencia del lobo y diferentes zorros, o coyotes, no peligra, al menos en esa zona.

En otros países como Italia, Estados Unidos y Canadá, también se ha promovido el uso del perro Pastor Maremmano-Abruzzese, así como otros tipos de perros pastores, para minimizar el conflicto entre las especies de depredadores en peligro de extinción y los ganaderos, consiguiendo éxitos varios pero sin destrozar el ecosistema.

Características físicas

El Pastor Maremmano-Abruzzese es un perro de gran tamaño, poderoso, de aspecto rústico y al mismo tiempo majestuoso y de tipo bien acusado. Su apariencia general de proporciones medianas es la de un perro pesado, cuyo cuerpo es más largo que la altura a la cruz. También guarda armonía en cuanto a su formato (correlación normal entre el tamaño y las diferentes partes del cuerpo) y a los perfiles (concordancia entre los perfiles de la cabeza y del cuerpo).

La cabeza en conjunto, es grande y chata, de forma cónica y parecida a la del oso blanco.

El cráneo visto de perfil es convexo. Los ojos son de color ocre o marrones. Tiene orejas triangulares y pequeñas en relación al tamaño del perro, son de inserción alta y cuelgan.

Las extremidades bien anguladas, dan sensación de plomo y firmeza. La cola cuelga sobrepasando el corvejón, y cuando el perro está alerta se eleva a la línea del lomo.

El pelo es largo, abundante y áspero al tacto. El único color admitido es el blanco sólido. Aunque suelen admitirse ligeros reflejos de color marfil, naranja pálido o limón.

Altura a la cruz en los machos es de 65 a 73 cm y en las hembras es de 60 a 68 cm. El peso es de 35 a 45 kg en los machos y de 30 a 40 kg en las hembras.

Carácter y aptitudes

A pesar de su gran tamaño, el Pastor Maremmano-Abruzzese puede ser buen perro de compañía en hogares que cuenten con espacios abiertos, adecuados a sus necesidades.

Siglos de cría del Pastor Maremmano-Abruzzese, destinándolo a ser amable y protector con sus corderos, sus rebaños, han forjado el carácter de la raza, hoy en día en un animal que se adapta muy bien a la vida hogareña se une muchísimo a su familia a quién protege como si de un rebaño se tratara, mostrando siempre un carácter tranquilo, equilibrado e inteligente.

En muchos ámbitos este bello perro ha ganado fama de ser agresivo, muy nervioso e incluso mordedor, pero eso no es cierto. El tema es que, cuando uno decide tener esta raza canina debe entender que necesita espacios amplios, libertad e independencia. No le alcanza con la rutina diaria de bajar a pasear para hacer sus necesidades fisiológicas, esa rutina puede generarle estrés e impulsar a desarrollar conductas destructivas.

Con los extraños puede ser bastante desconfiado, debido a su afán protector, y a pesar de que se adapta bien a la vida hogareña, por su tamaño y necesidad de amplios espacios, y no es recomendable criarlo en zonas urbanas, porque no será un perro feliz. Una casa rural, lejos de las líneas de propiedad del vecino y del tráfico rodado, sería un lugar ideal para este hermoso pastor. En ese entorno, Pastor Maremmano-Abruzzese, antes que estar en el sofá de la casa va a preferir dormir con el ganado, allí es realmente feliz.

Además de su amplio uso en Italia, el Pastor Maremmano-Abruzzese vive feliz desempeñando sus funciones protectoras del ganado en Australia, Estados Unidos y Canadá.

El Pastor Maremmano-Abruzzese, es un perro muy versátil, y capaz de generar un vínculos muy, pero muy fuertes con los animales a los que debe cuidar. Para desarrollar ese instinto protector que llevan en la sangre, son introducidos en los rebaños de ovejas cuando son cachorros, en algunos casos con 3 o 4 semanas de vida, pero lo más común es que se introduzcan con 7 u 8 semanas, ellos una vez están con su rebaño, rápidamente ponen en marcha sus destrezas, aún de cachorros, con un poquito de ayuda, claro, pero sólo al principio.

¿Qué más podemos decir del carácter del Pastor Maremmano-Abruzzese? Creo que las palabras…, sobran.

Fotos Pastor Maremmano-Abruzzese

Videos Pastor Maremmano-Abruzzese

Tipo y reconocimientos:

  • CLASIFICACIÓN FCI:Grupo 1 –> Perros de pastor y perros boyeros (excepto perros boyeros suizos). / Sección 1 –> Perros de pastor. Sin prueba de trabajo.
  • FCI 201
  • Federaciones:
    • FCI – Grupo 1 Perros de pastoreo, Sección 1 Perros de pastor
    • ANKC – Grupo 5 (perros de trabajo)
    • ​KC – Pastoral
    • NZKC – Perro de trabajo
    • UKC – Perros de pastoreo
  • Estándar FCI de la raza Pastor Maremmano-Abruzzese
  • PERRO DE PASTOR DE LA MAREMMA Y DE LOS ABRUZOS FCI

    Nombres alternativos:

      1. Cane da Pastore Maremmano-Abruzzese, Maremmano, Pastore Abruzzese, Pastore Maremmano, Abruzzese Mastiff, Mastino Abruzzese, Abruzzo Sheepdog, Abruzzese Sheepdog (inglés).
      2. cane da pastore Maremmano-Abruzzese (francés).
      3. Maremmen-Abruzzen-Schäferhund (alemán).
      4. Cane da Pastore Maremmano-Abruzzese (portugués).
      5. Maremmano-Abrucense, Pastor de Maremma (español).

    Razas de Podenco
    Italia España Portugal Grecia Francia Túnez Malta

    Razas de Podenco

    Las diferentes Razas de Podenco se caracterizan por ser poco ladradoras, sumamente sagaces y ágiles para la caza.

    Se denomina Podenco a un tipo de perro de caza de orígenes antiguos. Existen varias razas en la actualidad a lo largo de todo el Mediterráneo: se cree que el origen de estas razas modernas está en el Antiguo Egipto (concretamente en la raza Tesem) y que los perros fueron difundidos por las costas mediterráneas por los fenicios. Su aspecto recuerda ligeramente a un chacal o a la imagen del Dios Egipcio Anubis.

    Leer másRazas de Podenco

    Mastín Italiano
    Italia FCI 343

    Mastín Italiano

    El Mastín Italiano es un perro versátil y equilibrado que puede adaptarse a todo.

    Algo más pequeño y elegante que el Mastín Napolitano, el Mastín Italiano (o Cane Corso) fue utilizado en el pasado no sólo como Perro Boyero sino también en la caza del jabalí, y como perro escolta en los largos viajes de los comerciantes e, incluso, como perro de agarre de toros.

    Otros nombres: Cane Corso / Italianischer Corso-Hund / Italian Corso Dog / Italian Mastiff

    Crupo 2 / Sección 2 – molosoides y perros de montaña.

    Razas de perros: Mastín Italiano

    Leer todo sobre la raza, pinchando en: Cane Corso.

    Braco Italiano
    Italia FCI 202 - Pointer Italiano.

    Braco Italiano

    El Braco Italiano es un perro amigable, enérgico y juguetón al que le encanta jugar.

