Braco de Auvernia
Francia FCI 180 . Tipo Braco

Braco de Auvernia

Incluso hoy en día, el Braco de Auvernia es criado más a menudo para convertirse en un perro de caza.

Contenido

Historia

Los orígenes precisos del Braco de Auvernia no están claramente determinados. Este perro existe desde hace muchos años y se desarrolló muy probablemente en Auvernia, más precisamente en la región del Cantal, en el centro de Francia.

Ya en el siglo XVII, para satisfacer sus necesidades, los cazadores franceses trataron de cruzar y desarrollar razas de Perro de muestra de pelo corto y liso, comúnmente conocidos como “pointers” (el término “pointer” proviene del vocabulario de la caza y significa “apuntar”).

El Braco Francés es considerado su ancestro, pero sus propios orígenes son inciertos. En todo caso, se ha comprobado que fue el origen del desarrollo de diferentes razas de Bracos desarrolladas en todas las regiones del país, algunas de las cuales ganaron en popularidad, como el Braco francés tipo Gascuña o el Braco francés tipo Pirineos. En Cantal, la cría selectiva dio lugar al Braco de Auvernia.

Según algunos historiadores, el Braco de Auvernia es uno de los más antiguos, con la excepción del propio Braco Francés. Sin embargo, se han hecho suposiciones contradictorias al respecto.

Según Jean Servier, ex presidente del Club de los Bracos Franceses y autor de la Enciclopedia Mundial del Perro de 1971, se trata de un cruce entre el Braco Francés, el Braco francés tipo Gascuña y el Braco francés tipo Pirineos.

Por otra parte, según David Hancock, historiador de razas caninas y autor del libro The Heritage of the Dog, publicado en 1990, se dice que procede de una raza importada cuando los Caballeros de la Orden de Malta pasaron por Auvernia en el siglo XVI. Los soldados de allí desarrollaron un perro cerca del Braco de Auvernia, del que se dice que desciende. No existe consenso sobre esta hipótesis, pero sin embargo es aceptada por ciertas organizaciones como la Réunion des Amateurs du Braque d’Auvergne (RABA), el club oficial de la raza creado en 1913.

Aunque los orígenes del Braco de Auvernia siguen siendo relativamente poco claros, la mayoría de los especialistas coinciden en cualquier caso en que su desarrollo se remonta a principios del siglo XVIII.

A principios del siglo XX, casi todos, si no todos, los Braco de Auvernia estaban en Francia. La raza era relativamente rara, aunque entre sus propietarios eran muy apreciados por sus cualidades de caza, especialmente para las aves de caza. De hecho, el trabajo de cría que llevó a su desarrollo le dio un excelente estilo y una gran resistencia, permitiéndole seguir largas pistas en bosques o terrenos de vegetación densa. También son versátiles: son capaces de sacar, rastrear, apuntar y llevar la caza de vuelta a su amo. Por lo tanto, pueden reemplazar por sí solos a varios perros especializados en un área en particular. Tal vez su principal defecto es su ritmo más bien lento, lo que significa que trabaja estrechamente con su dueño en lugar de hacerlo independientemente, corriendo de un lado a otro. Esto no quita las cualidades de caza que lo hicieron popular en Francia a lo largo del siglo XIX, así como en las décadas previas a la Segunda Guerra Mundial.

Durante la Segunda Guerra Mundial, como muchas razas francesas, el Braco de Auvernia estuvo amenazado de extinción. En efecto, los conflictos y la ocupación de parte del territorio francés por Alemania causaron estragos entre la población canina: muchos de sus representantes fueron asesinados o abandonados cuando sus propietarios ya no tenían los recursos para ocuparse de ellos.

Sin embargo, al final de las hostilidades, un entusiasta, André de Tournay, logró localizar un poco más de 20 ejemplares en diferentes partes del país. Ellos estuvieron en el origen de varias líneas de sangre y por lo tanto jugaron un papel esencial en la renovación de la raza.

El renacimiento de la raza en la posguerra por el Sr. de Tournay llevó a su reconocimiento en 1955 por la Fédération Cynologique Internationale (FCI), que coordina los organismos oficiales de más de cien países – entre ellos la Société Royale Saint-Hubert (SRSH) belga, el Kennel Club suizo (SCS) y la Société Centrale Canine (SCC) francesa. Sin embargo, este último había tomado la iniciativa de reconocer el Braque de Auvernia ya en 1913.

El prestigioso e influyente British Kennel Club tardó mucho más tiempo en hacer lo mismo, ya que tuvo que esperar hasta 2016.

