Kuvasz - Razas perros | Mascotas

Publicado por tiadoc | 19 septiembre 2011

Kuvasz

Kuvasz

El Kuvasz (pl. Kuvaszok) es una antigua raza húngara de perro Boyero.

Aunque algunos creen que el Kuvasz ya existía en Hungría en la época de los hunos, otros opinan que llegó allí procedente de Asia y Turquía, con las invasiones mongoles. Su nombre deriva de una palabra turca que significa “guardián seguro”. Durante algunos siglos, especialmente en el XV, fue el fiel amigo de la aristocracia húngara. Durante las dos guerras mundiales la raza fue gravemente diezmada y durante la revuelta húngara de 1956 fue casi exterminada.

Mientras que el Komondor fue utilizado en los terrenos más bajos con climas más secos, el Kuvasz fue utilizado en los pastizales húmedos de las montañas más altas y los dos eran una parte integral de la economía húngara. Más tarde, durante el siglo 15, el Kuvasz se convirtió en un animal muy apreciado, el perro pertenecía a la Corte Real del Rey Matías Corvino. Y, desde el reino se ofrecía a los dignatarios visitantes cachorros de Kuvasz como un regalo real, la leyenda cuenta que el Rey confiaba más en sus perros que en sus propios concejales. Después de la muerte del Rey, la popularidad de la raza entre los nobles disminuyó, pero aún así el perro seguía teniendo su papel tradicional en la protección de ganado.

Al final de la Segunda Guerra Mundial, casi todos los Kuvasz en Hungría habían sido asesinados. Los perros se utilizaban para la protección de sus familias, razón por la cual fueron buscados activamente y asesinados por los soldados alemanes y soviéticos, mientras que al mismo tiempo, algunos soldados alemanes se llevaron una gran cantidad de ejemplares a sus casas. Después de la invasión soviética y al final de la guerra, la raza fue casi extinguida en Hungría.

La palabra Kuvasz, probablemente, proviene del turco “Kavas” que significa guardia, soldado o un protector. Una teoría postula relacionadas con que la palabra puede tener su origen en los antiguos agricultores de Rusia, el Chuvashia, que ha contribuido muchas palabras a la lengua húngara.

El Kuvasz es un guardián de rebaños incansable, defendiéndolos de los depredadores. Anteriormente había sido usado también como perro de caza para perseguir lobos, jabalíes y osos. Además es un gran guardián. En su país la policía y el ejército lo utilizan como auxiliar. En los últimos decenios se ha convertido también en perro de compañía.

Buen perro de trabajo, fiable perro guardián, Compañero casero agradable, así es el Kuvasz.

Ha sido utilizado como guardián de ganado, pero durante los últimos años puede encontrarse en los hogares como animal de compañía.
El Kuvasz ha de ser de buena talla, sólidamente construido y con un aire digno. El cráneo debe ser ligeramente arqueado y el hocico no demasiado largo y en forma de cuña. Lleva las pequeñas orejas colgando en forma de V. El cuerpo es algo largo, con las costillas ligeramente salientes. Las patas son robustas y no demasiado largas. La cola es larga, un poco curvada en el extremo, donde luce un bonito penacho. El pelaje es largo, áspero y ondulado. El color ha de ser blanco puro, aunque puede aceptarse el blanco marfil.

Aunque la piel es blanca, la pigmentación de la piel de Kuvasz debe ser oscura y la nariz debe ser negra. Los ojos deben tener una forma almendrada. Las hembras suelen pesar entre 35 y 50 kg, mientras que los machos pesan de 50 a 70 kg, tienen una estructura ósea mediana. La altura a la cruz en los machos va de 71 a 76 cm y en las hembras de 66 a 70 cm.

Para un observador casual, el Kuvasz puede ser similar a un Pastor de los Pirineos, al Akbash, un perro Pastor de Maremma, un Samoyedo, un Poodle blanco mezclado con un Labrador Retriever, o algún perro eslovaco como el Pastor de Tatra.

Como ocurre con muchos perros guardianes de ganado, el color de la capa del Kuvasz sirve a un propósito funcional y es un criterio esencial raza. Al desarrollar la raza un propósito claro en el Kuvasz era tener un manto de color claro, para que facilitara a los pastores distinguir al perro de los lobos que atacaban a los animales durante la noche. El Komondor, pariente cercano del Kuvasz, tiene una capa blanca por la misma razón.

El Kuvasz pierde mucho pelo a temporadas. El resto de cuidados son poco complicados. Hay que tener en cuenta que es un perro de personalidad fuerte, por lo que su educación debe ser temprana y puede poner a prueba la paciencia del educador. Necesita un espacio adecuado de movimientos y ejercicio.

El Kuvasz es un perro inteligente y generalmente se dice que tiene un sentido del humor de payaso, que puede durar en toda la adolescencia y la edad adulta. Son animales muy leales pero pacientes que aprecian la atención humana, pero también necesita de su espacio, son animales muy independientes.

Según la clasificación realizada por Stanley Coren después de analizar las respuestas de más de 200 jueces de trabajo del AKC (“La inteligencia de los perros”, Stanley Coren, Ediciones B, 1995), el Kuvasz es el Nº 42 de la lista.

A pesar de su inteligencia, no debe ser percibido como fácil de entrenar. Su personalidad independiente puede hacer de la capacitación una tarea difícil que, puede agotar la paciencia, incluso de dueños experimentados. Como resultado, no se recomienda para los principiantes y los que no tienen tiempo para entrenar y socializar de forma adecuada a su Kuvasz.

Por otro lado, muchas de estas cualidades hacen que los Kuvasz sean excelentes guardianes para el ganado ovino o grandes fincas. El Kuvasz tiene una muy especial y estrecha relación con su dueño.

Es un perro sobrio y sufrido, que resiste a la intemperie en las condiciones más duras, el cepillado frecuente es por lo tanto, necesario para mantener su pelaje limpio. Un Kuvasz no debe oler mal, eso suele ser un signo de enfermedad o una mala alimentación.

Como perro casero es amigable, cariñoso e inteligente, y sobre todo un excelente guardián, valiente y tranquilo, desconfiado y hasta reservado con los extraños. Bajo su apariencia digna se esconde un temperamento juguetón que le hace ser un fiel amigo de los niños.

En general es una raza sana y robusta cuya esperanza de vida es de unos 12 o 14 años.

Kuvasz

Archivado en: K, Kuvasz, Perros | 1 comentario »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Miembros

raton

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies