Burmés europeo

burmes europeo

El burmés europeo tiene los mismos orígenes que el burmés americano, que se remonta a Wong Man, gato llevado de Birmania a América en 1930. Se importaron gatos americanos, descendientes de Wong Mau, a Gran Bretaña, y el color marrón se reconoció en 1952, pero después la raza se dividió para tomar formas diferentes en ambos lados del Atlántico. En Europa, los criadores preferían una aspecto más típicamente oriental, y estaban interesados también en una escala de colores más amplia.

El color azul, un rasgo recesivo llevado por los gatos importados de América, se aceptó a los pocos años. Los colores rojizos y los tortuga, que resultaban de un cruce accidental, fueron reconocidos en la década de 1970. Se exportaron gatos de Gran Bretaña a Europa, África, Australia y Nueva Zelanda en la década de 1950. Por consiguiente, la raza en estos países sigue el tipo europeo. La FIFé permite los ojos verdes, pero la GCCF lo considera un defecto.

En ambos lados del Atlántico, el burmés aún aparece entre las razas más populares, pero queda mejor clasificado en Europa, donde los gatos de pelo corto prevalecen por encima de los ejemplares de pelo largo.

El burmés europeo, como el americano, se caracteriza principalmente por el patrón sepia de su pelaje, que se transforma gradualmente en las puntas oscuras y uniformes en las raíces, sin marcaciones de gato atigrado. El pelaje es corto y fino, pegado al cuerpo y no necesita cuidado cotidiano. Las patas delgadas sostienen un cuerpo bastante flaco, pero musculoso, sorprendentemente pesado para su tamaño.

La cabeza es el rasgo en el que el burmés europeo difiere más del tipo americano. Tiene la forma de cuña y el hocico es romo; los ojos están separados, son redondos y poco rasgados.

Es un gato gregario, y está contento si forma parte de una casa con muchos gatos. Es menos ruidoso y acüvo que otras razas orientales, lo que lo convierte en un compañero más pacífico.

Ver Birmano europeo.

Razas de gatos: Burmés europeo


Burmés americano

Burmés americano

Los orígenes de todos los gatos burrneses se pueden remontar hasta una sola hembra. Aunque los gatos del patrón burmés se conocían mucho en su país, y quizá incluso se presentaron como un tipo de siamés en Gran Bretaña a finales del siglo XIX, el fundador de la raza reconocida fue la gata Wong Mau. La llevó de Birmania (ahora Myanmar) a América, en 1930, el psiquiatra de la Marina de Estados Unidos, Joseph Thompson. Irónicamente, Wong Mau no era burmesa.

Cuando se la aparcó con un siamés, la camada que produjo tenía gatitos con el patrón de puntas siamés típico y algunos con pelajes más oscuros, de puntas más sutiles, algunos tan suliles que apenas tenían puntas. Esto significa que llevaba los genes de dos patrones de puntas y era, de hecho, lo que se llama ahora un lonquinés.

Los gatitos de puntas sutiles eran los que dieron lugar al burmés tal como lo conocemos hoy. La raza se reconoció al cabo de pocos años, pero dio lugar a desacuerdos con la comunidad de cría de gatos y, como consecuencia, fue retirada de la CFA algunos años más tarde. El trabajo especializado de criadores condujo a la reinstauración del Burmés en la década de 1950, y hasta hace poco se encontraba entre las diez primeras razas registradas.

El burmés es definido principalmente por el patrón sutilmente sombreado de su pelaje fino, satinado, llamado sepia. Tiene un cuerpo musculoso que es sorprendentemente pesado para su tamaño, esto hace que el gato se describa cariñosamente como «ladrillos envueltos en seda». Sus característicos ojos enormes y redondos son enormemente expresivos.

Durante muchos años, el único color permitido en el burmés americano fue el marta (genéticamente negro). Los gatitos de otros colores —azul, chocolate (llamado champán) y lila (llamado platino)— nacían de vez en cuando, y la CFA los ponía en una categoría separada, llamada mandalays, hasta 1984. En el otro extremo, la TICA aceptó todos los colores.

Aunque los burmeses son más silenciosos . y relajados que la mayoría de los otros orientales, aún ansian compañía; algunos dueños los llaman «gatos velero» a causa de su propensión a pegarse.