En 1987, se publicó un primer artículo sobre esta raza de perro en la revista norteamericana Gun Dog Magazine. Sin embargo, no sabemos exactamente cuándo se importaron los primeros Braco de Auvernia a los Estados Unidos. En cualquier caso, probablemente se retrasaron y se limitaron en número. En 2016, se publicó un nuevo artículo en la misma revista sobre la investigación de los orígenes del establecimiento de este perro en el país, después de que los entusiastas realizaran una encuesta a Nelson Hooe, uno de los primeros propietarios comprobados en el país.

En cualquier caso, el reconocimiento del Braco de Auvernia en América del Norte es todavía incompleto. Ha sido reconocida por el United Kennel Club (UKC) desde 2006, así como por el Canadian Kennel Club (CKC), pero no es el caso de la otra organización de referencia en los Estados Unidos, el American Kennel Club (AKC).

Foto: Braque_d’auvergne en la Exposición Canina Mundial de Poznań by Pleple2000, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

Popularidad

En Francia, la popularidad del Braco de Auvernia es relativamente estable a largo plazo, y lo ha sido por lo menos desde principios del decenio de 1970: hay alrededor de 350 entradas por año en el Libro de Orígenes Franceses (LOF). Este número a veces alcanza un máximo de alrededor de 500 nacimientos al año, como fue el caso, por ejemplo, a mediados de los años 70. Por otro lado, nunca ha caído duraderamente por debajo de 250.

Aunque el Braco de Auvernia es relativamente popular en su país de origen, sólo se ha exportado y distribuido en cierta medida fuera de Francia, incluso en los países fronterizos con Francia.

En Suiza, por ejemplo, las estadísticas de la base de datos Amicus muestran que su población se limita a unos treinta individuos.

En Bélgica, es igual de discreto, como lo demuestra la ausencia de cría en el suelo nacional.

La misma observación puede hacerse, por ejemplo, en Italia, donde las estadísticas del Ente Nazionale della Cinofilia Italiana (ENCI) muestran un promedio de alrededor de diez inscripciones por año durante 2010, o de nuevo en España, donde la Real Sociedad Canina de España (RSCE) sólo cuenta un nacimiento entre 2014 y 2019.

Hay un puñado de granjas en el Canadá y los Estados Unidos, pero el Braco de Auvernia también sigue siendo difícil de encontrar en esos países.

Características físicas

El Braco de Auvernia tiene una apariencia robusta y noble. Su cuerpo bien proporcionado está bien alineado, con una constitución recta – su espalda, desde la punta del hombro hasta la punta de la nalga, tiene la misma longitud que sus patas delanteras – y un largo pecho que desciende hasta el nivel del codo, a mitad de camino entre la cruz y la parte inferior de las patas delanteras. Es robusto, fuerte pero sin pesadez, lo que le da un aspecto elegante. Su sólida constitución les da la zancada y la resistencia por la que son muy apreciados en la caza.

Tanto las patas delanteras como las traseras están rectas, bien alineadas con el cuerpo, y los muslos y antebrazos están bien musculados.

La cola se coloca bastante alta, se lleva horizontalmente y llega hasta la punta del corvejón. También se puede acortar al nacer, y luego apenas supera los 15 a 20 cm. Sin embargo, esta práctica, llamada “tail docking”, está prohibida en muchos países, entre ellos Francia, Bélgica, Suiza y Quebec.

La cabeza del Braco de Auvernia está bien equilibrada. Visto de frente, el hocico es cuadrado y su longitud es igual o ligeramente menor que la del cráneo. Termina con una nariz negra bastante fuerte, que domina las mandíbulas sólidas de igual longitud. Además, el labio superior cubre el inferior.

Colocadas ligeramente hacia la parte posterior del cráneo, las orejas son caídas, flexibles y de una textura ligeramente satinada.

Los ojos son de color avellana oscuro, ovalados y bastante grandes. Le dan a este perro una mirada expresiva, franca y gentil.

El pelaje de Braco de Auvernia consiste en un subpelo ralo y una capa superior corta y lisa con una apariencia brillante que es más suave que la de otros Braques. Es negro moteado o blanco grisáceo, más o menos presente. La cabeza es negra, pero el hocico puede tener las mismas marcas blancas que el cuerpo – un borde blanco también puede estar presente en la parte superior del cráneo, prolongando el color del hocico. El pelaje negro también puede tender a ser azul, por lo que estos perros rara vez se llaman Braco de Auvernia azul.

También hay perros de color carbón. Sin embargo, esta variedad es rara y no está reconocida por el estándar de la raza.