    Contenido

    Historia

    El Braco Italiano (Bracco o Pointer Italiano) es una raza de perro de caza oriunda del norte de Italia. Existían dos variedades, una del Piamonte y otra de Lombardía. Hoy la raza es una solamente, y el estándar oficial fue publicado en 1949 para la S.A.B.I. (Societá Amatori Bracco Italiano) en Lodi, Lombardía.

    Como información histórica es importante recordar el trabajo realizado por el destacado criador y juez internacional de perros, Caballero y Comandante Paolo Ciceri, quien antes de la Segunda Guerra Mundial (y posteriormente a ella) realizó un trabajo profundo con la raza para mantener el estándar de esta. Paolo Ciceri, fue presidente y uno de los fundadores de S.A.B.I y considerado el padre del Braco Italiano. Muchos libros fueron escritos por este señor y hasta su muerte, los perros de su criadero, “Dei Ronchi”, eran considerados el estándar de la raza. Algunos de ellos incluso fueron introducidos en América por su hijo Giancarlo Ciceri.

    El Braco Italiano se originó en Italia, y hay escritos sobre la raza que se remontan a los siglos IV y V Antes de Cristo. Se cree que es un cruce entre un Sabueso Italiano y un Mastín asiático. Otros afirman que la raza se remonta al Perro de San Huberto.

    Había dos variantes de la raza. La primera se originó en el Piamonte, y por esa razón se conoce como el Braco de Piamonte. El otro se originó en Lombardía, y era conocido como el Braco de Lombardía:

    • El Braco de Piamonte era más ligero de cuerpo, probablemente debido al terreno montañoso de allí, el color del pelaje es más suave.
    • El Braco de Lombardía era de color oscuro y más grueso de cuerpo. Se estableció así en la Edad Media. El Braco prosperó durante el Renacimiento y fue criado por las familias Medici y Gonzaga.

    Eran perros buscados por la aristocracia y se utilizaban para la caza de aves. A finales del siglo XIX y principios del siglo XX la raza casi se extinguió. Últimamente, se ha hecho todo lo posible por mantener la raza, sobre todo por los esfuerzos combinados de italiano Ferdinando Delor, criador de Ferrabouc, y el trabajo que desarrolló Paolo Ciceri durante la Primera y Segunda Guerra Mundial.

    Hoy en día, es un perro poco común en su país natal y es prácticamente desconocido en otros países.

    ¿Lo sabías?

    En italiano, el plural de Bracco es Bracchi.

    Características físicas

    El Braco Italiano debe ser atlético y poderoso en su aspecto, más parecido a un cruce entre un Braco Alemán de Pelo Corto y un Sabueso, aunque en cuestiones de carácter, difiere mucho de las raza mencionadas.

    Tiene los labios superiores colgantes y las orejas largas que crean una expresión seria. Su cuerpo debe ser “casi cuadrado”, lo que significa que su altura a la cruz debe ser casi la misma que la longitud de su cuerpo. Sin embargo, no debe ser en realidad cuadrado ya que esto le haría perder gran parte de su gracia poderosa. La cola puede ser puede ser cortada, aunque esa es una costumbre controvertida en Italia.

    El pelaje es corto, denso y brillante. La textura debe ser bastante dura, aunque algo más suave en la cabeza, el cuello, las orejas, patas y pies. La muda se da par de veces al año, y el cepillado ayuda en la eliminación de capa de pelos muertos.
    El pelaje está constituido por la diferente combinación de tres colores: blanco, naranja y marrón, entonces, podemos encontrar ejemplares de las siguientes tonalidades: color blanco y naranja, naranja y marrón, marrón con parches de otro color (blanco o naranja) en la cara, las orejas, la base de cola y el cuerpo. El color negro no está admitido.

    El peso del Braco Italiano es de 25 a 40 kg. La altura a la cruz en los machos es de 58 a 67 cm y en las hembras de 55 a 62 cm.

    Carácter y aptitudes

    Es un perro amigable, enérgico y juguetón. Adora a los otros perros, le encanta jugar, es una raza activa, es necesario que realicen ejercicio físico, para que se sientan felices y tengan una mente equilibrada. Se llevan bien con los niños.

    El entrenamiento de un Bracco requiere paciencia y una naturaleza tranquila, junto al entrenador.

    Otras razas de muestra británicas son más propensos a buscar con gran velocidad la presencia de presas, sin embargo el Bracco Italiano es más lento, pero en compensación puede ser utilizado en cualquier tipo de terreno, tanto montañoso como llano. Es muy inteligente con una sorprendente capacidad de aprender.

    Puede ser una excelente mascota, debido a su carácter dócil.

    Valoraciones del Braco Italiano

    Es importante la convivencia que vas a tener con tu nuevo amigo. Antes de plantearte la adquisición de un perro de la raza “Braco Italiano” debes conocer ciertos factores. No todas las razas de perros son aptas para vivir en un apartamento, debes tener en cuenta su carácter, su necesidad de ejercicio, su interacción con otras mascotas, sus cuidados y si tienes niños pequeños, su nivel de tolerancia hacia ellos.

    Adaptación ⓘ

    4,0 valoración
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Perro amistoso ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Pérdida de pelo ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Nivel de afecto ⓘ

    5,0 valoración
    5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Necesid de ejercicio ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Necesidad social ⓘ

    4,0 valoración
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Hogar ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Aseo ⓘ

    2,0 valoración
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amigable con extraños ⓘ

    4,0 valoración
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Ladridos ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Salud ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Territorial ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amistoso con gatos ⓘ

    2,0 valoración
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Inteligencia ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Versatilidad ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amigable con niños ⓘ

    4,0 valoración
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Vigilancia ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Alegría ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Imágenes Braco Italiano

    Vídeos Braco Italiano

    Tipo y reconocimientos:

    • CLASIFICACIÓN FCI:Grupo 7 –> Perros de muestra. / Sección 1.1 –> Perros de muestra continentales, tipo Braco. Con prueba de trabajo.
    • FCI 202
    • Federaciones: FCI , AKC , ANKC , CKC , ​KC , NZKC , UKC
    • Estádar FCI de la raza Braco Italiano
    • BRACO ITALIANO FCI

    Nombres alternativos:

      1. Italian Pointer, Italian Pointing Dog, Bracco (inglés).
      2. Braque italien (francés).
      3. Italienischer Vorstehhund (alemán).
      4. Bracco italiano (portugués).
      5. Pointer italiano. (español).

    Cane Corso
    Italia FCI 343 - Molosoides – Dogo

    Cane Corso

    El Cane Corso es un perro versátil y equilibrado que puede adaptarse a todo.

    Contenido

    Historia

    Algo más pequeño y elegante que el Mastín Napolitano, el Cane Corso (o Mastín Italiano) fue utilizado en el pasado no sólo como perro Boyero sino también en la caza del jabalí, y como perro escolta en los largos viajes de los comerciantes e, incluso, como perro de agarre de toros. Estuvo muy difundido en toda la región meridional italiana y más aún en Calabria, Lucannia, Pugglia, y Sannia, hasta acabar interrelacionándose de tal manera con la historia, la tradición, y las leyendas locales que, en el juego de la Lotería Real, al corso se le asignó el número 22.