Ver Birmano americano

Razas de gatos: Burmés americano


Contemporary Burmese (Birmano)

contemporary Burmese
Foto: burmeseinfo.ru

Historia

Los criadores de EE.UU. prefieren el “Contemporary Burmese“, mientras que los británicos van a el “birmano tradicional”. Una breve comparación de la raza ayuda a entender la diferencia.

Características físicas

En el Birmano contemporáneo la cabeza debe ser “redonda” con una expresión dulce. El cuerpo debe ser de tamaño medio y compacto (es decir, corto).

Esta comparación nos dice mucho acerca de la diferencia entre el Reino Unido y EE.UU.. Los birmanos europeos (Reino Unido) están más cerca de una forma de gato normal o estándar (forma moggie), aunque algunos lo llaman más oriental. Mientras que los birmanos de EE.UU. tiene una redondez un poco exagerada. Todo sobre el Burmese está destinado a ser “redondo”. Todos los componentes principales del cuerpo son redondos, la cabeza, ojos, hocico corto y el pecho.

Términos similares se utilizan para el americano de pelo corto y persa con respecto a un aspecto redondo). Los estadounidenses, algo más pendientes de la demanda, tienden a criar gatos más extremos, o muy fornidos (Ultra Pérsico) o largos y delicados (Modern siameses).

Además, los criadores americanos consideran al aspecto más redondeado como el tradicional (original). Parece que algunos criadores en los EE.UU. han pasado de “redondo” (el estándar de la raza deseada) a la “plana” (algo así como el persa Ultra). Al frente plano del gato Burmese se le llama look “contemporáneo”. A pesar de que la cabeza debe estar sin planos lisos.

No es raro que los criadores estén a la deriva, un poco lejos del estándar de la raza.

El gato Burmese puede ser muy fuerte y potente con un tórax en tonel, mientras que las hembras pueden ser más delicados.

Carácter y aptitudes

Es vivaz, cariñoso y valiente. Fiel, expresivo y sociable. Es un gato dócil, inteligente y exigente. No socializa con otros gatos. Se dice que puede intuir las emociones de quienes lo rodean. Le gustan los espacios abiertos y treparse en los árboles.

Razas de gatos: Contemporary Burmese


Birmano europeo

birmano europeo

El birmano europeo desciende del americano: después de la segunda guerra mundial se importaron a Europa gatos Norteamericanos y el GCCF reconoció el marrón en 1952. Los europeos preferían un aspecto más oriental y deseaban una gama más alta de colores.
En 1996 se produjo otro cambio más, cuando la FIFé modificó su estándar para permitir los ojos verdes.

Mientras que la rama americana ha desarrollado una morfología redondeada, los criadores europeos seguidos por neozelandeses, sudafricanos y australianos, han optado por por una morfología musculosa pero más angulosa.

El pelaje es corto y de buena calidad, situado cerca del cuerpo. La cola tiene una punta redondeada, las patas son de forma ovalada, las traseras son ligeramente más largas que las delanteras y la cabeza es corta y triangular, con orejas medio redondeadas. Los ojos de los birmanos europeos son grandes y espaciados, inclinándose ligeramente.

La diferencia más obvia entre el birmano americano y el birmano europeo es el arsenal de los colores exhibidos por el birmano europeo – diez a ser exactos. La introducción del gen rojo es responsable de los colores adicionales.

El birmano europeo se adapta muy bien tanto a la vida de interior como a la vida al aire libre. Les gusta mucho los juegos y el ejercicio.

Razas de gatos: Gato Birmano europeo


Birmano americano

Burmese americano
Foto: © Julia White

Esta raza, el gato Birmano americano, fue creada en el año 1930 por el Dr.G.Thompson, que mediante la selección de los cruces adecuados obtuvo una raza de Birmano puro.

El Birmano americano difiere de su homólogo europeo en la redondez de su cabeza. El aspecto contemporáneo, extremadamente redondeado nació con Good Fortune Fortunatus en la década de 1970, lamentablemente, también lo hizo con una malformación hereditaria del cráneo que a menudo es letal o requiere la eutanasia.
Incluso en la década de 1980, el marrón es el único color aceptado universalmente.

[stextbox id=”info” float=”true” width=”345″]Es vivaz, cariñoso y valiente. Fiel, expresivo y sociable. Es un gato dócil, inteligente y exigente. No socializa con otros gatos.

Se dice que puede intuir las emociones de quienes lo rodean. Le gustan los espacios abiertos y treparse en los árboles.

Razas de gatos: Gato Birmano americano


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies