Gato asiático humo atigrado
Registrado por la GCCF

Al principio, se le conocía como Gato Burmoire porque su origen parece provenir del cruce entre el Gato Burmilla y el Gato Birmano europeo.
Gato asiático humo atigrado
Asian cat – Asian smoke (black) colour – Pigeon-camera, Public domain, via Wikimedia Commons

Contenido

Historia

Se desarrolló en Gran Bretaña, a través de cruces de esta raza con otras que le proporcionaran sus características únicas. El objetivo era que pudiera cazar ratones.

En una época en la que abundaban las casas viejas y de techos bajos, la presencia de estos pequeños roedores era preocupante. Por esta razón, a finales del siglo XIX se empezó a buscar la forma de crear nuevas razas de gatos que fueran más rápidas, más silenciosas y con mejores instintos de caza y otras cualidades que sirvieran para eliminar estas molestas plagas.

Sin embargo, debido a la gran cantidad de razas que surgieron en aquella época, la gente consideraba a este gato mucho más que un simple cazador de roedores. Quizá por su belleza o por su carácter amistoso, lo cierto es que los aldeanos de la época empezaron a contemplar la posibilidad de tenerlo como mascota.

Precisamente en este momento, el Gato asiático humo atigrado comenzó a ganar popularidad. Y es que su belleza, muy similar a la de un tigre, y su hermosa personalidad, junto con lo tranquilo que es, hicieron que mucha gente quisiera tener uno en casa.

Características físicas

Se trata de un gato de tamaño medio muy musculoso, especialmente en la zona de las patas y el pecho. Por ello, tiene un aire de superioridad imponente sobre otras razas. Esto, sumado a su elegancia cuando se mueve, lo convierte en uno de los gatos más buscados del mundo.

Tiene la cabeza redondeada, las orejas puntiagudas y los ojos redondos pero rasgados. Aunque sus ojos pueden variar de color, siempre son verdosos o amarillentos.

Colores

Además, su pelaje es corto, suave y puede ser de múltiples colores y patrones. Los colores aceptados son el azul, el chocolate, el lila, el rojizo, el caramelo, el crema y el negro.

No obstante, los clubes felinos aceptan algunos ejemplares especiales si tienen un color muy diferente. Nos referimos a los que se parecen al gato birmano y tienen tonos blancos o plateados.

Asimismo, su cola no es gruesa ni extremadamente peluda. Además, es ancha en su base y estrecha en su extremo. En cuanto a sus extremidades, cabe destacar que las traseras son ligeramente más largas que las delanteras, una ventaja a la hora de correr y saltar.

Carácter y aptitudes

El Gato asiático humo atigrado tiene un carácter tranquilo y amistoso. Por lo tanto, puede adaptarse fácilmente a los entornos domésticos. No importa si están formados por un solo miembro o por grandes familias. Se adapta a todo tipo de personas y también puede convivir con otros animales sin problemas.

Este gato es tolerante y dócil, ideal para los niños porque siempre quiere jugar y nunca es agresivo. Un dato curioso es que es algo más inteligente que otros gatos, lo que hará que inconscientemente prefiera al miembro más inteligente de la familia.

Salud y cuidados

La salud del Gato asiático humo atigrado es generalmente sana y sin mucha predisposición a las enfermedades congénitas. Algunas de las dificultades más comunes que pueden afectarle son la pérdida de cabello, así como los defectos visuales, incluyendo la córnea (es decir, una pequeña verruga con pelo en la zona del ojo de la córnea) y las cataratas.

El cuidado adecuado del pelaje no requiere un cuidado extremo, ya que no es muy largo y no es propenso a enredos innecesarios. Un cepillado regular puede ser suficiente para darle un aspecto brillante y saludable.

Aunque la cantidad de pelo no es muy excesiva, como gato puede sufrir en algún momento de pelo en el sistema digestivo. Si este es el caso, se puede utilizar una solución de parafina como remedio.

Esperanza de vida

10 – 15 años.

Si te ha gustado, valora esta entrada.
5/5 (1 Voto)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.