Bichón Habanero
Cuba FCI 250 . Bichons

Bichón Habanero

Gracias a su naturaleza, el Bichón Habanero se utiliza en terapia con animales

Contenido

Historia

Como todos los perros de tipo Bichón, como el Cotón de Tuléar, el Bichón Boloñés o el Bichón Maltés, el Bichón Habanero tiene sus orígenes en el Mediterráneo occidental, en las costas españolas e italianas.

Existen varias teorías sobre su aparición. Según algunos historiadores, desciende del Bichón de Tenerife, que fue traído a Cuba en el siglo XVIII, cuando empezaron a instalarse en la isla varios colonos. Otros creen que desciende del Barbet y el Caniche francés criados en Francia antes de ser llevados a Cuba por los colonos españoles, también durante el siglo XVIII. Sin embargo, esta hipótesis es mucho menos plausible que la primera.

En cualquier caso, nada más llegar a la isla, sus antepasados evolucionaron para adaptarse al clima, desarrollando un pelaje aislante y ligero para tolerar mejor el calor. También se cruzaron con Blanquitos de la Habana, otro perro tipo Bichón que ya estaba establecido en la isla, pero que ha desaparecido. Otros cruces se hicieron probablemente con malteses, también importados por los colonos. El resultado fue un perro más macizo, rústico y robusto.

Además, Cuba estaba sometida a restricciones comerciales impuestas por España en aquella época, y permaneció aislada durante algún tiempo: esto facilitó el desarrollo de una raza específicamente local. Durante el siglo XVIII, la raza se denominaba Habanera, en referencia a la ciudad de La Habana, capital de Cuba. Se diferenciaban de otros perros de tipo Bichón por su pelaje, más suave y que podía ser de otros colores además del blanco, y por su morfología. De hecho, era a la vez más pequeño y más grande que ellos.

A principios del siglo XIX, el Bichón Habanero se había convertido en una mascota muy popular entre las familias aristocráticas cubanas. Los viajeros europeos también cayeron bajo su hechizo, y algunos los llevaron a Inglaterra, España y Francia, por lo que también se pusieron de moda en Europa a mediados de siglo. El escritor Charles Dickens (1812 – 1870) y la reina Victoria (1819 – 1901) fueron algunas de las celebridades que los poseyeron y que tenían especial predilección por esta raza.

Tras la revolución cubana de 1959, la raza lo pasó mal. De hecho, su número disminuyó enormemente, hasta el punto de estar a punto de extinguirse. Sin embargo, algunos súbditos acompañaron a las personas que huían del caos y se exiliaron en el extranjero, especialmente en el estado de Florida, en Estados Unidos. Las tensiones diplomáticas, a veces muy fuertes, no impidieron que los habaneros empezaran a ser conocidos en el país. De hecho, la raza debe probablemente su salvación a los individuos llevados a los Estados Unidos, ya que los disturbios en su territorio nativo provocaron un drástico descenso de su número. De hecho, aunque la raza siguió estando presente en Cuba durante este período, fueron principalmente los entusiastas estadounidenses quienes tomaron la antorcha de la cría en este momento de la historia.

Los especialistas destacan en particular la importancia de 11 ejemplares nacidos en la isla y que acompañaron a sus amos a Estados Unidos: sirvieron de base para la selección realizada para constituir nuevas líneas. De hecho, estos 11 perros fueron encargados en los años 70 por los Goodales, una pareja de criadores estadounidenses. Encantados por la inteligencia de la raza, su carácter afectuoso y su gran resistencia al clima cálido y húmedo de Florida, hicieron nacer cachorros de la decena de ejemplares que poseían y desarrollaron un programa de cría que resultó decisivo. De hecho, es gracias a su trabajo que el habanero tuvo una nueva vida en Estados Unidos y que allí nacieron nuevas líneas, basadas en perros nacidos en Cuba. Los primeros nacimientos tuvieron lugar en 1974, y en 1979 se creó un club de la raza, el Havanese Club of America (HCA). Rápidamente, pasó de 9 a más de 400 miembros, lo que demuestra lo rápido que este perro encontró un público.

El reconocimiento del Bichón Habanero

Aunque este país desempeñó un papel decisivo en la supervivencia de la raza, el reconocimiento oficial de los habaneros en Estados Unidos llegó con retraso. En efecto, hubo que esperar hasta 1991 para que el United Kennel Club (UKC) diera el paso. La otra organización local de referencia, el American Kennel Club (AKC), hizo lo mismo 5 años después, en 1996.

El Canadian Kennel Club (CKC) le siguió en 1999.

