Mojave

Copyright © Animals & pets picture

El manchado de Mojave es una raza de gato desarrollado con el propósito de preservar los gatos salvajes del desierto de Mojave.
Originalmente llamado el gato del desierto de Mojave fue descubierto por primera vez en 1980 por April Langford. En 1980, la primera colonia de gatos salvajes fueron descubiertos viviendo bajo los arbustos del desierto, habían túneles que los gatos utilizaban con el propósito de proteger a sus camadas del duro clima del desierto. No se sabe cómo estos túneles fueron excavados, posiblemente fueran hechos por otros animales salvajes o por los propios gatos.
Habían al menos seis gatos adultos en cada colonia encontrada. La primera colonia se encontró en una pequeña ciudad llamada Hesperia, situada al sur de California. Cada gato que se observó poseía un patrón de manchas muy específico, incluyendo la estructura del cuerpo, con muy poca variación de color de un gato a otro. Los colores variaron del plata, marrón, dorado y negro agouti entre las diferentes colonias.

Un estudio muestra que estos gatos sobrevivieron con una dieta de aves, ratones del desierto, lagartos e insectos. En 1984 una camada de gatitos del desierto de Mojave fueron encontrados abandonados debajo de un enebro, fríos como el hielo con la llegada del invierno, y con hambre. Parece que en las épocas más frías del año las fuentes de alimentos escaseaban y la madre debió tener problemas para encontrar el alimento que necesitaban. No tuvo mas remedio que abandonar a sus crías. La primera camada encontrada fue rescatada y se complementó su alimentación con una leche de sustitución.
Después de varios años los gatos salvajes se volvieron cada vez más escasos. En 1990 gente de todas partes comenzaron a llegar a la ciudad del desierto y los gatos comenzaron a desaparecer lentamente. En este momento el programa de cría para preservar al gato del desierto de Mojave ya está en marcha.

Fue una lástima ver a estos hermosos gatos desaparecer de su hábitat sin dejar rastro , por lo que tomando esto en consideración, su cría como animal doméstico Ha ayudado a preservar la especie. Cada generación nace más exótica y con más afecto a sus amigos humanos. Durente estos últimos años el manchado de Mojave se ha cruzado con el de Bengala, con otros Mojave Génesis 1 y con gatos polidáctilos. El cruce no comenzó hasta 1996, pero aún en desventaja, fue todo un éxito. No sólo por sus pronunciada manchas, fruto de su cruce con el Bengala, sino también por proporcionar al Mojave una piel más suave, brillante y resplandeciente. El Bengala sólo añade algunas características adicionales para mejorar la raza. En 2007, el manchado de Mojave se criarán de verdad sin tener que cruzarles con otras razas. El Criadero de gatos de Cheshire es el único que existe como criadero de raza propia de este hermoso gato salvaje, nativo de los desiertos de Mojave. No hay otros criadores que tengan acceso al manchado de Mojave, todos los gatos derivados de los programas de reproducción han sido colocados en Esterilización con el fin de prevenir a los novatos utilizar al Mojave de una forma que pudiera causar una amenaza para la raza.

Muy inteligente, siempre en alerta, ágil, potente, activo, astuto, atlético, curioso, animado, decidido, sociable, cariñoso e independiente. Además, aficionado al agua y a la caza.

Keuda

Se piensa que los Keudas son los descendientes de algunos de los primeros gatos traídos a Texas y algunos pueden haber venido de España en el siglo XVI-XVII. Se parece al Mau egipcio mucho. Pero a pesar de que los Keudas parecen tener raíces Mau, esto no puede ser probada.

Desde 2002, esta raza está en constante desarrollo y por el momento está considerada como raza provisional, lo que significa que se ha normalizado, pero aún no se alcanzan todas las características deseadas.

Tienen mucha energía y son muy sociables. Debido a esta naturaleza se llevan muy bien con los grupos. Hay informes que muestran su amabilidad con los niños de la casa lo que les hace una mascota muy especial. Les gusta jugar con agua, por lo que se recomienda mantener las peceras cubiertas en su presencia. Les encantan los juegos activos, correr, saltar y trepar.
Se les puede enseñar a caminar con una correa.

Tiffanie

Photo: aboutpedigreecats.com

Esta raza, el único miembro de pelo largo del grupo de los asiáticos, se remonta al mismo apareamiento del gato chinchilla persa de la baronesa Miranda Von Kirchberg y el birmano. El pelo más largo no apareció en la primera generación, sino más tarde.
El tifTanie solo está reconocido en Gran Bretaña. La FIEe tiene el burmilla, separado en Gran Bretaña del grupo de los asiáticos, y en Norteamérica se ha confundido con el chantilly/Tífany. En Australia también existe un programa de cría del tiffanie.

El tiffanie heredó su aspecto del birmano, y su espectacular pelaje del persa chinchilla. No es tan largo o espeso como el de un persa, por lo que es mucho más fácil de cuidar. También tiene un collar sedoso y la cola emplumada. No es tan expresivo como el birmano ni tan tranquilo como el persa, por eso sus dueños y sus criadores lo consideran el gato de pelo largo más equilibrado e ideal.

Guía visual de gatos, Dr Bruce Fogle

Tennessee Rex

El Rex Tennessee es una mutación natural que apareció espontáneamente en el Valle de Tennessee en el verano de 2004.
Los gatos están recubiertos de nacimiento con una capa de pelo rizado, de una consistencia muy suave. El pelo rizado es más prominente en el cuello, hombros, pecho, patas y cola.
La piel brilla en la luz con un aspecto satinado rico que intensifica el color del pelaje. El aspecto satinado se cree que es una expresión de la mutación del Tennessee Rex en el tallo del pelo, junto con el pelo rizado. El efecto satinado se debe a “bolsas de aire” en el tallo del pelo. El cabello parece ser más frágil en las patas traseras, hasta desaparecer por completo en esa zona. En general los gatos no parecen tener la tendencia a la calvicie que se ve en algunas de las otras mutaciones rex.

El Rex Tennessee es un gato de medio a gran tamaño, con un tipo de cuerpo semi-cobby y un cuello corto y grueso. Las orejas son de tamaño mediano a moderadamente grandes con puntas ligeramente redondeadas y anchas en la base. Los ojos son grandes con forma de almendra en reposo y redondos cuando está alerta. Los ojos pueden ser de diferentes colores. La nariz debe ser recta y sin relieve. El pecho está lleno con el pelo totalmente Rexed, extendiéndose desde el pecho hasta el estómago. El torso es grande, largo y rectangular, pero no delgado, de pelo muy rizado a partir de la base de las orejas y ondulado hacia las caderas. El cuerpo es musculoso y atlético. Las patas están en proporción con el cuerpo, grandes y redondas, totalmente Rexed. La cola es de tres cuartos del cuerpo entero y completamente Rexed.

El temperamento del T-rex es amable y cariñoso. Su apariencia es la de un gato sano, sólido y fuerte, con un pelaje único y peculiar.

Somalí

Una creencia común sobre los somalíes es que son descendientes directos del galo sagrado egipcio. Pero la verdad quizá sea menos fascinante. El somalí es básicamente un abisinio de pelo largo, el patrón de su pelaje es idéntico, pero de longitud media, y es algo peludo.

Desde el principio, los abisinios tenían de vez en cuando un cachorro peludo y de pelo largo. En la década de 1940, la criadora Jean Robertson exportó abisinios a Norteamérica, Australia y Nueva Zelanda, y en 1963, uno de los descendientes de pelo largo fue presentado por la criadora canadiense Mary Mailing en un concurso local. El juez, Kcn McGill, se quedó tan impresionado que le pidió uno para criarlo, y el primer somalí oficial fue su May-ling Tutsuta. Mientras, en Estados Unidos, la criadora Mary Mague también criaba abisinios de pelo largo, a los que llamó somalíes. El criador canadiense Don Richings empezó a trabajar con ella empleando los gatos de McGill, y hacia finales de la década de 1970, los registros norteamericanos aceptaron esta raza. Los somalíes llegaron a Europa en la década de 1980 y se reconocieron en todo el mundo hacia 1991. Hay más colores aceptados en Europa que en algunos registros estadounidenses.

La complexión del somalí es similar a la de la raza de la que proviene, con las patas largas y el cuerpo ágil y musculoso. El pelo largo puede tener hasta doce franjas alternas de marcas oscuras en cada pelo, lo que produce un brillo impresionante cuando el gato tiene todo el pelaje. Como todos los gatos, muda de forma sustancial en primavera, y en los meses más cálidos del año o en climas cálidos, puede parecer casi de pelo corto. Con su pelaje de invierno, la cola se vuelve muy peluda, y gracias a su color y complexión se ha ganado el apodo de «gato zorro». Su aspecto algo salvaje se corrobora por su personalidad activa e independiente, ya que los somalíes son excelentes cazadores y no se adaptan bien a la vida de interior, a menos que sea lo único que hayan conocido. Son sociables y les gusta vivir en una casa con muchos gatos.

Van Turco

El van es una variedad que apareció de forma natural y aislada en la zona montañosa del lago Van, al este de Turquía, donde se ha documentado durante siglos. Se conoció en el extranjero cuando dos ejemplares fueron llevados a Gran Bretaña, en 1955. A Norteamérica no llegaron hasta la década de 1970. En Gran Bretaña, la variedad totalmente blanca, el vankedisi turco, también llamado a veces van kedi, ha aumentado su reconocimiento gracias a la CGGF, pero en Norteamérica sigue siendo prácticamente desconocida.

El impresionante patrón del pelaje de este gato, que solo tiene color en las orejas y la cola, se conoce simplemente como van. Sus estrictos estándares de color se extienden a los ojos, que deben ser ámbar, azules o uno de cada color, siendo este el aspecto clásico de esta raza. Aunque es elegante, de pelo sedoso y de expresión dulce, el van turco no es un gato mimoso, sino un felino activo e independiente, famoso en su tierra por su habilidad para pescar y nadar.

Pueden llegar a un metro de largo desde el hocico hasta la punta de la cola.

Guía visual de gatos, Dr Bruce Fogle

Templecat

Cinnamonpoint Templecat - Photo: catzinc.org

Este gato de pelo corto equivalente al birmano lo creó una criadora neozelandesa, June Mateer. Su primer cruce de un birmano y un oriental de pelo corto atigrado canela creó un cachorro foca punteado, lo que demostró que el oriental tenía el gen recesivo del punteado. Introcujo el rasgo dominante de pelo corto, se volvió a cruzar a los birmanos para crear la forma y el patrón deseados. Esta raza íder.j, provisionalmente llamada birmano de pelo corto, fue reconocida por el registro CATZ Inc de Nueva Zelanda en el 2001 con el nombre de Templecat Otras registros aún no lo aceptan.

Tonquinés

Una de las razas más populares de Norteamérica, el Tonquinés es un híbrido del siamés y el burmés americano. Estos híbridos han existido al producirse las dos mutaciones de puntas, y pueden revelar, de hecho, la identidad verdadera del «siamés chocolate» documentado en la década de 1880.

Se reconoce ahora que el fundador de la raza burmesa, Wong Mau, fue Tonquinés, porque produjo gatitos de los dos patrones de pelaje. Sin embargo, hasta la década de 1950 los criadores no empezaron a trabajar para crear y refinar híbridos.

La raza se desarrolló y se reconoció por primera vez en Canadá, y hoy en día es aceptada por los principales registros de ambos lados del Atlántico, aunque algunos registros todavía discuten si el tonquinés es verdaderamente una raza. Dado que el pelaje característico es una mezcla de dos patrones genéticos, los genes de los dos están presentes en todos los gatos tonquineses, y todos los apareamientos pueden producir gatos del patrón siamés o burmés. Pero esta no es la única raza que produce variantes, por lo que el debate es más una cuestión de grado que de principio.

El patrón de pelaje del tonquinés se llama visón. Los genes de los patrones siameses y burmeses son los dos recesivos, y ninguno de los dos domina al otro; así pues, un gato con una copia de cada uno muestra este tercer nivel de sombreado a medio camino entre los dos. Este patrón sutil sobre un pelaje sedoso cubre una complexión moderada y equilibrada, y que queda complementaba por el sorprendente color de ojos azul-verde. Gregario y amigo de la diversión, el tonquinés tiene la naturaleza cariñosa típica de las razas orientales, pero es menos ruidoso que la mayoría, y tiene una esperanza de vida mayor que la media.

Es sorprendente que esta raza sana y sociable nunca haya alcanzado gran popularidad fuera de Norteamérica. Mientras que en ese continente es una de las diez razas más populares, es relativamente poco frecuente en Europa y Australasia.

La mayor parte de los propietarios afirman que sus gatos son muy inteligentes, y los propietarios de un tonquinés no son la excepción. Mientras no haya ninguna prueba de que una raza sea más «inteligente» que otra, se reconoce que el tonquinés, como las razas de sus progenitores, se comporta de la manera más extrovertida del espectro de comportamientos felinos. Una consecuencia de ello es que el tonquinés es favorecido sobre todo por familias que quieren que sus gatos sean como un perro en la medida de lo posible.

Guía visual de gatos, Dr Bruce Fogle

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies