Tortuga nicaragüense
- Trachemys emolli

La Tortuga nicaragüense vive en todo tipo de cursos de agua: ríos lentos, lagos, pantanos, estanques, balsas,… Se adaptan casi a cualquier medio acuático, excepto a los ríos de cauce rápido.
Tortuga nicaragüense
Caparazón de un macho Tortuga nicaragüense – Bananekiwi, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

Contenido

Origen / Distribución

La Trachemys emolli fue descrita por primera vez como una subespecie de Trachemys scripta en 1990. A partir de 2002, se trató como una especie separada.

La Tortuga nicaragüense (Trachemys grayi emolli) tiene su área de distribución en Costa Rica, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Características / Apariencia

La Tortuga nicaragüense es similar a la Tortuga de orejas rojas (Trachemys scripta), pero desde el punto de vista del cuidador de animales tiene la ventaja de que no está en la lista de especies invasoras de la UE. Rara vez se mantiene en los zoológicos.

La Tortuga nicaragüense crece bastante, los machos 20-30 cm, las hembras hasta 38 cm y posiblemente más. El caparazón, con marcas circulares, está ligeramente quillado y aserrado en el margen posterior. El color básico del cuerpo y de los tejidos blandos es de verde oliva a marrón oscuro, las marcas son amarillas, la mancha de la mejilla amarilla-anaranjada.

Hábitat

Tortuga nicaragüense
Dibujo representativo de una Emolli – Bananekiwi, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

La especie prefiere las aguas estancadas o de corriente lenta con una vegetación subacuática mayoritariamente densa. Los juveniles se alimentan principalmente de pequeños animales como renacuajos, pequeños peces y crustáceos, caracoles e insectos. Con el aumento de la edad, las algas y las plantas acuáticas también se toman cada vez más. Las hembras pueden producir varias puestas de huevos por temporada, que dura de diciembre a mayo y puede contener hasta 30 huevos.

Amenazas para la especie

La Tortuga nicaragüense sirve como proveedora de carne y huevos para la población local. También se han creado granjas de cría.

El comercio internacional no está regulado por la CITES.

La "Tortuga nicaragüense" en cautividad

El acuaterrario

La Tortuga nicaragüense necesita una zona de tierra integrada.
Pueden alcanzar una longitud total de 28 cm en el acuario. Las hembras siempre crecen un poco más que los machos. Por lo tanto, necesitan un acuario con una longitud de borde de al menos 150 cm. Sin embargo, más es siempre mejor.

Necesitan escondites y refugios. Especialmente las raíces, la madera, las plantas de acuario y las estructuras de piedra o roca son aceptadas con gusto por los animales.

Las tortugas pueden mantenerse en pareja o en grupo con varios congéneres. También es posible la socialización con otras tortugas.

La Tortuga nicaragüense se adapta maravillosamente a las condiciones del acuario. Se sienten muy cómodas en temperaturas de agua de entre 23 y 30 grados centígrados. El valor del pH debe estar entre 6,0 y 7,5. Bajo el punto de calor de la parte terrestre integrada, la temperatura puede alcanzar incluso los 40 grados centígrados. Durante los meses de invierno, entre octubre y febrero, hay que bajar la temperatura del agua a 23 – 25 grados centígrados.

La Tortuga nicaragüense se alimenta de forma mixta. Aceptan tanto la carne como los alimentos vegetales.

Comprar una "Tortuga nicaragüense"

El precio de una "Tortuga nicaragüense" en el mercado de animales exóticos, oscila entre 60 – 100 euros.

Videos "Tortuga nicaragüense"

Nombres alternativos:

    1. Nicaraguan slider (inglés).
    2. Trachémyde du Nicaragua (francés).
    3. Nicaragua-Schmuckschildkröte (alemán).
    4. Tartaruga da Nicarágua (portugués).
    5. "Tortuga nicaragüense" (español).
5/5 (1 Voto)
Comparte con tus amigos !!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.