Dragón cornudo de montaña
- Acanthosaura capra

El Dragón cornudo de montaña es un precioso lagarto que también se llama camaleón asiático, debido a sus cambios de color y sus costumbres arborícolas.
Acanthosaura capra
Acanthosaura capra, Cat Tien National Park – Roy Bateman, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

Contenido

Distribución y hábitat

El área de distribución de la especie es Camboya, Laos y Vietnam.

El Dragón cornudo de montaña vive en bosques densos en la parte superior de los troncos de los árboles altos. Estas lagartos prefieren la zona de sombra bajo la copa de los árboles, y rara vez buscan lugares soleados.

Al igual que muchos otros lagartos arbóreos, sólo se ve el agua que fluye e incluso les gustaría un lago.

Se trata de una especie de lagarto tranquilo que prefiere permanecer inmóvil en lugar de huir.

Descripción

El Dragón cornudo de montaña tiene una espina encima de cada arco de la ceja. Pueden perder esta columna, la cual no se regenera. Por lo demás, este espigado lagarto no tiene espina en la parte posterior de la cabeza, aunque todas las demás especies la muestran..

La cresta nucal es bastante alta y se separa claramente de ella en una cresta dorsal uniformemente aplanada. El tímpano es claramente visible. Las marcas del cuerpo son una red marrón sobre un fondo oliva. Cuando están estresados, estos animales sólo muestran colores marrones apagados.

Los ojos están rodeados por un anillo verde claro seguido de un anillo verde oscuro.

Los dedos de los pies fuertes corresponden a estar en los árboles.

La cola es ligeramente aplanada.

Tamaño

Los machos alcanzan una longitud total de 30,5 cm. Las hembras parecen más grandes, 32 cm.

Diferencias de sexo

La especie tiene un dicromatismo sexual. El macho tiene una gran bolsa en la garganta, de color amarillento con una franja verde. La cabeza también es amarillenta con una banda verde debajo del anillo ocular.
Las hembras parecen más robustas en su estructura corporal.

Comportamiento

Dragón cornudo de montaña
Dragón cornudo de montaña (Acanthosaura capra) en el zoológico de Praga, República Checa – Pavel Hrdlička (Czech Wikipedia user Packa), CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

La especie es tímida en la naturaleza y tiende a huir.

El terrario debe estar densamente cubierto y ser lo suficientemente profundo para proporcionar seguridad. Las ramas ancladas verticalmente son especialmente importantes, ya que a los animales no les gusta quedarse en horizontal.

Por lo demás, son una especie tranquila que no cambia de posición durante muchas horas. Los animales no son en absoluto adoradores del sol, sino que evitan la luz brillante y permanecen bajo las copas de los árboles.

Aunque son originarios de las selvas tropicales, puedo describir una aversión al riego directo. Les gusta el agua corriente y prefieren las piscinas.

Cortejo y apareamiento

El macho corteja con una hermosa inclinación de cabeza. También muestra su bolsa amarilla para la garganta. Aquí es importante un tronco alto para que la hembra reconozca esta hermosa presentación. A la mordida del cuello le sigue inmediatamente el apareamiento.

Embragues e incubación

Las puestas maduran en unas 4 semanas y son realizadas por la hembra en un sustrato suficientemente alto y húmedo. Cava un agujero de unos 10 cm de profundidad, pone allí entre 12 y 15 huevos y compacta el sustrato con fuertes golpes de cabeza.

A 21-25°C el embrión se desarrolla en 190 días hasta la eclosión.

Hibernación

Basta con suspender la alimentación y reducir al mínimo la iluminación durante unas 8 semanas.

Nutrición y suplementos

Dragón cornudo de montaña
Dragón cornudo de montaña (Acanthosaura capra) fotografiado en el zoológico de Chester – Nabokov at English Wikipedia, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

El Dragón cornudo de montaña tiene un espectro alimenticio muy diverso, en la que no desdeña a las lagartijas.

Se prefieren las lombrices de tierra y otros gusanos. Los peces son presa activa, los roedores jóvenes del nido también están en el menú. Por supuesto, se pueden ofrecer todos los insectos. Hay que dar preferencia al plancton de los prados, así como a diversas especies de grillos, saltamontes y cucarachas, e incluso a los gusanos de la cera y a las larvas de los escarabajos negros.

Es fundamental garantizar una alimentación moderada de los animales en función de su modo de vida tranquilo. Como viven en un clima más bien fresco, tienden a volverse obesos rápidamente si se les alimenta demasiado.

Como ejemplo, sólo para ilustrar la cantidad, se pueden alimentar 2 lombrices de tierra (Lumbricus terrestris) grandes y una cucaracha argentina (Blaptica dubia) de tamaño medio por semana. Si el lagarto también captura activamente un pez, esto es suficiente.

Suplementación

Los insectos deben estar bien alimentados y, por supuesto, seguir siendo espolvoreados con un suplemento multivitamínico y mineral. Se recomienda la gama Herpetal o Korvimin ZVT con una mezcla de calcio.

Hay que tener en cuenta que ni el pescado ni las lombrices de tierra se pueden complementar, pero tienen un valor nutricional muy bueno. Las lombrices de tierra, en particular, son ricas en calcio, y por eso son tan importantes.

Terrario

El Dragón cornudo de montaña puede mantenerse en un paludario.

Paludarium ya indica que es un terrario con una gran cuenca de agua y una cascada.

Las dimensiones no deben ser inferiores a 140 cm x 70 cm x 170 cm (largo x ancho x alto). La altura es especialmente importante porque los animales viven bajo un dosel de hojas. Sin embargo, por encima de la densa vegetación debe haber iluminación, que los animales evitan en gran medida.

También debe mantenerse la distancia al sustrato, ya que a el Dragón cornudo de montaña le gusta quedarse en los troncos de los árboles.

Instalación

El hábitat es la selva subtropical y hay que recrearlo en un terrario. Deberías centrarte en lo esencial, es decir, una cuenca con peces, una gran cascada, plantas y tierra.

Las paredes traseras están diseñadas para que muchas plantas puedan prosperar allí. Puede diseñarse utilizando Xaxim o humus, ya que este material también retiene bien la humedad. El sustrato se rellena suficientemente alto y húmedo. Las plantas y muchas ramas ofrecen la libertad de movimiento de un árbol.

Las zonas de sol son más bien secundarias, ya que el Dragón cornudo de montaña prefiere los lugares más frescos y sombreados. La iluminación es principalmente para las plantas.

Plantas

Las plantas no sólo regulan el clima en el terrario, sino que también sirven de protección, residencia y bienestar para los animales.

La plantación con especies de ficus, como el «ficus de hoja de roble» Ficus quericifolia y Ficus scandens, es la opción más sensata. Además, se puede elegir una variedad de otras plantas, todas las cuales deben tolerar una alta humedad y ser de hojas pequeñas. Por ejemplo, la Chirita Tamiana, la Pellionia daveauana, la Hemigraphis repanda, y el Parthenocissus inserta son adecuados, pero también basta con elegir la hiedra Epipremnum pinnatum.

Sustrato

La elección del sustrato es importante porque debe retener mucha humedad, no debe enmohecerse y debe tener buenas propiedades para la puesta de huevos. Se recomienda un suelo no fertilizado, preferentemente de bosques caducifolios.

El sustrato debe tener unos 15 cm de altura para que la hembra tenga unas condiciones óptimas para la puesta de huevos. Si la hembra se siente insegura, si el sustrato es demasiado pobre o no está lo suficientemente húmedo, esto puede provocar una sequía de puesta de huevos.

Iluminación

La iluminación en un terrario forestal juega un papel subordinado para los animales, no para las plantas. El Dragón cornudo de montaña no suelen ser adorador del sol, más bien evitan un nivel de luz. Es importante evitar el exceso de calor mediante una buena iluminación. Los tubos fluorescentes han tenido éxito.

Ejemplo: para un terrario de 140 x 60 x 170, 6 tubos BioVital de espectro completo, T5, con 54 vatios de alto rendimiento, han demostrado su eficacia. Además, se puede ofrecer una lámpara UV durante unas horas.

Temperaturas

En el terrario debe ofrecerse una temperatura básica de 23-25°C. También se puede utilizar un foco para proporcionar una temperatura de 30°C, pero esto no debería hacer subir los valores básicos. Es importante mantener la temperatura a 18°C por la noche.

Humedad

La humedad relativa debe ser del 50-60% durante el día y aumentar hasta alrededor del 90% por la noche. Debido al frío nocturno, a las plantas, al sustrato húmedo y a las paredes, además de una cuenca de agua, la humedad aumenta inevitablemente por la noche.

Comprar un "Dragón cornudo de montaña"

El precio de un "Dragón cornudo de montaña" oscila entre 35 – 45 euros.

Nombres alternativos:

    1. Indo-Chinese spiny lizard, Green pricklenape (inglés).
    2. Dragon cornu des montagnes, Lézard cornu des montagnes, Dragon de montagnes (francés).
    3. Berg gehörnten Drachen (alemán).
    4. Dragão com chifres da montanha, Lagarto espinhoso indo-chinês, Pinheiro verde (portugués).
    5. Acantosaurio, Dragon cornudo de Vietnam, Camaleón asiático, Lagarto Jesucristo (español).

Fuentes:

DREWS, Olive (2009): Kompaktwissen Agamen, VIVARIA Verlag, Meckenheim, 29-31 S.

HALLERMANN, Jacob (2000): The taxonomic status of Acanthosaura fruhstorferi Werner, 1904 and Calotes brevipes Werner, 1904 (Squamata: Agamidae). Mitt. Mus. Naturk. Berl., Zool. Reihe, 76 (1): 143 150
HALLERMANN, Jakob (2005): Mit Hörnern, Kämmen und Gleithäuten – die bizarren Baumagamen. Reptilia 10 (1), NTV Verlag, Münster; 18-25 S.
HARBIG, P. & U. MARONDE (-01/1983): Die Gattung Acathosaurus: Acanthosaura armate, A. capra, A. crucigera und A. lepidogaster. Verlag SAURIA, Berlin, Seite 31-33
KÄSTLE, Werner & H. Hermann SCHLEICH (2000): Zitat in: JACOB HALLERMANN (2005) Mit Hörnern, Kämmen und Gleithäuten – die bizarren Baumagamen. Reptilia10(1) NTV Verlag, Münster, 18-25 S.
MANTHEY, U. & N. Schuster (1992): Agamen. Herpetologsicher Fachverlag 120 S.
MANTHEY, U. & W. GROSSMANN (1997): Amphibien & Reptilien Südostasiens. Natur und Tier Verlag (Münster), 512 pp.
MANTHEY, Ulrich & Norbert SCHUSTER (1999): Agamen. NTV Verlag, Münster
MANTHEY, Ulrich (2008): Agamid lizards of Southern Asia, Draconinae 1. Terralog 7, 160 pp.
MANTHEY, Ulrich (2010): Agamen des südlichen Asien / Agamid Lizards of southern Asia: Draconinae 2 – Leiolepidinae – Frankfurt am Main, Edition Chimaira

5/5 (1 Voto)
Comparte con tus amigos !!

Deja un comentario