    Tanto su aspecto fiero y decidido, como su imponente estructura propia de todos los molosos, parecen estar en el orden de su nombre, pues Corso quiere decir potente, robusto, fuerte, y estas son, sin duda, sus principales características.

    Otros atribuyen el origen etimológico de la palabra al latín “cohors” o guarda mayor del cuerpo o al griego «kortos», referido al hecho de que guardaba y vigilaba personas y animales durante las épocas de trashumancia. Finalmente, otros ven al nombre relacionado con la isla de Córcega. Lo cierto es que fuera de Italia se sabe muy poco sobre el Cane Corso y que incluso en su país de origen, durante años, la raza ha permanecido olvidada e ignorada. Hizo falta que en 1973 el profesor Giovanni Bonatti se refiriera a la presencia en la provincia de Puglia de un “perro moloso de pelo corto, diferente del Mastín Napolitano, similar al Bullmastiff y parecido al Perro de Presa Mallorquín” para que un grupo de entusiastas se pusiera manos a la obra y tratara de recuperarla y darla a conocer dentro y fuera del país.

    De hecho su reconocimiento oficial por parte del ENCI (Ente Nazionale di Cinofilia Italiano) sólo ha tenido lugar en enero de 1994, después de que la mesa de trabajo de la Societá Amatoria Cane Corso (SACC) aportara suficiente documentación, fotos, datos y un nutrido grupo de ejemplares típicos para defender su existencia y antiquísimo origen.

    Resulta casi siempre difícil hacer Historia de la historia de una raza canina, pero en el caso del Cane Corso había suficiente documentación que revelaba su presencia desde muy antiguo en la parte meridional de lo que hoy es Italia. Ciertamente hubo que remontarse a muchos siglos atrás, conocer las leyendas de los habitantes del Mezzogiorno, investigar su folklore y tradiciones más arraigadas, conocer su historia y las supersticiones de todo un pueblo, pero, finalmente, después de muchos años de ardua e intensa labor de investigación, el profesor Fernando Casolino, de la SACC, consiguió reunir suficientes datos referidos a este impresionante animal y ello porque han sido muchas, muchísimas las referencias escritas y pictóricas que se han encontrado sobre este perro. Cabe destacar algunas que se remontan tan atrás en el tiempo como por ejemplo los siglos XV y XVI, tal es el caso de los poemas burlescos escritos en italiano entreverado con latín del fraile benedictino Folengo o las citas en el “De Quadrupelibus“, del reputado médico y naturalista Gessner, conocido como el “Plinio alemán”, sin olvidar la detalladísima descripción del ínclito Valvassone, que evidenciaba su potencia y la fortaleza de sus maxilares en el “Poema de la cabeza”.

    Ya en el siglo XVIII, el Conde de Leclerc, Georges Buffon, le mencionó en su “Historia natural” como también lo hizo Oronzio Costa en su tratado sobre “La fauna del Reino de Nápoles”, publicado en 1839. Treinta años más tarde Palumbo escribió también sobre nuestro protagonista en su “Catálogo de mamíferos de Sicilia”.

    Las citas continuaron siendo frecuentes y ya en 1900 Spalikowski le mencionó en su obra “Evolución del Perro en la Sociedad Humana“, de imprenscindible lectura para todos los amantes de los perros; mucho más cercanos en tiempo son los artículos y obras publicados por Fiorenzo Fiorone, Danilo Mainardi, Bonatti Mizzoli y cómo no, mi buen amigo Mario Perricone, quién en la “Gran Enciclopedia del perro” publicada por Agostino en 1987, escribió ampliamente sobre la raza, en el que se considera el artículo monográfico más importantes sobre el Cane Corso. Recientemente también De Prisco y Johson le citan en el “Canine Lexicon” refiriéndose a él como “una recreación del antiguo Cane de Marcellaio”, bajo el epígrafe de “Sicilian Branchiero”, explicando que existía exclusivamente en Sicilia y que era conocido por su particular forma de moverse frente al rebaño, por lo que según los autores podría tener incluso relación con el bullenbeiser alemán y que “en la isla funcionaba como un perro de carnicero y un conductor de rebaños de habilidades únicas” que, en un tiempo “pudo participar en peleas de toros igual que lo hicieron otros perros de carniceros en el Continente”.

    De Prisco y Johson afirman también que en los ochenta llegaron a EE.UU. los primeros cachorros importados por un granjero siciliano que murió poco después y que constituyen la escasa base de cría en ese país.

    Han hecho falta muchos años de trabajo y empeño personal de unos pocos para que nuevamente se hable del Cane Corso, raza tan antigua y tan profundamente unida a las tradiciones y la propia historia del sur de Italia y que se ha debido recuperar prácticamente de la nada. Hubo, de hecho, muchas contradicciones sobre qué perro se asemejaba verdaderamente y encerraba en si la propia esencia del Cane Corso e hicieron falta muchos debates y muchas discusiones para ponerse finalmente de acuerdo sobre que ejemplar debían asentarse las bases de las nuevas líneas de cría.

    Acabaron todos de acuerdo sobre un macho de nombre “Dauno” que resumía la esencia misma de la raza y que trazó el camino que debían seguir quienes, con una pasión fuera de toda duda llevaban años buscando precisamente ese camino. Se decidió localizar hasta tres sujetos estrechamente consanguíneos para lograr fijar las características de la raza, tal y como la habían descrito los profesores Ballota, Bonatti y Casolina.

    Después de exhaustivos estudios de investigación y, al final, no sin sacrificios importantes, el programa de recuperación fue dando poco a poco sus frutos. En 1988, el Consejo Directivo del ENCI decidió que había llegado el momento de congregar al mayor número posible de ejemplares, producidos tanto en el ámbito de la SACC como por personas para nada vinculadas a esa sociedad, y llevar a cabo un juicio experimental con el fin de comprobar la homogeneidad de tipo, de construcción y de carácter y su similitud con las características descritas en el proyecto de estándar que la SACC les había presentado. En tres exposiciones-Bari, Florencia y Milán- los jueces Morsiani, Perricone y Vandoni examinaron a cincuenta ejemplares; luego, en el otoño de ese mismo año la SACC presentó ante el ENCI el resultado del primer censo efectuado por los señores Bruno e Indiveri en el que se recogian datos sobre un total de 57 ejemplares perfectamente típicos y rústicos ya registrados.

    ¿Lo sabías?

    El Cane Corso es también conocido como Dogo di Puglia, que significa “perro de Puglia”.

    Como resultado de todo este esfuerzo el ENCI promulgó la apertura de un “Libro Abierto” en el que se podían inscribir todos los ejemplares adultos que hubieran sido debidamente tatuados, y por lo tanto reconocidos como conformes con el estándar en proyecto y en tan sólo cuatro años entraron a formar parte del mismo más de 500 perros, por lo que quedó claro que el programa de recuperación había tenido éxito.

    Tales resultados dieron finalmente lugar al reconocimiento oficial de la raza en enero de 1994.

    La modernidad y el declinamiento de los trabajos para los que estaba destinado, no han impedido a esta raza mantener sus dotes características. Continúa siendo un perro con temperamento tenaz pero que no muerde por cualquier cosa. Es una de las mejores razas de protección de la propiedad. Si está muy encariñado con el propietario puede mostrarse muy sensible a su humor.

    Características físicas

    Su piel es bastante gruesa, con limitado tejido conjuntivo y por lo tanto prácticamente pegado a los tejidos subcutáneos de cada región. El cuello no presenta prácticamente papada. La cabeza no tiene que presentar arrugas. El pigmento de las mucosas y las esclerosas tiene que ser negro. El pigmento de las suelas y las uñas tiene que ser oscuro.
    El pelaje es corto pero no raso, de textura vítrea, reluciente, brillante, adherente, grave, muy denso, con una leve capa de sub-pelo que se acentúa en invierno, sin que nunca llegue a aflorar sobre el pelo de cobertura. Su longitud mediana es de 2/2′ 5 cm. Sobre la cruz, la grupa, y los bordes posteriores del muslo y sobre la cola alcanza los 3 cm, sin nunca dar lugar a flequillos. Sobre el morro el pelo es raso, liso, adherente y no supera los 1/1′ 5 cm.

    Puede ser de color negro, gris plomo, gris pizarra, gris claro, leonado claro, rojo cervato, leonado oscuro y atigrado (rayas sobre un fondo de color leonado o gris de matices varios). En los sujetos leonados y atigrados está presente una máscara negra o gris cuya extensión no debe sobrepasar la línea de los ojos. Admitida una pequeña mancha blanca en el pecho, en la punta de los pies y sobre la caña nasal.

    La altura a la cruz en los machos es de 64 a 68 cm, en las hembras de 60 a 64 cm. Con tolerancia de 2 cm en más o en menos. El peso en los machos es de 45 a 50 kg (relación peso /talla 0,71 kg por cm). Y en las hembras de 40 a 45 kg (relación peso /talla 0,68 kg/cm).

    Estándar Cane Corso

    PROPORCIONES IMPORTANTES : La longitud de la cabeza alcanza el 36% de la altura a la cruz. El perro es un poco más largo que alto.

    CABEZA  : Ancha, típicamente molosoide. Los ejes longitudinales superiores del cráneo y de la caña nasal son ligeramente convergentes entre sí.

    REGIÓN CRANEAL :

    Cráneo : Ancho; en el arco cigomático, su ancho es igual o superior a su largo. Ligeramente convexo en su parte anterior, el cráneo se vuelve bastante más plano detrás de la frente hasta el occipucio. El surco medio-frontal es visible.

    Depresión naso-frontal (Stop) :  Marcada.

    REGIÓN FACIAL :

    Trufa : Negra y voluminosa, con ventanas grandes y abiertas. Está colocada en la misma línea que la caña nasal.

    Hocico : Notablemente más corto que el cráneo (relación cráneo : hocico aproximadamente 1:2). Fuerte, cuadrado, tan largo como ancho; la cara anterior del hocico es plana; las caras laterales del hocico son paralelas. Vista de perfil, la caña nasal es recta.

    Labios : Los labios superiores son moderadamente colgantes y cubren la mandíbula, de forma que el perfil inferior del hocico está formado por los labios.

    Mandíbulas / Dientes : Mandíbulas muy anchas, gruesas y curvadas. Prognatismo inferior ligero; la articulación en pinza es tolerada, pero no deseable.

    Ojos : De tamaño medio, en forma de huevo, ligeramente sobresalientes; la mirada es dirigida hacia adelante. Los párpados son bien pegados. El color del iris es lo más oscuro posible según el color del pelaje. Expresión : vivaz y vigilante.

    Orejas : Triangulares, colgantes; su inserción, localizada muy por encima del arco cigomático, es ancha; a menudo amputadas cortas en forma de triángulo equilátero.

    CUELLO :  Fuerte, musculoso, tan largo como la cabeza.

    CUERPO :  El cuerpo es un  poco más largo que la altura a la cruz. De constitución fuerte, pero no rechoncho.

    Cruz : Pronunciada, sobrepasa el nivel de la grupa.

    Espalda : Rectilínea, muy musculosa y tiesa.

    Lomo : Corto y sólido.

    Grupa : Larga y ancha, ligeramente inclinada.

    Pecho : Tórax bien desarrollado en las tres dimensiones, desciende hasta el codo.

    COLA : De inserción más bien alta, muy gruesa en la raíz. Se amputa en la cuarta vértebra. En acción, se levanta, pero nunca erguida o enroscada.

    EXTREMIDADES

    MIEMBROS ANTERIORES :

    Hombro  : Largo, oblicuo, muy musculoso.

    Brazo : Potente.

    Antebrazo : Recto, muy fuerte.

    Carpo y Metacarpo :  Elásticos.

    Pies delanteros : Pies de gato.


    MIEMBROS POSTERIORES :

    Muslo : Largo, ancho, posterioremente convexo.

    Pierna : Fuerte, no carnosa.

    Corvejón : Moderadamente angulado.

    Pies traseros : Un poco menos compactos que los anteriores.

    MOVIMIENTO : Paso largo, trote alargado; el trote es el movimiento preferido.

    PIEL : Algo gruesa, más bien pegada a los tejidos subcutáneos.

    PELAJE

    PELO : Corto, brillante, muy denso, con capa interna de pelos delgada.

    COLOR : Negro, gris-plomo, gris-pizarra, gris claro, leonado claro; rojo cervato, leonado oscuro; atigrado (rayas sobre un fondo de color gris o leonado de matices varios). Los perros negros y atigrados presentan en el hocico una máscara negra o gris que no debe sobrepasar la línea de los ojos. Una pequeña mancha blanca en el pecho,  en la punta de los pies y sobre la caña nasal es admitida.

    TAMAÑO Y PESO

    Altura a la cruz :

    Machos   de 64 a 68 cm.

    Hembras  de 60 a 64 cm.

    Tolerancia de más o menos 2 cm.

    Peso :

    Machos   de  45 a 50 kg

    Hembras  de 40  a 45 kg.

    FALTAS : Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.

    FALTAS GRAVES :

    • Paralelismo o convergencia muy marcada de los ejes superiores del cráneo y del hocico. Caras laterales del hocico convergentes.
    • Despigmentación parcial de la trufa.
    • Mordida en tijera; prognatismo inferior marcado.
    • Cola enroscada; cola llevada recta.
    • Ambladura permanente en el trote.
    • Peso que sobrepasa o que no alcanza el tamaño indicado en el estándar.

    FALTAS ELIMINATORIAS

    • Cobardía, agresividad hacia su dueño.
    • Divergencia de los ejes superiores del cráneo y del hocico.
    • Despigmentación completa de la trufa.
    • Caña nasal muy convexa o cóncava.
    • Prognatismo superior.
    • Despigmentación parcial o completa de los párpados. Ojos gazeos; estrabismo.
    • Ausencia de cola; cola corta (cortada o no).
    • Pelo semi-largo, muy corto o formando flecos.
    • Todos los colores no indicados en el estándar, manchas blancas largas.

