Bobtail japonés
Reconocido por la CFA, TICA, CCA-AFC

El Bobtail japonés es un gato inteligente, juguetón y muy curioso, que irradia alegría por la vida.
Bobtail japonés
A white Japanese Bobtail cat – Valter Wei, CC BY-SA 2.0, via Wikimedia Commons

Contenido

Valoraciones del "Bobtail japonés"

Es importante la convivencia que vas a tener con tu nuevo amigo. Antes de plantearte la adquisición de un gato de la raza "Bobtail japonés" debes conocer ciertos factores. Debes tener en cuenta su carácter, su necesidad de ejercicio, su interacción con otras mascotas, sus cuidados y si tienes niños pequeños, su nivel de tolerancia hacia ellos.

Alegría

Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Nivel de actividad

Rated 4 out of 5
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Amabilidad con otras mascotas

Rated 3 out of 5
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Amabilidad con los niños

Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Requisitos de aseo

Rated 2 out of 5
2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Vocalidad

Rated 4 out of 5
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Necesidad de atención

Rated 4 out of 5
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Afecto hacia sus dueños

Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Docilidad

Rated 4 out of 5
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Inteligencia

Rated 4 out of 5
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Independencia

Rated 2 out of 5
2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Robustez

Rated 4 out of 5
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Historia

El Bobtail japonés debe su nombre a su cola muy corta y en forma de pompón, característica de la raza. Existen dos tipos: el Bobtail japonés de pelo corto y el Bobtail japonés de pelo largo. La mayoría de los organismos oficiales consideran que se trata de dos variedades de la misma raza, pero la TICA (Asociación Internacional del Gato) considera que cada una es una raza por derecho propio.

Los registros más antiguos de esta raza se remontan al siglo VI. Pero, a pesar de su nombre, es probable que en realidad se haya originado en China o Corea. Algunos textos japoneses antiguos cuentan que el gato fue regalado inicialmente al Emperador de Japón por el Emperador de China o Corea como señal de amistad. Otra hipótesis es que el Bobtail japonés fue traído a Japón por los primeros monjes budistas (que también vinieron de Corea en la misma época), ya que lo utilizaban para controlar a los roedores con el fin de proteger los libros y documentos de papel de arroz almacenados en los templos.

Sea cual sea su origen, se cree que es una raza natural, es decir, no creada ni modificada por la mano del hombre.

Originalmente, el Bobtail japonés era especialmente popular entre los criadores de gusanos de seda en Japón debido a sus increíbles habilidades de caza. Les permitió deshacerse de los roedores para siempre.

La familia imperial también cayó rápidamente bajo el hechizo de la raza, y le concedió privilegios reservados a la nobleza: se le dieron todos los cuidados. En el siglo X, el emperador Idi-Jo incluso importó más ejemplares de Corea para proteger sus manuscritos de los pequeños roedores.

En 1602, debido a la invasión de ratas que destruían las granjas de gusanos de seda y las cosechas de arroz, las autoridades japonesas decretaron que los gatos ya no debían ser domesticados, sino que se les dejaba vagar libremente por las granjas y las calles. Así, se prohibió alimentar, comprar o vender gatos. El Bobtail japonés se convirtió en el «gato callejero» de Japón.

Japanese Bobtail
Blue eyed Female Japanese Bobtail – ​Wikipedia Japan user ようてい, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

No fue hasta muchos siglos después que el Bobtail japonés se dio a conocer fuera de Asia. No fueron los japoneses quienes oficializaron la raza y le dieron reconocimiento internacional, sino una criadora estadounidense llamada Judy Crawford, que trajo varios Bobtails japoneses de su viaje a Japón en 1968. Entonces decidió unir fuerzas con Elizabeth Freret, otra criadora estadounidense, para intentar que el gato fuera reconocido por las distintas organizaciones. La raza fue reconocida oficialmente por la CFA (Cat Fancier’s Association) en 1976, y por la FIFe en 1990. Desde entonces se ha extendido en suelo americano, y ahora también está reconocida por las otras dos grandes organizaciones americanas, la American Cat Fanciers’ Association (ACFA) y la International Cat Association (TICA).

