Cotorra Serrana Oriental
Rhynchopsitta terrisi


Cotorra Serrana Oriental

Descripción:

Entre 40 y 45 cm. de longitud y 300 gramos de peso.

La Cotorra Serrana Oriental (Rhynchopsitta terrisi) tiene un tamaño ligeramente mayor que la Cotorra Serrana Occidental. Su pico es grande, ganchudo y curvo de color negro. De cola corta en comparación a otros miembros de la familia, por arriba verde y por debajo marrón grisácea. De percha erguida, patas cortas pero fuertes y los dedos de los pies zigodáctilos, es decir dos dedos hacia el frente y dos hacia atrás. Es de color verde brillante, ligeramente más claro y amarillento en los pómulos y oídos. Tiene un parche marrón en la frente, manchas rojas en los hombros y en los muslos.

El color del iris en los adultos es ámbar amarillento, mientras que en los juveniles es café. El anillo ocular es amarillo. Por debajo las alas tienen borde rojo. El resto de la parte interna de las alas es verde más oscuro. Las patas son grisáceas.

Ambos sexos de forma y color similares.
Inmaduro con ojos marrones y pico más pálido.

Tratada con frecuencia como la misma especie que la Cotorra Serrana Occidental.

  • Sonido de la Cotorra Serrana Oriental.
[audio:https://www.mascotarios.org/wp-content/themes/imageless_gray_beauty/sonidos/Cotorra Serrana Oriental.mp3]

Hábitat:

Vive en climas templados con invierno seco, a altitudes elevadas que van de los 1,900 a los 3,000 metros, excepcionalmente a 1.300 metros y 3.700 metros, en regiones montañosas con bosque de pino (Pinus duranguensis, Pinus ayacahuite, y Pinus arizonica entre otras), bosque de pino-encino (Pinus spp. y Quercus spp.), fragmentos de bosque aislado de puro oyamel (Abies spp.), o bosques mixtos de oyamel, abetos (Pseudotsuga spp.) y álamos (Populus tremuloides). Los bosques pueden estar en la cima de las montañas, zonas abiertas o ser parte de terrenos abruptos como acantilados y riscos.

La Cotorra Serrana Oriental es un ave diurna con actividad social. Al anidar se reúne en grandes bandadas, a veces de hasta 100 individuos y para construir su nido, a diferencia de la Cotorra Serrana Occidental, no utiliza huecos en árboles sino cavidades y grietas en la roca de los riscos. Se aparea una vez al año con una sola pareja durante toda la temporada reproductiva. Forma bandadas para buscar su comida. Estos grupos suelen volar a baja altura desplazándose grandes distancias en busca de árboles con frutos y semillas que puedan comer. También es posible encontrar parejas solitarias buscando comida. Duermen en comunidad, reuniéndose en peñascos inaccesibles. Los individuos dentro de la bandada se comunican por medio de fuertes vocalizaciones parecidas a chillidos y graznidos ásperos, mientras están buscando su comida o para alertar de amenazas. En general, las especies de ésta familia son conocidas por ser ruidosas, especialmente cuando están en grupos.

Puede saberse cuando estas aves se aproximan por los ruidos que hacen, el grupo vuela en una bandada que forma una “V abierta”. La colonia reproductiva se puede alejar hasta 30 km para buscar su comida, si es que escasea. Con suficiente alimento disponible cerca de los nidos, solo se desplazan de 3 a 5 km diariamente.

Reproducción:

La temporada reproductiva es entre julio y noviembre. Para construir el nido utiliza grietas y huecos en altos riscos de piedra caliza y tienden a utilizar año tras año los mismos sitios para anidar. La colonia anida por encima de los 1,300 y los 1,700 metros.

Ponen entre 2 y 5 huevos (promedio es de 2.7) por puesta entre mediados de junio y fines de julio. Cuando la comida escasea, la producción de pollos disminuye drásticamente. La hembra incuba los huevos entre 24 y 27 días que eclosionan entre principios de septiembre y fines de octubre. Desde que nacen hasta que vuelan los pollos permanecen en el nido por aproximadamente dos meses, siendo alimentados y cuidados por ambos padres. De todos los huevos puestos e incubados en la colonia solo el 60% producirá jóvenes volantones. Los polluelos son criados en sincronización con la maduración de semillas de pino, que usualmente ocurre a finales del verano y el otoño.

Alimentación:

Comen principalmente semillas de los conos de las coníferas, especialmente de pinos (Pinus durangensis, Pinus leiophylla, Pinus ayacahuite, Pinus arizonica, Pinus gregii, Pinus teocote, Pinus montezumae, Pinus cembroides y Pinus engelmannii) y romerillo (Pseudotsuga menziesi).

Su pico está especialmente adaptado para extraer las semillas de los conos (estróbilos) de pino. Cuando las semillas de pino son escasas, incluyen en su dieta bellotas de encino (Quercus spp.) y semillas de pinabete (Abies spp.). Su dieta también incluye frutos de capulín (Prunus capuli) y néctar de flores de maguey. En general la dieta de ambas especies, la Cotorra Serrana Oriental y la Cotorra Serrana Occidental es similar. La Cotorra Serrana Oriental tiene el hábito de comer tierra (geofagia) en bancos de arcilla.

Distribución:

La distribución de la Cotorra Serrana Oriental está restringida en el noreste de México. Confinadas en Sierra Madre Oriental, en el sureste de Coahuila de Zaragoza, cerca de Saltillo, en el centro-oeste de Nuevo León, incluyendo montañas al sur-oeste de Monterrey, y las montañas del oeste de Tamaulipas.

Rango total de aproximadamente 300 km de norte a sur, con un promedio de 60 kilómetros de oeste a este y con parejas reproductoras, posiblemente, sólo en el tercio norte.

Al igual que la Cotorra Serrana Occidental, hace movimientos estacionales (aunque probablemente menos amplios) en respuesta a la disponibilidad de semillas de pinos, aparentemente distribuyéndose al sur de de su rango solamente entre octubre y abril (viejos informes de la Cotorra Serrana Occidental en Veracruz pueden pertenecer a esta especie).

Raras, muy locales y extinguidas en muchas áreas. Ahora limitadas a zonas restringidas en los pocos pinares que quedan (probablemente alrededor de 7.000 km² de bosques dentro de los 18.000 km² de su rango, son adecuados).

La disminución en su población se debe principalmente a la pérdida de hábitat por la explotación forestal, la agricultura, la quema y el pastoreo, aunque sus hábitos de anidación en acantilados, evita la necesidad de árboles viejos o muertos. La tala selectiva puede reducir la diversidad de pinos y por lo tanto la disponibilidad de alimentos.

Conservación:

En 1981 se estimaron entre 2,000 y 3,000 individuos de esta especie.

• Categoría de la Lista Roja de la UICN actual: En peligro de extinción

• Tendencia de la población: Decreciente

En 1997 se ubicó en el Santuario El Taray, en Coahuila de Zaragoza como el centro reproductivo de la especie por haberse encontrado ahí cerca de 100 parejas reproductivas. A 16 km de ahí, en un lugar conocido como Los Condominios se localizó la segunda colonia más grande con 60 parejas.

Los censos continuaron y en 1999, la población se calculó en un mínimo de 2,500 individuos.

Un censo reciente en base a las grandes parvadas arrojó una cuenta de aproximadamente 3,500 individuos de Cotorra Serrana Oriental.

La principal amenaza que enfrenta la Cotorra Serrana Oriental es la destrucción y modificación de su hábitat, debido principalmente a acciones como la agricultura, la ganadería, la explotación forestal (para producir madera y papel) y los incendios forestales.

Su hábitat actual está muy limitado, así como el área misma de su distribución como especie endémica que es.

La deforestación continúa disminuyendo cada vez más los bosques de montaña de la región, y desafortunadamente la recuperación o regeneración de dichos bosques es pobre en comparación con los bosques de pino de otras partes del país, lo cual probablemente se deba a que la capa de suelo de la región es delgada y rocosa y la lluvia escasa.

En 2006, un incendio forestal devastó cerca de 2,000 ha de bosque de pino en la Sierra, destruyendo árboles que proporcionaban comida a la cotorra y provocando una disminución en la cantidad de pollos criados en la época de nidación. Adicionalmente, cuando se reduce el tamaño promedio de los árboles que conforman un bosque y también el área que ocupan la producción de semillas disminuye y aumenta el número de conos defectuosos, afectando finalmente a la Cotorra Serrana Oriental que se alimenta de esas semillas.

Existen áreas naturales protegidas en la Sierra Madre Oriental que protegen y conservan a la Cotorra Serrana Oriental.

Desde 1939 se decretó El Parque Nacional Cumbres de Monterrey, en Nuevo León que protege más de 150 mil hectáreas de bosque, incluidas la mitad de las zonas donde anida la especie. Poco antes se había decretado, en 1936, El Parque Nacional El Potosí, en San Luis Potosí.

En 1985 se creó la Reserva de la Biosfera El Cielo, en Tamaulipas. Y entre las tres Áreas Naturales Protegidas abarcan parcialmente el resto de las colonias conocidas y parte del área de distribución invernal. También se han conformado áreas naturales protegidas privadas, como el Santuario El Taray en Coahuila de Zaragoza, de unas 350 ha de bosque, creado en 1996 específicamente para proteger a la Cotorra Serrana Oriental y que contiene la colonia de nidación más grande conocida. Esta área es administrada por el Museo de las Aves de México en Saltillo, Coahuila de Zaragoza y ha sido financiada por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) y donaciones aportadas por otras organizaciones nacionales y extranjeras como la Sociedad Zoológica de San Diego y el Fish and Wildlife Service de Estados Unidos.

Diversos proyectos de investigación se han llevado a cabo desde 1995 para el conocimiento y conservación de la Cotorra Serrana Oriental.

Recientemente en 2008, la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), realizó un proyecto en el Parque Nacional Cumbres de Monterrey. Por su parte, el Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM) y Pronatura tras estudios realizados en la misma zona, han empezado a establecer estrategias de conservación a nivel de paisajes.

En la Norma Oficial de Especies en Riesgo (NOM-059-ECOL-2001), La Cotorra Serrana Oriental (Rhynchopsitta terrisi) aparece como en peligro de extinción.

La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) la protege dentro del Apéndice I.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN por sus siglas en inglés) en su Lista Roja de Especies Amenazadas, concedió la categoría de amenazada a la Cotorra Serrana Oriental desde 1988. La categoría cambió a vulnerable desde 1994 hasta la actualidad.

En el año 2000 el Subcomité Técnico Consultivo Nacional para la Protección, Conservación y Recuperación de los Psitácidos, desarrolló el Proyecto para la Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de los Psitácidos en México (PREP), en el cual se consideraron ambas cotorras serranas como prioritarias para la conservación.

Las especies de Cotorra Serrana Occidental (R. pachyrhyncha) y Cotorra Serrana Oriental (R. terrisi), se consideran desde 2008 como especies prioritarias del Programa de Conservación de Especies en Riesgo (PROCER) de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP). Debido a sus similitudes biológicas y a una problemática común, ambas se incluyeron en un solo PACE (Programas de Acción para la Conservación de Especies), después de que el Subcomité de Psitácidos llevó a cabo el Taller de Identificación de Especies de Psitácidos Prioritarios para ser incluidos en un PACE, documento que contiene entre otros aspectos relativos a la biología de la especie, los objetivos, metas y estrategias de conservación de ambas cotorras serranas.

También se han realizado acciones de conservación en el campo de la educación ambiental.

A finales de 2008, en el marco del Programa para la Conservación de Especies en Riesgo (PROCER), siete localidades del Parque nacional Cumbres de Monterrey realizaron actividades de educación ambiental con la Cotorra Serrana Oriental como especie prioritaria.

Tal vez la medida de conservación más trascendental, sea la publicación el 14 de octubre de 2008, en el Diario Oficial de la Federación, del decreto que reforma a la Ley General de Vida Silvestre (Decreto Art. 60 Bis 2) que prohíbe la captura de pericos y guacamayas de México. La ley prohíbe el aprovechamiento extractivo con fines de subsistencia o comerciales, la exportación, la importación o reexportación de estas especies nativas del país. Con esta ley se protegieron 22 especies de aves de la familia Psittacidae en México. La violación a la disposición anterior, se constituye en un delito federal que se castiga con la cárcel, mediante una pena que va de 1 a 9 años de prisión y hasta 12 años si el delito se comete dentro de un área natural protegida o se realiza con fines comerciales.

Las regiones prioritarias para la especie se ubican en la Sierra Madre Oriental: El Parque Nacional Cumbres de Monterrey, en Nuevo León, El Parque Nacional El Potosí, en San Luis Potosí, la Reserva de la Biosfera El Cielo, en Tamaulipas y el Santuario El Taray en Coahuila de Zaragoza.

Fuente: Sitio sobre la Red de Conocimiento sobre las Aves de México

Cotorra Serrana Oriental en cautividad:

La región montañosa de Madera, Chihuahua, ha estado habitada desde hace 1500 años por las etnias constructoras de las “casas acantilado”, quienes originalmente eran cazadores y recolectores. Los vestigios arqueológicos de Paquimé, a 350 km al noroeste de la ciudad de Chihuahua y a medio kilómetro de Casas Grandes indican que la región tuvo un comercio dedicado a la producción de plumas de guacamayas, conchas, cerámica y cobre entre otros, siendo los primeros pobladores en capturar y criar, tanto a la Cotorra Serrana Oriental como a la Cotorra Serrana Occidental.

En la época de la conquista aumentó el interés por capturar individuos de la familia de los psitácidos. A partir del siglo XVI, adquirieron mayor popularidad entre los mexicanos, principalmente como mascotas.

Durante el siglo XX este intenso comercio, aunado al tráfico ilegal, tuvo como consecuencia que entre 1970 y 1982, México fuera el mayor exportador de aves vivas para el comercio de mascotas provenientes de los países del neotrópico, exportando en promedio 14,500 psitácidos mexicanos, anualmente a Estados Unidos.

Durante el periodo de 1981 a 1985 Estados Unidos importó un mínimo de 703 mil psitácidos; y aún en 1987 México constituía la mayor fuente de contrabando de aves silvestres. Además solamente entre 1982 y 1983, 104,530 individuos de la familia fueron capturados en México para el mercado doméstico interno.

Su venta como mascota es ilegal.

Nombres alternativos:

Maroon-fronted Parrot, Maroon fronted Parrot (inglés).
Conure à front brun, Perriche à front brun, Perruche à front brun (francés).
Maronenstirnsittich, Maronenstirn-Sittich (alemán).
Papagaio-de-fronte-castanha (portugués).
Cotorra Serrana Oriental, Cotorra-serrana Oriental (español).

Clasificación científica:

Orden: Psittaciformes
Familia: Psittacidae
Genus: Rhynchopsitta
Nombre científico: Rhynchopsitta terrisi
Citation: Moore, RT, 1947
Protónimo: Rhynchopsitta terrisi

Imágenes Cotorra Serrana Oriental:

————————————————————————————————

Cotorra Serrana Oriental (Rhynchopsitta terrisi)

Fuentes:

Avibase
– Parrots of the World – Forshaw Joseph M
– Parrots A Guide to the Parrots of the World – Tony Juniper & Mike Par
Birdlife
– CONABIO. 2011. Fichas de especies prioritarias. Cotorra Serrana Oriental (Rhynchopsitta terrisi). Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, México D.F.

Fotos:

(1) – An adult Maroon-fronted Parrot in a cage By TJ Lin (originally posted to Flickr as DSC01484) [CC BY-SA 2.0], via Wikimedia Commons
(2) – Maroon-fronted Parrot by © greglasley – inaturalist.org
(3) – Maroon-fronted Parrot by © greglasley – inaturalist.org
(4) – Maroon-fronted Parrot by Zócalo Saltillo
(5) – Maroon-fronted Parrot (Rhynchopsitta terrisi) – Loro Parque

Sonidos: Jon King (xeno-canto)

Cotorra Serrana Occidental
Rhynchopsitta pachyrhyncha


Cotorra Serrana Occidental

Descripción:

38 cm. de longitud y un peso de 300 gramos.

Ilustración Cotorra Serrana Occidental

La Cotorra Serrana Occidental (Rhynchopsitta pachyrhyncha) tiene la frente, los lores y una amplia franja en la región superciliar, de color rojo escarlata brillante; un pequeño parche de plumas de color marrón en los lores, directamente delante de los ojos; la corona, las mejillas y los lados del cuello son de color verde con tinte amarillento. Las partes superiores de color verde con indistintos tintes tono oliva en escapularios.

Coberteras supra-alares verdes con plumas de color rojo en la región donde se flexionan las alas. Las plumas de vuelo de color verde por encima, con puntas negruzcas y márgenes a los vexilos internos, gris por abajo. Grandes coberteras infra-alares amarillas, otras coberteras verdes.

Partes inferiores verdes con rojo en los muslos. Por arriba, la cola verde; grisácea por abajo.

El pico negro; piel desnuda orbital de color blanco amarillento; iris de color amarillo-naranja; patas grises.

Ambos sexos similares.

Inmaduros con el pico de color cuerno, de color grisáceo la piel desnuda orbital, y sin plumas rojo escarlata detrás del ojo o rojo en la región donde se flexionan las alas.

La Cotorra Serrana Occidental con frecuencia es tratada como la misma especie que la Cotorra Serrana Oriental.

  • Sonido de la Cotorra Serrana Occidental.
[audio:https://www.mascotarios.org/wp-content/themes/imageless_gray_beauty/sonidos/Cotorra Serrana Occidental.mp3]

Hábitat:

Habita en tierras altas con bosques maduros de pinos o bosques de pinos con otras coníferas del género Pseudotsuga, alamedas Populus y/o árboles del género Quercus, en zonas aisladas y a menudo escarpadas, en ocasiones también se observan en localidades de tierras bajas.

En su mayoría se distribuyen en altitudes entre 1,500 y 3,000 metros, realizando la cría por lo general en alturas entre 2,000 y 3,000 metros.

Su preferencia son zonas con Pinus arizonica y Pinus ayacahuite. En general, observados en bandadas. Descansan en grandes grupos en acantilados inaccesibles o árboles con follaje denso. Movimientos diurnos de hasta 40 km entre las zonas de descanso y las de alimentación.

Longevas y gregarias, forman grupos sociales; debido a esto, con el tiempo la Cotorra Serrana Occidental vuelven a visitar los bosques que son de su preferencia.

Reproducción:

Anidan en las cavidades de los árboles, por lo general de pinos, pero también, según fuentes, en árboles de la especie Populus tremuloides y Pseudotsuga taxifolia; generalmente en árboles vivos o parcialmente muertos, con pequeños huecos excavados, por ejemplo, por pájaros carpinteros como el Carpintero Escapulario (Colaptes auratus) o causados por la descomposición de hongos en la madera de duramen; a veces muy juntos (en el mismo árbol) cuando hay sitio disponible, aunque generalmente dispersos.

La época de cría coincide con la maduración de las semillas de pino; las aves, por lo general, llegan a la zona de cría entre los meses de abril y mayo, realizando la puesta a mediados junio hasta finales de julio. Los jóvenes comienzan a dejar el nido desde principios de septiembre hasta finales de octubre, después de 59 – 65 días, dependiendo de sus padres por un período de tiempo después de emplumar.