    Cualquier perro monstrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

    N.B. : Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

    TRADUCCIÓN : ENCI, Dr. J.M. Paschoud y el Sr. Ermanno Maniero.

    Salud de Cane Corso

    Algunas de las condiciones de salud que se han visto en el Cane Corso son la displasia de cadera, problemas oculares como el entropión o el ectropión, la sarna demodéctica y la tendencia a la torsión gástrica.

    Recuerde que después de llevar un nuevo cachorro a su casa, tiene el poder de protegerlo de uno de los problemas de salud más comunes: la obesidad. Mantener un Cane Corso con un peso adecuado es una de las formas más fáciles de prolongar su vida. Aproveche al máximo sus habilidades preventivas para ayudar a garantizar un perro más saludable de por vida.

    Carácter y aptitudes

    Su carácter afable y fiel con los suyos. Su equilibrio psicológico y la extrema versatilidad funcional que le permite adaptarse a todo, le está haciendo ganar cada vez más adeptos y de hecho nuevamente se le emplea en tareas de pastoreo y guarda como antaño, y también en la caza, aunque poco a poco va ganándose un puesto preferente como animal de compañía y en lo que se ha dado en llamar la terapia con animales domésticos (“pet therapy”).

    Sin embargo, por su tamaño y extraordinaria fuerza el propietario del Cane Corso debe ser capaz de educarlo desde el primer momento para tenerlo siempre bajo control, de tal modo que nunca se produzcan sorpresas ni conflictos, debe aprender desde cachorrito lo que está bien y lo que no, lo que está prohibido y lo que se le permite, para que más adelante no se produzcan contratiempos, recomendándose además un adiestramiento profesional de determinadas circunstancias, siempre que el perro haya adquirido un cierto grado de madurez, pues no debemos olvidar que, tratándose de molosos, su desarrollo psicológico es siempre más lento que el físico.

    Consciente de su talla y de su aspecto, el corso no suele manifestar nerviosismo y acepta de buen grado a toda persona que su propio amo acepte bien. Cuando se le encarga la guarda de una propiedad su temperamento equilibrado permite realizarla siempre desde un segundo plano, con gran discreción, y sólo en caso de verdadera necesidad, actúa y ataca. Así podemos concluir que el Cane Corso es un animal impresionante, equilibrado y eficaz en cualquier cometido que de él se requiera. Es una leyenda hecha realidad.

    Educación del Cane Corso

    Con paciencia y sensibilidad
    El Cane Corso no es un perro para principiantes y sólo pertenece a manos responsables. Aprende rápido y con gusto si lo tratas con paciencia y sensibilidad durante el entrenamiento. Si se va a mantener como perro de la familia, no se debe fomentar el instinto protector del Cane Corso durante el entrenamiento. La socialización temprana y completa es especialmente importante, para que el perro se acostumbre a otras personas y animales y reaccione con calma en todas las situaciones.

    Cuidado del Cane Corso

    El pelaje de Cane Corso es brillante, liso y corto, y no requiere de un extenso aseo. Cane Corso tiene una fina capa de fondo que puede protegerlo del frío a veces. Una esponja de masaje o un cepillo suave debe ser usado regularmente para estimular la circulación de la sangre – esto asegura un pelaje brillante y saludable.

    Nutrición Cane Corso

    Sólo con alto contenido de carne
    Con los alimentos preparados, se debe prestar atención a un alto contenido de carne, un bajo contenido de granos y una alta calidad. Un perro adulto necesita suficiente carne fresca y vegetales para una dieta saludable. Los perros jóvenes, por otro lado, no deben ser alimentados con demasiadas proteínas. Los alimentos que son demasiado ricos en proteínas pueden promover el crecimiento demasiado rápido y fomentar las enfermedades del aparato óseo. La alimentación debe dividirse en dos comidas al día. Una de ellas debe ser dada directamente después de la caminata diaria. De esta manera el perro obtiene su recompensa después del “trabajo hecho”.

    La esperanza de vida del Cane Corso

    Los Cane Corso pueden alcanzar una edad relativamente alta, lo que es realmente atípico para perros tan grandes. Un perro sano y activo llegará fácilmente a la edad de 10 a 14 años, siempre que haga mucho ejercicio y tenga una dieta equilibrada. Esta robustez y la larga esperanza de vida en comparación con otras razas de perros más grandes se deben a la fuerte estructura ósea y a la robusta construcción.

    Comprar un Cane Corso

    Los criadores serios ofrecen no sólo un pedigrí con un registro completo de los ancestros del perro, sino también un asesoramiento completo que va más allá de la compra. Antes de la compra o la reserva de un cachorro, se debe obtener información exhaustiva de la autoridad local para saber qué reglamentos de conservación existen.

    Valoraciones del Cane Corso

    Es importante la convivencia que vas a tener con tu nuevo amigo. Antes de plantearte la adquisición de un perro de la raza “Cane Corso” debes conocer ciertos factores. No todas las razas de perros son aptas para vivir en un apartamento, debes tener en cuenta su carácter, su necesidad de ejercicio, su interacción con otras mascotas, sus cuidados y si tienes niños pequeños, su nivel de tolerancia hacia ellos.

    Adaptación ⓘ

    2,0 valoración
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Perro amistoso ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Pérdida de pelo ⓘ

    1,0 valoración
    1 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Nivel de afecto ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Necesidad de ejercicio ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Necesidad social ⓘ

    4,0 valoración
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Hogar ⓘ

    2,0 valoración
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Aseo ⓘ

    1,0 valoración
    1 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amigable con extraños ⓘ

    1,0 valoración
    1 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Ladridos ⓘ

    2,0 valoración
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Salud ⓘ

    4,0 valoración
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Territorial ⓘ

    5,0 valoración
    5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amistoso con gatos ⓘ

    1,0 valoración
    1 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Inteligencia ⓘ

    5,0 valoración
    5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Versatilidad ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amigable con niños ⓘ

    4,0 valoración
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Vigilancia ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Alegría ⓘ

    5,0 valoración
    5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Imágenes Cane Corso

    Vídeos Cane Corso

    Tipo y reconocimientos:

    • CLASIFICACIÓN FCI:Grupo 2 –> Perros tipo Pinscher y Schnauzer, Molosoides, Perros tipo montaña y boyeros suizos. / Sección 2.1 –> Molosoides, tipo dogo. Con prueba de trabajo
    • FCI 343
    • Federaciones: FCI , AKC , ANKC , CKC , UKC
    • Estádar FCI de la raza Cane Corso
    • CANE CORSO FCI

    Nombres alternativos:

      1. Italian Mastiff, Italian Corso Dog, Cane Corso Italiano (inglés).
      2. Cane Corso Italiano, Chien de Cour Italien (francés).
      3. Cane Corso, ITALIENISCHER CORSO-HUND (alemán).
      4. Mastim Italiano (portugués).
      5. Mastín italiano (español).

    Mastín Napolitano
    Italia FCI 197 - Molosoides – Dogo

    Mastín Napolitano

    A pesar de su aspecto feroz, el Mastín Napolitano es un perro equilibrado y amigo de los niños.

    Contenido

    Historia del Mastín Napolitano

    El Mastín Napolitano, al igual que todos los Molosoides, con mucha probabilidad desciende del moloso tibetano. Según datos históricos habita su Italia natas desde tiempos muy remotos que podrían situarse en el segundo milenio antes de Cristo.

    Eso demuestra que este gigantón de Campania (región del sur de Italia, en la costa del mar Tirreno cuya capital es Nápoles) trae mucha historia en su haber.

    Todos los mastines europeos descienden del Mastín Tibetano, el más antiguo representante de las razas caninas.
    Probablemente los primeros Mastines asiáticos fueron llevados de la India a Grecia por Alejandro Magno, alrededor del año 300 a.C.

    Algunos historiadores sostienen que fueron los griegos quiénes dieron a conocer a los romanos estos perros tan espectaculares, que al verlos se impactaron y (para variar) los utilizaron en sus famosos circos como perros de combate. El Mastín Napolitano peleaba con leones, osos, tigres, también era un perro criado para la guerra.

    Según la cinofilia inglesa, en cambio, el mastín fue llevado a Britania (término que designaba a la isla de Gran Bretaña antes de que se produjeran las invasiones germanas) por los Fenicios en el año 500 a. C. a partir de ese momento se habría iniciado la difusión por Europa.

    Más allá de los desacuerdos en tanto a la difusión de la raza puede asegurar, entonces, que el Mastín Napolitano vive en Campania desde hace al menos dos mil años, aunque su primera aparición oficial en la cinofilia data de 1946 y su estándar oficial se aprobó en el año 1949.

    Durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, la raza estuvo a punto de extinguirse pero fue recuperada por un escritor y cinólogo llamado Piero Scanziani que entre 1941 y 1980 publicó una docena de volúmenes de ficción y no ficción, incluyendo varios tratados de Cinología. Fue el responsable de la reconstrucción del Mastín Napolitano durante la posguerra, y lo hizo partiendo de los poquitos ejemplares que quedaban.

    Características físicas

    Vídeos del Mastín Napolitano

    mastin napolitano ALACRAN
    mastin napolitano bruce dello stradone (leonardo lopez)Lightbox for Video by VideoLightBox.com v1.11

    El Mastino Napoletano impresiona incluso desde la distancia con su impresionante físico. Especialmente la enorme cabeza destaca. Es una típica cabeza de molosoide, pero lleva unos labios carnosos particularmente pronunciados. Su expresión facial es fría y relajada, su impresión general es impresionante. Su pelaje es corto y suave.

    La cría moderna le ha dado al Mastino Napoletano un exceso de piel suelta, que roza la tortura de la cría. Sólo por razones de bienestar animal, uno debe asegurarse de que la piel esté tensa y no haya demasiadas arrugas y pliegues. Sólo en la zona del cuello y en la papada se deben permitir ligeras arrugas. Especialmente la cabeza se ha criado una sobreabundancia de piel y arrugas en las últimas décadas, en parte tan extrema que los perros apenas pueden ver debido a todas las arrugas. Además, las arrugas severas son un tesoro para las infecciones y el picor.

    Según el estándar oficial de la raza los machos de Mastín Napolitano deben medir de 66 a 72 cm en la cruz y su peso es de 70 kg, los machos pueden llegar fácilmente hasta 90 kg, las hembras deben medir de 60 a 68 cm. El peso de los machos deberse de 60 a 70 Kg y el de las hembras de 50 a 60 kg.

    La cabeza es enorme y corta, el cráneo redondo y aplanado entre las orejas. Tiene el morro recto, una trufa grande y labios gordos que caen densamente.

    Tiene los ojos bien separados y por la acumulación de piel parece que fueran ovalados pero en realidad son redondos. La orejas son triangulares, medianas y de inserción alta.

    El cuerpo, en general, es más largo que alto con el cuello bien macizo y la papa y grupa anchas. La cola se suele amputar a dos tercios de su longitud.

    Los colores preferidos son el plomo, el gris y negro (a veces con marcas blancas pequeñas en el pecho y la punta de los dedos), el leonado, el caoba, el leonado y ciervo.

    Todos los mantos pueden ser atigrados, pero la posibilidad de que un Mastín Napolitano salga color “atigrado” es de una en un millón.

    Observaciones

    A pesar de su gran tamaño, no necesita de grandes espacios para ser feliz, porque se mueve poco. Aunque sí, es importante estableces una relajada rutina de caminatas diarias que le ayuden a mantener sus músculos tonificados.

    Otra cuestión a destacar es que babean considerablemente.

    Carácter y aptitudes

    A pesar de su aspecto arisco e incluso feroz, el Mastín Napolitano es un perro pacífico, equilibrado, dulce, fiel, muy afectuoso con el amo y amigo de los niños.

    Nunca se comporta con agresividad sin un motivo real, pero si llegase a tenerlo la respuesta, podría ser terrible.

    Su temperamento es pacífico, pero puede volverse agresivo si su propietario no es capaz de educarlo con sensatez y responsabilidad.

    Debido a su estructura maciza, su movimiento es pesado y torpe, pero de apariencia porque es consciente de su tamaño y basta verlo interactuar con niños para confirmarlo (se desarma en delicadeza).

    Ha sido perro de guerra, de combate en el circo, auxiliar de policía, perro de arrastre de trineos, perro de compañía y de defensa personal. Actualmente se lo adiestra como guardián de casas y granjas y se lo aprecia cada vez más como perro de compañía.

    En realidad, es más un perro de guarda que de compañía o de exposición. De los molosos de guarda, es el que tiene el carácter más tranquilo.

    Un Mastín Napolitano de crianza seria es, por consiguiente, educado, un perro extremadamente sencillo. Aquí y allá el gordo es un poco terco. Sólo si es bueno persuadir y pedir ayuda, entonces hará todo por su dueño o cuidador. Como miembro de la familia, se muestra extremadamente adorable. Busca la proximidad de sus humanos y es un protector confiable.

    En caso de amenaza aguda a sus humanos, tratará de mantener el peligro lejos de ellos enfrentando al agresor con su cuerpo, pero no lo atacará más. Hace todo esto en silencio. Ladra muy raramente. Su temperamento tranquilo y sereno lo convierte en un compañero leal y amistoso de los niños, que lo perdona todo. Hacia los extraños, sin embargo, inicialmente está esperando y viendo. El Mastín Napolitano es un tipo genial y un perro fascinante.

    No es un perro fácil de mantener sólo por su fuerza. Por su naturaleza tiene muy pocas exigencias. Un paseo diario, a veces cepillando el abrigo, eso es todo. Sólo la comida es un cierto desafío en términos de cantidad y calidad. No necesita un gran jardín, pero un jardín ya es útil. Un pequeño apartamento en el enésimo piso no sería adecuado. El Mastín Napolitano es un compañero genial, pero no es un compañero para corredores, deportistas de perros o adictos al rendimiento.