En Francia, debe su llegada a Hélène Choisnard, que descubrió la raza durante una estancia en Tailandia en 1980. Mientras visitaba un templo budista, un monje le regaló un joven gato Bobtail japonés tricolor llamado Sirikit, que le había llamado la atención. Se la llevó a Francia y la cruzó con otro Bobtail japonés que había traído de Estados Unidos. La primera camada de Bobtails «made in France» nació un año después, en 1981. La raza está ahora reconocida por el Livre Officiel des Origines Félines (LOOF), pero sigue siendo poco conocida en Europa, donde otros gatos de cola corta, como el Gato Manx, roban el espectáculo.

Características físicas

El Bobtail japonés es un gato atlético, de tamaño medio. Su cuerpo largo y esbelto y su espalda recta, levantada por patas altas y delgadas con pies ovalados, le dan una elegancia inusual. El cuello es armonioso y las piernas fuertes a pesar de su aspecto delicado.

Una Bobtail japonesa mira atentamente a la cámara, mostrando la cara triangular que es una característica de la raza – jonny-mt, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

La cabeza triangular, con líneas limpias y orejas grandes, rectas y espaciadas, se caracteriza por una frente redondeada y pómulos prominentes, que rodean una nariz larga con dos líneas paralelas. Sus grandes ojos ovalados están inclinados y le dan un aspecto suave y templado. A menudo los ojos son de dos colores diferentes.

Pero lo que hace especial a esta raza (y le da su nombre) es su cola corta, alta y enroscada, que forma una especie de pompón. Los japoneses lo ven como un crisantemo, símbolo de buena suerte según las creencias japonesas. Esta característica procede de un gen autosómico (es decir, situado en un cromosoma no sexual; ni X ni Y) recesivo y no tiene ningún impacto negativo en el animal.

El pelaje del Bobtail japonés puede ser de pelo corto o semilargo, con poco subpelo en ambos casos. En cualquier caso, puede ser de carey o de carey. Se aceptan todos los colores de pelaje de los gatos, excepto el chocolate, el lila, el canela y el leonado. El pelaje tricolor, también llamado Mi-Ké (que significa «tres pelos» en japonés), es el más apreciado, ya que se dice que trae buena suerte a sus dueños. Por último, para ser aceptado, el color debe ser sólido y profundo o, cuando haya muchos colores, presentar contrastes pronunciados.

Tamaño y peso

  • Longitud macho: De 30 – 35 cm
  • Longitud hembra: 30 – 35 cm
  • Peso macho: 5 – 10 kg
  • Peso hembra 2,5 – 4 kg

Variedades

Existen dos variedades de Bobtail japonés: el Bobtail japonés de pelo corto y el Bobtail japonés de pelo largo. Esta última no fue reconocida por la CFA (Asociación de Aficionados a los Gatos) hasta 1993, mientras que la TICA la considera una raza felina por derecho propio.

Ambos gatos tienen un pelaje sedoso con muy poco subpelo.

Carácter y aptitudes

El Bobtail japonés es un gato inteligente, travieso y muy curioso que desprende alegría de vivir. Muy difícil de alterar, está constantemente alerta y dispuesto a descubrir todo lo nuevo que hay en la casa. Su curiosidad le lleva a explorar todos los rincones de su casa, y le permite adaptarse fácilmente a nuevos entornos, lo que le convierte en un perfecto compañero de viaje.

Su carácter extrovertido les ayuda a expresarse y a hacerse entender. Es un gato muy hablador y devolverá el maullido a quien se dirija a él. Aunque no es especialmente ruidoso, tiene mucho que decir, ¡y toda una serie de maullidos y sonidos a su disposición para decirlo! Apegado a su dueño, puede seguirle todo el día sin aburrirse, pero sin que se note su excesivo maullido o su comportamiento perturbador.

Es posible entrenar a tu gato, ya que es bastante inteligente y juguetón por naturaleza: puede aprender fácilmente algunos trucos y entender algunas órdenes. Incluso puedes pasear a tu gato con correa, si consigues que lo vea como un juego, para que lo encuentre interesante. Sin embargo, pueden ser testarudos, por lo que a veces es difícil hacerles cambiar de opinión sobre ciertas cosas (por ejemplo, lo que pueden y no pueden hacer).

Por otra parte, este gato es muy relajado y puede saltar a alturas impresionantes. Proporcionarles perchas o juguetes adecuados les animará a saltar y hacer ejercicio.

También debes asegurarte de darles unos minutos de juego cada día, ya que es necesario para su desarrollo. Es una raza de gato que se adapta bien a los niños, cuya energía y entusiasmo comparte. También acepta fácilmente la presencia de extraños y de otros animales. En el caso de un perro, juntarlos poco a poco, si es posible cuando el gato es aún joven, facilita que se lleven bien y convivan.

Por último, el Bobtail japonés es una de las pocas razas de gatos a las que les gusta el agua.

Bobtail japonés
Bobtail japonés y gato de cola normal – Wikipedia

Salud

El Bobtail japonés no tiene ninguna enfermedad genética en particular. Su constitución atlética lo convierte en uno de los gatos más vigorosos, y goza de una constitución de hierro.

La esperanza de vida del gato es de aproximadamente 15 años, lo que lo convierte en una de las razas de gatos más longevas.

Esperanza de vida

13 a 16 años

Aseo

Debido a su escaso subpelo, el pelaje del Bobtail japonés no es propenso a los nudos y, por tanto, requiere relativamente poco mantenimiento.

En el caso de un Bobtail japonés de pelo corto, normalmente basta con un cepillado semanal. En el caso de un Bobtail japonés de pelo largo, el cepillado diario del pelaje del gato, aunque no es esencial, ayudará a que el pelaje conserve su belleza y brillo. Para ambos casos, el Bobtail japonés muda estacionalmente, en primavera y otoño. La variedad de pelo largo se desprende constantemente.

Sin embargo, el Bobtail japonés es muy juguetón cuando se le acicala. A diferencia de algunos de sus compañeros, éste no suele ser un momento que odie, ¡más razón para no eximirle de él!

El pelaje del Bobtail japonés es impermeable al agua, lo que significa que bañarlo y lavarlo con champú puede ser difícil. Afortunadamente, estas dos tareas rara vez son necesarias.

Además, para evitar la acumulación de sarro y el desarrollo de infecciones como la gingivitis, se recomienda el cepillado regular de los dientes del gato. Lo ideal es el cepillado diario, pero el semanal está bien.

Por último, es una buena idea comprobar el estado de las orejas de tu gato a intervalos regulares, y limpiarlas si parecen sucias.

Comprar un "Bobtail japonés"

El precio de la adopción de un gatito Bobtail japonés suele oscilar entre 800 y 1100 euros. No hay gran diferencia entre el precio de un gatito Bobtail japonés macho o hembra.

Si no consigues un "Bobtail japonés", siempre te quedará el consuelo de poder comprar al famoso «Mancki-neko«, o gato que saluda, un popular amuleto de la suerte muy típico en Japón.

Videos del "Bobtail japonés"

Talking cats
Japanese Bobtail : Top 10 Facts About Japanese Bobtail Cats That Will Leave You Amazed

Nombres alternativos:

    1. Japanese Bobtail (inglés).
    2. Bobtail japonais (francés).
    3. Japanese Bobtail (alemán).
    4. Bobtail japonês (portugués).
    5. "Bobtail japonés" (español).
5/5 (1 Voto)
Comparte con tus amigos !!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.