El dimorfismo sexual no es muy pronunciado en estos perros: el macho es ciertamente en promedio unos pocos centímetros más alto que la hembra, pero no es particularmente masivo.

Carácter y aptitudes

Incluso hoy en día, el Braco de Auvernia es criado más a menudo para convertirse en un perro de caza. Sin embargo, su carácter afectuoso, gentil, paciente e inteligente también los convierte en excelentes mascotas, y se están volviendo cada vez más populares como tales. De hecho, encajan perfectamente en la vida familiar, normalmente tratan de complacer a sus humanos y son muy leales a ellos.

Se encariñan especialmente con los niños de todas las edades y son cariñosos y juguetones siempre que no sean excesivamente bulliciosos. Sin embargo, nunca debe olvidarse que un perro de cualquier raza nunca debe dejarse solo con un niño pequeño sin la supervisión de un adulto.

La desventaja de estar tan cerca de su familia es que no puede tolerar la soledad y necesita estar en compañía de los humanos tan a menudo como sea posible. Si se deja solo durante demasiado tiempo, puede convertirse en un destructivo o particularmente ruidoso recordatorio de su presencia. No hace falta decir, por lo tanto, que no se adapta a las personas que están ausentes durante días enteros o más. El estrecho vínculo que tiene con sus maestros también lo hace muy sensible a las amonestaciones y se ve fácilmente afectado por los posibles castigos.

No sólo los humanos de su familia son los que el Braco de Auvernia se inclina a apreciar. En efecto, aunque a primera vista sea tímido con los extraños, rápidamente los trata como nuevos amigos, especialmente porque está totalmente desprovisto de agresión. Listo para saludar a los recién llegados con afecto, puede incluso tender a seguir a un intruso en lugar de defender su casa o territorio, lo que lo convierte en un pobre cuidador. Sin embargo, es muy capaz de hacer sonar la alarma cuando oye algo inusual.

En cualquier caso, no es de los que ladran de la mañana a la noche, expresándose sólo cuando tiene una buena razón para hacerlo: para dar la alarma, para expresar el aburrimiento, para buscar atención, o para expresar cualquier ansiedad.

El hecho de que comparta su hogar con un compañero es una excelente manera de reducir el riesgo de que sufra por la ausencia de sus amos. De hecho, tal cohabitación generalmente va muy bien, y él aprecia mucho no vivir solo.
Por otra parte, su instinto de caza está demasiado arraigado en él como para considerar la posibilidad de que cohabite pacíficamente con otra mascota más pequeña que él, como un pájaro, un roedor o incluso un gato: a menos que haya sido criado con él desde una edad temprana, hay muchas posibilidades de que un día u otro termine atacándolo. Este rasgo de carácter también implica que es mejor mantenerlo con una correa al salir a lugares donde es muy probable que se encuentre con animales pequeños, y donde sería peligroso para él perseguirlos.

Esto es tanto más cierto cuanto que no le falta energía, hasta el punto de que necesita pasar al menos una hora diaria para estar bien en sus patas y en su cabeza. Su resistencia, sin embargo, le permite ir mucho más allá, ya que es capaz de perseguir una presa a kilómetros. Por lo tanto, es ideal planificar largas caminatas que incluyan momentos en los que pueda correr libremente y con seguridad, especialmente si no tiene la oportunidad de cazar. En cualquier caso, este perro es perfectamente adecuado para un dueño activo al que le gusta hacer footing, ciclismo o senderismo, y nada le gustaría más que llevar a su mascota con él – siempre que se le mantenga con una correa cuando sea necesario.

Otra excelente manera de permitirle gastar su energía es entrenarlo para uno o más deportes caninos. Su inteligencia y su voluntad de cooperar se expresan particularmente bien en las pruebas de agilidad y obediencia. Más ampliamente, implican que es bastante fácil entrenarlo para todo tipo de actividades y enseñarle diferentes tareas.

Por cierto, si sus peregrinaciones lo llevan a pasar cerca de un espacio de agua donde puede nadar con seguridad, le encanta el agua – incluso es un buen nadador – y generalmente aprecia darse un chapuzón tan pronto como tiene la oportunidad de hacerlo.

En cualquier caso, su alto nivel de actividad hace que la vida en un apartamento no sea adecuada para el Braco de Auvernia. Incluso una casa con un pequeño patio probablemente no sería suficiente para hacerle feliz: el ambiente ideal para él es claramente una casa con un gran jardín vallado, aunque esto no puede reemplazar los largos paseos diarios para satisfacer su necesidad de hacer ejercicio.

Educación

El Braco de Auvernia es conocido por su inteligencia y la dulzura de su temperamento. También está ansioso por complacer a sus dueños, por lo que reacciona positivamente al entrenamiento: aprende rápidamente y es generalmente un perro fácil de entrenar.

Sin embargo, es importante utilizar los métodos adecuados. De hecho, su sensibilidad implica que se desaconseja fuertemente el uso de la coacción o incluso el castigo: tendría todas las posibilidades de socavar la confianza que normalmente otorga a su amado amo. Por otra parte, los métodos positivos de entrenamiento de perros, basados en la repetición, la gratificación y las recompensas, son muy eficaces para aprovechar plenamente el gran potencial de este animal.

De hecho, su naturaleza obediente y cooperativa hace que no sea difícil entrenarlo para la caza, los deportes con perros o cualquier otra tarea. Esto es tanto más cierto cuanto que siempre se alegra de compartir actividades con su amo: a diferencia de muchas razas, prefiere trabajar en complicidad con su amo en lugar de hacerlo de forma independiente. Por lo tanto, es una opción ideal para aquellos que les gusta pasar el tiempo educando a su compañero y trabajar junto a él, ya sea para la caza o los deportes de perros. Por ejemplo, es un excelente candidato para las competencias de agilidad y obediencia. Su sentido del olfato también puede ser usado para rastrear eventos, pero su velocidad relativamente lenta limita su potencial en esta área.

Para que las cosas funcionen sin problemas, es importante establecer reglas a una edad temprana sobre lo que está y no está permitido hacer. No son particularmente obstinados por naturaleza, y de hecho son bastante obedientes, pero también pueden hacerlo cuando son más flexibles y receptivos: esto hará que sea más fácil y rápido para ellos asimilar las reglas. Además, los asimila con mayor facilidad porque son los mismos de un día para otro y entre las diferentes personas de la casa: no se trata de que el caballero autorice hoy lo que la señora prohibió el día anterior.

Además, enseñar a su perro a quedarse solo debe ser una de las prioridades en la educación de un Braco de Auvernia. En efecto, como le gusta la compañía y es propenso a la ansiedad por la separación, debe acostumbrarse a soportar las ausencias de su familia sin llegar a un estado de malestar.

También es beneficioso empezar a aprender a llamar de vuelta pronto, para que se le pueda permitir que se desate cuando las condiciones lo permitan, limitando el riesgo de que se quede sordo a las órdenes de su amo cuando vea u huela un pequeño animal que pasa.

También hay que tener cuidado de canalizar rápidamente su tendencia a masticar lo que está a su alcance, dirigiéndolo hacia los juguetes adecuados. Esto evita el riesgo de daños y lesiones al animal.

Finalmente, como cualquier perro, no debemos esperar para ofrecerle una socialización de calidad desde sus primeros meses. Al permitirle conocer todo tipo de humanos, congéneres y representantes de otras especies, pero también enfrentarse a una multitud de situaciones diferentes en diversos lugares, lo convertimos en un cómodo compañero en todas las circunstancias, realizado en su entorno y entre los humanos.

Salud

El Braco de Auvernia es generalmente un perro robusto con pocos problemas de salud. Su esperanza de vida de 12 a 15 años es bastante honorable dado su tamaño.

Además, son bastante flexibles en términos de clima, capaces de hacer frente tanto al calor del verano como al frío del invierno de los climas templados o mediterráneos. Si se requiere que duerma afuera cuando las temperaturas son bajas, un nicho es necesario para proveer refugio. En cualquier caso, su pelaje no está adaptado a las temperaturas polares.

Sin embargo, como cualquier perro, es más propenso a ciertas enfermedades, que en este caso son :

  • displasia de la cadera, cuyo aspecto puede verse favorecido por una predisposición hereditaria, y que corresponde a una malformación de esta articulación. Lleva al dolor, la cojera y la artrosis cuando el animal envejece;
  • dislocación de la rótula, que es una malformación de la articulación de la rodilla que hace que la rótula se salga de su posición. Probablemente hereditario, causa una cojera más o menos fuerte. Puede requerir cirugía en los casos más graves, aunque el éxito no está garantizado;
  • estenosis aórtica, un defecto cardíaco potencialmente hereditario que se manifiesta por la reducción del flujo sanguíneo. Conduce a la insuficiencia cardíaca, que puede manifestarse, por ejemplo, en un estado de debilidad general, y también aumenta el riesgo de ataque cardíaco. No es curable, pero los medicamentos pueden reducir los efectos de la insuficiencia cardíaca;
  • atrofia progresiva de la retina, que corresponde a una degeneración de la retina y es de origen hereditario. Afecta a ambos ojos y causa una pérdida progresiva de la visión en el perro;
  • La dilatación-torsión del estómago, que afecta principalmente a las razas con un pecho grande y se produce cuando el estómago se pliega sobre sí mismo, bloqueando la evacuación de los gases e interrumpiendo la circulación sanguínea. Es fatal si un veterinario no interviene rápidamente;
  • otitis, una infección de oído favorecida por la forma colgante de las orejas.
  • Dado que un cierto número de las condiciones a las que está predispuesta la raza son o pueden ser de origen hereditario, la adopción de un criador de calidad de Braco de Auvernia puede resultar un factor determinante para la obtención de un cachorro sano, y uno que siga siéndolo, además de haber sido bien socializado desde sus primeras semanas. En efecto, un profesional digno de ese nombre se encarga de que se realicen sistemáticamente pruebas genéticas en su plantel de cría, para descartar a los que corren el riesgo de transmitir a su descendencia tal o cual afección hereditaria. Por lo tanto, debe ser capaz de presentar los resultados de estas pruebas, así como el historial sanitario del perro, que atestigüe las vacunas administradas y que sea útil para planificar las próximas que se lleven a cabo, así como los retiros. Al mismo tiempo, un certificado redactado por un veterinario atestigua la buena salud del animal en el momento de su adopción.

    Una vez completada la adopción, es importante que el nuevo propietario respete el crecimiento de su protegido: hasta que éste alcance la talla de adulto, lo que sucede alrededor de los dos años de edad, debe evitar los esfuerzos físicos intensos o los ejercicios demasiado agotadores y prolongados. Esto reduce tanto el riesgo de lesiones a corto plazo como el de secuelas o deformaciones en los huesos o las articulaciones, que son particularmente frágiles a lo largo de este período.

    Por último, una forma de mantener a su perro en buena salud es llevarlo al veterinario regularmente para un chequeo completo – al menos una vez al año, y aún más cuando se haga mayor. Esto ayudará a prevenir o detectar posibles problemas de salud tan pronto como sea posible, así como también brindará la oportunidad de reforzar las vacunas de su perro.

    También es importante no descuidar la protección contra las pulgas, gusanos, garrapatas y otras plagas indeseables, renovando los tratamientos antiparasitarios de su hijo a lo largo del año, siempre que sea necesario. Esto es especialmente crucial para un individuo que pasa mucho tiempo, ya sea cazando o en otras actividades.

    Aseo

    Como su subpelo no es muy grueso y su capa superior es corta, el pelaje del Braco de Auvernia requiere poco mantenimiento: una corta sesión de cepillado con un cepillo de cerdas suaves una vez a la semana es suficiente para mantenerlo sano, brillante y suave al tacto, especialmente porque su pérdida de pelo no es muy pronunciada.

    Durante los períodos de muda, en primavera y otoño, es mucho más pronunciado, por lo que es necesario un cepillado más frecuente. Sin embargo, 2 o 3 veces a la semana debería ser suficiente. Después de cepillarlo, el abrigo puede ser pulido con un paño suave y limpio para hacerlo aún más brillante.

    No es necesario ni aconsejable bañar a su perro con demasiada frecuencia: 3 o 4 veces al año es normalmente más que suficiente, a menos, claro está, que se haya ensuciado mucho. En cualquier caso, siempre se debe usar un champú destinado a los perros.

    Las orejas colgantes requieren más atención, ya que su forma las hace propensas a las infecciones de oído. Por lo tanto, es importante examinarlas semanalmente y limpiarlas con un paño limpio y ligeramente humedecido para evitar el riesgo de infección.

    Sus ojos también necesitan algo de atención. La sesión semanal de mantenimiento debe ser una oportunidad para examinarlos, y limpiarlos suavemente con un paño húmedo si hay suciedad.

    En cuanto a sus garras, la actividad física regular que satisface su necesidad de niveles bastante altos de actividad le permitirá normalmente limarlas de forma natural. Sin embargo, esto no significa que no deba comprobar de vez en cuando que este es el caso. Por otra parte, si su edad o un problema de salud le impiden ser suficientemente activo, generalmente es necesario recortarlos cada 6 u 8 semanas para evitar que sean demasiado largos y terminen molestándole, o incluso rompiéndole y lesionándole.

    La primera vez, una visita a un peluquero profesional puede ser una buena manera de aprender a cuidar un Braco de Auvernia, a fin de operar de manera eficiente y segura, limitando al mismo tiempo los riesgos de lastimarlo. Por su parte, estará más tranquilo y cooperará más durante el cuidado si forma parte de su rutina diaria desde una edad muy temprana: por lo tanto, se recomienda exponerlo a un manejo delicado desde una edad temprana.

    Esto es tanto más cierto cuanto que también es prudente acostumbrarse a examinarlo después de cada largo tiempo pasado al aire libre (sobre todo después de un viaje de caza, por ejemplo), para detectar posibles heridas, espinas, parásitos, espigas…

    Comprar un “Braco de Auvernia”

    Ya sea macho o hembra, el precio de un cachorro de Braco de Auvernia es generalmente entre 650 y 1100 euros. La media es de unos 800 euros, sin diferencias significativas entre machos y hembras.

    Sin embargo, es difícil encontrarlo fuera de su país de origen, Francia, incluso en los países limítrofes con este último.
    Lo mismo ocurre en América del Norte, aunque hay un puñado de criadores en el Canadá y los Estados Unidos.

    La importación desde Francia es, por lo tanto, a veces la solución más adecuada para evitar posibles tiempos de espera y tener un máximo de posibilidades de elección. Sin embargo, hay que tener en cuenta que al precio de compra del cachorro se le añaden varios gastos: gastos de transporte, gastos administrativos, etc. Además, es necesario, por supuesto, asegurarse de que conoce y respeta los reglamentos relativos a la importación de un perro del extranjero.

    En todo caso, cualquiera que sea el lugar, el precio cobrado varía según el prestigio de la cría, el linaje del que procede el animal, pero también y sobre todo sus características intrínsecas, en particular su mayor o menor conformidad con la norma. Este último punto también explica por qué a veces hay diferencias significativas dentro de la misma camada.

    Valoraciones del “Braco de Auvernia”

    Es importante la convivencia que vas a tener con tu nuevo amigo. Antes de plantearte la adquisición de un perro de la raza “Braco de Auvernia” debes conocer ciertos factores. No todas las razas de perros son aptas para vivir en un apartamento, debes tener en cuenta su carácter, su necesidad de ejercicio, su interacción con otras mascotas, sus cuidados y si tienes niños pequeños, su nivel de tolerancia hacia ellos.

    Adaptación ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Perro amistoso ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Pérdida de pelo ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Nivel de afecto ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Necesidad de ejercicio ⓘ

    Rated 5 out of 5
    5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Necesidad social ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Hogar ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Aseo ⓘ

    Rated 1 out of 5
    1 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amigable con extraños ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Ladridos ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Salud ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Territorial ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amistoso con gatos ⓘ

    Rated 2 out of 5
    2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Inteligencia ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Versatilidad ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Amigable con niños ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Vigilancia ⓘ

    Rated 3 out of 5
    3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Alegría ⓘ

    Rated 4 out of 5
    4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

    Imágenes del “Braco de Auvernia”

    Fotos:

    1 – Braque d’Auvergne sur fond blanc by Desaix83, d'après le travail de Pleple2000, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons
    2 – Riga, Baltic Winner 2013, 9-10 Nov by Томасина, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons
    3 – Braque d’Auvergne durante la Exposición Internacional de Rzeszów, Polonia. Marian Surma es la criadora y propietaria de Polonia by Pleple2000, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons
    4 – Braque d’Auvergne durante la Exposición Internacional de Rzeszów, Polonia. Marian Surma es la criadora y propietaria de Polonia by wikimedia
    5 – Braque d’Auvergne durante la Exposición Internacional de Rzeszów, Polonia. Marian Surma es la criadora y propietaria de Polonia by Pleple2000, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons
    6 – Braque_d’auvergne en la Exposición Universal en Poznań by Pleple2000, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

    Videos del “Braco de Auvernia”

    Tipo y reconocimientos:

    • CLASIFICACIÓN FCI: 180
    • Grupo 7: Perros de muestra.
    • Sección 1: Perros de muestra continentales. 1.1: Tipo Braco. Con prueba de trabajo.

    Federaciones:

    • FCI – Grupo 7: Perros de muestra. – Sección 1: Perros de muestra continentales. 1.1: Tipo Braco
    • UKCGun Dog

    Estándar FCI de la raza “Braco de Auvernia”

    Estándar FCI N° 180 / 03.11.2004 / E

    BRACO DE AUVERNIA
    (Braque d’Auvergne)

    TRADUCCIÓN : Iris Carrillo (Federación Canófila de Puerto Rico).

    ORIGEN : Francia.

    FECHA DE PUBLICACIÓN DEL ESTÁNDAR ORIGINAL VÁLIDO : 24.03.2004.

    UTILIZACIÓN :

    Perro de muestra.

    CLASIFICACIÓN FCI :

    Grupo 7 Perros de muestra.
    Seción 1.1 Perros de muestra
    continentales tipo « Braco ».
    Con prueba de trabajo.

    BREVE RESUMEN HISTÓRICO : El Braco de Auvernia es una raza muy antigua, que se encuentra desde hace más de dos siglos en la región del Cantal. Descendiente de la cepa común a todos los bracos, es el producto de una selección en la cual habrían participado los Caballeros de Malta. Creado por y para los cazadores, posee una identidad fuerte, que su pelaje ha contribuido a conservar.

    APARIENCIA GENERAL :

    Rectilíneo, mediolíneo. Es un perro robusto, fuertemente constituído, sin apariencia de pesadez, con las características típicas de un Braco. Posee un paso liviano y una elegancia acentuada por el pelaje y la armonía de sus proporciones. Su constitución lo predispone para realizar un trabajo por completo y con agilidad, y le permite resistir todo un día, en los terrenos más difíciles.

    PROPORCIONES IMPORTANTES :

    Cuerpo : La longitud del cuerpo (de la punta del hombro a la punta del glúteo) es aproximadamente igual a la altura a la cruz.
    Altura del pecho = altura a la cruz x ½.

    Cabeza : La longitud del hocico es ligeramente inferior o igual a la del cráneo.

    TEMPERAMENTO / COMPORTAMIENTO : Es un perro manso, muy afectuoso, inteligente y dócil. Su entrenamiento consiste sobre todo en desarrollar sus cualidades naturales. Su sentido del olfato es poderoso. Se adapta bien a la vida en familia.

    CABEZA

    REGIÓN CRANEAL :
    Líneas del cráneo y del caño nasal : Ligeramente divergentes hacia el frente (característico del braco). La cabeza es larga, en proporción con el tamaño, un poco más liviana en las hembras. Visto desde arriba, el cráneo tiene forma ovalada. La protuberancia occipital es poco saliente. La amplitud, a nivel des las arcadas cigomáticas es igual a la longitud del cráneo.
    Arcada superciliar : Bien pronunciada.
    Depresión naso-frontal (Stop) : Medianamente marcada.

    REGIÓN FACIAL :

    Trufa : Es siempre de color negro, bastante grande, brillante, con las ventanas bien abiertas. Su perfil superior se encuentra en el prolongamiento del caño nasal.
    Hocico : Su longitud es similar a la del cráneo. El caño nasal es recto.
    Labios : Bastante gruesos. El labio superior cubre al inferior. Comisuras marcadas, sin pliegue notable. Vistos de frente, los labios dan una forma cuadrada a la punta del hocico.
    Mandíbulas / Dientes : Sólidas, de longitud igual. Los dientes son fuertes. La articulación es en forma de tijera o punta con punta.
    Ojos : Más bien grandes, ovalados, de color avellana oscuro, bien hundidos en las órbitas, de mirada expresiva, franca y dulce. Los párpados están bien pigmentados y no dejan ver la conjuntiva.
    Orejas : Insertadas más bien hacia atrás. Durante el reposo, el ligamento se sitúa por debajo de una recta que reune el perfil superior de la trufa y el ojo. Cuando el perro está atento, el ligamento de la oreja puede subir hasta esta línea.
    Ligeramente doblada hacia adentro, pero ni enroscada ni plana, la oreja es flexible y de textura levemente satinada. Su extremidad es medianamente redondeada. Si se estira hacia el frente, debe llegar hasta el nacimiento de la trufa, sin sobrepasar la extremidad.

    CUELLO :

    Más bien largo, bien insertado en los hombros, ligeramente arqueado. Presenta una leve papada. La longitud del cuello es visiblemente igual a la de la cabeza.

    CUERPO

    Márgen superior : Bien tenso, recto.
    Cruz : Marcada.
    Espalda : Estrecha, plana y corta. La espina dorsal no es saliente.
    Lomo : Bien adherido, amplio (sobre todo en las hembras), muy poco convexo.
    Grupa : Oblicua (35° con relación al márgen superior), la punta de las ancas es visible.
    Pecho : Largo y bien inclinado hasta el nivel del codo. En sección transversal a una forma ovoide, regularmente flexible, sin ruptura en la parte inferior.
    Márgen inferior : Se levanta suavemente hacia el vientre, que no es agalgado. El flanco es amplio, poco hundido, se une armoniosamente a las ancas.

    COLA :

    De inserción bastante alta. Debe presentarse en forma horizontal. Cilíndrica y no muy fina. Si está recortada, tiene una longitud de 15 a 20 cm, si no lo está, llega hasta la punta del corvejón sin sobrepasarlo.

    EXTREMIDADES :

    Se encuentran en el eje del cuerpo.

    MIEMBROS ANTERIORES : Están aplomados.
    Hombros : Fuertes, bien musculosos, bien despegados cuando el perro está en acción. Oblicuos a 45° sobre la horizontal.
    Codos : Completamente en el eje del cuerpo.
    Antebrazos : Fuertes y largos, musculosos y rectos.

    Muñecas (carpos) : Fuertes sin ser nudosas.
    Metacarpos : Cortos ; vistos de perfil son ligeramente inclinados.

    MIEMBROS POSTERIORES : Bien angulosos, trabajan en planos paralelos.
    Muslos : Bien musculosos.
    Corvejones : Delgados y bien delineados.
    Metatarsos : Cortos y nunca delgados.

    PIES : Un poco más largos que el llamado pie “de gato”, un poco menos largos que el llamado pie “de liebre”. No se desvían ni hacia adentro, ni hacia afuera. Las uñas son fuertes y cortas ; los cojinetes plantares son duros y resistentes ; los dedos están juntos.

    MOVIMIENTO :

    Zancadas de amplitud mediana, pero con un ritmo sostenido que confiere al perro su notoria resistencia. Su movimiento habitual de caza es un galope mediano, uniforme y con un ligero balanceo.

    PIEL :

    Bastante fina, más bien floja, aunque sin exageración.

    PELAJE

    PELO :

    Corto, no demasiado fino. Nunca duro, brillante.

    COLOR :

    Negro, con parches blancos de extensión variable. Por la particularidad de los parches, se observan dos tipos : moteado o encanecido. Esta diferencia no puede llevar a escoger entre dos ejemplares con la misma cualidad.
    La cabeza debe ser negra, preferiblemente con una lista blanca que se prolonga hasta la misma. El color blanco de esta lista puede extenderse sobre las partes laterales del hocico. Una oreja blanca y moteada o un lado de la cabeza blanco y moteado no pueden considerarse como faltas.

    TAMAÑO

    Altura a la cruz : (con una tolerancia de + 2 cm y – 1cm para los dos sexos).
    Machos : 57 a 63 cm (altura ideal : 60 cm).
    Hembras : 53 a 59 cm (altura ideal : 56 cm).

    FALTAS :

    Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.
    • Líneas del caño nasal y del cráneo paralelas.
    • Cabeza demasiado abultada debajo de los ojos.
    • Conjuntiva aparente.

    FALTAS GRAVES
    • Líneas del caño nasal y del cráneo convergentes (hacia el frente).
    • Caño nasal cóncavo o convexo.
    • Oreja de inserción muy alta. Demasiado corta, plana, forma exagerada de tirabuzón.
    • Labios colgantes y flotantes, demasiado cortos, hocico que se hace más delgado en la extremidad.
    • Región del esternón demasiado estrecha.

    FALTAS ELIMINATORIAS
    Carácter :
    • Perro agresivo o temeroso.
    Cabeza :
    • Ausencia del tipo braco.
    • Prognatismo superior o inferior con una diferencia de más de 1 mm entre las arcadas incisivas.
    • Se acepta la ausencia de PM1.
    • Es eliminatoria la ausencia de otros dos premolares (PM2 – PM3) o de cualquier otro diente, incluyendo PM4.
    • Entropión o ectropión o rastros de intervención correctiva.
    Miembros
    • Presencia de espolones o rastros de su amputación.
    Pelaje
    • Completamente negro o completamente blanco.
    • Ausencia de moteado.
    • Marcas de color fuego o reflejos « pan quemado » (leonado).
    • Trufa con demasiadas manchas despigmentadas.
    • Párpados despigmentados.
    • Ojo amarillo (de ave de rapiña). Ojos heterocromos.
    Tamaño
    • Fuera de los límites del estándar (tolerancia reglamentaria : + 2cm y – 1cm).

    Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

    N.B. : Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

    Nombres alternativos:

      1. Braque d’Auvergne (inglés).
      2. Bleu d’Auvergne (francés).
      3. Braque d’Auvergne (alemán).
      4. (em francês: Braque d’Auvergne) (portugués).
      5. Azul de Auvernia (español).
    0/5 (0 Reviews)
    5 1 vote
    Valora la entrada

    ¡Compartir es demostrar interés!

    Suscribir
    Notificar de
    guest

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    0 Comentarios
    Inline Feedbacks
    View all comments
    PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com
    shares
    0
    Would love your thoughts, please comment.x
    ()
    x