    Educación

    Hay que recordar que en un Mastín Napolitano adulto, la línea es sólo un control simbólico. El perro grande tiene fácilmente el poder de maniobrar el otro extremo de la correa a voluntad. Pero no quiere, al menos si ha disfrutado de los elementos básicos de una buena educación. El Mastín Napolitano es muy fácil de entrenar. Sólo su terquedad tiene que ser rota aquí y allá con una suavidad consistente. Quiere seguir a su amo y señora y lo hace de forma muy fiable. Es un deber elemental de un propietario de Mastín Napolitano prestar atención a una educación consecuente ya en el cachorro. Porque sólo la educación y no la correa hace posible los maravillosos paseos en la naturaleza, que junto con este tranquilo amigo de cuatro patas se convierten en un bálsamo para el alma de la gente agitada.

    Cuidado y salud Mastín Napolitano

    El cuidado de un Mastín Napolitano de raza saludable no es problemático. Cepillar el abrigo aquí y allá es suficiente.

    El mal hábito del plegado extremadamente fuerte de la cabeza y el cuerpo a menudo conduce a una inflamación crónica. Suelen ser una fuente de constante picor para los perros. A veces incluso dificulta la visión. Tales perros necesitan un tiempo y un cuidado costoso.

    Nutrición Mastín Napolitano

    Necesita mucha comida de alta calidad. Es útil tener un bol de alimentación elevado para contrarrestar el riesgo de que se retuerza el estómago. El peso siempre debe ser considerado cuidadosamente.

    Esperanza de vida Mastín Napolitano

    Los errores de cría le han costado a este perro, antes robusto, muchos años de su esperanza de vida. Antes eran 12, hoy es más probable que sean de 6 a 9 años. Sin embargo, no se dispone de datos exactos.

    Comprar un Mastín Napolitano

    La compra de un Mastín Napolitano debe ser a largo plazo y bien considerada. Deberías comprobar cuidadosamente si tienes todos los requisitos para poder pasar muchos años maravillosos junto a este fuerte amigo. También financieramente la actitud es un desafío. Si estás buscando un cachorro, debes asegurarte de que los perros no sean demasiado masivos y arrugados. Debes preguntar sobre los ancestros, su apariencia, sus enfermedades, su edad. Para conseguir un Mastín Napolitano de carácter sólido, sólo debes mirar directamente a un criador serio. Por razones de bienestar animal debes abstenerte de comprar cachorros de padres con arrugas severas. Un cachorro Mastín Napolitano de un buen criador cuesta unos 2.500 euros.

    Valoraciones del Mastín Napolitano

    Es importante la convivencia que vas a tener con tu nuevo amigo. Antes de plantearte la adquisición de un perro de la raza “Mastín Napolitano” debes conocer ciertos factores. No todas las razas de perros son aptas para vivir en un apartamento, debes tener en cuenta su carácter, su necesidad de ejercicio, su interacción con otras mascotas, sus cuidados y si tienes niños pequeños, su nivel de tolerancia hacia ellos.

    Adaptación ⓘ

    2,0 valoración
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Perro amistoso ⓘ

    1,0 valoración
    1 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Pérdida de pelo ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Nivel de afecto ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Necesidad de ejercicio ⓘ

    2,0 valoración
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Necesidad social ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Hogar ⓘ

    2,0 valoración
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Aseo ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amigable con extraños ⓘ

    1,0 valoración
    1 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Ladridos ⓘ

    2,0 valoración
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Salud ⓘ

    5,0 valoración
    5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Territorial ⓘ

    5,0 valoración
    5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amistoso con gatos ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Inteligencia ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Versatilidad ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amigable con niños ⓘ

    3,0 valoración
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Vigilancia ⓘ

    2,0 valoración
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Alegría ⓘ

    5,0 valoración
    5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Imágenes del Mastín Napolitano

    Videos del Mastín Napolitano

    Tipo y reconocimientos:

    • CLASIFICACIÓN FCI: 197
    • Grupo 2: Perros tipo Pinscher y Schnauzer –Molosoides – Perros tipo montaña y boyeros suizos.
    • Sección 2.1: Molosoides, tipo dogo. Sin prueba de trabajo
  • Federaciones:
    • FCI – Perros tipo Pinscher y Schnauzer-Molosoides – Perros tipo de Montaña y boyeros suizos. Sección 2.1 Molosoides, tipo dogo.
    • AKC – Perros trabajando
    • ANKC – Grupo 6 (perros de utilidad)
    • CKC – Perros de trabajo
    • ​KC – Perros de trabajo
    • NZKC – Perro de utilidad
    • UKC – Perro guardián

    Estándar FCI de la raza Mastín Napolitano

    APARIENCIA GENERAL: Perro grande, pesado y macizo con apariencia de gran volumen. La longitud del tronco sobrepasa su altura a la cruz.

    PROPORCIONES IMPORTANTES: La longitud del cuerpo es un 15% más que la altura a la cruz.

    La proporción cráneo-hocico es de 2 a 1.

    La longitud de la cabeza es de aproximadamente 3,8 / 10 de la altura a la cruz.

    Cuello es más bien corto.

    La circunferencia del tórax es amplia.

    COMPORTAMIENTO / TEMPERAMENTO: constante y leal, no es agresivo. Perro guardián de la propiedad y de sus habitantes, siempre vigilante, inteligente, noble y majestuoso.

    CABEZA: corta y masiva, con el cráneo ancho a nivel de los arcos cigomáticos. La piel es abundante y presenta arrugas y pliegues, de los cuales el más acentuado y característico parte del ángulo palpebral externo para descender hasta el ángulo labial. Los ejes longitudinales superiores del cráneo y del hocico son paralelos.

    REGIÓN CRANEAL:

    Cráneo: El cráneo es ancho y plano, particularmente entre las orejas, visto desde el frente, es ligeramente convexo en su parte delantera. Los arcos cigomáticos son muy prominentes, pero con músculos planos. Las protuberancias de los huesos frontales están bien desarrolladas; el surco frontal es marcado; la cresta occipital es apenas visible.

    Stop: Bien definido.

    REGIÓN FACIAL:

    Trufa: Situada en el prolongamiento de la caña nasal, no debe sobresalir de la línea vertical anterior de los labios; debe ser voluminosa y las ventanas grandes de la nariz deben estar bien abiertas. El color es según el color del pelaje: negro para los ejemplares negros, gris oscuro en los perros de otros colores, y el castaño para perros marrones.

    Hocico: Muy amplio y profundo; su ancho es aproximadamente igual a la longitud. La longitud debe ser igual a un tercio de la longitud de la cabeza. Los laterales son paralelos de modo que, visto desde el frente, la forma del hocico es prácticamente cuadrada. La profundidad del hocico es aproximadamente dos veces su longitud.

    Labios: carnosos, gruesos y llenos. El labio superior, visto de frente, forma una “V” invertida en su punto unión. El perfil inferior lateral del hocico está determinado por los labios superiores, su parte más baja es la comisura de los labios, con mucosas visibles, situado en la vertical desde el ángulo externo del ojo.

    Mandíbulas / Dientes: Potentes con mandíbulas fuertes y arcos

    dentales que se unen perfectamente. La mandíbula inferior debe estar bien desarrollada en su ancho. Dientes blancos bien desarrollados, alineados regularmente y completos en número. Mordida en tijera, es decir los incisivos superiores se superponen a los inferiores en estrecho contacto, implantados en la vertical de las mandíbulas; o mordida en pinza, es decir incisivos superiores se unen borde con borde con los incisivos inferiores. El borde exterior de los incisivos superiores debe estar en estrecho contacto con el borde interno de los incisivos inferiores. Se tolera una mordida de tijera invertida.