Por otro lado, la Fédération Cynologique Internationale (FCI) se distinguió por reconocer al Bichón Habanero en 1963. Esto contribuyó a su difusión en Europa, donde la raza no gozó realmente de la misma popularidad que en la segunda mitad del siglo XIX.

En el Reino Unido, fue reconocida por el prestigioso e influyente Kennel Club en 1993.

Más ampliamente, el Bichón Habanero está ahora reconocido por todas las principales instituciones internacionales y nacionales del mundo.

La situación del Bichón Habanero en Cuba

En Cuba, la huida de un gran número de aristócratas (los mismos que constituían la principal población de propietarios de este perro) hacia Estados Unidos y otros lugares podría haber hecho temer una desaparición de la raza en el país.

Sin embargo, esto se evitó, ya que no todos los propietarios de habaneros se marcharon, y algunas crías siguieron existiendo. Incluso en 1991 se creó el Club Cubano del Bichón Habanero (CCBH) con el objetivo de promover la raza, protegerla y fomentar su desarrollo. Además, por supuesto, está reconocido por la organización canina nacional, la Federación Cinológica de Cuba (FCC).

Hoy en día, el Bichón Habanero está considerado como la raza nacional de Cuba – es la única originaria de este país). Obviamente, está reconocido por la organización canina nacional, la Federación Cinológica de Cuba (FCC). Los entusiastas esperan ahora que la reanudación de las relaciones entre Estados Unidos y la isla permita el intercambio de perros para ampliar el acervo genético de las líneas de sangre cubanas y estadounidenses.

¿Lo sabías?

El Habanero es el perro nacional de Cuba. Desciende del ya desaparecido Blanquito de la Habana; el Blanquito desciende del Bichón Tenerife, también extinto.

Popularidad

En la actualidad, el Bichón Habanero es conocido y distribuido por todo el mundo, y tiene un éxito creciente en muchos países.

Este es el caso, en particular, de Francia, donde cada año se inscriben unos 800 perros en el Libro de Orígenes francés (LOF). La raza experimentó un auge especialmente pronunciado entre 2009 y 2014, pasando de unos 250 nacimientos al año a más de 700. Antes de eso, el número ya se había duplicado en la primera década del siglo XXI, partiendo de un centenar, estable o incluso ligeramente inferior al de los años 90.

En Suiza, las estadísticas de la base de datos Amicus muestran que es la vigésima raza más común en el país, con casi 5.000 ejemplares registrados.

El éxito del Bichón Habanero es aún más pronunciado en Canadá, donde está sólidamente anclado en el Top 10 de las razas más populares del país a la vista del número de registros en el CKC, situándose entre la 5ª y 7ª posición según el año. La raza también está en alza, ya que a finales de la década de 2000 ocupaba el 15º lugar.

Su popularidad tampoco se niega en Estados Unidos, donde ronda el puesto 25 (de unos 200) en el ranking de razas establecido por el AKC en función del número de nacimientos registrados cada año en la organización. A mediados de la década de 2000, ocupaba más bien el puesto 40, y alrededor del 30 a principios de la década de 2010.

El Bichón Habanero también es cada vez más popular en el Reino Unido, por ejemplo. De hecho, con unos 500 ejemplares registrados anualmente en el KC a finales de 2010, se duplica con creces la puntuación de principios de la década, cuando se registraban unos 200 nacimientos al año.

Características físicas

El Bichón Habanero es un pequeño perro vigoroso bajo sobre las patas cortas, de pelo largo, abundante, suave, preferentemente ondulado. Sus movimientos son vivos y elásticos.

Su altura a la cruz es de 21 a 29 cm, con el ideal de raza entre 22,9 y 26,7 cm. Su altura es algo menor que la longitud desde el hombro a las patas traseras, lo que debería dar el aspecto de ser ligeramente más largo que alto. Un aspecto único es la línea de su lomo, recta pero no horizontal. Su peso está entre los 3,6 y 6,8 kg.

La trufa es negra, los ojos son bastante grandes, en forma de almendra, nunca redondos, de color marrón lo más oscuro posible. Tiene una expresión amable. El contorno del ojo debe ser marrón oscuro a negro. Las orejas tienen una longitud media, implantadas relativamente altas, caen a lo largo de las mejillas formando un pliegue que las eleva ligeramente. Su extremidad forma una punta poco marcada. Están cubiertas de un pelo en largos flecos. Ni distantes como aspas de molino, ni pegadas a las mejillas. Lleva la cola alta, sea en forma de bastón pastoral (con la extremidad superior curvada, en forma de voluta) o, preferentemente, enrollada sobre la espalda; está provista de un flequillo de largos pelos sedosos.