Embrague de 2 a 4 huevos, por lo general tres, quizá variable con el tamaño de la cosecha de semillas de pino. El cuidado de los huevos durante la incubación es realizado por la hembra y el cuidado de las crías es biparental.

Alimentación:

La dieta de la Cotorra Serrana Occidental está compuesta principalmente de semillas de pino (incluyendo la del Pinus teocote y la del Pinus leiophylla) extraídas de los conos con su poderoso pico; también se alimentan, según fuentes, de semillas y brotes de coníferas Pseudotsuga, frutos del cerezo negro americano (Prunus serotina) y bellotas.

Distribución:

Tamaño del área de distribución (reproducción/residente): 67.100 km2

La distribución principal de la Cotorra Serrana Occidental radica entre el oeste y centro de México, con movimientos esporádicos hacia el norte y hacia al sur.

Se pueden observar en Sierra Madre Occidental en el sur de Chihuahua, sur y oeste de Durango, las zonas adyacentes del este de Sonora y Sinaloa; confirmada la cría solamente en los dos primeros estados.

Al igual que otras aves especialistas en semillas de pino, la Cotorra Serrana Occidental vaga ampliamente después de la reproducción, de forma esporádica a sur-oeste de México en Jalisco, Colima y Michoacán, anteriormente hacia el este hasta Veracruz (aunque en estos registros esté posiblemente implicada la Cotorra Serrana OrientalRhynchopsitta terris) y, posiblemente, Coahuila de Zaragoza.

Antiguamente era una visitante esporádica, y posiblemente residiera y criara en Arizona (especialmente en las montañas de Chiricahua, en el sur) y en Nuevo México, EE.UU, aunque desde principios del siglo 20 no se han observado visitas a gran escala y los últimos datos reproductivos en la zona datan del 1938.

La presencia de la Cotorra Serrana Occidental viene determinada por la disponibilidad de semillas de pino; el núcleo de su área de reproducción parece ser la zona más constantemente ocupada.

La disminución importante en su población durante el siglo 20 fue como resultado ,principalmente, de la pérdida y degradación del hábitat, con ausencia de estas aves donde los grandes pinos fueron talados, principalmente por explotaciones forestales. La pérdida de aves en EE.UU. fue atribuible a la caza, pero su presencia allí, probablemente, sólo fuera a corto plazo, cuando las condiciones de alimentación fueran inusualmente favorables (o por lo contrario muy desfavorable en México).

Las amenazas recientes en México son el comercio de aves vivas y la continua pérdida de hábitat para la ganadería, así como la explotación forestal (la pérdida de árboles viejos para la anidación es un problema importante que coloca a esta especie en un riesgo más alto que el de la Cotorra Serrana Oriental, al utilizar esta última los acantilados para construir sus nidos).

Aves confiscadas y criadas en cautividad fueron puestas en libertad en Arizona a finales de la década de 1960, con las primeras reproducciones exitosas en EE.UU. poco después, aunque por desgracia las aves han desaparecido en su mayoría de dicha zona.

No hay áreas protegidas en Sierra Madre Occidental. El Apéndice I. En Peligro.

Conservación:

• Categoría de la Lista Roja de la UICN actual: En peligro de extinción

• Tendencia de la población: Decreciente

La Cotorra Serrana Occidental se encuentra en peligro de extinción debido a la destrucción de su hábitat de anidación, así como a su explotación con fines comerciales, el decremento poblacional que han sufrido estas cotorras es muy evidente para aquellas que, desde hace mucho tiempo, habitan las zonas madereras de Chihuahua y Durango (Lanning y Shiflett, 1981).

La tala comercial de pinos vivos para obtener madera, así como de árboles muertos en pie para obtener su pulpa, están terminando con gran cantidad de sitios de anidación efectivos y potenciales para estas aves (Lanning y Shiflett, 1983).

El comercio de las cotorras parecía ser mínimo hasta la década de los ochenta (Lanning y Shiflett, 1981), no obstante, se calcula que durante 1985 y 1986 entre varios cientos y hasta miles de cotorras fueron traficadas ilegalmente hacia los Estados Unidos de América (Snyder y Wallace, 1988).

Para disminuir estas amenazas hacia las especies y su hábitat, existen instrumentos legales como las vedas y lo establecido en la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA) y la Ley General de Vida Silvestre (LGVS); así como la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2001 que enlista las especies de flora y fauna silvestre mexicana bajo alguna categoría de riesgo y los mecanismos de inclusión y modificación.

El tamaño de la población de la Cotorra Serrana Occidental se estima entre 2000-2800 individuos maduros.

Cotorra Serrana Occidental en cautividad:

Su venta como mascota es ilegal.

Nombres alternativos:

Thick-billed Macawlet, Thick billed Parrot, Thick-billed Parrot (inglés).
Conure à gros bec, Perriche à gros bec, Perruche à gros bec (francés).
Kiefernsittich, Arasittich, Kiefern Sittich (alemán).
Papagaio-mexicano-de-testa-vermelha (portugués).
Cotorra de Pico Ancho, Cotorra serrana, Cotorra Serrana Occidental, Cotorra-serrana Occidental (español).
Cotorra serrana, Cotorra-serrana Occidental, Loro de Pico Grueso Occidental Mexicano, Cotorra de Pico Duro,
Guacamaya, Guaca
(México).

William Swainson
William Swainson

Clasificación científica:

Orden: Psittaciformes
Familia: Psittacidae
Genus: Rhynchopsitta
Nombre científico: Rhynchopsitta pachyrhyncha
Citation: (Swainson, 1827)
Protónimo: Macrocercus pachyrhynchus

Imágenes Cotorra Serrana Occidental:

————————————————————————————————

Cotorra Serrana Occidental (Rhynchopsitta pachyrhyncha)

Fuentes:

Avibase
– Parrots of the World – Forshaw Joseph M
– Parrots A Guide to the Parrots of the World – Tony Juniper & Mike Par
Birdlife
– Comisión Nacional de Áreas Protegidas Naturales

Fotos:

(1) – Two Thick-billed Parrots at Arizona-Sonora Desert Museum, Tucson, Arizona, USA By Tim Lenz from Ithaca (Thick-billed ParrotsUploaded by Snowmanradio) [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
(2) – Thick-Billed Parrots at Twycross Zoo, Leicestershire, England By derivative work: Snowmanradio (talk)Rhynchopsitta_pachyrhyncha_-Twycross_Zoo-8.jpg: Paul Reynolds from UK [CC BY 2.0 or CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
(3) – An adult Thick-billed Parrot at Edinburgh Zoo, Scotland By Jenni Douglas from Edinburgh, Scotland (Thick billed ParrotUploaded by Snowmanradio) [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
(4) – A Thick-billed Parrot at Cincinnati Zoo, USA By Rhynchopsitta_pachyrhyncha_-captive-8a.jpg: Jean from Shelbyville, KYderivative work: Snowmanradio [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
(5) – Three adult Thick-billed Parrots in captivity in the USA By Joe Mazzola (LovebirdsUploaded by snowmanradio) [CC BY-SA 2.0], via Wikimedia Commons
(6) – Thick-billed Parrot (Rhynchopsitta pachyrhyncha). Two parrots on a nestbox By Just chaos [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
(7) – Thick-billed Parrot Rhynchopsitta pachyrhyncha at Cincinnati Zoo By Ltshears (Own work) [CC BY-SA 3.0 or GFDL], via Wikimedia Commons
(8) – A Thick-billed Parrot in captivity By Mark Dumont from Cincinnati, USA (Thick Billed ParrotUploaded by snowmanradio) [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
(9) – Thick-billed Parrot – Rhynchopsitta pachyrhyncha at Cincinnati Zoo By Ltshears (Own work) [CC BY 3.0], via Wikimedia Commons
(10) – Monographia Psittacorum By Wagler, Johann Georg [CC BY 2.0 or Public domain], via Wikimedia Commons

Sonidos: Scott Olmstead (xeno-canto)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies