Perro sueco de Laponia
Suecia FCI 135 - Perros nórdicos de guardia y pastoreo

En manos experimentadas el Perro sueco de Laponia es un compañero leal y robusto.

Contenido

Origen e historia

El “Perro sueco de Laponia” comparte sus ancestros con el Perro finlandés de Laponia. Descienden de perros criados por los lapones y los samis específicamente para pastorear sus grandes rebaños de renos. Durante siglos han servido como perros de trabajo indispensables de esta manera.

La cría se especializó cada vez más en la resistencia al clima y la independencia. Los perros tuvieron que rendir físicamente muy bien. Perseverantes y dispuestos a trabajar, formaron los socios perfectos para los dueños de los rebaños. Con esto aseguraron su sustento para estas personas.

Sólo en el siglo XX se formaron y reconocieron tres razas de perros independientes a partir de estos perros. Además del Lapphound sueco y finlandés, también está el Pastor lapón hoy en día. Este tiene un abrigo más corto y de pelo corto.

A medida que la tecnología progresaba, el Perro sueco de Laponia fue gradualmente reemplazados por motos de nieve. Por su carácter fiel y agradable la raza se mantuvo sin embargo preservada. Hoy en día son muy apreciados como perros de familia y de compañía. Pero también son adecuados para la caza, como perros guardianes, e incluso como perros de búsqueda y rescate.

Características físicas

La raza está reconocida por la FCI y pertenece al grupo 5 de los “Perros tipo Spitz y tipo primitivo”. El parentesco con los Spitz puede verse fácilmente en la aparición del Perro sueco de Laponia. La característica cabeza y las orejas triangulares enmarcan unos ojos grandes y alerta. Con una altura de entre 43 y 48 centímetros, pertenece a las razas de perros de tamaño medio.

Su abrigo es siempre negro. Sólo ocasionalmente se pueden encontrar pequeñas marcas blancas en las patas o el pecho. Como todos los perros nórdicos, tiene un doble abrigo con una subpelo muy denso y un largo pelaje. Este abrigo lo hace muy insensible a casi todas las condiciones climáticas.

Carácter y aptitudes

Perro sueco de Laponia
Nordens största hundevenemang: www.mydog.se

En su carácter, el Perro sueco de Laponia es muy atento, animado y amigable. Está bien adaptado como perro de la familia. Pero a menudo también se utiliza para los deportes de perros, la caza o como perro guardián. Su tarea original como perro de pastoreo es, por desgracia, apenas necesaria hoy en día.

Como un perro inteligente y persistente, es importante que siempre esté discapacitado física y mentalmente. Debido a su carácter independiente, es necesario un entrenamiento consistente. En manos experimentadas el Perro sueco de Laponia es un compañero leal y robusto.

El Perro sueco de Laponia tiende a ladrar, lo que es beneficioso para su uso como perro guardián. Si se empieza pronto con la educación, los ladridos también pueden ser bien contenidos. Generalmente es amigable con otros animales.

La nutrición correcta

El Perro sueco de Laponia no tiene restricciones especiales para alimentarse. Puede ser bien alimentado con cualquier comida de calidad. Se debe prestar atención a una buena composición de nutrientes. El azúcar, sin embargo, no tiene lugar en la alimentación.

Los premios no son absolutamente necesarios para la motivación y la educación del Perro sueco de Laponia. Sin embargo, está particularmente contento con los palitos masticables naturales, como la piel de vaca o las orejas de cerdo. También se debe prestar atención al cuidado dental.

Cuidado del “Perro sueco de Laponia”

Aunque el abrigo del Perro sueco de Laponia es tan abundante como imponente, su aseo no es elaborado. El abrigo es muy denso y ofrece una protección perfecta contra el clima. La estructura firme de la capa superior es repelente a la suciedad. Por lo tanto, es suficiente con cepillar al Perro sueco de Laponia de vez en cuando para quitar la suciedad gruesa o los palos.

Sólo durante el cambio de abrigo es necesario el cepillado diario. Uno debe usar el champú para perros con mucha moderación con este perro. Por lo tanto, sólo debe ser bañado en el caso absolutamente excepcional. Además, normalmente no es necesario un corte de pelo. Como cualquier otro perro, sus garras deben ser revisadas regularmente y, si es necesario, cortadas. También se deben limpiar los oídos de vez en cuando para evitar infecciones.

Videos del "Perro sueco de Laponia"

Tipo y reconocimientos:

  • CLASIFICACIÓN FCI:
  • Grupo :
  • Sección : . .

Federaciones:

  • FCI – Grupo 5 – Sección 3 Perros nórdicos de guardia y pastoreo.

Estándar FCI de la raza "Perro sueco de Laponia"

Origen:
Suecia

Fecha de publicación del estándar original válido:
26.06.2000

Utilización:

Perro de pastoreo, hoy en día se mantiene más bien como perro de compañía.



Apariencia general:

Perro Spitz típico ligeramente menor a la talla media y portando la cabeza con orgullo. Su abrigo es resistente a la temperatura.

PROPORCIONES IMPORTANTES :

El cuerpo es rectangular.



Comportamiento / temperamento:

Vivaz, alerta, amable y afectuoso. El Perro Sueco de Laponia es muy receptivo y deseoso de trabajar. Sus habilidades como un buen perro guardián y pastor lo vuelven sumamente útil en el trato con renos. Es sumamente versátil, adecuado para entrenamiento de obediencia, agilidad, pastoreo, rastreo, etc. Es fácil de entrenar, lleno de resistencia y con carácter.

Cabeza:

----

Región craneal:

Cráneo: Ligeramente más largo que ancho; la frente es redondeada y el occipucio no esta claramente definido.
Depresión naso-frontal (stop) : Muy bien marcada.

Región facial:

Trufa: Preferentemente oscura, o muy negra.
Hocico: Un poco más largo que un tercio de la longitud de la cabeza, bien lleno y adelgazándose hacia la trufa. El puente nasal es recto.
Belfos: Apretados. El paladar y los labios están fuertemente pigmentados.
Mandíbula / Dientes: Mordida de tijera con dientes bien desarrollados y regulares.

Ojos: Separados entre sí, redondos, más bien grandes. Cafés, preferentemente café oscuro y muy expresivos. Párpados bien pigmentados.
Orejas: Triangulares, anchasen la base, pequeñas, erectas, las puntas ligeramente redondeadas, De inserción bien separadas una de la otra y muy móviles. Las orejas puntiagudas son indeseables pero sin ser una falta descalificatoria.

Cuello:

De longitud media, sin papada y poderoso.

Cuerpo:

Bien acoplado, ligeramente más largo que la altura a la cruz.

Espalda: Recta, fuerte, muscular y flexible.
Lomo: Corto y ancho.
Grupa: Proporcionalmente larga y ancha, ligeramente descendente y musculosa.
Pecho: Preferentemente profundo alcanzando hasta el codo. La caja torácica es proporcionalmente larga, larga y con costillas posteriores bien desarrolladas. El antepecho está bien desarrollado; con el esternón bien definido.
Vientre: Retraído.

Cola:

De inserción más bien alta, alcanzando el corvejón cuando está estirada. La porta enrollada sobre la espalda cuando está en movimiento.

Extremidades

MIEMBROS ANTERIORES: Los miembros anteriores deben estar lo suficientemente angulados en hombros y codos para proveer un buen alcance.

Hombros: Las escápulas deben estar bien atrás.
Codos: Deben estar bien pegados al pecho.
Antebrazo: Rectos, fuertes y paralelos, en estática y en movimiento.
Metacarpos: Tienen una posición oblicua.
Pies Anteriores: Fuertes, de forma ovalada, con dedos muy juntos, cojinetes fuertes y elásticos; bien cubiertos con pelo incluso entre los cojinetes. Las uñas y los cojinetes deben estar fuertemente pigmentados.

MIEMBROS POSTERIORES: Bien angulados en rodillas y articulaciones tibio-tarsianas, pero no excesivamente.

Pierna: Musculosa.
Articulación de los corvejones: De implantación baja para proveer poder de propulsión. Dedos accesorios indeseables.
Pies Posteriores: Iguales a los anteriores.

Movimiento:

Ligero y elástico, con buen impulso, cubriendo bastante terreno.

Manto

PELO: Doble capa profusa. El pelo dista recto del cuerpo y es finamente rizado en el bajo pelo. El pelo es corto en la cabeza y la parte anterior de los miembros. Es largo en el pecho, la parte posterior de los muslos y en la cola. Abundante, denso y largo en la cola. En el cuello y en la garganta forma un collar.

COLOR: Usualmente negro sólido; el color pardo es típico. El color pardo era conocido desde hace mucho tiempo.
Color blanco en el pecho, en los pies y en la punta de cola es permitido, pero mayor cantidad de color blanco es indeseable.



Tamaño y peso:

  • Talla ideal en machos: 48 cm.
  • Talla ideal en hembras: 43 cm.

Con una tolerancia de más y menos 3 cm.



Faltas:

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta, y la gravedad de ésta se considera al grado de desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.

FALTAS SEVERAS

• Bajo pelo inexistente.

FALTAS ELIMINATORIAS

• Cobardía, agresividad hacia su dueño.
• Atipicidad.
• Anormalidades.

Cualquier perro monstrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.



N.B.:

Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal, completamente descendidos en el escroto.

Fuente: F.C.I - Fédération Cynologique Internationale

Nombres alternativos:

    1. Svensk lapphund (inglés).
    2. Chien suédois de Laponie (francés).
    3. Schwedischer Lapphund (alemán).
    4. Lapphund (portugués).
    5. Pastor lapón de Suecia (español).

Leonberger
Alemania FCI 145 - Molosoides . Montaña

Leonberger

Una vez que conozcas mejor a los perros Leonberger, quedarás hechizado por ellos para siempre.

Contenido

Historia

El Leonberger es un perro muy grande y hermoso. En su cabeza y en su carisma recuerda a un San Bernardo y a un león al mismo tiempo. Y esto no es una coincidencia, porque el San Bernardo es uno de los ancestros del Leonberger. El Leo, como lo llaman sus amigos, es una raza de perro joven y a la vez vieja. Esta raza es antigua, porque ha sido criada específicamente de acuerdo con el estándar desde 1846. El Leo es, por lo tanto, una de las razas de perro más antiguas de la cría moderna. Al mismo tiempo es una raza de perro joven; porque sólo fue creado en esa época. La mayoría de los otros perros de pedigrí tienen una larga historia y se originaron de antiguas razas de perros de trabajo.

El Leonberger, sin embargo, tiene una historia diferente y única. Entre 1820 y 1850 el San Bernardo se puso de moda en toda Europa. Las hazañas heroicas del legendario San Bernardo Barry en el paso del Gran San Bernardo en los Alpes tuvieron un gran efecto. Se ha demostrado que Barry ha salvado a más de 40 personas de la muerte por nieve. En todas partes la gente quería estos grandes perros y eran (y son) perros realmente grandes.

Los criadores y comerciantes no pudieron satisfacer la gran demanda. Al mismo tiempo se pagaron altos precios por un cachorro de San Bernardo. Así que bastantes traficantes de perros del suroeste de Alemania ayudaron sin más. Se aparearon los San Bernardos con perras muy grandes de la región. Los cachorros que parecían un San Bernardo se vendían como tal, pero para los demás había como mucho unas cuantas patatas de un granjero. El comercio de perros era – como lo sigue siendo hoy – un negocio lucrativo y algunos vendían cientos de cachorros al año y se hacían ricos.

Como el ayuntamiento de Leonberg y el vendedor de perros Heinrich Essig. Se le ocurrió una idea inteligente y convirtió la necesidad en una virtud. Creó una marca a partir de los cachorros que no podía comercializar como San Bernardo. En lugar de regalarlos, vendió los cachorros por un buen dinero. Así nació el Leonberger. Inspirado en el león del escudo de armas de su ciudad natal, esta nueva raza de perro tiene la apariencia de un león. Sus perros recibieron el apodo de Leonhardiner en la envidiosa competición. También en el mundo oficial de los perros estos híbridos pasaron desapercibidos durante mucho tiempo. Así, el cinólogo Ludwig Beckmann, reconocido universalmente en aquella época, ni siquiera menciona al Leonhardiner en su obra en dos volúmenes “Die Rassen des Hundes” (Las razas del perro) de 1895. Desde el punto de vista de la salud, una descendencia tan genéticamente heterogénea es una ventaja.

El Leonberger debería ser un éxito en todos los aspectos. Hoy en día pertenece a las rocas primitivas del mundo de los perros de raza, que ningún amante de los perros quiere perderse. En 1895 se fundó el “Club Internacional de Perros Leonberger“, que rápidamente logró el reconocimiento oficial del Leonberger como raza. En 1948 le siguió el “Club Alemán de Perros Leonberger” con sede en Leonberg, que aún representa al Leonberger en el VDH y en todo el mundo. El Leonberger tiene un carisma único, imponente y al mismo tiempo amistoso, tranquilo y simplemente soberano. Su apariencia recuerda a un león y su carácter es también majestuoso, pacífico y totalmente adecuado para las familias.

Características físicas

El Leonberger es un impresionante perro grande con una altura a la cruz en los machos de entre 72 y 80 cm y en las hembras de entre 65 y 75 cm. No se da un peso. Sin embargo, serán unos 80 kilogramos. El estándar describe su apariencia como:

“De acuerdo con su propósito original, el Leonberger es un perro muy grande, fuerte, musculoso y a la vez elegante. Se caracteriza por una construcción armoniosa y una calma segura de sí mismo con un temperamento vivo. Especialmente el perro macho es poderoso y poderoso.”

Su pelaje debe ser de medio suave a grueso, ampliamente largo, bien tumbado. El Leo tiene una fuerte capa interna. Las formas de su físico deberían ser reconocibles. En el cuello y el pecho, el pelaje, especialmente en los machos, debe formar una melena. El abrigo será amarillo león, rojo, marrón rojizo y todas las combinaciones entre ellos, pero siempre con máscara negra. A favor de esta mirada de león, se han descuidado los factores hereditarios relativos a la salud y la longevidad.

En un estudio publicado por la Universidad de Viena se evaluaron 7582 camadas de Leonberger entre 1932 y 2009. “Se determinó que la edad promedio de muerte del Leonberger era de 7,55 años”. Durante el período del estudio, la esperanza de vida incluso había disminuido en 1,5 años en las últimas tres décadas. Con una crianza sana, 10 o 12 años serían normales. La cría ha reconocido estas señales de alarma y ahora se centra más en la salud y la extensión de la esperanza de vida de estos grandes perros.

Carácter y aptitudes

La mente de un Leonberger es piadosa como un cordero. Estar con él es pura desaceleración para el hombre. La esencia se describe en el estándar:

Como perro de la familia, el Leonberger es un compañero agradable en las condiciones de vida actuales, que se puede llevar a todas partes sin dificultad alguna y que se caracteriza por una pronunciada amabilidad hacia los niños. No es ni tímido ni agresivo. Como perro de compañía es un compañero agradable, obediente e intrépido en todas las situaciones de la vida.

La fuerza de carácter requerida incluye sobre todo: confianza en sí mismo, calma soberana, temperamento medio (incluido el instinto de juego), disposición a subordinarse, buena capacidad de aprendizaje y memorización y tolerancia al ruido. El personaje de Leonberger impresiona a todos los amantes de los perros.

Una vez que conozcas mejor a los perros Leonberger, quedarás hechizado por ellos para siempre. No hay casi nada que pueda molestar a este gigante. Su muy alto umbral de estímulo así como su compostura estoica son la contrapartida necesaria de su enorme fuerza. Estos dos polos caracterizan así la naturaleza del Leonberger. Aquí y allá es algo terco. Sólo la buena persuasión y la súplica ayudarán, entonces él hará todo por su amo o señora. Pero como miembro de la familia se muestra muy amable. Busca la proximidad a sus humanos. Es un protector confiable para ellos. El Leonberger es un tipo genial, ¡un perro fascinante!

Aptitud

El Leonberger no es un perro fácil de mantener debido a su tamaño. Por su naturaleza, tiene muy pocas exigencias. Un paseo diario, cepillado una vez a la semana, eso era todo. No necesita un gran jardín, pero un jardín ya es útil. Le gusta tomar posesión de ella. Por lo tanto, un pequeño apartamento en el enésimo piso no sería para él. No cabe en todos los coches. Uno debe considerar: Si se moja, todo el coche se mojará. El Leo puede soportar el calor, pero no debe ser desafiado. Prefiere el frío. El Leonberger es un amigo genial y no un objeto para los adictos a la actuación.

También hay que tener en cuenta que en nuestra sociedad actual, los perros grandes suelen ser rechazados. Algunas personas simplemente le temen a un gigante como Leo, incluso si se comporta – como es normal para él – de manera ejemplar. Esta es una de las razones por las que no es aconsejable mantenerlo en la gran ciudad.

Uno debe tener un presupuesto suficiente para poder pagar mucha comida buena y, en caso de duda, también el veterinario. Además, debería haber considerado antes de comprar qué hacer si el perro está enfermo y es posible que haya que llevar 80 kg o más. Por último, pero no menos importante, hay muchas cosas prácticas que tienen una profunda influencia en la vida cotidiana. Aquí uno debe hacerse realmente responsable y mirarse honestamente en el espejo si se dan todas las condiciones para una feliz convivencia con los perros Leonberger. Quién puede afirmar esto, está en una envidiable situación de dueño de perro. El Leonberger vale un pecado.

Educación del Leonberger

Hay que recordar que en un Leo adulto, la correa es sólo un símbolo de control. El Leonberger tiene el poder de controlar el otro extremo de la correa. Pero no quiere. El Leonberger es básicamente fácil de entrenar. Sólo su terquedad tiene que ser rota aquí y allá con una suavidad consistente. Quiere seguir a su amo y señor y lo hace de forma muy fiable. Es un deber elemental del propietario de un Leonberger prestar atención a una educación consecuente ya en el cachorro. Porque sólo esto y no la correa hace posible los maravillosos paseos en la naturaleza, que junto con este genial amigo de cuatro patas se convierten en un bálsamo para el alma de la gente agitada. El gran perro nunca debe ser “educado” por golpes o métodos de cuartel. Porque eso causaría exactamente lo contrario de la educación y terminaría en un desastre.

Cuidado del Leonberger

El cuidado de un Leo sano no es problemático. Cepillar el abrigo una vez a la semana es suficiente.

Nutrición/Alimentación

Necesita mucha comida de alta calidad. Un bol elevado es útil para contrarrestar el riesgo de torsión estomacal. Siempre presta atención al peso.

Salud del Leonberger

Como en la mayoría de los perros grandes, vemos displasia de cadera o de codo. El osteosarcoma, el tumor óseo más común en los perros, también es muy común en el Leonberger.

La esperanza de vida del Leonberge

Antes la esperanza de vida de un Leonberger era de 12 años, hoy es de 7 a 9 años. La cría está trabajando para recuperar la vida natural posible de un perro sano. Está acompañado aquí por un proyecto de investigación de la Universidad de Medicina Veterinaria de Hannover.

Compra un Leonberger

La compra de un Leo debe ser a largo plazo y bien pensada. Deberías comprobar cuidadosamente si tienes todos los requisitos para poder pasar muchos años maravillosos junto a este gigante. Si está buscando un cachorro, debe asegurarse sobre todo de que los perros no se críen demasiado. Pregunte sobre los ancestros, sus enfermedades, su edad alcanzada. Debería ver a un criador afiliado al FCI Leonberger. En serio, un Leonberger cuesta unos 2.000 euros.

Imágenes del "Leonberger"

Fotos:

1 – Leonberger Hündin by Tierpfotografien at de.wikipedia / CC BY-SA
2 – Leonberger by https://pxhere.com/es/photo/1394923
3 – Leonberger, cabeza Fotografiado en 2004 en una exposición canina en Dresde by Karina Leo-Steffen, hier hochgeladen von –Caronna 13:43, 15 Apr 2005 (UTC) / CC BY-SA
4 – Leonberger by https://www.pexels.com/es-es/foto/75295/
5 – Leonberger by https://pxhere.com/es/photo/1434187
6 – Leonberger by Pleple2000 / CC BY-SA
7 – Leonberger by https://www.needpix.com/photo/1100946/dog-leonberger-giant-pedigree-purebred-animal-canine

Videos del "Leonberger"

Tipo y reconocimientos:

  • CLASIFICACIÓN FCI:
  • Grupo :
  • Sección : . .

Federaciones:

  • FCI – Perros tipo Pinscher y Schnauzer-Molosoides – Perros tipo de Montaña y boyeros suizos. Sección 2.2 Molosoides, tipo montaña.
  • AKC – Perros de trabajo
  • ANKC – Grupo 6 (perros de utilidad)
  • CKC – Perros de trabajo
  • ​KC – Perros de trabajo
  • NZKC – Perro de utilidad
  • UKC – Perro guardián

Estándar FCI de la raza "Leonberger"

Origen:
Alemania

Fecha de publicación del estándar original válido:
04.01.1996

Utilización:

Perro de vigilancia, de compañía y de familia.



Apariencia general:

Cumpliendo con los propósitos de utilización originales, el Leonberger es un perro grande, fuerte, musculoso y a la vez elegante. Se caracteriza por su estructura corporal armónica y tranquilidad aplomada, consciente de su propio valor con un temperamento muy vivaz. El macho es especialmente poderoso y robusto.



PROPORCIONES IMPORTANTES: Relación de la altura de la cruz con la longitud del cuerpo = 9:10; la profundidad del pecho corresponde casi al 50% de la altura de la cruz.



Comportamiento / temperamento:

Como perro de familia, el Leonberger se adapta a las condiciones modernas de vida y habitación y resulta ser un compañero agradable que puede ser llevado a cualquier lugar sin causar problemas. Además, es muy amistoso con los niños y no es tímido ni agresivo. Como perro de compañía es un compañero agradable, obediente e intrépido en todas las situaciones que se presenten. Para lograr su naturaleza y fortaleza se necesita principalmente:

  • Confianza en sí mismo y una serenidad soberan
  • Temperamento equilibrado mediano (impulso para juzgar).
  • Disposición para someterse.
  • Buena capacidad de aprendizaje y atención.
  • Ser insensible al ruido.

Cabeza:

En su totalidad es más profunda que amplia y parece más larga que regordeta; la relación entre el hocico y la región craneal es de aproximadamente 1:1. La piel es adherente en todas las partes y no forma pliegues frontales.

Región craneal:
  • Cráneo: Visto de perfil y de frente es ligeramente arqueado; es fuerte correspondiente al cuerpo y las extremidades, pero no tiene apariencia pesada. La región posterior no es mucho más amplia que la región donde se encuentran los ojos.
  • Stop: Es claramente perceptible y moderadamente marcado.

Región facial:

  • Nariz: De color negro.
  • Hocico: Es largo, pero nunca termina en punta. La caña nasal es en correspondencia amplia, nunca hundida, sino más bien ligeramente arqueada (nariz de carnero).
  • Labios: Adherentes, de color negro, con comisuras cerradas. Mandíbulas / Dientes: Mandíbulas potentes con una mordida de tijera completa, regular y perfecta con buena adaptación de los incisivos superiores sobre los inferiores sin dejar espacio. Los dientes son implantados verticalmente en el maxilar, mostrando 42 dientes sanos de acuerdo a la fórmula dental (se tolera la falta del M3). Se permite una mordida de pinza; en el maxilar inferior no debe haber estrechez junto a los colmillos.
  • Mejillas: Poco desarrolladas.
  • Ojos: Color castaño claro hasta lo más oscuro posible, medianos, ovalados, ni hundidos ni saltones, ni muy juntos ni muy separados entre sí. Párpados adherentes, que no muestran la conjuntiva. El blanco de los ojos (parte visible de la dermis) no muestra enrojecimiento.
  • Orejas: De inserción alta y colocadas no muy atrás, colgantes, de tamaño mediano, pegadas y carnosas.

Cuello:

Forma una curva ligera que continúa sin interrupción hasta la cruz. Es más largo que ancho; no tiene piel suelta ni papada.

Cuerpo:

  • Cruz: Pronunciada, especialmente en el macho. Espalda: Robusta, recta, amplia.
  • Lomos: Anchos, potentes, bien musculosos.
  • Grupa: Amplia, relativamente larga, redondeada suavemente, en forma de transición progresiva hasta la raíz de la cola, nunca más alta que la espalda.
  • Pecho: Amplio, profundo, alcanza por lo menos hasta la altura del codo; no tiene forma de tonel sino más bien ovalado.
  • Línea inferior: Sólo ligeramente retraída.

Cola:

Provista de mucho pelo. Cuando está en pie la lleva colgada en línea recta; también durante el movimiento la dobla sólo ligeramente sin sobrepasar la línea de la espalda.

Extremidades

MIEMBROS ANTERIORES: Rectos, paralelos, no cerrados. 

  • Hombros / Brazos: Largos, de colocación oblicua; entre sí forman un ángulo no demasiado obtuso. Poseen buena musculatura.
  • Codos: Pegados al cuerpo.
  • Metacarpos: Fuertes, firmes, vistos de frente son rectos y vistos de lado casi verticales.
  • Pies anteriores: Rectos (sin desviaciones hacia afuera o hacia adentro), redondeados, compactos; dedos bien arqueados; almohadillas negras.

MIEMBROS POSTERIORES: Vistos desde atrás no están colocados en forma muy cerrada; son paralelos; las articulaciones tibio- tarsianas y los pies no presentan desviaciones hacia afuera ni hacia adentro.

  • Cadera: En posición oblicua.
  • Muslo: Bastante largo; colocado en forma oblicua, posee una fuerte musculatura. El muslo y la pierna forman un ángulo bastante marcado.
  • Articulación tibio-tarsiana: Potente, con un ángulo marcado entre la pierna y el metatarso.
  • Pies posteriores: Rectos, sólo un poco alargados; dedos arqueados; almohadillas de color negro.

Movimiento:

Cubre el terreno, es balanceado en todas las andaduras; buen impulso y avance; tanto durante el paso como al trote, observado de frente y de atrás, conduce las extremidades en línea recta.

Manto

  • Pelo: El pelo debe ser un poco suave hasta duro, bastante largo, pegado y nunca formar una raya; a pesar de poseer mucha lanilla interna se pueden reconocer las formas de su estructura corporal. El pelo es liso, aunque se permite que sea ligeramente ondulado; en el cuello y el pecho (sobre todo en el macho) se forma una melena; hay plumas visibles en los miembros anteriores y “pantalones” marcados en los miembros posteriores.
  • Color: Amarillo (color del león), rojo, pardo rojizo, también color arena (amarillo pálido, color crema) y todas sus combinaciones, aunque con máscara negra. Se permite que el pelo tenga puntas negras; sin embargo, el negro no debe ser el color básico del pelo. La palidez del color básico en la parte inferior de la cola, en el collar, en las plumas de los miembros anteriores y en los “pantalones” de los posteriores no debe ser exagerada para no trastornar la armonía del color básico. Se tolera una pequeña mancha blanca o una raya delgada blanca en el pecho y pelos blancos en los dedos.


Tamaño y peso:

Altura a la cruz:

  • Machos: 72 – 80 cm, medida ideal 76 cm,
  • Hembras: 65 – 75 cm, medida ideal 70 cm.


Faltas:

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.



FALTAS DESCALIFICANTES:

    • Agresividad o extrema timidez.
    • Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.
    • Faltas anatómicas severas (p. ej. miembros de vaca notables, espalda de carpa marcada, espalda muy vencida, desviación hacia afuera exagerada en los pies anteriores, angulación absolutamente insuficiente en las articulaciones del hombro, codo, rodilla y tibio-tarsiana).
  • Trufa parda.
  • Despigmentación excesiva en los labio
  • Falta de dientes (exceptuando el M3), prognatismo superior y inferior; otras faltas en la mordida.
  • Ojos sin color café.
  • Ectropión, ectropión.
  • Cola demasiado enroscada o llevada muy alta y enroscada.
  • Almohadillas pardas.
  • Pelo enrollado o muy rizado.
  • Faltas de color (pardo con trufa parda y almohadillas pardas; negro con fuego; negro plateado; color venado).
  • Falta total de la másca
  • Demasiado color blanco (que alcanza desde los dedos hasta el carpo, mancha en el pecho más grande que una mano, color blanco en otros lugares).


N.B.:
  • Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.
  • Sólo los perros funcionalmente y clínicamente saludables, con la conformación típica de la raza, deberán usarse para la crianza.



TRADUCCIÓN: Federación Canófila Mexicana A.C.

Fuente: F.C.I - Fédération Cynologique Internationale

Nombres alternativos:

    1. Leo, Gentle Lion, Gentle Giant (inglés).
    2. Chien Leonberg (francés).
    3. Leo (alemán).
    4. Leo (portugués).
    5. Leo (español).

Lebreles

Lebrel

El Lebrel responde a un grupo de perros que conforman una raza cuya constitución física les hace estar muy bien dotados para la carrera, en la que pueden alcanzar una gran velocidad. En su mayoría son más altos que largos, tienen la cabeza larga y estrecha y las orejas en rosa o semierectas. Y a modo de detalle a resaltar, poseen un gran sentido de la vista a diferencia de la mayoría de las razas de perro. Se suelen utilizar para la caza mayor en jaurías y para la caza del conejo y la liebre.

En España son también conocidos como Galgos ya que ese es el nombre que recibe el Lebrel Nacional y por extensión todas aquellas razas que poseen características similares, se las denomina Galgo.

La Federación Cinológica Internacional clasifica a las distintas variedades de la raza Lebrel en el Grupo X, y a su vez, este grupo está dividido en:

  • Sección 1: donde se incluyen a los perros Lebreles de pelo largo u ondulado.
  • Sección 2: donde se incluyen a los perros Lebreles de pelo duro.
  • Sección 3: donde se incluyen a los Lebreles de pelo corto.

A continuación les ofrecemos cada Sección del Grupo X, con sus respectivos integrantes, y breve reseña que podrán ampliar siguiendo el enlace a cada una de las razas.

Sección 1: Lebreles de pelo largo u ondulado.

  • Lebrel afgano: también conocido como Galgo afgano, Afghan Hound, Balkh Hound, Baluchi Hound, Barutzy Hound, Shalgar Hound, Kabul Hound o Galanday Hound es un perro de caza procedente de Afganistán. Tiene un pelaje característico, muy largo, fino y sedoso, que precisa de cuidados continuos ya que se enreda, llegando a perder su brillo.
  • Saluki: conocido como el perro Real de Egipto, es quizás la más vieja casta sabida de perro domesticado y el más antiguo de los lebreles, se cree descendiente de los lobos del desierto de Ara. Los beduinos los tienen en gran estima y los utilizan para la cacería de gacelas y como animales de compañía.
  • Lebrel ruso: o Borzoi, es una raza de perros desarrollada en Rusia. Desciende del Galgo Árabe siendo parecido a un perro ovejero ruso. Anteriormente conocido como Galgo ruso, fue originalmente criado para cazar lobos y liebres. Es grácil, fuerte y veloz.

Sección 2: Lebreles de pelo duro.

  • Lebrel irlandés: o Irish Wolfhound es la raza de perros más grande que existe; los ejemplares adultos alcanzan una estatura promedio de entre 95 y 100 cm a la cruz. Conocido desde el año 395, descienden de los lebreles utilizados por los Celtas de Irlanda para la cacería del lobo, ciervo, y otras presas de gran tamaño.
  • Lebrel escocés: o Deerhound, es un perro de caza tradicional perteneciente a las Tierras Altas escocesas, que aparece también en los retratos antiguos, durmiendo a los pies de grandes señores. Cuando se puso de moda cazar ciervos con escopeta, esta raza estuvo a punto de desaparecer.

Sección 3: Lebreles de pelo corto.

  • Galgo español: El Galgo es una raza canina autóctona de España, por lo que también se lo conoce como Galgo español. Según la Real Academia de la Lengua Española, la palabra deriva del latín Gallĭcus Canis, perro de la Galia.
  • Lebrel inglés: es una raza de perro que es utilizada principalmente como animal de compañía y de competición. Es el ancestro de la mayoría de los lebreles. Son hábiles para correr, pero no para realizar ejercicio extensivo.
  • Whippet: es una raza de perro de origen británico, esbelto y de porte elegante. Son perros activos y juguetones, similares físicamente al Galgo Inglés. Su popularidad ha llevado a usar el nombre Whippet en un gran número de cosas, desde automóviles hasta galletas.
  • Lebrel italiano: o Galgo Italiano se adapta perfectamente a hogares reducidos. Sin embargo necesita pasear. Puede hacer compañía en carreras cortas pero prefiere los paseos a pie y jugar con otros perros (mejor si no son grandes).
  • Azawakh: o Galgo africano es una raza de perro tipo Lebrel, originaria de África. También se lo conoce con otros nombres: Hanshee, Oska, Rawondu, Bareeru, Wulo, Tuareg Sloughi.
  • Sloughi: Lebrel árabe, Bereber Greyhound o Sloughi Moghrebi es originario del norte de África. Se encuentra en Marruecos, Argelia, Túnez y Libia. El Sloughi está estrechamente relacionado con el Azawakh.
  • Lebrel polaco: es una raza de perro lebrel de origen polaco, como su nombre indica. Se originó en Polonia, y entres sus ancestros encontramos algún Lebrel Asiático, un perro tipo Saluki. Según las teorías vigentes no tienen como ancestro al Lebrel inglés.

Y para recordar, digerir, no olvidar y actuar: España es el único país de la Unión Europea en el que aún se permite la caza con galgos y los cazadores matan alrededor de 50.000 Galgos o Lebreles al año, con inyecciones de lejía, colgados o quemados vivos, por ser métodos económicos de asesinato.

Razas de perro: Lebrel

Lhasa Apso
Tíbet FCI 227 - Perros tibetanos.

Lhasa Apso

El Lhasa Apso es un perro inteligente, pero independiente y testarudo.

Contenido

Historia

Originario del Tíbet, el Lhasa Apso es conocido en su país de origen como “Apso Seng Kyi”, que significa “perro con el rugido de un león”, seguramente en referencia a su ladrido tan característico y a su aspecto bastante parecido al de un león en miniatura.

Los estudios de ADN han establecido que se trata de uno de los perros domésticos más antiguos: los primeros ejemplares habrían aparecido varios miles de años antes de nuestra era. También han demostrado que es una de las razas de perro más emparentadas con el lobo, aunque su aspecto no lo sugiera necesariamente.

Durante mucho tiempo se les confundió con el Terrier tibetano, hasta que se establecieron normas separadas que facilitaban su diferenciación. La distinción se hacía principalmente en base al tamaño, siendo el Terrier tibetano más grande y, por tanto, más disuasorio como perro de guardia.

Considerado sagrado en su país de origen, tenía prohibida su venta y era criado exclusivamente por nobles y monjes para vigilar y proteger palacios, templos y monasterios budistas aislados en las montañas del Himalaya. Su trabajo consistía en dar la alarma en caso de intrusión o peligro potencial, mientras que su primo, el Mastín Tibetano, ponía toda su imponente estatura para disuadir a los individuos malintencionados de ir más allá. Los monjes creían que cuando el dueño de un Lhasa Apso moría y aún no estaba preparado para el Nirvana, su alma se reencarnaba en el cuerpo de su animal.

También se acostumbraba a usarla como regalo para los líderes extranjeros. Además, sólo los Lhasa Apso regalados por el Dalai Lama podían salir del país. Siempre se daban en parejas, para atraer la suerte y la prosperidad al destinatario. Así es como se introdujeron los primeros súbditos en China hacia 1583, al comienzo de la dinastía manchú.

La difusión internacional del Lhasa Apso

No fue hasta los albores del siglo XX cuando el Lhasa Apso llegó a Europa, y más concretamente en 1904. Fue entonces cuando tuvo lugar la primera importación al Reino Unido, cuando los soldados británicos que regresaban de la expedición al Tíbet dirigida por Francis Younghusband trajeron de vuelta representantes de la raza. Sin embargo, no fue hasta 1964 cuando el Kennel Club, la principal organización canina del país, reconoció oficialmente la raza.

En Francia, fue introducido en 1949 por la señorita Violette Dupont.

El Lhasa Apso pisó por primera vez Norteamérica en 1933, cuando Thubten Gyatso (1876-1933), el XIII Dalai Lama, ofreció uno al explorador y naturalista Charles Suydam Cutting (1889-1972).

El American Kennel Club sólo tardó dos años en reconocer oficialmente la raza, como hizo en 1935. La otra organización canina más importante del país, el United Kennel Club, esperó hasta 1975 para hacer lo mismo.

La Fédération Cynologique Internationale (FCI), que coordina las organizaciones de un centenar de países, reconoció al Lhasa Apso en 1969.

Popularidad

El Lhasa Apso es ahora muy popular y está presente en todo el mundo.

En Estados Unidos, ocupa el puesto 70 (de algo menos de 200) en el ranking de razas establecido por el American Kennel Club según el número de nacimientos registrados cada año en la organización. Esto marca un cierto declive respecto a los primeros años del siglo XXI, cuando se situaba más bien en el puesto 40.

En el Reino Unido, la raza también está en franco declive, después de haber alcanzado su punto máximo. Así, mientras que el número de nacimientos anuales registrados por el Kennel Club se situaba en torno a los 4.000 a mediados de la década de 2000 y superaba los 4.500 a principios de la década de 2010, luego se desplomó, hasta el punto de dividirse por tres, con, por tanto, menos de 1.500 registros anuales a finales de la década de 2010.

La situación es bastante similar en Francia, donde la raza alcanzó su máxima popularidad a principios de los años 90, con más de 1.500 nacimientos en algunos años. Sin embargo, antes de los albores del siglo XXI, ya habían retrocedido por debajo del millar. El Lhasa Apso se recuperó en la segunda mitad de la década de 2000, coqueteando con las cifras alcanzadas en su punto álgido. Sin embargo, volvió a caer a partir de 2012, y de forma brusca. Así, durante la década de 2010, el número de personas inscritas cada año en el Libro de Orígenes francés (LOF) se dividió por dos, terminando la década en menos de 700.

Características físicas

El Lhasa Apso es un perro pequeño de aspecto robusto y armonioso. Su cuerpo es más largo que alto, y bien proporcionado. Sus patas delanteras son rectas. La cola está colocada en lo alto de la espalda y cubierta por un largo mechón de pelo.

El cráneo es pequeño y ligeramente redondeado, con un stop bien definido. Las orejas son blandas, de tamaño medio y están cubiertas de pelo largo. Muy a menudo ocultos bajo una larga franja de pelo, los ojos son de color marrón oscuro y ovalados. Tienen una expresión de alerta. El hocico es corto, recto pero no cuadrado, y termina en una nariz negra.

El pelaje del Lhasa Apso consiste en una capa inferior de densidad media y una capa superior larga, lisa, densa y dura. El pelo cubre todo el cuerpo y generalmente toca el suelo, sin impedir nunca sus movimientos.

Sin embargo, debido a que mudan relativamente poco, a menudo se promocionan como una raza de perro hipoalergénica, lo que los hace adecuados para las personas con alergias a los perros. Sin embargo, hay que tener en cuenta que ninguna raza es totalmente hipoalergénica: una persona que se encuentre en este caso siempre debe procurar realizar una prueba en condiciones reales durante varias horas antes de cualquier adopción.

En cualquier caso, el pelaje puede ser de varios colores: dorado, arena, miel, gris oscuro, pizarra, negro, blanco o marrón. Es lisa en algunos individuos, y particolorada (es decir, que mezcla varios colores) en otros.

Por último, el dimorfismo sexual no es muy pronunciado en esta raza: los machos y las hembras tienen un tamaño muy parecido.

Tamaño y peso

▷ Tamaño macho: 20 – 30 cm
▷ Tamaño hembra: 18 – 28 cm
▷ Peso macho: 5 – 7 kg
▷ Peso hembra: 4 – 6 kg

Carácter y aptitudes

El Lhasa Apso es muy cariñoso y protector con sus dueños. Sin embargo, a pesar del estrecho vínculo que tiene con ellos, su naturaleza independiente le permite manejar la soledad sin dificultad. No es de los que sufren de ansiedad por separación cuando sus dueños se ausentan por unas horas.

Se lleva bien con los niños de edad suficiente para haber aprendido a interactuar con un animal y a respetarlo, lo que le convierte en un muy buen compañero de juegos. Por otro lado, al no ser muy paciente, puede sentirse rápidamente abrumado ante niños pequeños que son ruidosos, que se mueven mucho o que le hacen daño, y entonces se arriesga en cualquier momento a reaccionar bruscamente. Por lo tanto, no se recomienda que conviva con niños más pequeños. En cualquier caso, sea cual sea su raza, nunca se debe dejar a un perro solo con un niño pequeño sin la supervisión de un adulto.

Probablemente porque ama a su familia y busca protegerla, el Lhasa Apso es, en cambio, desconfiado con los extraños. No dudan en ladrar cuando perciben una amenaza o un extraño que se acerca a su casa, y suelen ser lo suficientemente perceptivos como para determinar rápidamente si la persona es un amigo o un enemigo de su familia. Por lo tanto, es un excelente perro de alerta. Sin embargo, no sólo utiliza sus vocalizaciones para dar la alarma: se sabe que ladra mucho, incluso en situaciones que no lo justifican. Esto se debe probablemente a su oído altamente desarrollado, que le permite oír ruidos y sonidos inaudibles para los humanos e incluso para algunas otras razas.

La convivencia con sus pequeños congéneres suele ir bien, en cuanto han crecido juntos. De lo contrario, por su carácter dominante, puede ser más complicado. Dado su tamaño, también es mejor evitar que conviva con un perro grande, ya que éste podría hacerle daño involuntariamente, por ejemplo mientras juegan juntos. También existe un riesgo con la gente que se encuentra en sus paseos. De hecho, como es muy valiente y se ve a sí mismo como más grande y poderoso de lo que realmente es, no duda en jugar con (o a veces enfrentarse a) otros perros mucho más grandes que él, sin darse cuenta de que podrían herirle involuntariamente durante sus interacciones.

Hacerle compartir su hogar con un representante de otra especie (gato, roedor, pájaro…) es muy posible. De hecho, no tiene un instinto depredador muy pronunciado, y no es de los que empiezan a perseguir a los pequeños animales que se encuentran durante sus paseos. La única excepción son los que se atreven a entrar en su territorio, por ejemplo en su jardín.

El Lhasa Apso no necesita mucho para satisfacer su necesidad de ejercicio. Sin embargo, media hora al día, a través de dos o tres paseos y/o sesiones de juego, es un mínimo por debajo del cual no debes mantenerlo equilibrado. Por otro lado, si se alegra de acompañar a sus amos en paseos cortos, su resistencia es bastante limitada: no hay que contar con él para caminar durante horas. De hecho, su bajo nivel de actividad lo convierte en un compañero ideal para las personas mayores o sedentarias. No obstante, no hay que descuidar que haga ejercicio a diario, tanto por su bienestar psicológico como físico, sobre todo porque es una raza de perro que tiende al sobrepeso.

Además, el Lhasa Apso no sólo necesita ser estimulado físicamente. De hecho, también hay que aprovechar su curiosidad y su gran inteligencia para que se equilibre psicológicamente. Por lo tanto, puede ser conveniente no sólo variar las rutas y actividades de paseo, sino también, por ejemplo, enseñarle regularmente nuevos trucos o dejarle practicar diferentes deportes caninos como el agility, la obediencia o el rally, que le permiten ejercitarse tanto física como mentalmente.

En cuanto se satisfacen sus necesidades, se adapta fácilmente a todos los lugares de la vida, mostrándose capaz de vivir tanto en la ciudad como en el campo, en un apartamento como en una casa. Dicho esto, aunque tenga acceso a un jardín, su independencia no significa que pueda pasar la mayor parte del tiempo allí, lejos de sus amos. De hecho, para ser feliz y equilibrado, necesita estar rodeado e interactuar con su familia.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el Lhasa Apso es independiente, testarudo y no está realmente inclinado a obedecer de forma espontánea. Además, si algo no le gusta, no duda en expresar su descontento. Además, madura muy lentamente y puede seguir siendo un cachorro en su cabeza hasta los 3 años. Por lo tanto, no es realmente adecuado para una persona que no tenga experiencia con perros, ya que podría darle demasiados problemas.

Educación

El Lhasa Apso es un perro inteligente, pero independiente y testarudo. Además, madura lentamente, hasta el punto de que algunos individuos siguen siendo cachorros en su cabeza hasta los tres años. Obviamente, esto no deja de tener consecuencias en su educación: tiene dificultades para concentrarse y tomarse en serio las sesiones de aprendizaje.

Todo se combina para que obedecer no sea necesariamente lo más natural para él, ni lo primero en su lista de prioridades. Esto es tanto más cierto cuanto que es dominante y no duda en cuestionar las reglas y poner a prueba los límites; si percibe un defecto que le permita hacer lo que le plazca o incluso ocupar el papel de líder, no duda en explotarlo.

Por lo tanto, su dueño debe ser firme desde los primeros meses y no dejar que se salga con la suya, a riesgo de permitir que se desarrolle el “síndrome del perro pequeño”. Esta última aparece cuando los propietarios, demasiado conmovidos por el aspecto bonito e inofensivo de su joven compañero, no corrigen -o no lo suficiente- sus comportamientos inadecuados (gruñidos, ladridos, agresividad…), como harían con un perro más grande. Esta es la mejor manera de hacer que sea desobediente, agresivo, perturbado y difícil de vivir. Además, después es muy difícil corregir la situación, una vez que los malos hábitos se han establecido.

Este es el caso, por ejemplo, de los ladridos, ya que se sabe que ladra en exceso. No hay que esperar para intentar hacerle entender las circunstancias en las que es inútil hacerlo y aquellas en las que, por el contrario, es pertinente. También hay que enseñarle a parar cuando se le pide.

Para evitar derivas o fallos en su educación, es importante que cada uno de los miembros de la casa se implique en ésta y se asegure de que se respetan al pie de la letra las normas vigentes. Estas normas deben establecerse desde su llegada a la familia y ser constantes a lo largo del tiempo y de una persona a otra, pues de lo contrario corre el riesgo de perderse y no lograr entender lo que se espera de él.

Además, ya sea para hacerle asimilar las normas o para enseñarle diversas cosas útiles, es necesaria una cierta regularidad para obtener resultados, y es mejor empezar desde su llegada a la familia. Las sesiones cortas diarias son ideales para mantenerlo concentrado en las tareas que tiene a mano, ya que tiende a aburrirse rápidamente. El refuerzo positivo es el mejor método de adiestramiento: premiarlo con golosinas y estímulos es mucho más eficaz que un castigo severo.

Por último, como cualquier perro, la socialización del Lhasa Apso debe iniciarse a una edad temprana, durante la cual es más maleable y adaptable. Para que se convierta en un adulto bien adaptado y se comporte correctamente en cualquier circunstancia, necesita conocer al mayor número posible de personas y animales durante sus primeros meses de vida, así como estar expuesto a todo tipo de situaciones y estímulos.

Salud

El Lhasa Apso es generalmente robusto y saludable. Tampoco es inusual que los representantes de la raza vivan hasta 20 años o más.

Además, sus orígenes tibetanos y su pelaje bien provisto (que no es ajeno) explican que sea particularmente resistente al frío y la humedad.Por otro lado, es mucho menos cómodo cuando el mercurio alcanza picos, o incluso francamente en gran dificultad.En efecto, su cara aplastada implica una capacidad de ventilación respiratoria marcadamente inferior a la media y, por tanto, una capacidad menos buena para regular su temperatura interna jadeando.Particularmente propenso al golpe de calor, no está hecho, por ejemplo, para vivir en un clima mediterráneo.

Aunque goza de una buena salud general, es posible que padezca diversas patologías más o menos graves a lo largo de su vida.Los problemas de salud a los que así está predispuesto son:

  • el síndrome braquicefálico, que afecta alas razas de perros de nariz chata y estrellada.De hecho, esta peculiaridad morfológica predispone al animal a diversos problemas de salud, como dificultades respiratorias, enfermedades oculares o trastornos digestivos.Se puede considerar una intervención quirúrgica para agrandar las fosas nasales del animal y así aumentar su capacidad respiratoria;
  • la displasia de cadera, malformación articular cuya apariencia puede potenciarse por una predisposición hereditaria.Produce dolor y cojera en las caderas e inevitablemente progresa aosteoartritis amedida que el perro envejece;
  • la dislocación de la rótula (o dislocación de la rótula), común en perros pequeños.Ocurre cuando la rótula se mueve hacia adentro o hacia afuera de la rodilla y puede causar dolor y / o cojera;
  • la hernia de disco, una enfermedad de la columna vertebral que provoca un dolor cada vez más difícil de afrontar para el animal, que por tanto puede resultar agresivo cuando se manipula o que la puerta.También tiene cada vez más dificultades para moverse, incluso termina paralizado.En casos menos avanzados, el reposo y la medicación suelen ser suficientes, pero en otros es necesaria la cirugía;
  • hernia inguinal, que se manifiesta por la aparición de una masa blanda e indolora entre la cara interna del muslo y el abdomen.Afecta principalmente a mujeres no esterilizadas y se cura mediante intervención quirúrgica;
  • displasia renal congénita, una malformación de los riñones cuyos síntomas pueden ser muy variados: retraso del crecimiento, pelaje opaco, falta de apetito, suciedad … En todos los casos, es una enfermedad grave e incurable;
  • urolitiasis (o cálculo de la vejiga), que es la formación de cálculos en el tracto urinario.Luego, el perro experimenta dificultad para orinar o incluso se ensucia y / o la presencia de sangre en la orina.El tratamiento consiste en la remoción quirúrgica del cálculo;
  • hidrocefalia congénita, una enfermedad del sistema nervioso que puede tener muchas consecuencias: estrabismo, cráneo abultado, retrasos en el crecimiento, dificultades locomotoras,ataques epilépticos, problemas de visión … Los tratamientos médicos reducen los síntomas, pero también es posible plantearse una intervención quirúrgica para resolver el problema en la fuente;
  • hemofilia tipo B (o enfermedad de Christmas), un trastorno de la coagulación de la sangre que a menudo se hereda.Afecta principalmente a varones y produce hemorragias abundantes o prolongadas, así como la aparición espontánea de hematomas.Es una patología grave e incurable: incluso si lastransfusiones del perroson posibles durante hemorragias graves, generalmente muere joven;
  • la periodoncia, una enfermedad inflamatoria irreversible del tejido gingival poco común en todo el canino y particularmente enrazas pequeñas.Aparece por mala higiene bucal y provoca inflamación de las encías.En los casos más graves, los dientes eventualmente se aflojan y se caen.En una etapa temprana, eltratamiento de la periodoncia sebasa en el descamación y una buena higiene bucal.Cuando la enfermedad se encuentra en una etapa avanzada, es necesaria una cirugía para extraer los dientes afectados;
  • las infeccionesdel oído, inflamación frecuente enrazas de perros con orejas caídas;
  • la dermatitis por Malassezia, una enfermedad dermatológica que se debe a la multiplicación de la levadura llamada Malassezia.Suele provocar enrojecimiento, picor y engrase la piel del animal;
  • la adenitis sebácea, una enfermedad relativamente rara de la piel.Destruye las glándulas productoras de sebo, lo que provoca sequedad de la piel, pérdida total o parcial del cabello y aparición de costras que pueden desprender malos olores.Hay tratamientos disponibles para reducir los síntomas, pero la enfermedad en sí es incurable;
  • alergias, ya sean alergias alimentarias o atopia.Luego, el animal se rasca repetidamente y pueden aparecer lesiones en la piel.

El Lhasa Apso también es particularmente propenso a ciertas enfermedades oculares:

  • la atrofia progresiva, una enfermedad hereditaria incurable caracterizada por la degeneración de la retina.Esto resulta en una pérdida progresiva de la visión, nocturna y luego diurna, hasta que el individuo se vuelve totalmente ciego;
  • el glaucoma, una enfermedad ocular que se puede heredar.Provoca la degeneración del nervio óptico y la retina.Esta dolorosa patología para el animal progresa rápidamente a una pérdida total o parcial de la vista, a menos que sea atendida con urgencia;
  • conjuntivitis seca, una enfermedad que puede ser hereditaria debido a una producción insuficiente de lágrimas.Esto resulta en ojo seco, inflamación de los párpados, ojos rojos, parpadeo repetido de los párpados, presencia de costras y / o secreción amarillenta.Todos estos síntomas obviamente causan dolor e incomodidad al animal.En casos graves, también pueden aparecer llagas y causar úlceras que pueden conducir a la perforación o pérdida del ojo.Esta afección generalmente requiere un tratamiento de por vida;
  • prolapso de la glándula nictitante (u ojo de cereza), una afección oftalmológica de la glándula lagrimal.Los signos más comunes son la aparición de una pequeña bola roja en la esquina interna del ojo y ojos llorosos.Es tratada con una intervención quirúrgica;
  • el entropión, que corresponde a un enrollamiento del borde del párpado hacia el interior del ojo y puede ser heredado.Provoca dolor, irritación e inflamación de la córnea y la conjuntiva, causada por el frotamiento repetido de pestañas y / o pelos en partes frágiles del ojo.El problema se puede solucionar con la ayuda de una cirugía;
  • distrofia corneal, una enfermedad de la córnea a menudo de origen hereditario que resulta en el enturbiamiento de la córnea en ambos ojos.Hay dos tipos de distrofias: lípidas y endoteliales.Los primeros no comprometen la visión y no requieren un tratamiento especial.Este último, por otro lado, puede causar ceguera, pero es tratable mediante cirugía;
  • distiquiasis, una enfermedad ocular caracterizada por la presencia de pestañas implantadas de forma anormal.Puede ser asintomático o provocar irritación, picor, enrojecimiento de los ojos o incluso la formación de unaúlcera corneal.Se utilizan diferentes técnicas para tratar a las personas afectadas;
  • Además, el Lhasa Apso tiene un riesgo bastante alto de obesidad.Este último puede provocar o agravar muchas patologías, y por tanto tener un impacto significativo en la salud del animal.

La lista de dolencias a las que está predispuesto Lhasa Apso puede ser abrumadora a primera vista, pero conviene recordar que siguen siendo raras y que la mayoría de los representantes de la raza pasan la vida libres de problemas.Esto se confirma en particular por un estudio realizado en 2004 por el Kennel Club y la Asociación Británica de Veterinarios de Pequeños Animales: el 32% de las muertes estudiadas fueron causadas simplemente por la vejez (32%), muy por delante de los cánceres (18%) y enfermedades, riñones (7%).

Sin embargo, sabiendo que algunas de las enfermedades a las que está predispuesta la raza son o pueden ser hereditarias, es importante adoptar de uncriadorriguroso deLhasa Apso.De hecho, además de garantizar una socialización de calidad a los cachorros, un criador serio realiza sistemáticamente pruebas genéticas en los individuos que planea criar (o también en la descendencia obtenida), para evitar la transmisión de un defecto hereditario.Por lo tanto, debe poder presentar los resultados de las pruebas en cuestión, además de presentar un certificado de buena salud establecido por un veterinario así como el detalle de las vacunas administradas, registradas en el registro de salud o vacunación del cachorro.

Una vez adoptado el animal, no debemos perder de vista que es particularmente frágil durante todo su crecimiento, en particular en lo que respecta a sus huesos y articulaciones.Por lo tanto, se recomienda encarecidamente no obligarlo a realizar esfuerzos físicos demasiado intensos durante este período, ya que correría el riesgo de lesionarse o incluso desarrollar malformaciones, con consecuencias potencialmente duraderas.Esto es tanto más cierto cuanto que este perro está predispuesto a ciertos problemas articulares (dislocación de la rótula y displasia de cadera).

Finalmente, sea cual sea su edad y como cualquier otra raza, todo Lhasa Apso debe ser llevado al menos una vez al año al veterinario para una revisión completa, que al mismo tiempo permita asegurarse de que se mantiene al día con su retirada de vacunas.

Esperanza de vida

14 años

Aseo

El Lhasa Apso no es para quien no tenga tiempo o ganas de dedicar mucho tiempo al cuidado del pelaje de su perro. De hecho, para eliminar el pelo muerto y evitar que se forme una estera, hay que cepillar su largo pelaje al menos tres o cuatro veces a la semana, con un cepillo especial o un guante. Aunque la muda sigue siendo moderada durante todo el año, el cepillado debe realizarse diariamente durante las mudas estacionales de primavera y otoño.

Si no se mantiene con la suficiente regularidad, el pelo se enreda, impidiendo que la piel respire. Esto favorece la proliferación de bacterias y los problemas cutáneos que pueden causar. Además, resulta muy doloroso para el animal -incluso imposible- desenredar los pelos con un simple cepillo, y entonces suele ser necesario un paso por una peluquería profesional.

Además, como la longitud de su pelaje hace que toque a menudo el suelo, tiende a acumular suciedad con facilidad y a desprender malos olores. Por lo tanto, es necesario lavarlo con un champú adaptado a los perros, una vez cada uno o dos meses. Sin embargo, no debe lavar a su perro más que esto, ya que esto eliminará el sebo que lo protege de los problemas de la piel. Cuando se bañe, debe tener cuidado de no mojar el interior de las orejas de su perro, ya que son especialmente sensibles. También se recomienda limpiar el pelaje del perro directamente después del baño en lugar de dejarlo secar al aire libre, ya que esto podría restarle belleza y brillo.

Para evitar la tarea de desenredar, o para que sea necesario con menos frecuencia, muchos propietarios de Lhasa Apso optan por mantener el pelo de su mascota corto. Tanto si lo hacen ellos mismos como si recurren a los servicios de un peluquero canino profesional, el pelaje debe recortarse con unas tijeras o recortarse cada dos meses para mantener el pelaje limpio.

Sin embargo, aunque el pelaje se mantenga largo, es necesario realizar un pequeño corte cada uno o dos meses para evitar que el animal se vea obstaculizado a la hora de moverse y para reducir el riesgo de infección causado por las pequeñas plantas o espiguillas que se atascan en el pelaje.

Las orejas colgantes del Lhasa Apso también requieren una atención especial. En efecto, esta particularidad morfológica hace que la humedad y la suciedad puedan acumularse fácilmente allí, y ser el origen de infecciones como la otitis. Por lo tanto, hay que inspeccionarlos y, si es necesario, limpiarlos una vez a la semana, y secarlos cada vez que haya estado en contacto con el agua o haya pasado mucho tiempo en un lugar húmedo.

El mantenimiento semanal de sus orejas es también la ocasión de revisar sus ojos y limpiar su contorno, para reducir el riesgo de infecciones.

También puedes aprovechar para cepillar los dientes de tu perro, asegurándote de utilizar una pasta de dientes especialmente diseñada para perros. Esto ayudará a prevenir la acumulación de sarro, que puede causar mal aliento y, sobre todo, la aparición de enfermedades orales como la enfermedad periodontal, que es muy común en los Lhasa Apso y puede tener graves consecuencias en su salud. Sabiendo esto, lo ideal es cepillarse varias veces a la semana, o incluso todos los días.

En cuanto a sus garras, el desgaste natural suele ser suficiente para limarlas. Sin embargo, cuando el animal se hace mayor y/o menos activo, pueden alargarse demasiado y acabar molestándole, o incluso lesionándole. En este caso, es necesario recortarlas con una recortadora de garras o una lima especial.

Ya sea el pelaje, las orejas, los ojos, los dientes o las garras, el mantenimiento de un Lhasa Apso no debe hacerse al azar. Es útil aprenderlas la primera vez con un veterinario o un peluquero en caso de duda, para conocer las buenas técnicas y poder actuar de forma eficaz y segura, sin herir o dañar a su mascota. Además, como serán muchas las sesiones de peluquería a lo largo de su vida, es conveniente que las sesiones de peluquería del perro se desarrollen con la mayor fluidez posible: acostumbrarlo desde pequeño es una excelente manera de conseguirlo.

Alimentación

Como cualquier perro, la dieta del Lhasa Apso debe adaptarse a su edad, su nivel de actividad física y su estado de salud. Se recomienda optar por croquetas o patés industriales de alta calidad, para proporcionarle todos los aportes nutricionales que necesita a diario.

En cualquier caso, su pequeño tamaño no debe hacer creer que puede alimentarse con comida destinada a los gatos. De hecho, las dos especies no tienen las mismas necesidades nutricionales, y él sufriría tanto carencias de algunos nutrientes como excesos de otros.

En este caso, es aún más importante estar atento, ya que esta raza tiene predisposición al sobrepeso. Esto es aún más cierto en el caso de un individuo castrado, porque el riesgo de obesidad es entonces más importante. Dividir su ración diaria en al menos dos comidas es una buena manera de evitar que clame durante el día, ya que sabe que le espera una segunda comida un poco más tarde. También es mejor evitar abusar de las golosinas, aunque evidentemente pueden ser muy eficaces para educarle. Un buen hábito puede consistir en deducir sistemáticamente su aporte calórico de su ración diaria, además de, por supuesto, optar por productos bajos en calorías.

Al mismo tiempo, pesar al perro una o dos veces al mes permite detectar rápidamente cualquier desviación. Si esto se confirma o incluso se acentúa en las siguientes mediciones, es aconsejable llevar al perro al veterinario, ya que sólo él puede determinar la causa del problema y ponerle remedio. De hecho, su dieta y nivel de actividad no son siempre la causa: el aumento de peso puede deberse a una enfermedad o a una reacción a un tratamiento, por ejemplo.

Por último, como cualquier perro, el Lhasa Apso debe tener agua a su disposición durante todo el día, renovada regularmente para que esté siempre fresca.

Utilidad

Hasta el siglo XX, el Lhasa Apso era utilizado por los monjes y nobles tibetanos para vigilar y proteger los palacios, templos y monasterios budistas. Su finísimo oído le permitía dar la alerta rápidamente en caso de peligro.

De hecho, incluso hoy en día, su valor y naturaleza protectora le permiten destacar como perro de advertencia.

Sin embargo, ahora lo encontramos empleado principalmente como animal de compañía. De hecho, su carácter afectuoso y alegre le convierte en un compañero entrañable. Si añadimos su escasa necesidad de ejercicio, comprenderemos que encuentra fácilmente su lugar en muchos hogares y lugares de la vida. Esto es especialmente cierto porque sueltan menos pelo y producen menos caspa que muchas otras razas, lo que los convierte en una excelente opción potencial para alguien con alergia a los perros. Dicho esto, dado que puede haber grandes diferencias de un individuo a otro y que ningún perro es totalmente hipoalergénico, siempre es esencial realizar una prueba en la vida real pasando varias horas con el animal que se está considerando adoptar.

Su pequeño tamaño, su largo pelaje y su elegancia también hacen del Lhasa Apso un habitual de las exposiciones caninas. No obstante, cualquier propietario que se plantee inscribir a su perro en concursos de belleza debe disponer de mucho tiempo y de un marcado interés por la peluquería, ya que luego es necesario un cepillado diario y varias horas de mantenimiento a la semana para mantener un pelaje bien cuidado y abordar estos eventos en las mejores condiciones.

Su amabilidad y dulzura también lo convierten en un muy buen perro de terapia en hospitales, residencias de ancianos y hogares de ancianos.

Por último, su inteligencia y vivacidad pueden ponerse a prueba en diversos deportes caninos como la agilidad, la obediencia o el rally.

Precio

El precio de un cachorro de Lhasa Apsoo oscila entre los 500 y los 1.500 euros, siendo la media de unos 900 euros, sin grandes diferencias entre machos y hembras.

Sea cual sea el país, las importantes diferencias de precio entre los ejemplares se explican generalmente por la mayor o menor conformidad del animal con el estándar de la raza, así como por el prestigio de la cría y el linaje del que procede.


Criadores de la raza "Lhasa Apso"

Sorgiña-Meiga - Contacto: sorginameiga@hotmail.com - Teléfono: 696 214 610 / 629 088 980

AQUANATURA - C/ Roger de Flor nº 45-51 - 08013 - Email: aquanatura@aquanatura.es -Tel : 933 095 977 - 933 152 057 / 933 103 463 - 932 691 020 - Nº Núcleo Zoológico: B2501193 - Barcelona

Valoraciones del "Lhasa Apso"

Es importante la convivencia que vas a tener con tu nuevo amigo. Antes de plantearte la adquisición de un perro de la raza "Lhasa Apso" debes conocer ciertos factores. No todas las razas de perros son aptas para vivir en un apartamento, debes tener en cuenta su carácter, su necesidad de ejercicio, su interacción con otras mascotas, sus cuidados y si tienes niños pequeños, su nivel de tolerancia hacia ellos.

Adaptación ⓘ

Rated 4 out of 5
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Perro amistoso ⓘ

Rated 3 out of 5
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Pérdida de pelo ⓘ

Rated 3 out of 5
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Nivel de afecto ⓘ

Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Necesidad de ejercicio ⓘ

Rated 2 out of 5
2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Necesidad social ⓘ

Rated 2 out of 5
2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Hogar ⓘ

Rated 3 out of 5
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Aseo ⓘ

Rated 4 out of 5
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Amigable con extraños ⓘ

Rated 3 out of 5
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Ladridos ⓘ

Rated 4 out of 5
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Salud ⓘ

Rated 3 out of 5
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Territorial ⓘ

Rated 4 out of 5
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Amistoso con gatos ⓘ

Rated 3 out of 5
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Inteligencia ⓘ

Rated 4 out of 5
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Versatilidad ⓘ

Rated 3 out of 5
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Amigable con niños ⓘ

Rated 4 out of 5
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Vigilancia ⓘ

Rated 3 out of 5
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Alegría ⓘ

Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Imágenes del "Lhasa Apso"

Fotos:

1 – Un perro lhasa Apso, con el pelo blanco tiene dos años se llama Yuna by Yuna89bcn, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons
2 – Lhasa Apso femea com 6 meses by Lcfrederico, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons
3 – “Lhasa Apso” by https://en.wikipedia.org/wiki/File:Lhasa_Apso_Puppy_Clip.jpg
4 – “Lhasa Apso” by https://en.wikipedia.org/wiki/File:Lhasa_Apso,_aged_16_months.jpg
5 – “Lhasa Apso” by Flickr user lisaschaos . Photo uploaded to commons by user ltshears, CC BY-SA 2.0, via Wikimedia Commons
6 – “Lhasa Apso” by https://en.wikipedia.org/wiki/File:Skoda_new_064.jpg

Videos del "Lhasa Apso"

Tipo y reconocimientos:

  • CLASIFICACIÓN FCI:
  • Grupo :
  • Sección : . .

Federaciones:

  • FCI – Grupo 9: Sección 5: Perros tibetanos
  • AKCToy
  • ANKC – (Toy)
  • CKC – Grupo 5 – (Toy)
  • ​KC – Toy
  • NZKCToy
  • UKC – Grupo 8 – Perro de compañía

Estándar FCI de la raza "Lhasa Apso"

Origen:
Tibet, China

Fecha de publicación del estándar original válido:
18.03.2015

Utilización:

Perro de compañía.



Apariencia general:

Es un perro bien equilibrado, vigoroso y con un pelaje abundante.



Comportamiento / temperamento:

De carácter alegre y seguro de sí mismo. Alerta, equilibrado aunque se muestra prudente hacia los extraños.

Cabeza:

La cabeza debe estar cubierta de abundante pelo largo que caiga sobre los ojos; debe tener una barba y bigotes bien desarrollados.

Región craneal:
  • Cráneo: Moderadamente estrecho, que se hunde detrás de los ojos; no debe ser por completo aplanado ni abovedado o tener forma de manzana.
  • Depresión naso-frontal (stop): Mediana.

Región facial:

  • Trufa: Negra.
  • Hocico: Debe medir casi 4 cm y no debe ser cuadrado; la longitud de la caña nasal desde la punta de la nariz es aproximadamente un tercio de la longitud total de la cabeza, entre la trufa y el occipucio.
  • Caña nasal: Recta.
  • Mandíbulas/Dientes: Los incisivos superiores cierran justo por detrás de los inferiores, es decir, su mordida es inversa a la mordida en tijera. Los incisivos deben estar colocados en una línea tan amplia y derecha como sea posible. La dentadura completa es deseable.
  • Ojos: De color oscuro y tamaño mediano, colocados hacia al frente y de forma ovalada; no deben ser grandes y saltones, ni pequeños y hundidos. No deben mostrar el color blanco del globo en su parte superior o inferior.
  • Orejas: Colgantes y cubiertas de abundantes flecos.

Cuello:

Fuerte y bien arqueado.

Cuerpo:

Su longitud desde la punta de los hombros hasta la punta de la nalga debe ser mayor que su altura a la región de la cruz.

  • Espalda: Línea superior nivelada.
  • Lomo: Fuerte.
  • Tórax: Costillas extendiéndose bien hacia atrás.

Cola:

De inserción alta, bien llevada sobre la espalda, pero no en forma "de asa de olla". A menudo doblada cerca de la punta. Cubierta de abundantes flecos.

Extremidades

Miembros anteriores

Rectos y cubiertos de pelo abundante.

  • Hombros: Bien inclinados hacia atrás.

Miembros posteriores

Bien desarrollados y musculosos. Con buena angulación. Bien provistos de abundante pelo.

  • Corvejones: Vistos desde atrás deben lucir paralelos y no muy juntos.

Pies

Redondos, como los del gato, con almohadillas plantares sólidas. Deben estar cubiertos de pelo.

Movimiento:

Ligero y ágil.

Manto

Pelo

El pelo de la capa externa debe ser largo, abundante, recto, de textura dura; no debe ser lanoso ni sedoso. Debe tener una capa moderada de subpelo.

Color

Dorado, arena, miel, gris oscuro, pizarra, humo, multicolor, negro, blanco o pardo. Todos estos colores son igualmente aceptables.



Tamaño y peso:

La altura ideal para los machos es de 25,4 cm; las hembras son ligeramente más pequeñas.



Faltas:

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados deben considerarse como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación del estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.

Cualquier perro monstrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.


Faltas descalificantes:

  • Agresividad o extrema timidez.
  •  Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento.


N.B.:

Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

Fuente: F.C.I - Fédération Cynologique Internationale

Nombres alternativos:

    1. Lhasa, Lion Dog (inglés).
    2. Apso Seng Kyi (francés).
    3. Lhasaterrier, Löwenhund (alemán).
    4. Nome original 拉薩犬 (portugués).
    5. Perro león/span> (español).

Lebrel polaco
Polonia FCI 333 . Lebreles de pelo corto.

Lebrel polaco

El Lebrel polaco ha nacido para la caza, no solo de la liebre, la avutarda y el zorro, sino también del lobo.

Contenido

Historia

El “Lebrel polaco” es una raza muy antigua. En las crónicas de Galla Anonim hay referencias a los gastos de la corte real en el mantenimiento de los Galgos. Según un antiguo diccionario polaco, en el siglo XIII había más de 300 términos para referirse a los Galgos, lo que demuestra que en Polonia en aquella época eran animales conocidos y populares.

La primera descripción de la caza con Galgos se encuentra en Myślistwie z ogary (Caza con sementales), de Jan Ostroróg, y la primera descripción de un Galgo data de 1600 (A. Gostomski, Gospodarstwo jeździeckie). Otra descripción de la caza con Galgos se encuentra en el poema Myśliwiec de Tomasz Bielawski, publicado en 1595.

Por último, “La Nature” del 13 de julio de 1895, que describe la visita del Gran Duque Nicolás a una exposición canina en Tuilleries, da la siguiente información sobre el Lebrel polaco, propiedad del príncipe: “Estos Galgos de pelo corto proceden de Polonia, desde donde entraron en Rusia en gran número con la expedición del príncipe Dimitri en 1505; son más grandes que los Lebreles, pero menos delicados, y su pelo es más largo”.

Todos estos datos confirman que el Lebrel polaco estaba presente en las tierras polacas antes que el Borzoi – Lebrel ruso para la caza y el “Galgo inglés”. El Lebrel polaco tiene muchas características en común con el Saluki, como su pelaje, que no se encuentra en otros Lebreles de pelo corto ni en el Borzoi. Los pelajes como el dominó, el negro llama o el tricolor también son comunes en el Saluki. Al mismo tiempo, el Lebrel polaco no tiene el color negro sin fuego con variantes blancas, tan frecuente en el “Galgo inglés”.

Los Galgos ingleses se extendieron por Europa gracias a las migraciones de las tribus celtas. Los celtas valoraban la caza a caballo con Galgos como deporte y sus ouertragoi (en transcripción latina – vertragus), originarios de Asia, se convirtieron en el ancestro de la mayoría de las razas europeas de Galgos.

También se cree que el Lebrel polaco desciende directamente del tipo asiático. Mientras que los ingleses seleccionaban a sus Galgos por la rapidez con la que podían cazar liebres en un espacio relativamente limitado, en Europa Central, en las grandes zonas llanas de Polonia en aquella época, en un clima seco y duro, los Galgos asiáticos evolucionaron hasta convertirse en perros más grandes, robustos y fuertes, utilizados para cazar cualquier tipo de caza, incluidos zorros y lobos.

Los Galgos asiáticos también llegaron a nuestra zona con las tribus nómadas escitas. Las fuentes escritas demuestran que, en los siglos XVIII y XIX, el Lebrel polaco original se cruzó con otros Galgos, como el Lebrel irlandés.

El apogeo del Lebrel polaco pasó irremediablemente a finales del siglo XIX, cuando -como resultado de las progresivas divisiones de la tierra- la búsqueda de la caza empezó a verse obstaculizada por las vallas. La población de Lebrel polaco se redujo significativamente en perreras no muy numerosas de la nobleza amante de la tradición, especialmente en el sur de Polonia, en Podolia y Ucrania. Hasta la Segunda Guerra Mundial, los Galgos cazaban en el voivodato de Kielce, en la finca de los señores Niemojewski – Oleszno Kielecki. Oleszno Kieleckie fue el último bastión del Lebrel polaco.

La Segunda Guerra Mundial y los duros años de la posguerra provocaron la extinción casi total de estos hermosos perros. El destino de esta raza después de la guerra fue turbulento y complicado. En las zonas del sur de Polonia, los perros de las perreras dispersas solían caer en manos de cazadores furtivos, por lo que, como proscritos, eran exterminados con saña por cazadores, guardias forestales y milicianos. En ese momento todo lo que era “señorial” fue metódicamente destruido. A pesar de todo, algunos Lebrel polaco sobrevivieron, y la selección se llevó a cabo en función de la velocidad, la agilidad y la “pasividad” (destreza en la captura). Esa destreza en la captura permitió mantener la raza pura.

En los años 70, un grupo de entusiastas se esforzó por salvar y restituir la raza. En 1981 se abrió un libro de inscripciones para el Lebrel polaco. En 1989 la raza fue reconocida oficialmente por la FCI como la cuarta raza polaca.

Carácter y aptitudes

El Lebrel polaco es un perro tranquilo, sobrio y valiente. Muestra distancia hacia los extraños, mientras que hacia su propia familia es muy apegado y cariñoso. Criado junto con un gato, puede vivir con él en casa, pero si ve un gato afuera, sus instintos de caza se activarán.

Vídeo del Lebrel polaco
polish greyhound- CHROBRY.MOV

Debe recordarse que el Lebrel polaco generalmente no estará satisfecho con la persecución en sí, pero en realidad puede cazar una mascota, por lo que en los lugares donde caminan los gatos callejeros, debe mantenerse absolutamente con correa. Por lo general, no es agresivo con los extraños, pero como un perro con un carácter fuerte, puede meterse en una pelea si se le provoca. También tiene un fuerte instinto territorial.

El Lebrel polaco es muy devoto de su dueño, y debidamente guiado es “el perro de un hombre”, un excelente compañero en casa y, cuando es necesario, un vigilante guardián de la propiedad.

Se siente mejor en una casa con jardín (sin embargo, se le deben proporcionar algunos paseos), pero también se adaptará a vivir en un apartamento, siempre que se satisfagan sus necesidades de actividad.

Características físicas

  • Tamaño: altura deseada a la cruz para hembras 68-75 cm, para machos 70-80 cm
  • Peso: 25-35 kg
  • Pelaje: pelo elástico al tacto, bastante duro, pero sin alambres ni sedoso; de longitud desigual en el cuerpo: el pelo es más largo en la cruz, el más corto en los costados, pecho y extremidades, el vientre está cubierto de pelo fino y escaso. En la parte posterior de los muslos y en la parte inferior de la cola, el pelo es más largo pero también duro; pantalones y una pluma clara.
  • Color: todos los colores son aceptables; los bordes de los párpados y la punta de la nariz son negros u oscuros; solo con tonos claros, como beige o azul, la punta de la nariz es respectivamente beige o azul.
  • Esperanza de vida:

    10-12 años

    Salud

    El Lebrel polaco es un perro muy sano. Son fuertes, aptos y resistentes. Toleran bien las bajas temperaturas, siempre que estén en movimiento. A pesar de su grueso subpelo, se enfrían con bastante rapidez, porque tienen una piel fina y muy vascularizada y una capa muy fina de grasa subcutánea.

    Hasta ahora no se ha encontrado ninguna predisposición especial a las enfermedades genéticas en los Lebrel polaco. Un perro joven debe recibir una cantidad adecuada de ejercicio, para que su organismo se desarrolle correctamente. Los cachorros y los perros jóvenes no deben ser ejercitados en exceso y el perro debe ser introducido al entrenamiento gradualmente.

    Aseo

    El pelo corto de un Lebrel polaco no requiere ningún tratamiento especial. Durante el período de muda, el perro debe peinarse una vez cada pocos días, y un cepillado menos frecuente es suficiente. Bañamos al perro según sea necesario. Además, controlamos el estado de las orejas y los dientes. Si es necesario, recorte las garras.

    Valoraciones del "Lebrel polaco"

    Es importante la convivencia que vas a tener con tu nuevo amigo. Antes de plantearte la adquisición de un perro de la raza "Lebrel polaco" debes conocer ciertos factores. No todas las razas de perros son aptas para vivir en un apartamento, debes tener en cuenta su carácter, su necesidad de ejercicio, su interacción con otras mascotas, sus cuidados y si tienes niños pequeños, su nivel de tolerancia hacia ellos.

    Adaptación ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Perro amistoso ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Pérdida de pelo ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Nivel de afecto ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Necesidad de ejercicio ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Necesidad social ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Hogar ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Aseo ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amigable con extraños ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Ladridos ⓘ

    Rated 1 out of 5
    1 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Salud ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Territorial ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amistoso con gatos ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Inteligencia ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Versatilidad ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amigable con niños ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Vigilancia ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Alegría ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Tipo y reconocimientos:

    • CLASIFICACIÓN FCI:
    • Grupo :
    • Sección : . .

    Federaciones:

    • FCI – Grupo 10: Sección 3: Lebreles de pelo corto
    • CKC – Misceláneos?
    • Standard UKC (United Kennel Club) – Sighthound and Pariah

    Estándar FCI de la raza "Lebrel polaco"

    Origen:
    Polonia

    Fecha de publicación del estándar original válido:
    1.10.1999

    Utilización:

    Perro para la caza no sólo de la liebre, zorro, corzo y avutarda, sino también del lobo.



    Apariencia general:

    El Lebrel Polaco es un perro de gran talla, poderoso, musculoso, netamente más fuerte y menos fino de formas que los otros lebreles de pelo corto (sin embargo, no debe ser pesado ni linfático). Por su aspecto, está cerca del tipo del lebrel asiático, que es su ancestro. La fuerte osamenta, la estructura compacta del cuerpo, la musculatura neta y los maxilares poderosos testimonian que este perro ha sido utilizado para la caza en las condiciones difíciles del clima polaco.
    Los ojos expresivos, de mirada despierta y penetrante, juegan un papel importante en el aspecto general del Lebrel Polaco.



    PROPORCIONES IMPORTANTES: La proporción de l longitud del cuerpo en relación a la altura a la cruz debe ser de 10,2- 10,3 : 10.



    Comportamiento / temperamento:

    El Lebrel Polaco es maestro de él mismo, confiado, reservado y valiente. En persecución es rápido y resistente. En acción reacciona rápidamente y brutalmente.

    Cabeza:

    Fuerte, seca y larga. La longitud de la cabeza en relación a la altura a la cruz, en los machos, es de 37-39: 100, en las hembras de 36-38 : 100. La longitud del hocico en relación a la longitud de la cabeza es de 1:1, pero el hocico puede ser ligeramente más largo. La proporción de la anchura de la cabeza a nivel de las arcadas cigomáticas en relación a la longitud de la cabeza es alrededor de 38 : 100. La proporción deseable entre el perímetro del hocico delante de las órbitas y la longitud de la cabeza es alrededor de 80 : 100.

    Región craneal:
    • Cráneo: La parte superior del cráneo debe ser plana; surco frontal poco acusado, de una profundidad deseable de 5 mm. Protuberancias frontales y arcadas supra-orbitales poco marcadas. El perfil del cráneo debe fundirse perfectamente con el perfil del hocico.
    • Stop (depresión naso-frontal) : Muy poco marcada.

    Región facial:

    • Trufa: Negra u oscura, grande, sobresale por encima de los labios.
    • Hocico: Fuerte, estrechándose hacia la trufa de una manera tan suave que no da la impresión de ser puntiagudo, sino más bien de ser chato para un lebrel. La posición de la trufa es de preferencia un poco debajo de la línea de la caña nasal. Las líneas superiores del hocico y del cráneo deben ser ligeramente divergentes.
    • Labios: Largamente dibujados, secos sin exceso; en la primera parte del hocico pueden formar un pliegue mínimo cubriendo los bordes pigmentados del labio inferior, pero jamás son colgantes y no enmascaran el maxilar inferior.
    • Mandíbulas / dientes: Maxilares y dientes fuertes; articulación en tijera, aceptable en tenaza.
    • Ojos: Los ojos oscuros son deseables; según el pelaje del perro el iris es de un tinte que va del marrón oscuro al color del ámbar; son expresivos, bastante grandes, dispuestos ligeramente sesgados (ojo en almendra). La expresión de los ojos debe ser característica: despierta y penetrante.
    • Orejas: De tamaño mediano, bastante estrechas; si son plegadas hacia adelante, sus extremos tocan fácilmente los ángulos internos de los ojos. Implantadas a la altura de los ojos. El pabellón de la oreja tiene un cartílago relativamente blando; las orejas dan la impresión de ser bastante carnosas.

      Portes admitidos de las orejas:

      • Plegadas hacia atrás, tocando el cuello,

      • Posición en forma de techo,

      • En estado de excitación orejas erguidas enteramente, o con el extremo ligeramente quebrado hacia adelante

    Cuello:

    Largo, musculado, poderoso, de perfil oval, elevándose suavemente a partir de la línea de la cruz; cabeza llevada bastante alta (el Lebrel Polaco en reposo lleva la cabeza ligeramente más baja que el Greyhound).

    Cuerpo:

    Cuando el perro está en posición libre, la altura a la cruz debe ser igual a la altura del punto culminante de la grupa.

    • Cruz: Pequeña, pero marcada
    • Línea superior: Recta en la región torácica, ligeramente abovedada en la región lumbar. En las hembras, la línea superior casi recta en la región lumbar no es un defecto
    • Lomo: Ancho y musculado.
    • Grupa: Grupa oblicua, en suave pendiente, larga, musculada y ancha; las puntas de las caderas muy espaciadas (la anchura entre las puntas de las caderas representa el 12-14 % de la altura a la cruz.
    • Pecho: Caja torácica muy espaciosa, bien descendida (el ideal es una caja torácica llegando hasta la punta del codo en la región esternal); moderadamente ancha visto de frente; las costillas posteriores deben ser netamente arqueadas, pero no en aro de tonel. Costillas largas, emplazadas sesgadas en relación a la columna vertebral. Esternón largo.
    • Vientre: Recogido.

    Cola:

    Con plumas, larga, gruesa en la base, en reposo llevada baja; el extremo de la cola debe ser en forma de hoz encurvada hacia arriba o formar un anillo completo. En reposo, el perro puede a veces llevarla colgante y completamente recta, pero sin semejar a la cola caída de vaca. En movimiento, la cola puede ser llevada más alta, sin embargo, la base de la cola no debe ser llevada más alto que el nivel del lomo.

    Extremidades

    MIEMBROS ANTERIORES: Largos, netos, bien musculados, muy poco separados. Vistos de frente, los miembros deben estar dispuestos paralelamente.

    • Antebrazo: Largo; la proporción entre la distancia de la punta del codo al suelo y la altura a la cruz debe ser alrededor del 54% y estar proporcionada, de forma que el lebrel no dé la impresión de ser
      exageradamente alto de miembros.
    • Metacarpo: Ligeramente oblicuo en relación al suelo.
    • Pies delanteros: Ovales; dedos apretados, bien arqueados.

    MIEMBROS POSTERIORES: Largos, bien musculados, bastante bien angulados, ligeramente colocados hacia atrás y ligeramente separados, sin embargo, claramente menos que en el caso del Greyhound. Vistos desde atrás, los miembros deben ser paralelos.

    • Pierna: Larga.
    • Corvejón: Fuerte.
    • Pies traseros: Ovales, pero un poco más alargados que los pies anteriores; dedos bien apretados, compactos.

    Movimiento:

    El movimiento debe ser fácil y enérgico; la angulación apropiada de los miembros anteriores y posteriores permite una extensión del miembro hacia delante en un movimiento largo y suelto, al paso como al trote. Los lebreles llevados lentamente pueden marchar en ambladura, pero después de acelerar la velocidad del movimiento, deben volver al paso normal. La acción de los miembros posteriores es una de las características: sin ser un defecto, en el trote corto, los pies traseros pueden apoyarse en una línea central recta.

    Manto

    • PIEL: Bien adherida, elástica.
    • PELO: Pelo elástico al tacto, bastante duro, no «hilo de acero», pero tampoco sedoso. De longitud variable según el conjunto del tronco; sobre la cruz el pelo en su conjunto puede ser más largo, más corto en los costados; en el esternón y en los miembros es muy corto. El vientre está cubierto de un pelo más delicado, más ralo. En las nalgas y debajo de la cola, en toda su largura, el pelo es largo, pero también duro; los ″pantalones″ y las plumas son bien desarrollados.
    • COLOR: Todos los colores están admitidos. Borde de los párpados y la trufa negros u oscuros; cuando el color del pelo es más claro, es decir azul o beige, la trufa es en relación azul o beige.


    Tamaño y peso:

    La talla óptima de la hembra es de 68-75 cm a la cruz, del macho de 70-80 cm a la cruz. Los ejemplares más grandes que la talla óptima están admitidos a condición de conservar una morfología típica. Una talla un poco más baja que la indicada en el estándar no es, sin embargo, un defecto eliminatorio, si aparte deesto, el perro no provoca ninguna reserva.



    Faltas:

  • Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.

  • Aspectos generales

  • Variación importante de la proporción deseada entre longitud del cuerpo y altura a la cruz.
  • Osamenta frágil, débil.
  • Musculatura débil, constitución pesada.

  • Cabeza

  • Región frontal demasiado convexa.
  • Surco frontal netamente marcado.
  • Stop netamente marcado.
  • Trufa fina, puntiaguda.
  • Caña nasal demasiado convexa.
  • Belfos exageradamente desarrollados.
  • Maxilares débiles; prognatismo superior o inferior; falta importante de dientes ( a excepción de los PM1).
  • Ojos sobresalientes.
  • Orejas tocando planas los lados de la cabeza.

  • Cuello

  • Corto, fino; cabeza llevada exageradamente alta o exageradamente baja.

  • Cuerpo

  • Dorso arqueado desde las vértebras torácicas.
  • Región lumbar demasiado convexa.
  • Caja torácica plana, poco descendida; esternón tan retraído que, mirando de perfil, no se le ve detrás del borde del omóplato.

  • Cola

  • Enteramente encorvada por encima del dorso, cola llevada de lado

  • Miembros anteriores

  • Escápulas en pendiente abrupta (hombro recto).
  • Codos hacia fuera o demasiado dentro.
  • Pies girados hacia fuera, deformación de las almohadillas.

  • Miembros posteriores

  • Angulación demasiado débil.
  • Corvejones de vaca o en forma de tonel.
  • Dedos separados.

  • Piel

  • Gruesa, despegada, poco elástica.

  • Manto

  • Trufa y borde de los párpados rosa o moteado, lo mismo que un aclaramiento del color de la trufa y del borde de los párpados en los otros colores de pelo que en el azul y el beige.


  • FALTAS DESCALIFICANTES:

  • Agresividad o extrema timidez.
  • Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento.
  • constitución linfática, apatía.
  • Ojos pequeños, triangulares.


  • N.B.:
  • Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.
  • Sólo los perros funcional y clínicamente saludables, con la conformación típica de la raza, deberán usarse para la crianza.
  • Fuente: F.C.I - Fédération Cynologique Internationale

    Nombres alternativos:

      1. Polish Sighthound, Chart Polski (Polish) (inglés).
      2. Chart polski (francés).
      3. Chart polski (alemán).
      4. (em polonês/polaco: chart polski) (portugués).
      5. Chart Polski (Polaco) (español).

    Lebrel Afgano
    Afghanistan Great Britain FCI 228 . Lebreles de pelo largo u ondulado.

    Lebrel Afgano

    El Lebrel Afgano se comporta de modo altivo y reservado, sobre todo con los extraños

    Contenido

    Historia “Lebrel Afgano”

    También conocido como Tazi es un perro de caza procedente de Afganistán.

    El origen de esta raza es posible que se encuentre en la raza Saluki, que habría llegado a Afganistán a través de Persia. Ya en Afganistán, el Saluki necesitaría un pelaje más apropiado para el hostil clima de las montañas de este país, desarrollando el largo pelaje que caracteriza al Lebrel Afgano actual, y con el que hoy día seduce a tantas personas que adquieren perros de esta raza sin tener en cuenta que necesita cuidados muy especiales.

    El origen del Lebrel Afgano es antiquísimo, con los primeros registros aproximadamente en el año 1000 a. C., en la zona donde se encuentra actualmente Afganistán. Fue utilizado como perro de caza.

    La antigüedad de esta raza aún no ha sido corroborada por nadie, pero los primeros registros datan del siglo XIX, lo cual no significa que no existieran antes, sino que los nómadas afganos no se molestaban en dejar constancia de la raza por escrito. La primera ilustración hecha de un Lebrel Afgano es del año 1813. Esta raza llegó a Inglaterra en 1920 y no tardó en triunfar, siendo reconocida por el club británico Kennel sólo seis años después.

    En el año 1880, cuando finalizó la guerra entre afganos y británicos, los oficiales del ejército británico se llevaron a casa algunos de estos canes, cuyas características como perros de caza en las duras condiciones de las montañas afganas, habían llamado su atención.

    Vídeos Lebrel Afgano
    Miske, galgo afgano
    Breed All About It - Afghan Hound

    En Europa, el Lebrel Afgano ha mantenido su actividad natural como perro pastor y de caza, tarea que ya hacía en su tierra de origen. También, gracias a su elegante aspecto, agilidad y velocidad, se ha convertido en perro de compañía y de carreras.

    En un principio, el Lebrel Afgano era empleado para perseguir presas de todo tipo, que se encontraban en las montañas de Afganistán, tales como liebres, zorros, gacelas, chacales, lobos, venados, e incluso, leopardos nivales (que es el único felino grande que vive exclusivamente en alta montaña y está perfectamente adaptado a este entorno).

    Otra función del Lebrel Afgano era la vigilancia de los campamentos de las tribus nómadas y el ganado, funciones que, junto con las relacionadas con la caza, dieron a esta raza una popularidad enorme entre los nómadas de Afganistán (incluso reservaban un día de festividad dedicada al Lebrel Afgano, en el que los engalanaban con collares de flores).

    Características físicas “Lebrel Afgano”

    Por su aspecto general da una impresión de fuerza, dignidad, velocidad y potencia. La expresión exótica y oriental es típica de la raza, con una mirada directa y escrutadora.

    La cabeza presenta el cráneo largo y no muy estrecho, con el occipital prominente, el hocico largo, los maxilares limpios y el stop ligero.

    Los ojos son preferentemente oscuros, casi triangulares y ligeramente oblicuos en sentido ascendente. Las orejas están insertadas bajas, en posición bien retrasada y el animal las lleva pegadas contra la cabeza. Las extremidades son rectas y con buena osamenta. La cola que no debe ser demasiado corta, se inserta baja, forma un anillo en la punta y está adornada con unas curiosas mechas. En movimiento, el animal la lleva alzada.

    El pelo es largo y fino en los costados, las extremidades y los flancos. En los perros mayores es corto y denso en la zona de los hombros y de los riñones. En la cabeza es largo a partir de la frente y forma un largo mechón sedoso.

    Están admitidos todos los colores.

    La altura ideal a la cruz en machos: 68 a 74 cm. y en hembras: 63 a 69 cm.

    Carácter y aptitudes “Lebrel Afgano”

    Es considerado una de las razas menos inteligentes, posicionado en la escala como numero 79 según S. Coren, autor de “The Intelligence of Dogs”, aunque también caprichosa.

    El Lebrel Afgano es independiente y capaz de perseguir a su presa sin necesidad de recibir instrucciones. Su inteligencia y confianza le permiten anticipar las reacciones de sus presas y tomar decisiones por sí mismo.

    Esto significa que tiende a actuar libremente y a hacer las cosas a su manera cuando decide que es necesario, en lugar de seguir la letra de las instrucciones de su amo. Esto significa que su adiestramiento puede ser un reto, y que es una raza que necesita un adiestrador experimentado.

    Sin embargo, a pesar de su independencia, son muy devotos de su dueño y suelen ser cariñosos con su familia. Sin embargo, deben aceptar que este afecto no está disponible a la carta, sino cuando ellos decidan que es el momento adecuado. En otras palabras, tienes que aceptar su independencia y no esperar constantes muestras de afecto por su parte. No es recomendable para familias con niños pequeños: sin ser agresivo con ellos, tiende a rechazar su contacto en cuanto son demasiado insistentes.

    Fuera del círculo familiar, su sociabilidad es limitada. Por ello, a menudo tiende a mostrarse distante -incluso altivo- con cualquiera que considere un extraño en su casa. Incluso puede mostrar esa actitud con su amo, especialmente si se siente molesto.

    Su carácter un tanto difícil y el hecho de que no se muestre necesariamente afectuoso tienden a hacer olvidar que, sin embargo, es un compañero fiel. Puede tener dificultades para adaptarse a un nuevo hogar.

    Sin embargo, puede ser muy cariñoso y divertido, e incluso disfruta siendo el centro de atención. Algunos propietarios también informan de que le gusta robar cosas y esconderlas. Incluso parece disfrutar haciéndolo delante de las narices de su dueño. En otras palabras, incluso cuando se está divirtiendo, muestra su nivel de confianza y autocontrol.

    El Lebrel Afgano es un perro muy robusto que necesita mucho ejercicio. Sin embargo, puede adaptarse a la vida en un piso, siempre que su dueño le proporcione un mínimo de dos horas diarias de actividad física para gastar su energía. Debido a sus antecedentes como cazador, le gusta especialmente correr largas distancias: es una de sus actividades favoritas, y no le basta con caminar. Por lo tanto, necesita correr varias veces a la semana -o incluso todos los días- y es un muy buen compañero para alguien que quiera correr con su perro. Puede contentarse con correr en un recinto seguro los días en que su dueño no esté disponible para una carrera larga, siempre y cuando siga realizando al menos algunas actividades adicionales (paseos a paso ligero, ir al parque, etc.) para gastar su ilimitada energía.

    Si vive en una casa y tiene acceso a un jardín, éste debe estar estrictamente vallado, ya que su instinto de caza es particularmente pronunciado. Por lo demás, no dejará de despegar si ve una presa potencial, para ir tras ella. No es una valla eléctrica inalámbrica lo que podría detenerlo, ya que la incomodidad que siente no es rival para su deseo de perseguir.

    Evidentemente, lo mismo ocurre al pasear, por lo que siempre es mejor llevarle con correa, a riesgo de que desaparezca repentinamente en cuanto identifique una presa potencial. Si el propietario desea permitir que su perro ande sin correa en ciertas zonas menos peligrosas, debería al menos equiparlo con un collar GPS para perros conectado, para poder encontrarlo en caso de necesidad.

    Por último, su instinto cazador hace que no se recomiende la convivencia con otros animales pequeños. A veces puede tolerar a un gato si se ha acostumbrado a su presencia desde pequeño, pero en general, no es muy sociable con otros animales. Es un poco menos complicado con otros perros, pero de nuevo, es mejor que empiece con ellos lo antes posible.

    Educación

    Aunque es extremadamente leal, el Lebrel Afgano es muy testarudo y tiende a hacer lo que quiere. Si a esto le añadimos que tienden a ser dominantes, podemos ver lo mucho que necesitan un dueño experimentado que sepa mostrarle a su perro quién es el amo e imponerse con suavidad. Para conseguirlo, se recomienda utilizar técnicas de adiestramiento basadas en el refuerzo positivo.

    En cualquier caso, su entrenamiento requiere una buena dosis de paciencia, ya que es muy independiente. Si decide que no está interesado, es necesario utilizar la imaginación para captar su atención y despertar su interés, o posponer la sesión de entrenamiento. Si se siente perturbado cuando cree que tiene algo mejor que hacer, apurado y/u obligado a hacer algo que no quiere, se vuelve muy terco y rechaza cualquier instrucción. Además, para evitar el cansancio y, por tanto, el desinterés por su parte, es mejor optar por sesiones variadas en lugar de largas repeticiones del mismo ejercicio.

    El adiestramiento de un Lebrel Afgano requiere, por tanto, la capacidad de adaptarse a su estado de ánimo actual y de variar los ejercicios para diversificar las sesiones y mantener su atención. Esto es tanto más cierto cuanto que, a diferencia de otras razas, no busca complacer a su amo.

    Las clases en grupo en una escuela para cachorros (una vez realizadas las primeras vacunaciones) son una opción interesante para el éxito del adiestramiento. Esto puede ayudar a enseñar al cachorro las primeras órdenes (como sentarse a la orden o buscar) en un entorno más supervisado. Además, ofrecen una interesante oportunidad de socialización.

    La socialización es un aspecto importante del entrenamiento de un cachorro de galgo afgano. Como no es muy aficionado a los seres humanos fuera de su círculo familiar, es importante exponerlo desde pequeño a diversas personas y situaciones (salir en público, conocer a los vecinos, recibir invitados en casa, etc.) para que no se vuelva demasiado reservado. De hecho, su timidez y su desconfianza natural hacia los extraños tienden a sacar lo mejor de él rápidamente.

    Además, como su necesidad de mantenimiento es bastante importante pero puede considerar la interacción humana como una molestia, es esencial enseñarle desde pequeño a dejarse manipular sin inmutarse.

    Salud

    Aunque generalmente goza de buena salud, el Lebrel Afgano es particularmente propenso a ciertas enfermedades:

    • Alergias: los síntomas de una alergia en un perro son los mismos que en los humanos (ojos llorosos, estornudos, etc.). Pueden tratarse con fármacos y / o cambios en el entorno del animal, según el tipo de alergia implicada;
    • El cáncer : como humanos, esta condición puede ser fatal, tiene fortiori si se detecta en una etapa avanzada. Por otro lado, cuando se toma a tiempo, a menudo es posible eliminar la masa cancerosa mediante cirugía y / o tomando medicamentos;
    • La catarata juvenil : suele estar presente desde el nacimiento y, dependiendo de su gravedad, puede potencialmente tratarse mediante cirugía. Sin embargo, en algunos casos, provocan ceguera en el perro ;
    • El hipotiroidismo , un trastorno de la glándula tiroides que causa letargo, pérdida de peso y cabello, así como fatiga. Por lo general, se trata con medicamentos.

    Además, como la mayoría de los perros con orejas colgantes , presenta un mayor riesgo de infección de oído y, por lo tanto, requiere una vigilancia especial a este nivel.

    Además, está más expuesta que otras razas al riesgo de obstrucciones urinarias. Estos pueden tratarse con medicamentos, pero se requiere cirugía si no funcionan. En cualquier caso, a menudo es necesario un cambio de dieta para reducir el riesgo de formación de nuevos cristales.

    La obesidad no es un problema al que esté predispuesto. Sin embargo, cualquier perro que esté desnutrido y / o no se ejercite lo suficiente corre el riesgo de tener sobrepeso, con un riesgo potencial mayor de desarrollar ciertas enfermedades. Su amo debe, por tanto, tomarse la molestia de pesar a su compañero con regularidad, asegurarse de que todo está en orden a este nivel y reaccionar si no es así, en general, para hacer que se ejercite más y sea más riguroso en su ración diaria es suficiente.

    Otro buen hábito imprescindible es llevar a tu perro al veterinario al menos una vez al año para un chequeo completo. Esto permite tanto detectar un posible problema de forma precoz, como también asegurar que todo esté en orden con respecto a las vacunas del perro y sus recordatorios.

    Esperanza de vida

    12 a 14 años

    Aseo

    Debido a su largo pelaje, el aseo es una dimensión esencial del mantenimiento de Lebrel Afgano. Para evitar que se enrede, el perro debe ser cepillado con una peineta de goma, idealmente todos los días. Esto ayudará a mantener la textura sedosa del pelaje mientras se elimina el pelo muerto. Como en el caso de cualquier perro de pelo largo, no hay que descuidar el tiempo dedicado a esta tarea, ya que es una condición importante para mantener a su perro sano.

    Además, es necesario que de vez en cuando lleves a tu perro a la peluquería para mantener su pelaje bien recortado y con un buen aspecto para todas las ocasiones. De hecho, el mantenimiento de su espeso pelaje es más complejo que el de muchas otras razas, y es mejor dejarlo en manos de un profesional. Lo ideal es recortarlo cada 2 ó 3 meses.

    Por otro lado, el Lebrel Afgano sólo necesita ser bañado una o dos veces al año, a menos que se haya ensuciado. Un cepillado regular suele ser suficiente para eliminar los restos que puedan estar alojados en el pelaje.

    Las orejas, en cambio, necesitan mucha más atención. El pelo largo alrededor de las orejas y el hecho de que estén plegadas sobre sí mismas suponen un mayor riesgo de que esto ocurra. Para evitar problemas de irritación o infección, es importante inspeccionarlos semanalmente y mantenerlos limpios.

    Esta sesión semanal es también una oportunidad para limpiar los ojos del perro y cepillar sus dientes, con el fin de mantener una buena higiene bucal y limitar la formación de sarro, que puede tener consecuencias desafortunadas.

    En general, como en el caso de todos los perros, una revisión semanal es esencial para asegurarse de que goza de buena salud y para detectar a tiempo cualquier problema, ya sean erupciones cutáneas, infecciones oculares o lesiones en las almohadillas de las patas.

    Por último, las garras de este animal tan activo suelen desgastarse lo suficiente de forma natural, por lo que no es necesario recortarlas manualmente. Sin embargo, es importante comprobar periódicamente que es así y hacerlo si es necesario.

    Observaciones

    Ha de lavarse con mucha frecuencia (cada 15 días), porque se forman nudos fácilmente. Los ejemplares ancianos y las hembras reproductoras pueden ser esquilados para poderlos cuidar con más facilidad.

    Utilización

    A lo largo de los siglos, el Lebrel Afgano ha desarrollado un pelaje largo, grueso y sedoso que le permite soportar las temperaturas extremas de las regiones montañosas donde se utilizaba como perro de caza.

    Su resistencia al frío no es la única baza que le hacía -y le hace- un cazador formidable: también puede confiar en su visión. Al igual que el Whippet, el Galgo Inglés, el Borzoi y el Saluki, tiene un campo de visión de 270 grados, 30 más que otras razas de perros (y 70 más que un ser humano). Esto les permite detectar a sus presas desde un ángulo más amplio mientras permanecen inmóviles, por lo que pueden pasar más fácilmente desapercibidos.

    Una vez que empiezan a perseguir a su presa, el Lebrel Afgano les da pocas posibilidades de escapar. De hecho, su velocidad es legendaria: puede alcanzar una velocidad máxima de 64 km/h, no muy lejos del récord de velocidad jamás establecido por un caballo de carreras (69,2 km/h). Sólo puede mantener esa velocidad durante distancias cortas, pero tiene una gran resistencia, ya que puede mantenerse durante cientos de kilómetros.

    En su Afganistán natal, se utilizaba principalmente para cazar grandes presas, tanto en zonas desérticas como en las montañas. Era valorado por su capacidad para recorrer largas distancias, su velocidad y su valor. De hecho, una de sus tareas era retener a las presas peligrosas, como los leopardos, hasta que llegaran los jinetes. Este tipo de caza, en la que el perro lleva la delantera a los cazadores, requiere una gran independencia y una capacidad de reacción ante diferentes situaciones con pocas instrucciones. Son cualidades que todavía posee hoy en día.

    Sin embargo, este uso como perro de caza ha desaparecido en la actualidad. Lo más frecuente es encontrarlo como perro de compañía, aunque su número ha disminuido considerablemente en comparación con hace unas décadas.

    También destaca en las exposiciones caninas y, a pesar de su fuerte carácter, es conocido por su buen rendimiento en las competiciones de obediencia.

    Por otro lado, aunque es un corredor extremadamente rápido, las carreras de los Lebrel Afgano nunca han sido tan populares como las de su primo el Galgo inglés. Existen registros de este tipo de carreras en la India y en Afganistán en el siglo XIX, pero no está claro en la literatura cuán popular era entonces este deporte. Desde mediados de la década de 1980, algunos criadores intentan popularizarlos, principalmente en Inglaterra y Estados Unidos, pero no es poca cosa decir que se enfrentan a vientos en contra. De hecho, las críticas al trato de los perros de carreras han ido en aumento, gracias sobre todo a la labor de concienciación de diversas organizaciones de defensa de los animales, de modo que las carreras de perros han ido perdiendo popularidad desde los años 90.

    Precio del "Lebrel Afgano"

    El precio de un cachorro de Lebrel Afgano oscila entre los 1.200 y los 1.400 euros, sin que haya una diferencia significativa de precio entre machos y hembras.

    De hecho, las diferencias de precio de un individuo a otro se explican más por las características intrínsecas del cachorro (y en particular su mayor o menor conformidad con el estándar de la raza), el posible prestigio de su linaje y la reputación del criadero del que procede.

    Valoraciones del "Lebrel Afgano"

    Es importante la convivencia que vas a tener con tu nuevo amigo. Antes de plantearte la adquisición de un perro de la raza "Lebrel Afgano" debes conocer ciertos factores. No todas las razas de perros son aptas para vivir en un apartamento, debes tener en cuenta su carácter, su necesidad de ejercicio, su interacción con otras mascotas, sus cuidados y si tienes niños pequeños, su nivel de tolerancia hacia ellos.

    Adaptación ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Perro amistoso ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Pérdida de pelo ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Nivel de afecto ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Necesidad de ejercicio ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Necesidad social ⓘ

    Rated 1 out of 5
    1 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Hogar ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Aseo ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amigable con extraños ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Ladridos ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Salud ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Territorial ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amistoso con gatos ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Inteligencia ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Versatilidad ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amigable con niños ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Vigilancia ⓘ

    Rated 1 out of 5
    1 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Alegría ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Imágenes del “Lebrel Afgano”

    Videos del “Lebrel Afgano”


    Criadores de la raza "Lebrel Afgano"

    Dónde podemos informarnos…
    Club Español de Galgos Afganos y Salukis Avda. Tomás L. de Victoria, 18-D. 43850 – Cambrils, Bahía (Tarragona) Teléfonos: + 34 977 36 86 79 / + 34 639 01 42 66 Fax: + 34 977 29 25 27 Correo Electrónico: juancarlos_nobrega@yahoo.es

      Lista de Criadores de Afghan Hound o Galgo Afgano recomendados y reconocidos el Club Español de Galgos Afganos y Salukis:

    • Anazil Afghan Hound (Barcelona). Mario Pantoja Lizana – Tel.: 607497353
    • Cabells D'angel (Mallorca). Manoli Rodríguez e Isidro Trujillano - Tel.: 971429869 / 637204204. Email: cabellsdangel@gmail.com
    • Caravan (Alicante). Lotta Brun - Tel.: 649562830
    •  Cedilha (Málaga). Francisco Moreno Núñes - Tel.: 696943942. Email: cedilhafghans@hotmail.com
    • Escarlata De Biebrich (La Coruña). Patricia Viaño Núnez y José Salgueiro Moreira - Tel.: 665270608
    • Eyes Gazing (Barcelona). Rosa Martin y Drina Stojsic - Tel.: 615023049
    • Golddragon (Alicante). Mario y Joaquín Martínez Sánchez - Tel.: 966779047 / 650 546192
    • Gran Oriente (Barcelona). Paquita Kriens .Tel.: 659545558 / Email: PAQUITA_KRIENS@terra.es
    • Huilaco's (Madrid). Norman Huidobro Corbett - Tel.: 918736225
    • Jafec (Mallorca). Danielle Daynes - Tel.: 971822104
    • Jatabe (La Rioja). Rafael Lanz Zarandona - Tel.: 941300023 / 656776741
    •  Khafka's (Gerona). Philippe Gallardo y Félix Duque - Tel.: 972164624 / 652935559
    • Loygar's Lebreles (Valencia). Ramón Moreno y Ana María Hellín - Telf.: 630318005
    • Mariscalato (Cartagena). Rosa María Lozano Carrillo - Tel.: 649407458
    •  Mebra (Málaga). Alfonso Mena Vázquez - Tel.: 952805182
    • Shikarah (Madrid).David Allan y Javier Blanco - Tel.: 918719473
    • Taifa's (Madrid). José Vicente Grau Barberà - Tel.: 629879137
    • Tazis (Barcelona). Esther E. Blázquez Tiemblos - Tel. /Fax: 934156472
    • Tuu-Jhuu's (Vizcaya). Mikel Jones Gardeazabal -Tel.: 944156873. Email: mikeljones@wanadoo.es
    • La Perla de Khorasan (Valladolid). María Pérez y Rubén del Río. Tel.: 645992470

    Tipo y reconocimientos:

    • CLASIFICACIÓN FCI:
    • Grupo :
    • Sección : . .

    Federaciones:

    • FCI – Grupo 10: Sección 1: Lebreles de pelo largo u ondulado
    • AKC
    • ANKC
    • CKC
    • KC
    • NZKC
    • UKC

    Estándar FCI de la raza "Lebrel Afgano"

    Origen:
    Afganistán

    Fecha de publicación del estándar original válido:
    13.10.2010

    Utilización:

    Perro de caza a vista.



    Apariencia general:

    Da la impresión de fuerza y nobleza, combinando rapidez y fortaleza. La cabeza es llevada en alto con orgullo.



    Comportamiento / temperamento:

    La expresión oriental es típica de la raza. El Afgano lo mira a uno y mira a través de uno. Es majestuoso y distante, con una cierta sutil fiereza.

    Cabeza:



    Región craneal:
    • Cráneo: Largo, no demasiado estrecho, con una protuberancia occipital bien marcada. Bien proporcionado y cubierto de un mechón de pelo largo.
    • Depresión naso-frontal (Stop): Ligera.

    Región facial:

    • Trufa: De preferencia negra; se permite el color hígado en perros con pelaje claro.
    • Hocico: Largo, con mandíbulas poderosas.
    • Mandíbulas / Dientes: Mandíbulas fuertes con una perfecta, regular y completa mordida en tijera es decir, que los incisivos superiores se superponen estrechamente a los inferiores y los dientes están colocados verticalmente en el maxilar. Mordida nivelada. Se permite la mordida de pinza borde con borde.
    • Ojos: De preferencia oscuros, aunque no se excluyen los tonos dorados. Casi triangulares en apariencia, desde el ángulo interno elevándose ligeramente oblicuos hacia el ángulo externo.
    • Orejas: De inserción baja y colocadas muy atrás de la cabeza, llevadas muy cerca de la cabeza, cubiertas de pelo largo sedoso.

    Cuello:

    Largo, fuerte, sostiene el porte orgulloso de la cabeza.

    Cuerpo:

    • Espalda: Recta, moderadamente larga, con buena musculatura.
    • Lomo: Recto, amplio y más bien corto.
    • Grupa: Descendiendo levemente hacia la cola. Huesos de la cadera bastante prominentes y separados.
    • Pecho: Costillas moderadamente arqueadas, pecho bien profundo.

    Cola:

    No demasiado corta. De inserción baja y formando un anillo en su extremo. La lleva en alto durante el movimiento. Cubierta de pelo en forma de pluma delgada.

    Extremidades

    MIEMBROS ANTERIORES:

    • Escápulas: Largas e inclinadas, colocadas bien atrás, dotadas de buena musculatura siendo fuertes sin parecer pesadas.
    • Antebrazo: Largo e inclinado.
    • Codos: En perfil vertical, debajo de la cruz, pegados a la caja torácica, sin presentar desviaciones hacia afuera o hacia adentro.
    • Brazos: Rectos, provistos de huesos fuertes.
    • Metacarpos: Largos y flexibles.
    • Pies anteriores: Pies anteriores fuertes y muy grandes tanto en su largo como en ancho, cubiertos de pelo largo y grueso; dedos arqueados. Las almohadillas apoyan firmemente sobre el suelo.

    MIEMBROS POSTERIORES:

    • Apariencia General: Poderosos. Con gran longitud entre la cadera y los corvejones y, comparativamente, distancia corta entre el corvejón y los pies.
    • Rodilla: Bien angulada y bien dirigida.
    • Pies posteriores: Largos, aunque no tan anchos como los anteriores, cubiertos de pelo largo y grueso, dedos arqueados. Las almohadillas apoyan firmemente sobre el suelo
    • Espolones: Pueden ser extirpados.

    Movimiento:

    Fluido y elástico con un estilo muy distinguido.

    Manto

    • Pelo: Sobre las costillas, en los miembros anteriores y posteriores y en los flancos es largo y de textura muy fina. En perros adultos, desde los hombros hacia atrás y a lo largo de la montura es corto y apretado. A partir de la frente y hacia atrás el pelo es largo y forma un mechón marcado, largo y sedoso ("top-knot"). El pelo en la región facial es corto. Las orejas y las extremidades están bien cubiertas de pelo. Los metacarpos pueden carecer de pelo. El pelaje debe presentar un desarrollo natural. Cualquier evidencia de recortes o cortes con tijera deben ser penalizados.

    COLOR: Son admitidos todos los colores.



    Tamaño y peso:

    Altura ideal a la cruz:

    • En machos: 68 a 74 cm.
    • En hembras: 63 a 69 cm.


    Faltas:

    Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.

    FALTAS DESCALIFICANTES:

    • Perro agresivo o temeroso.
    • Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.


    N.B.:

    Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

    Fuente: F.C.I - Fédération Cynologique Internationale

    Nombres alternativos

      1. Afghan Hound, Tazi, Tazhi Spay, Da Kochyano Spay, Sage Balochi, Ogar Afgan, Barakzai Hound, Eastern Greyhound/Persian Greyhound (inglés).
      2. Lévrier afghan, Tazi (francés).
      3. Afghanische Windhund, kurz Afghane (alemán).
      4. Galgo afegão (portugués).
      5. Lebrel afgano, Baluchi Hound, Sage Baluchi, Tazi, Ogar Afgan (español).

    Lebrel irlandés
    Irlanda FCI 160 . Lebreles de pelo duro

    Lebrél irlandés

    El Lebrel irlandés es la raza de perros más grande que existe; los ejemplares adultos alcanzan una estatura promedio de entre 95 y 100 cm a la cruz.

    Contenido

    Historia

    El Lebrel irlandés es una raza canina muy antigua, que se utilizaba como perro de guerra y de caza ya en el siglo III a.C.

    Como el mayor de los Lebreles y perros de caza, ya eran admirados. De hecho, su impresionante tamaño y su excepcional valentía le permitieron incluso cazar al ya extinto alce irlandés, que le doblaba en tamaño. Sin embargo, fue su capacidad para atacar a los lobos lo que dio nombre al Irish Wolfhound. Antes de tomar este nombre, se le conocía simplemente como Cu, una palabra gaélica cuyo significado no está muy claro; según los textos, esta palabra se traducía a veces como perro, a veces como perro de guerra, a veces como lobo.

    En cualquier caso, es fácil imaginar cómo, en el campo de batalla, el Lebrel irlandéspodía parecer un feroz luchador e impresionar con su tamaño. Su uso principal era derribar a los hombres de sus caballos o de los carros enemigos. Sin embargo, aunque se menciona su pasado guerrero durante las diversas guerras celtas, hay pocos textos que narren sus hazañas con mayor precisión. No obstante, cabe señalar que durante el saqueo de Delfos en el año 279 a.C., un superviviente mencionó la presencia de perros gigantes que luchaban junto a sus amos, pero sin dar más detalles.

    Aunque fue utilizada en su contra en algunos conflictos con los celtas, fue admirada por los romanos. Así lo atestiguan escritos como los del cónsul romano Quinto Aurelio, que las recibió como regalo e informó en el año 391 a.C. de que Roma las admiraba con asombro. Los romanos también los utilizaban como perros de pelea en las arenas, haciéndolos competir con otros animales y con prisioneros de guerra.

    El Lebrel irlandés está intrínsecamente ligado a la historia y el folclore de su país de origen, del que es el perro nacional. Además de las menciones históricas de su papel en guerras y conflictos, este gentil gigante también se encuentra en el centro de las leyendas contadas en diversos escritos, ya en los siglos III y IV. De hecho, su popularidad ha perdurado a lo largo de los tiempos, como ilustran numerosos ejemplos. Una de las más famosas procede de un escrito del siglo XII que relata que Mesrodia, entonces rey de Leinstern, en Irlanda, poseía un lebrel irlandés tan extraordinario que el rey de Connacht le ofreció seis mil vacas y otros tesoros a cambio de su perro. La negativa de Mesrodia dio lugar a una guerra entre los dos reinos, pero el texto no especifica qué ocurrió con el Galgo, llamado Aibe.

    En la antigua Irlanda (hasta el siglo V d.C.), una ley reservaba a reyes y nobles la posibilidad de poseer un Lebrel irlandés, y su número era una marca de prestigio del título de la persona. Por ejemplo, los miembros menores de la nobleza sólo podían poseer un máximo de dos Galgos irlandeses. Sin embargo, esto no significaba que el número de representantes de la raza en el país fuera extremadamente limitado, ya que Irlanda estaba dividida en aquella época en más de 150 reinos, con muchos reyes y nobles.

    El Lebrel irlandés era un regalo popular entre la nobleza, y a menudo se entregaba con cadenas de plata y oro para desarrollar o reforzar alianzas. Uno de los intercambios más famosos fue el envío de un galgo irlandés llamado Gelert al príncipe Llewellyn de Gales por parte del rey Juan de Inglaterra en 1210, y el lugar de enterramiento del augusto perro puede verse hoy en Gales.

    Ya sea utilizado en la batalla o regalado para consolidar alianzas, el galgo irlandés también se ha hecho un nombre fuera de su país natal; se pueden encontrar menciones a la raza en numerosos escritos. En 1596, en España, el poeta Lope de Vega llegó a escribir un soneto enteramente dedicado al Lebrel irlandés.

    A pesar de su glorioso pasado, el galgo irlandés no estaba lejos de la extinción a principios del siglo XIX. En aquella época, el Lebrel irlandés se utilizaba principalmente para la caza, pero la desaparición o casi desaparición de lobos, ciervos, corzos y jabalíes en Irlanda le quitó gran parte de su utilidad. Sobrevivió porque algunas familias ya lo utilizaban como mascota.

    El Lebrel irlandés probablemente también debe su salvación al comandante H. D. Richardson, que escribió un libro sobre perros en 1842 (The Dog: Its Origin, Natural History, and Varieties), en el que sugería que el Lebrel irlandés y el Lebrel escocés eran la misma raza. Esto le llevó a iniciar un programa de cría del Lebrel irlandés utilizando Lebreles escoceses de la zona de Glengarry (Irlanda), salvando a la raza del borde de la extinción.

    El capitán George Augustus Graham fue otro criador que, en la década de 1860, mantuvo viva la raza. Cruzó el Lebrel irlandés con el Lebrel escocesde Glengarry, Borzoi – Lebrel ruso para la caza y el Mastín Tibetano (Dogo del Tibet) para evitar la endogamia. También utilizó al Lebrel irlandés que habían sido cruzados con el Gran Danés arlequín. Graham también fue responsable de la creación del primer club de la raza del Lebrel irlandés en 1885.

    El Kennel Club, el principal club canino británico, se fundó en 1873, pero no reconoció la raza hasta 1925.

    En Estados Unidos, fue reconocido ya en 1897 por el American Kennel Club (AKC). La otra organización americana de referencia, el UKC (United Kennel Club), tardó un poco más en hacer lo mismo, ya que no fue hasta 1921. Además, en 1927 se fundó un club de la raza. Hoy en día, el galgo irlandés es moderadamente popular en Irlanda, ocupando una media del 75º lugar de 200 en el número de pedigríes emitidos anualmente por el AKC.

    La Fédération Cynologique Internationale no reconoció al Lebrel irlandés hasta 1955.

    Características físicas

    El Lebrél irlandés es el más grande de los Lebreles y posee un cuerpo alargado e imponente, con una musculatura masiva y una espalda ancha. Sus patas son largas, rectas y fuertes; perfecto para permitirle saltar alto.

    Su cabeza es larga y plana, y el cráneo no es muy ancho. Las orejas se ubican en lo alto del cráneo y se pliegan a lo largo de él, al estilo característico de los Galgos.

    El hocico es largo y ligeramente puntiagudo, y los ojos pequeños y oscuros.

    Finalmente, su pelaje tiene una textura de alambre; es tosco y bastante corto. El cabello debajo de los ojos y debajo de la mandíbula está ligeramente rizado y más largo que en el resto del cuerpo. El color del pelaje es gris, blanco, negro, rojo, beige o atigrado.

    Peso y tamaño

    ▷ Talla macho: 81 a 94 cm
    ▷ Talla hembra:  71 a 81 cm
    ▷ Peso macho:  55 a 85 kilos
    ▷ Peso hembra:  50 a 70 kilos

    Carácter y aptitudes

    El tamaño del Lebrel irlandés hace que no sea un perro adecuado para todo el mundo. De hecho, aunque sea bastante pasivo, no es recomendable para vivir en un piso, debido a su tamaño. Tienes que tener suficiente espacio para que todo el mundo se mueva con facilidad. Además, como son propensos a los problemas articulares (empezando por la displasia de cadera), tampoco se recomiendan para viviendas con escaleras.

    Por lo tanto, el Lebrel irlandés se encuentra mucho más a gusto en un lugar con suficiente espacio para estirar las piernas, preferiblemente con un jardín vallado, para evitar que el perro se escape. Una valla eléctrica inalámbrica probablemente no lo detendría, ya que su instinto de caza se impone.

    En cualquier caso, aunque tenga acceso a un jardín, es importante que planifique paseos con su perro adulto durante al menos 40 minutos al día. Una vez satisfecha su necesidad de ejercicio, estará más contento de pasearse por la casa con su familia.

    Ya sea caminando o corriendo, el ejercicio diario debe ser mucho más limitado con un cachorro de Lebrel irlandés, debido a la fragilidad de sus articulaciones. Lo mejor es empezar con un paseo de cinco minutos cada día y luego aumentar gradualmente el tiempo de caminata. El aumento gradual del tiempo y la distancia del ejercicio debe continuar hasta que el niño alcance la madurez, para evitar daños en las articulaciones. En cualquier caso, los menores de un año no deben recorrer más de tres kilómetros.

    Además, a pesar de su afecto y devoción por sus seres queridos, el Lebrel irlandés no es el perros guardian más eficaz, ya que no tienen el reflejo de empezar a ladrar para advertir de un peligro potencial. Además, aunque su gran tamaño puede ser suficiente para asustar a posibles intrusos, no son de los que adoptan un temperamento agresivo hacia un humano, aunque éste sea malintencionado. Esto no es incompatible con su capacidad de mostrar una gran valentía; simplemente, a pesar de su origen de perro guerrero, no percibe a priori a los humanos como una fuente de peligro. A menudo se les describe como gigantes amables que, a pesar de su tamaño, pueden ser muy gentiles con la familia y los niños.

    De hecho, este inteligente perro busca naturalmente la compañía humana, lo que lo convierte en un compañero extremadamente leal. Se llevan bien con todo el mundo, y esto también es cierto si tienen que compartir su vida diaria con otro perro.

    Por otro lado, como tienen un fuerte instinto de caza, puede ser bastante difícil conseguir que convivan con otras mascotas, ya que pronto las confundirán con presas. Aunque se le socialice desde pequeño a la presencia de otras especies, siempre existe el riesgo de que sus instintos naturales le superen, por lo que esta convivencia debe realizarse siempre bajo supervisión.

    También es su instinto de caza lo que explica que sea aconsejable llevarle siempre con correa, para evitar que persiga a animales pequeños, gatos o incluso perros pequeños desconocidos que puedan pasar por allí. De hecho, existe un riesgo real de que sea víctima de un accidente de tráfico, porque cuando está preocupado por la caza, se olvida de su entorno inmediato, hasta el punto, por ejemplo, de cruzar una carretera sin prestar atención a posibles vehículos.

    Educación

    El Lebrel irlandés es un perro sensible e inteligente, que es fácil de adiestrar si el propietario utiliza técnicas de adiestramiento canino de refuerzo positivo y sabe mantener la calma en caso de problemas, pero también premia al perro cuando responde bien a las instrucciones. Por otro lado, si se le castiga o si su dueño levanta demasiado la voz, es probable que se retraiga y se aísle. También requiere una cierta coherencia en su educación.

    Además, cuando todavía son pequeños, el Lebrel irlandés tienen tendencia a robar diversos objetos, como los zapatos. Por ello, a menudo es más fácil y seguro dejar al perro en una jaula en casa cuando se está fuera. Sin embargo, la duración debe ser mínima: más de medio día empezaría a causar problemas, ya que tu perro necesita moverse y estirarse para evitar daños en las articulaciones. A medida que crezca, y siempre que su educación no sea deficiente, debería entender que ese no es un comportamiento aceptable, y ese impulso debería pasar, lo que permitiría dejarle suelto en casa.

    Salud

    El Lebrel irlandés es una de las razas de perros con la esperanza de vida más corta y es propenso a una variedad de problemas de salud, varios de los cuales son comunes a todos los perros grandes :

    El perro hepático
    Esta enfermedad es el resultado de una insuficiencia del hígado, que ya no cumple sus funciones metabólicas. Esta pérdida funcional es la causa de graves trastornos metabólicos (deshidratación, diarrea, etc.) y puede provocar la muerte del perro . En el Lebrel irlandés, la causa más común es la intoxicación por una dosis inadecuada de ciertos medicamentos a los que es particularmente sensible.

    La displasia de cadera
    Común en perros de este tamaño, puede tener varias causas. En el caso del Lebrel irlandés, es una condición hereditaria causada con mayor frecuencia por el hecho de que el fémur no se inserta completamente en la articulación de la cadera.

    Trastornos cardíacos
    Los problemas cardíacos del perro no perdonan al perro lobo irlandés. En particular, un tercio de los representantes de la raza tienen un mayor riesgo de paro cardíaco causado por una miocardiopatía dilatada (también llamada distensión del corazón).

    ▷ La dilatación-torsión del estómago.

    Además, como todas las razas de galgos , el Lebrel irlandés tiene una mayor sensibilidad a los anestésicos y ciertos medicamentos. En caso de una intervención que requiera anestesiar al perro, es fundamental optar por un veterinario familiarizado con el Lebrel irlandés y sus especificidades fisiológicas, ya que una dosis normal en otra raza puede resultar fatal para él.

    Esperanza de vida

    De 6 a 8 años

    Aseo

    El Lebrel irlandés muda constantemente, pero no en exceso. El pelaje del perro debe cepillarse una o dos veces por semana para eliminar el pelo muerto. No obstante, el pelaje es en general fácil de cuidar, y no debería ser necesario bañar al perro más de una o dos veces al año, a menos, claro está, que entre en contacto con una sustancia sucia o perjudicial para su salud.

    Algunos propietarios recortan el pelaje de su Lebrel irlandés, pero esto es más por motivos estéticos que por una necesidad real. Esto se hace principalmente para los individuos que se muestran en las exposiciones caninas. En cualquier caso, es posible recortar ligeramente el pelo más largo alrededor de las orejas, las piernas o el cuello. El pelo bajo el vientre y la cola también puede acortarse para dar al perro un aspecto orgulloso.

    También es aconsejable cepillar los dientes del perro dos o tres veces por semana. Las uñas del perro deben recortarse una o dos veces al mes, en función de su desgaste.

    Una vez a la semana, el cepillado del pelaje del perro es una oportunidad para examinar su estado físico general, por ejemplo, para asegurarse de que sus orejas o su piel no están enrojecidas o muestran otros signos de infección.

    Alimentación

    Como todos los perros de gran tamaño, el Lebrel irlandés tiene un presupuesto de comida importante. De hecho, necesita entre 540 y 1.000 gramos de alimento seco de calidad cada día, administrado en dos comidas: una por la mañana y otra por la noche. La cantidad exacta debe determinarse con la ayuda de su veterinario, en función de la edad y el nivel de actividad del perro.

    En cualquier caso, debido al alto riesgo de distensión estomacal, es importante evitar cualquier actividad física intensa en la hora anterior y especialmente después de cada comida.

    Precio de un “Lebrel irlandés”

    El Lebrel irlandés no sólo es un perro caro de criar (debido al presupuesto para alimentación que representa), sino que también es una de las razas más caras de comprar. El precio de un cachorro de Lebrel irlandés oscila entre los 1.350 y los 1.800 euros, sin que haya una diferencia significativa entre machos y hembras.

    Valoraciones del "Lebrel irlandés"

    Es importante la convivencia que vas a tener con tu nuevo amigo. Antes de plantearte la adquisición de un perro de la raza "Lebrel irlandés" debes conocer ciertos factores. No todas las razas de perros son aptas para vivir en un apartamento, debes tener en cuenta su carácter, su necesidad de ejercicio, su interacción con otras mascotas, sus cuidados y si tienes niños pequeños, su nivel de tolerancia hacia ellos.

    Adaptación ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Perro amistoso ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Pérdida de pelo ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Nivel de afecto ⓘ

    Rated 5 out of 5
    5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Necesidad de ejercicio ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Necesidad social ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Hogar ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Aseo ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amigable con extraños ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Ladridos ⓘ

    Rated 1 out of 5
    1 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Salud ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Territorial ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amistoso con gatos ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Inteligencia ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Versatilidad ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amigable con niños ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Vigilancia ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Alegría ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Imágenes del "Lebrel irlandés"

    Fotos:

    1 – “Lebrel irlandés” by https://pixabay.com/es/photos/irish-wolfhound-chihuahua-poodle-mix-85578/
    2 – Conoce a Drew, el nuevo “Lebrel irlandés” rescatado de mi madre. Un animal precioso by Airwolfhound, CC BY-SA 2.0, via Wikimedia Commons
    3 – “Lebrel irlandés” by https://pixabay.com/es/photos/irish-wolfhound-perro-1789938/
    4 – Attila, Irish Wolfhound, propietario Sra. Sylvie Saulue by Sylvie Saulue/Design Madeleine, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons
    5 – Irish Wolfhound, atigrado, macho by Canarian, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons
    6 – Mi madre recibió ayer un “Lebrel irlandés” rescatado. Su dueña no podía mantenerlo más tiempo debido a una enfermedad terminal, así que la sociedad de rescate de lobos se puso en contacto con mi madre para ver si lo acogía, y dijo que sí 🙂 Amy y yo lo recogimos ayer, y este soy yo estrechando lazos con él 🙂 Tomada con la cámara del teléfono de Amy, así que disculpad la calidad. by Airwolfhound, CC BY-SA 2.0, via Wikimedia Commons

    Videos del "Lebrel irlandés"

    Tipo y reconocimientos:

    • CLASIFICACIÓN FCI:
    • Grupo :
    • Sección : . .

    Federaciones:

    • FCI – Grupo 10: Sección 2: Lebreles de pelo duro
    • AKC – Hound
    • ANKC – Group 4 (Hounds)
    • CKC – Group 2 – Hounds
    • KC – Hound
    • NZKC – Hound
    • UKCSighthound and Pariah

    Estándar FCI de la raza "Lebrel irlandés"

    Origen:
    Irlanda

    Fecha de publicación del estándar original válido:
    13.03.2001

    Utilización:

    Hasta finales del siglo XVII los loberos irlandeses fueron utilizados para cazar lobos y ciervos en Irlanda. También para cazar los lobos que plagaban grandes regiones de Europa antes de que se talaran los bosques.



    Apariencia general:

    El Lobero Irlandés no debe ser tan pesado o masivo como el Dogo Alemán pero sí más robusto que el Lebrel Escocés, al cual debe parecerse en conjunto por su tipo. Es un perro de gran tamaño y apariencia imponente, muy musculoso, fuerte aunque estructurado elegantemente; sus movimientos son fáciles y dinámicos; la cabeza y el cuello los debe llevar en alto y la cola es llevada hacia abajo con una leve curva hacia arriba, terminando en otra pequeña curva en la punta.

    Gran tamaño, incluyendo altura a la cruz y proporcionalmente largo de cuerpo, es el desideratum al que se debe apuntar, y es deseable establecer firmemente una raza que debe promediar entre los 81 y 86 cm (32 y 34 pulgadas) en machos, mostrando el poder, actividad, coraje y simetría requeridos.



    Comportamiento / temperamento:

    "Corderos en el hogar, leones en la caza"

    Cabeza:

    Larga y nivelada, de porte altivo. Los huesos frontales son ligeramente levantados con una muy leve depresión entre los ojos.

    Región craneal:

    Cráneo: No demasiado ancho.

    Región facial:

  • Hocico: Largo y moderadamente puntiagudo.
  • Dientes: Mordida ideal en tijera, se acepta mordida en pinza.
  • Ojos: Oscuros.
  • Orejas: Pequeñas, en forma de rosa (como los Greyhounds).
  • Cuello:

    Bastante largo, muy fuerte y musculoso, bien arqueado, sin papada o piel suelta alrededor de la garganta.

    Cuerpo:

    Largo, tórax amplio.

  • Espalda: Más bien larga que corta.
  • Lomo: Levemente arqueado.
  • Grupa: Bien amplia entre las protuberancias iliacas.
  • Pecho: Muy profundo, moderadamente ancho; antepecho ancho.
  • Costillas: Bien arqueadas.
  • Vientre: Bien recogido.
  • Cola:

    La cola es larga y ligeramente curvada, de grueso moderado y bien cubierta de pelo.

    Extremidades

    MIEMBROS ANTERIORES: En conjunto bastante rectos con osamenta fuerte.

  • Hombros: Musculosos y oblicuos, que dan amplitud al pecho.
  • Codos: Bien pegados al cuerpo, sin girarse hacia adentro ni hacia afuera.
  • Antebrazo: Musculoso, con buen hueso, bastante rectos.
  • MIEMBROS POSTERIORES:

  • Muslos: Largos y musculosos.
  • Rodilla: Bien angulada.
  • Pierna: Bien musculosa, larga y fuerte.
  • Corvejones: Bien descendidos; no deben girarse hacia adentro ni hacia afuera.
  • PIES: Moderadamente grandes y redondos, sin girarse ni hacia adentro ni hacia afuera; dedos bien arqueados y juntos; uñas muy fuertes y curvadas.

    Movimiento:

    Libre y activo.

    Manto

    PELO: Fuerte y duro en todo el cuerpo, las extremidades y la cabeza; especialmente de alambre y largo sobre los ojos y debajo de la mandíbula.

    COLOR: Los colores reconocidos son el gris, atigrado, rojo negro, blanco puro, leonado o cualquier otro color que aparece en el Deerhound.



    Tamaño y peso:

  • Altura deseada: promediando 81 a 86 cms (32 a 34 pulgadas) en machos.
  • Altura mínima: Machos : 79 cms. (31 pulgadas).
  • Peso mínimo: Machos : 54,5 kgs. ( 120 libras).
  • Altura mínima: Hembras : 71 cms (28 pulgadas).
  • Peso mínimo: Hembras : 40,5 kgs. (90 libras).


  • Faltas:

    Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta es considerada con respecto al grado de desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.

  • Cabeza muy liviana o muy pesada.
  • Hueso frontal muy arqueado hacia arriba.
  • Miembros anteriores torcidos; carpos demasiado angulados.
  • Miembros posteriores débiles y carencia general de músculo.
  • Cuerpo demasiado corto.
  • Dorso hundido o cóncavo o completamente recto.
  • Orejas grandes y colgando pegadas a la cara.
  • Pies torcidos.
  • Dedos separados.
  • Cuello corto; papada muy desarrollada.
  • Pecho muy estrecho o muy amplio.
  • Cola demasiado enroscada.
  • Trufa de cualquier color que no sea el negro.
  • Labios de cualquier otro color que no sea negro.
  • Ojos muy claros; párpados rosados o color hígado.
  • FALTAS DESCALIFICANTES:

  • Agresividad o extrema timidez.
  • Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento.


  • N.B.:
    • Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.
    • Sólo los perros funcional y clínicamente saludables, con la conformación típica de la raza, deberán usarse para la crianza.

    Fuente: F.C.I - Fédération Cynologique Internationale

    Nombres alternativos:

      1. Irish wolfhound (inglés).
      2. Irish wolfhound (francés).
      3. Irish Wolfhound (alemán).
      4. (em inglês: Irish Wolfhound), Lébrel irlandês (portugués).
      5. Cazador de lobos irlandés, Lobero irlandés (español).

    Lebrel húngaro (Magyar Agár)
    Hungría FCI 240 . Lebreles de pelo corto

    Lebrel Húngaro

    La naturaleza del Lebrel húngaro, como su apariencia, es elegante. Extremadamente sensible e inteligente, amable cariñoso, pero nunca entrometido.

    Contenido

    Historia

    El Lebrel húngaro es una verdadera especialidad entre las razas de perros húngaros. Sin embargo, es quizás el húngaro de cuatro patas menos conocido. Ha sido amenazado de extinción varias veces a lo largo de su historia, aunque es un compañero muy valioso y adorable con un impresionante talento para la caza. Debido a su rareza, se ha cruzado con otros perros a lo largo de los años, por lo que muchas personas hoy en día no consideran que el Galgo no cazador mantenido con fines de pasatiempo sea un Lebrel húngaro de pura raza.

    Su origen

    Como todos los Galgos, el antepasado de esta raza húngara también proviene de Egipto. Aparecieron por primera vez alrededor del tercer milenio antes de Cristo, los primeros hallazgos provienen de esa época. Varias teorías nacieron sobre su formación, pero lo único cierto es que llegaron a la Cuenca de los Cárpatos con los conquistadores húngaros, que los utilizaron para la caza. Los primeros recuerdos del Lebrel húngaro se remontan a la época de San Esteban. En ese momento, este Lebrel era muy popular, al igual que era un pasatiempo de moda en la época de Matthias Hunyadi. El propio rey a menudo pasaba su tiempo yendo a cazar con ellos a caballo. Después de su muerte, con el país dividido en tres partes, la cría del Lebrel húngaro comenzó a declinar.

    Durante el dominio turco, el galgo húngaro se cruzó con los galgos de tipo oriental. La caza pasó de ser un pasatiempo real a la caza furtiva, ya que era la mejor manera de poder cazar sin llamar la atención.

    El conde reformista István Széchenyi volvió a popularizar las carreras de galgos y el Lebrel húngaro se convirtió en el perro nacional. En aquella época, las carreras de galgos se consideraban acontecimientos sociales especiales y prestigiosos. Casi constantemente, se formaron asociaciones para tratar la raza y la caza con ella. Las carreras de caballos y galgos también atraían a los extranjeros. Así se introdujeron en Hungría los purasangres ingleses y el “Galgo inglés”. La resistencia de la raza autóctona era un raro tesoro, pero no se correspondía con la velocidad del Galgo inglés. Por ello, los dos perros se cruzaron a menudo y el Lebrel húngaro perdió su carácter original. Por ello, mucha gente sigue cuestionando el carácter húngaro del galgo, algunos dicen que el antiguo carácter ha desaparecido por completo de los perros actuales.

    Tras la Segunda Guerra Mundial, la raza casi desapareció. En 1963 se hizo una película sobre el rey Matías, para la que se necesitaban Lebreles húngaros. Sin embargo, este perro era tan raro que era casi imposible encontrar uno en el país. Para la película, el cineasta de naturaleza y cazador Kálmán Szigethy encontró algunos ejemplares, los compró y comenzó a criarlos. Gracias a Szigethy, el Lebrel húngaro revivió y en 1966 fue reconocido oficialmente por la FCI. Desde entonces, se ha ido extendiendo lenta pero inexorablemente por toda Europa y no está en peligro de extinción. En 2004, todas las razas de perros domésticos, incluido el Lebrel húngaro, fueron declaradas tesoro nacional por el Parlamento húngaro, y en 2017 incluso fue nombrado perro del patrimonio húngaro.

    Características físicas

    El Lebrel húngaro es un perro de caza delgado, sus articulaciones son secas y su musculatura es prominente. El pecho es plano y profundo. El tronco es rectangular. El pelaje es corto y de colores variados, y se cría en la mayoría de los colores de los galgos.

    Peso corporal de 22-31 kg, según el sexo, y altura a la cruz de 62-70 cm. Tiene una estructura ósea fuerte y una cabeza larga con carácter. Ojos almendrados, marrón oscuro. Nariz negra. Las orejas son las llamadas orejas de rosa, que son pequeñas y están dobladas hacia atrás. Cola larga, fina, regularmente enroscada. Su movimiento es flexible, elegante y grácil.

    Cuando corre, puede alcanzar velocidades de hasta 60 km/h.

    La esperanza de vida es de 12-14 años.

    Vídeo del Lebrel húngaro
    Magyar Agár - Agárfesztivál - Osagárd 2008

    Carácter y aptitudes

    El Lebrel húngaro tiene un carácter muy persistente y decidido. Por eso tiene tanto éxito en las carreras de galgos. En comparación con otros perros, puede mantener una velocidad rápida durante mucho tiempo y, en caso de tropezar, continuará su camino con el mismo vigor. Tiene un gran corazón en su profundo pecho, que le ayuda a galopar con persistencia. Irradia fuerza, elegancia y gran presencia de ánimo. Aunque le encanta correr, no es hiperactivo. Típico de los galgos, descansa con relativa frecuencia pero requiere mucho ejercicio. Por lo tanto, es importante el ejercicio diario regular.

    Su naturaleza -como su aspecto- es elegante. Es extremadamente inteligente y avispado, cariñoso pero nunca intrusivo. También es recomendable con los niños, le encantan y un perro bien socializado no es agresivo con ellos. Es protector con su familia pero no es mordedor y nunca ladra innecesariamente. Es reservado con los extraños. Tiene un temperamento equilibrado, lo que le convierte en una mascota familiar ideal. La socialización temprana y el ejercicio frecuente son importantes, de lo contrario puede desarrollar problemas de comportamiento. Lo más probable es que esto se manifieste en la huida. También es excelente para diversos deportes caninos, especialmente las carreras de galgos, la caza o el agility. Su carácter tranquilo también lo hace ideal como perro de terapia.

    Entorno ideal

    Los galgos pueden permanecer en el interior si se ejercitan adecuadamente todos los días. Descansa mucho y puede dormir hasta 18 horas al día. En consecuencia, es muy aficionado a la comodidad y a las camas blandas. En una caseta de jardín, hay que procurar que se levante una valla lo suficientemente alta a su alrededor, ya que saltará fácilmente las más bajas. Se lleva muy bien con los niños, si se les trata bien. No requiere un propietario especialmente activo y es perfecto para una familia con un estilo de vida medio. Un gran compañero de excursión.

    Aseo

    El Lebrel húngaro no requiere ningún cuidado especial. Hay que bañarlo un par de veces al año y limpiarle los ojos y las orejas a intervalos adecuados. Se recomienda el cepillado con un guante de cepillado una vez a la semana. Se recomienda un cepillado más frecuente durante la época de muda.

    Salud

    El Lebrel húngaro es una raza sana, no tiene ninguna enfermedad específica.

    Valoraciones del "Lebrel húngaro (Magyar Agár)"

    Es importante la convivencia que vas a tener con tu nuevo amigo. Antes de plantearte la adquisición de un perro de la raza "Lebrel húngaro (Magyar Agár)" debes conocer ciertos factores. No todas las razas de perros son aptas para vivir en un apartamento, debes tener en cuenta su carácter, su necesidad de ejercicio, su interacción con otras mascotas, sus cuidados y si tienes niños pequeños, su nivel de tolerancia hacia ellos.

    Adaptación ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Perro amistoso ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Pérdida de pelo ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Nivel de afecto ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Necesidad de ejercicio ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Necesidad social ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Hogar ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Aseo ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amigable con extraños ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Ladridos ⓘ

    Rated 1 out of 5
    1 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Salud ⓘ

    Rated 5 out of 5
    5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Territorial ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amistoso con gatos ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Inteligencia ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Versatilidad ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amigable con niños ⓘ

    Rated 5 out of 5
    5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Vigilancia ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Alegría ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Imágenes del "Lebrel húngaro (Magyar Agár)"

    Fotos:

    1 – Lebrel húngaro Color: atigrado claro by Canarian, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons
    2 – Lebrel húngaro by https://pixabay.com/es/photos/magyar-agar-perro-animal-galgo-5016524/
    3 – Lebrel húngaro by Kacer (vitalap / szerkesztései), CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons
    4 – Lebrel húngaro en la exposición canina de Katowice (2005) by Pleple2000, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons
    5 – Lebrel húngaro by Hachieko, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons
    6 – Lebrel húngaro by http://www.magyaragar.eu/blog/tag/ungarischer-windhund/page/24/

    Videos del "Lebrel húngaro (Magyar Agár)"


    Tipo y reconocimientos:

    • CLASIFICACIÓN FCI:
    • Grupo :
    • Sección : . .

    Federaciones:

    • FCI – Grupo 10: Sección 3: Lebreles de pelo corto
    • Standard CCC (Club Canin Canadien / Canadian Kennel Club)
    • Standard KC (The Kennel Club) – Hound
    • Standard UKC (United Kennel Club) – Sighthound and Pariah

    Estándar FCI de la raza "Lebrel húngaro (Magyar Agár)"

    Origen:
    Hungría

    Fecha de publicación del estándar original válido:
    06.04.2000.

    Utilización:

    Es un perro de caza y de carreras que caza a la vista. Sin embargo, su olfato es también notable. Es especialmente apropiado para carreras y cacería con señuelo (coursings) donde es considerado por todos como muy acreditado en tramos largos. Es un muy buen perro de compañía y un fiel guardián.



    Apariencia general:

    Su apariencia irradia fuerza; la estructura ósea y la musculatura están bien desarrolladas. Es elegante.



    PROPORCIONES IMPORTANTES:

    • El largo del cuerpo es algo mayor que la altura a la cruz.
    • El largo del hocico se corresponde con la mitad del largo de la cabeza.


    Comportamiento / temperamento:

    Infatigable, perseverante, veloz, endurecido y resistente. Excelente para carreras.
    En algunas distancias es más rápido que el Greyhound.
    Es reservado por naturaleza pero no tímido, es sensato, inteligente y fiel. Es vigilante; su instinto de protección de personas, casas o granjas es muy desarrollado pero sin indicio de agresividad o mordacidad.

    Cabeza:

    Vista de arriba y de perfil tiene forma de cuña con una base bastante amplia.

    Región craneal:
    • Cráneo: Moderadamente fuerte, amplio. La frente es relativamente amplia.
    • Stop (depresión naso-frontal) : Bien marcada.

    Región facial:

    • Trufa: Relativamente grande, bien pigmentada con ventanas grandes amplias.
    • Hocico: Fuerte, alargado, aunque en su conjunto no es demasiado puntiagudo.
    • Belfos : Cerrando bien, adherentes, bien pigmentados.
    • Mandíbulas / dientes: Mandíbulas fuertes, poderosas. Mordida en tijera, completa, bien desarrollada y de acuerdo a la fórmula dentaria del perro.
    • Mejillas: Fuertes, musculosas.
    • Ojos: Tamaño medio, oscuros, ni profundamente colocados en las órbitas ni saltones. Mirada vivaz e inteligente.
    • Orejas: Son bastante grandes y su tejido es grueso. Insertadas a media altura, se repliegan hacia atrás sobre el cuello en forma de rosa perfectamente llevada. En atención se levantan. Se prefieren las orejas pesadas sobre las livianas. Las orejas siempre erectas son incorrectas.

    Cuello:

    De largo medio pero elegante, seco, musculoso, sin arrugas.

    Cuerpo:

    • Cruz: Bien desarrollada, musculosa, larga.
    • Espalda: Ancha, recta, firme, muy bien musculada.
    • Lomo: Muy ancho, recto, fuertemente musculado.
    • Grupa: Ancha, ligeramente descendente, con fuerte musculatura.
    • Pecho: La caja torácica es profunda y fuertemente arqueada de manera a permitir suficiente espacio para el corazón y los poderosos pulmones. Costillas bien arqueadas y bien extendidas hacia atrás.
    • Vientre: Moderadamente recogido.

    Cola:

    La inserción de la cola fuerte, gruesa y ligeramente curvada está medianamente alta. Se afina moderadamente y alcanza al corvejón. Su cara inferior está cubierta por pelo de alambre. En reposo cae vertical al suelo; en acción puede ser elevada hasta la altura de la línea superior

    Extremidades

    MIEMBROS ANTERIORES: Los miembros anteriores son fuertes y tendinosos. Vistos tanto de frente como de atrás, son rectos y paralelos.

    • Hombros: Moderadamente oblicuos, móviles, musculosos y largos.
    • Brazo: Largo y algo oblicuo, musculoso.
    • Codos: Se ajustan elásticamente a la caja torácica. Son móviles y no deben girarse ni hacia dentro ni hacia fuera.
    • Antebrazo: Largo, recto, de estructura ósea fuerte y musculatura seca.
    • Carpo: Amplio y fuerte.
    • Metacarpo: Corto y vertical al suelo.
    • Pies delanteros: Relativamente grandes, alargados. Almohadillas fuertes, uñas mantenidas cortas.

    MIEMBROS POSTERIORES: Los posteriores son bien angulados aunque no sobre angulados., fuertemente musculados y con buena fortaleza de hueso. Vistos de atrás son paralelos.

    • Muslo: Poderosamente musculado, con músculos más bien alargados.
    • Rodilla: Moderadamente angulada, fuerte, no girada ni hacia dentro ni hacia fuera.
    • Pierna: Larga, con musculatura seca.
    • Corvejón: Poderoso, fuerte, de colocación baja.
    • Metatarsos: Vistos de atrás, tanto parado como en movimiento son paralelos.
    • Pies traseros: Relativamente grandes, algo alargados con almohadillas y uñas fuertes.

    Movimiento:

    Buena cobertura de terreno, trote elástico, vistos de adelante y de atrás, los miembros se mueven en planos paralelos.

    Manto

    • PIEL: Relativamente gruesa, bien ajustada en todo el cuerpo, sin pliegues ni papada.
    • PELO: Corto, tupido, áspero, liso y bien pegado. En invierno puede presentar una tupida lanilla interna en cantidad considerable.
    • COLOR: Todos los colores y combinaciones de colores conocidos en los lebreles, con excepción de aquellos colores y combinaciones de colores citados como faltas eliminatorias.


    Tamaño y peso:

    ALTURA A LA CRUZ

    • Altura ideal para machos: 65 hasta 70 cm.
    • Altura ideal para hembras: 62 hasta 67 cm.

    No es tan importante la altura medida en centímetros como sí la armonía de las proporciones.



    Faltas:

    Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.



    FALTAS ELIMINATORIAS

  • Perro agresivo o temeroso.
  • Forma de cabeza atípica.
  • Prognatismo superior o inferior, arcada de los incisivos desviada.
  • Falta de un diente o más de un diente de los incisivos, de los colmillos, de los premolares 2-4, y de los molares 1-2; de más de 2 x PM1; los M 3 no serán tenidos en consideración .
  • Entropión, ectropión.
  • Colores: azul; azul manchado de blanco blanco; marrón; gris lobo como también negro y fuego; perros tricolores.
  • Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.



    N.B.:

    Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

    Fuente: F.C.I - Fédération Cynologique Internationale

    Nombres alternativos:

      1. Magyar agár, Hungarian agar (inglés).
      2. Magyar Agár (francés).
      3. Magyar Agár (alemán).
      4. Magyar Agár, Lébrel húngaro (portugués).
      5. Galgo húngaro, Magyar Agár (español).