Respecto a su pelaje, la capa interna lanosa, está poco desarrollada; a menudo está totalmente ausente. La capa de cobertura es muy larga (12-18 cm en un perro adulto), suave, lacia u ondulada, y puede formar mechas rizadas.

Hay dos variedades de color:

  • Completamente blanco puro, leonado en distintas tonalidades del leonado claro al habano (color tabaco marrón-rojizo); manchas del manto en estos colores, algunas veces ligeramente carbonado.
  • Colores de manto blanco, leonado claro a habano, con manchas negras, manto negro. Con la nariz negra y pigmento oscuro alrededor de los ojos, excepto los perros de color chocolate, que pueden tener pigmento marrón oscuro alrededor de la nariz.

El manto de pelo debe ser largo, suave, esponjoso, sedoso y debe ser cepillado muy a menudo para que no se enrede y formen nudos.
Mucha gente considera al Bichón Habanés un perro hipoalergénico.

Aseo “Bichón Habanero”

Siempre que lleve a su perro un centro estético, recuérdele al estilista profesional el revisar las orejas de su perro para que limpie el exceso de cerilla, polvo y mugre que pudieran estar presentes; así como eliminar el exceso de pelo que crece en el orificio auditivo. Limpiezas de oído más profundas solo las podrá hacer el médico veterinario.

Es importante que usted como propietario revise las orejas y oídos de su perro por lo menos una vez a la semana para evitar problemas más serios. Consulte siempre que sea necesario para su inspección y cuidado al médico veterinario. Los estilistas profesionales deberán informar a los propietarios de las mascotas que atienden sobre los posibles problemas de los oídos para que estos sean atendidos adecuadamente.

Las uñas deben ser cortadas cada 3 a 4 semanas en promedio, sus uñas deben medir aproximadamente 1 cm, contando la raíz (que debe medir hasta medio centímetro). Se recomienda que el corte de uñas lo haga el médico veterinario o el estilista profesional. Los propietarios si no tienen la adecuada experiencia deben pedir asesoría para aprender a cortarlas; usando siempre las herramientas adecuadas y en buen estado. Nunca corte las uñas de su perro si no tiene el polvo cicatrizante especial para controlar el sangrado accidental que pudiera estar presente. Es importante que el perro tenga confianza, puesto que suele ser agresivo al defender sus patas.

El pelo es muy delgado y fino. Es recomendable peinarlo constantemente cada 2 o 3 días para evitar que se formen nudos o pelusas. Además, el peinado ayuda a deshacerse de los pelos no saludables. El estándar de la raza prevé un corte de pelo alrededor de los pies para evitar que parezca un pie redondo y un pequeño corte alrededor de los ojos por motivos higiénicos, pero ningún corte más para participar en concursos caninos.

El pelo de los cachorros es diferente al de los perros adultos, por esta razón puede ser necesario el arreglo en forma diferente. Consulte con su estilista profesional. Recuerde a su estilista el limpiar las glándulas anales de su perro como parte de la rutina de estética; un Veterinario también lo puede hacer y recomendarle a usted cada cuanto tiempo se debe realizar este procedimiento a su perro. Ya que los problemas de Glándulas anales son riesgosos e incómodos.

Carácter y aptitudes

Son perros muy juguetones y buenos con las personas mayores, más que con los niños. Les encanta subirse a los muebles y son de las razas de compañía más pequeñas que existen.

El Bichón Habanero es excepcionalmente despierto, es fácil de educar como perro de alarma. Afectuoso, de naturaleza alegre, es amable, cálido, gracioso, juguetón e incluso un poco bufón. Quiere a toda su familia, incluyendo a los padres e hijos, y juega interminablemente con ellos. Raramente se comporta con agresividad, es amigable y raramente es tímido o nervioso con la gente, pero aún así es desconfiado con los extraños.

Listo y activo, el Bichón Habanero tiene un caminar ligero y elástico (dado físicamente por su cuerpo), lo suficiente vistoso y ágil como para subrayar su carácter alegre, además suele ser orgulloso y presumido. Tiene movimientos libres de los miembros delanteros los cuales se mueven rectos adelante y los traseros dando el empuje en línea recta. Siempre solicitará atención mediante trucos como correr de una habitación a otra lo más rápido que pueda. No necesita demasiado ejercicio. Se trata de una variedad muy orientada a la gente; suelen tener el hábito de perseguir a las personas sin ser posesivo y de jugar sin agredir.

La palabra clave de esta raza es natural. El estándar del American Kennel Club habla de un carácter juguetón más que decorativo y debe reflejar un Toy por su tamaño y por jugar con niños y hacer trucos, no por estar tumbado en una almohada de seda.

Gracias a su naturaleza, estos perros se utilizan en terapia con animales, como perro de asistencia para personas sordas y en detección de termitas entre otros.

Precio

El precio de un cachorro de Bichón Habanero ronda los 1200 euros de media. Sin embargo, esta cantidad esconde grandes disparidades, ya que el rango de precios va de 700 a 2500 euros.

Sea cual sea el país, la cantidad exigida depende de varios criterios, como la calidad del linaje del que procede el animal, el prestigio del criadero, así como, y sobre todo, las características intrínsecas del cachorro, en particular en el plano físico, es decir, su mayor o menor acercamiento al estándar de la raza.

Valoraciones del "Bichón Habanero"

Es importante la convivencia que vas a tener con tu nuevo amigo. Antes de plantearte la adquisición de un perro de la raza "Bichón Habanero" debes conocer ciertos factores. No todas las razas de perros son aptas para vivir en un apartamento, debes tener en cuenta su carácter, su necesidad de ejercicio, su interacción con otras mascotas, sus cuidados y si tienes niños pequeños, su nivel de tolerancia hacia ellos.

Adaptación ⓘ

Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Perro amistoso ⓘ

Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Pérdida de pelo ⓘ

Rated 1 out of 5
1 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Nivel de afecto ⓘ

Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Necesid de ejercicio ⓘ

Rated 1 out of 5
1 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Necesidad social ⓘ

Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Hogar ⓘ

Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Aseo ⓘ

Rated 3 out of 5
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Amigable con extraños ⓘ

Rated 4 out of 5
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Ladridos ⓘ

Rated 3 out of 5
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Salud ⓘ

Rated 3 out of 5
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Territorial ⓘ

Rated 4 out of 5
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Amistoso con gatos ⓘ

Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Inteligencia ⓘ

Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Versatilidad ⓘ

Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Amigable con niños ⓘ

Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Vigilancia ⓘ

Rated 4 out of 5
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Alegría ⓘ

Rated 4 out of 5
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Imágenes “Bichón Habanero”

Vídeos “Bichón Habanero”

Tipo y reconocimientos:

  • CLASIFICACIÓN FCI: 250
  • Grupo 9: Perros de compañía.
  • Sección 1: Perros de compañía. Sin prueba de trabajo..

Federaciones:

  • FCI – Group 9 Section 1
  • AKC – Toy Group , ANKC
  • ANKC Group 1 (Toys)
  • CKC – Group 5 – Toys
  • ​KC – Toy
  • NZKC – Toy
  • UKC – Compañía

Estándar FCI de la raza "Bichón Habanero"

Origen:
Cuba

Fecha de publicación del estándar original válido:
31.10.2016

Utilización:

Perro de compañía.

Clasificación FCI:


  • Grupo 9:   Perros de compañía

  • Sección 1 :  Bichones y razas semejantes Sin prueba de trabajo.



Apariencia general:

El Bichón habanero es un pequeño perro vigoroso, bajo sobre las patas, de pelo largo, abundante, suave y preferentemente ondulado. Sus movimientos son vivos y elásticos. Proporciones importantes: El largo del hocico es igual a la distancia entre la depresión fronto-nasal y la protuberancia occipital. La relación entre el largo del cuerpo (medido desde la punta del hombro hasta la punta de la nalga) y la altura a la cruz es de 4/3.

Comportamiento / temperamento:

Excepcionalmente despierto, es fácil de educar como perro de alarma. Afectuoso, de naturaleza alegre, es amable, cálido, gracioso, juguetón e incluso un poco bufón. Quiere a los chicos y juega interminablemente con ellos.

Cabeza:

De largo medio, la relación entre el largo de la cabeza y el largo del tronco (medido desde la cruz hasta el nacimiento de la cola) es de 3/7.

Región craneal:
  • Cráneo: Plano hasta un poco convexo, amplio; frente poco elevada; visto  desde  arriba,  es redondo  en  la  parte trasera y  casi recto  y cuadrado en los otros tres costados.
  • Depresión fronto-nasal (Stop): Moderadamente marcada.

Región facial:

  • Trufa: Negra o marrón.
  • Hocico: Se adelgaza progresiva y ligeramente en dirección a la trufa; ni puntiagudo ni truncado.
  • Labios: Finos, netos, ajustados.
  • Mandíbula/Dientes:  Mordida  en  forma  de  tijera.    Se  busca  una dentadura completa. Se tolera la ausencia de premolares 1 (PM1) y de los molares 3 (M3).
  • Mejillas: Muy planas, no prominentes.
  • Ojos: Bastante grandes, en forma de almendra, de color marrón lo más oscuro posible. Expresión amable. El contorno del ojo debe ser marrón oscuro a negro.
  • Orejas: Implantadas relativamente altas, caen a lo largo de las mejillas formando un pliegue discreto que las eleva ligeramente. Su extremidad forma una punta poco marcada. Están cubiertas de un pelo en largos flecos. Ni distantes como aspas de molino, ni pegadas a las mejillas.

Cuello:

De largo medio.

Cuerpo:

El largo del cuerpo supera ligeramente la altura a la cruz. Línea superior: Recta, ligeramente arqueada a la altura del lomo. Grupa: Bien inclinada.
  • Costillas: Bien arqueadas.
  • Vientre: Bien recogido.

Cola:

Llevada alta, sea en forma de bastón pastoral (con la extremidad superior curvada, en forma de voluta) o, preferentemente, enrollada sobre la espalda; está provista de un flequillo de largos pelos sedosos.

Extremidades

Miembros anteriores:
  • Apariencia general: Rectos y paralelos, secos; buena osamenta. La distancia entre el piso y el codo no debe ser más grande que la distancia entre el codo y la cruz.
  • Pies anteriores: De forma un poco alargada, pequeños, compactos.
Miembros posteriores:
  • Apariencia general: Buena osamenta; angulaciones moderadas.  
  • Pies posteriores: De forma un poco alargada, pequeños, compactos.

Movimiento:

El Bichón habanero tiene un caminar ligero y elástico, lo suficientemente vistoso y ágil como para subrayar su carácter alegre. Movimiento bien libre de los miembros anteriores, los cuales se mueven rectos adelante, los posteriores dando el empuje en línea recta.

Manto

Pelo: La capa interna, lanosa, está poco desarrollada; a menudo está totalmente ausente. La capa de cobertura es muy larga (12-18 cm en un perro adulto), suave, lacia u ondulada, y puede formar mechas rizadas. Están prohibidos todo arreglo, todo emparejamiento del largo de los pelos con tijeras y toda depilación. Excepción: se autoriza una limpieza de los pelos de los pies, los pelos de la frente pueden ser ligeramente recortados a fin de que no cubran los ojos, y los pelos del hocico pueden ser ligeramente cortados, pero es preferible dejarlos al natural. Color: Raramente completamente blanco puro, leonado en sus diferentes tonalidades (se admite con ligero carbonado), negro, marrón habano, color tabaco, marrón rojizo. Se admiten manchas en los colores listados. Se permiten marcaciones color fuego en todos los matices.

Tamaño y peso:

Altura a la cruz: de 23 a 27 cm Tolerancia: de 21 a 29 cm

Faltas:

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.
Faltas graves:
  • Aspecto general sin tip
  • Hocico truncado o puntiagudo, cuyo largo no es idéntico al del cráneo.
  • Ojos de ave de rapiña; ojos demasiado hundidos o prominentes; manchas despigmentadas de los párpado
  • Cuerpo muy largo o demasiado corto.
  • Cola recta, no llevada eleva
  • Miembros anteriores "en lira" (carpos próximos, pies desviados hacia el exterior).
  • Pies deformados.
  • Pelo duro,  pelo  poco  abundante;  pelo  corto  salvo  en  los cachorros; pelo arreglado.
Faltas descalificantes:
  • Agresividad o extrema timidez.
  • Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento.
  • Perro agresivo o temeroso.
  • Trufa despigmentadada.
  • Prognatismo superior o inferior.
  • Ectropión y entropión; bordes de los párpados totalmente despigmentada.
  • Tamaño que supera o no alcanza las normas indicadas por el estándar.


N.B.:
  • Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.
  • Sólo los perros funcional y clínicamente saludables, con la conformación típica de la raza, deberán usarse  para  la crianza
Los últimos cambios son en negrita.

Nombres alternativos:

    1. Havanese dog, Havanese Cuban Bichon (inglés).
    2. Bichon havanais (francés).
    3. Havaneser (alemán).
    4. Bichon havanês, Havanese (portugués).
    5. Bichón Habanero, Habanés (español).
5/5 (1 Review)
5 1 vote
Valora la entrada

¡Compartir es demostrar interés!

Suscribir
Notificar de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comentarios
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
shares
2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x