    OJOS: bien separados en un mismo nivel frontal; forma más bien redonda, pero nunca protuberantes o demasiado hundidos. El color del iris generalmente es más oscuro que el color del pelaje, excepto en mantos de tonos diluidos donde el color de los ojos es más claro. La piel nunca se pliega como para interferir con los ojos.

    OREJAS: Pequeñas, en relación con el tamaño del perro, de forma triangular, situadas por encima del arco cigomático, planas y pegadas a las mejillas. Las orejas son naturales.

    CUELLO: El perfil superior es ligeramente convexo. Tronco de forma más bien corta y cónica, bien musculado. El perfil inferior del cuello está bien cubierto de piel suelta que forma una doble papada bien separada, pero no exagerada. La papada comienza a nivel de la mandíbula inferior y no llega hasta debajo de la mitad del cuello.

    CUERPO: La longitud del tronco sobrepasa en un 15% la altura a la cruz.

    Línea superior: La línea superior del dorso es recta. Cruz: Es ancha, larga y no muy prominente.

    Dorso: Ancho y de longitud aproximadamente 1/3 de la altura a la cruz. La región lumbar musculosa y bien desarrollada en su ancho debe estar unida armoniosamente con la espalda.

    Lomo: Ancho, fuerte y musculoso. Los huesos de la cadera son prominentes a medida que alcanzan la línea lumbar superior. Pecho: Amplio, con músculos pectorales bien desarrollados. La caja torácica es amplia, con costillas largas y bien arqueadas. La circunferencia del tórax es amplia. La punta del esternón se encuentra a nivel de la punta del hombro.

    COLA: Es ancha y gruesa en la raíz; fuerte, estrechándose ligeramente hacia la punta. Su longitud llega a la articulación del corvejón. En reposo la lleva colgando y curvada en forma de sable, en acción levantada horizontalmente o sólo ligeramente por sobre a la línea superior.

    EXTREMIDADES

    MIEMBROS ANTERIORES:

    Apariencia General: Los miembros anteriores, desde el suelo hasta la punta del codo, vistos de perfil y de frente, son verticales con una fuerte estructura ósea en proporción con el tamaño del perro.

    Hombros: Largos y bien inclinados, los músculos están bien desarrollados, largos y bien definidos.

    Brazos: Bien angulados al omóplato y con musculatura significativa.

    Codos: Deben ser paralelos al plano medio del cuerpo, es decir, ni girarse hacia adentro ni hacia afuera.

    Antebrazo: Su largo es casi igual al largo del brazo. Colocados en

    posición vertical perfecta. Estructura ósea fuerte con músculos delgados y bien desarrollados.

    Carpo: Ancho, delgado y sin nudosidad, sigue la línea vertical del antebrazo.

    Metacarpo: Continúa la línea vertical del antebrazo. Angulación y largo moderado.

    Pies anteriores: De forma redonda, grandes, dedos bien arqueados y bien unidos. Las almohadillas son duras y bien pigmentadas. Las uñas son fuertes, curvadas y de color oscuro.

    MIEMBROS POSTERIORES:

    Apariencia general: Deben ser potentes y robustos, en proporción con el tamaño del perro y capaz de dar la propulsión requerida durante el movimiento.

    Muslo: Su longitud es de 1/3 de la altura a la cruz y su oblicuidad es de unos 60 °. Amplios con los músculos gruesos, prominentes y

    claramente marcados. El hueso del muslo y el hueso de la cadera (fémur y coxal) forman un ángulo de 90 °.

    Rodilla: El ángulo femoro-tibial es de unos 110 ° -115 °.

    Pierna: La longitud es ligeramente inferior a la del muslo y de una oblicuidad de 50 ° -55 °, con una estructura ósea fuerte y músculos bien visibles.

    Corvejón: La articulación tibio-tarsiana forma un ángulo de 140 ° – 145 °.

    Metatarso: Fuerte y delgado, casi de forma cilíndrica, perfectamente recto y paralelo y bastante bajo.

    Pies posteriores: Más pequeños que los anteriores, redondos con dedos bien unidos. Almohadillas secas, duras y pigmentadas. Las uñas son fuertes, curvadas y de color oscuro.

    MOVIMIENTO: Constituye una característica típica de la raza. El movimiento es de tipo felino, como los pasos de un león. Es lento y también se asemeja al de un oso. El trote se caracteriza por un fuerte empuje desde el posterior y una buena extensión del frente. El perro raramente galopa; la marcha habitual es el paso y el trote. Se tolera la ambladura.

    PIEL: Gruesa, abundante y floja en todo el cuerpo, especialmente en la cabeza, donde forma numerosos pliegues y arrugas, y en la parte inferior del cuello donde forma una doble papada. Nunca en abundancia como para interferir con la salud y el bienestar de los perros.

    MANTO

    Pelo: corto, duro y tupido, del mismo largo en todas partes. Longitud uniforme de 1,5 cm de máximo. No debe mostrar ningún rastro de pelo largo.

    Color: Se prefieren los colores gris, gris plomizo y negro, aunque también pardo, rojizo y rojizo subido, que algunas veces presentan pequeñas manchas blancas en el antepecho y en la punta de los dedos. Todos los colores pueden ser atigrados. Se aceptan los tonos avellana, gris suave e isabela.

    TAMAÑO Y PESO:

    Altura a la cruz: Machos: 65-75 cm. Hembras: 60-68 cm.

    Peso: Machos: 60-70 kg. Hembras: 50-60 kg.

    FALTAS: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.

    FALTAS GRAVES:

    • Prognatismo inferior pronunciado.
    • Porte de la cola demasiado alto.
    • Tamaño mayor o menor que los límites permitido

    FALTAS DESCALIFICANTES:

    • Agresividad o extrema timid
    • Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento.
    • Convergencia o divergencia acentuada de los ejes cráneo – facial
    • Línea superior del hocico cóncava o convexa o muy aguileña (nariz romana).
    • Despigmentación total de la tru
    • Prognatismo superior
    • Entropion / ectropión
    • Ojos gazeos, despigmentación total de ambos bordes de los párpados; estrabismo.
    • Ausencia de arrugas, pliegues y papad
    • Ausencia de cola congénita o artificial.
    • Manchas blancas extensas; marcas blancas en la cabez

    N.B.:

    • Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.
    • Sólo los perros funcional y clínicamente saludables, con la conformación típica de la raza, deberán usarse para la crian

    TRADUCCIÓN: Sra. Brígida Nestler. Idioma oficial: EN.

    Dirección técnica: Sr. Miguel Ángel Martínez.

    Nombres alternativos:

      1. Mastino Napoletano Italian (inglés).
      2. Mâtin de Naples, Napolitain (francés).
      3. Neapolitanischer Mastiff (alemán).
      4. Mastino napoletano, Neapolitan mastiff (portugués).
      5. Mastín napolitano (español).

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies