San Bernardo
Suiza FCI 61 - Molosoides . Montaña

San Bernardo

El San Bernardo es muy cariñoso y posee un sentido innato del socorro sobre todo en la nieve.

Contenido

Historia

El San Bernardo es una raza de perros cuyo nombre en otros idiomas es: St. Bernhardshund, Bernhardiner, Chien du Saint-Bernard, Saint Bernard Dog.

Según los historiadores de la raza, el San Bernardo, desciende de los antiguos molosos asiáticos, cuya forma ancestral estaba y sigue representada por el Mastín Tibetano.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Manchester, dirigido por Chris Klingenberg de la facultad de Ciencias Biológicas, examinó 47 cráneos de San Bernardo donados por criadores suizos al Museo de Historia Natural de Berna que abarcan un período de 120 años, desde ejemplares modernos hasta aquellos antiguos perros de la época en que se definió inicialmente el estándar de esta raza. Se comprobó que los rasgos estipulados en el estándar de la raza del San Bernardo se han vuelto más exagerados con el paso del tiempo, a medida que los criadores seleccionaban a los perros que tenían los atributos físicos deseados.

Comparados con sus antepasados, el San Bernardo moderno tiene el cráneo más ancho, el ángulo entre la nariz y la frente más pronunciado, y también una protuberancia más considerable sobre los ojos. Dichos cambios son descritos exactamente como deseables en los estándares de la raza. Claramente, no se deben a otros factores como el crecimiento general, ya que no proporcionan al animal ninguna ventaja física, por lo que podemos estar seguros de que han evolucionado sólo por las consideraciones selectivas de los criadores.

Esta investigación demuestra cómo la selección, ya sea natural o en este caso influenciada artificialmente por el hombre, es la fuerza motora fundamental detrás de la evolución de la vida en el planeta.

En el año 923 nació Bernardo de Menthon en Menton, región de Saboya (Francia), el cual llegó a ser archidiácono de Aosta, en los Alpes italianos, dedicándose a difundir la fe cristiana entre los habitantes de los Alpes. En uno de esos pasos alpinos se fundó en el año 1049 el Hospicio del Gran San Bernardo, para ayudar, asistir y refugiar a los caminantes que transitaban por el paso. El santo, teólogo y erudito católico, formó parte de la Orden Cisterciense o mejor conocidos como Trapenses, ya que sus compañeros (los monjes trapenses) en Suiza tenían como compañero un perro de esta raza alrededor del siglo XVI.

En el paso de montaña del Gran Monte St. Bernhard, a 2.469 metros sobre el nivel del mar, unos monjes fundaron en el siglo XI, un hospicio para viajeros y peregrinos. Allí se criaron, desde mediados del siglo XVII, perros grandes de montaña para guardia y vigilancia. La existencia de aquellos perros está documentada gráficamente desde 1695 y por escrito en unas crónicas del hospicio desde el año 1707.

Estos perros pronto se utilizaron como perros de escolta y, especialmente, como perros de salvamento para viajeros perdidos en la niebla y la nieve.

Existen crónicas publicadas en muchos idiomas sobre las numerosas vidas que fueron salvadas por estos perros de la “muerte blanca” y relatos de soldados que cruzaron el paso de montaña con Napoleón Bonaparte hacia 1800, en el siglo XIX, que extendieron la fama del perro de San Bernardo por toda Europa.

Ya llamado por aquel entonces “Barry Hund“, y el legendario “Barry” se convirtió en el símbolo del perro de rescate. Los antepasados directos del perro de San Bernardo fueron los muy extendidos perros de gran tamaño, de campesinos de la región. Estos perros de gran tamaño se convirtieron en pocas generaciones, siguiendo un patrón ideal, en la raza actual.

A raíz de un congreso cinológico internacional celebrado el 2 de junio de 1887, el perro de San Bernardo fue reconocido oficialmente como raza suiza y el estándar de la raza se convirtió en obligatorio. Desde entonces el perro de San Bernardo se convirtió en el “perro nacional suizo”.

Heinrich Schumacher de Holligen, fue el primero, en 1867 en crear documentos genealógicos para sus perros. En febrero de 1884 se abrió el “Schweizerische Hundestammbuch” (libro de razas suizo, SHSB). La primera anotación fue la del perro de San Bernardo “León”, a la que siguieron otras 28 anotaciones también de perros de San Bernardo. El 15 de marzo de 1884 se fundó el “Schweizerische St. Bernhardsclub” (Club Suizo del perro de San Bernardo) en Basilea.

Características físicas

El San bernardo, está clasificado en el grupo 2: Perros tipo Pinscher y Schnauzer, Molosoides y perros tipo montaña y Boyeros suizos, y otras razas; sección 2; Molosoides, 2.2 Tipo montaña (sin prueba de trabajo). De la FCI (Federación Cinológica Internacional).

Existen dos variedades del perro de San Bernardo:

  • La variedad de pelo corto (pelo doble, Stockhaar).
  • La variedad de pelo largo.

Las dos variedades son de gran talla y de un aspecto general noble; poseen un cuerpo vigoroso, robusto, armónico y musculoso, así como una imponente cabeza con expresión de atención en la cara.

La alzada de la cruz es, mínimo de 70 cm para los machos y de 65 cm para las hembras. El estándar de la FCI fija un máximo de 90 cm para los machos y 80 cm para las hembras (los perros que sobrepasen la altura máxima no se devaluarán si su aspecto general es armónico y su movimiento correcto).

En general la talla viene definida como:

  • Muy grande“, siendo óptima en el San Bernardo, cuando supera los 86 cm en los machos y los 80 cm en las hembras.
  • Grande” cuando va de 82 a 86 cm en los machos y de 75 a 80 cm en las hembras.
  • Media” cuando va de 78 a 82 cm en los machos y de 70 a 75 cm en las hembras.
  • Pequeña” cuando va de 70 a 78 cm en los machos y de 65 a 70 cm en las hembras.

En el “periodo de oro del San Bernardo” (1920-1940) muy raramente eran vistos en las exposiciones machos inferiores a 80 cm de Suiza, de Alemania, de Holanda y no eran tan raros los sujetos por encima de los 90 cm.

También actualmente un buen San Bernardo para acceder al campeonato nunca tendría que estar -salvo algunas excepciones- por debajo de los 80-82 cm y exceder abundante tal límite para alcanzar por arriba si es posible los máximos del Dogo Alemán y del Irish Wolfhound aunque con mayor volumen, mayor longitud del tronco y mayor peso, naturalmente.

Carácter y aptitudes

El perro de San Bernardo irradia calma y tranquilidad. Es equilibrado y seguro de sí mismo. A pesar de su imponente tamaño, es sensible y tiene una naturaleza suave. Su “terquedad” es típica de esta raza, no sólo en apariencia. El San Bernardo es confiable y bondadoso, incluso con los extraños. Apenas hay un perro que tenga una naturaleza tan tolerante y equilibrada. Tranquilamente se deja acariciar y entender por niños a los que no conoce. Apenas hay un perro tan aficionado a los niños como el San Bernardo. Nada parece molestarlo.

Sin embargo, tiene un instinto protector de alerta. Defiende a su familia y su territorio de manera inflexible y extremadamente efectiva. Un San Bernardo sano y bien socializado nunca pierde el control. No es un perro ladrador y detendrá a cualquier intruso silenciosa y abruptamente. Como le gusta vivir fuera, sigue siendo adecuado como perro guardián y de protección – pero no es de ninguna manera un perro para estar en una perrera. La base de esto es la estrecha conexión con su familia humana, que debe ser el centro de atención. Porque es cariñoso y necesita mucho contacto con los humanos así como con otros perros. Después de todo, la estrecha conexión con su amo es la base decisiva de su educación.

Debido a su tamaño y fuerza, un San Bernardo no es un perro para principiantes. Además, su mantenimiento es – como con todos los perros grandes – muy complejo. Si uno quiere adquirir un perro de San Bernardo, primero debe tener claro algunas cosas básicas:

Las dimensiones extremas traen consigo problemas bastante prácticos. Esto empieza con el coche. ¿Y qué pasa si el gigante adulto está enfermo o no puede caminar por un tiempo debido a la edad? El San Bernardo no es un perro para un apartamento. El suelo de la casa no debe ser resbaladizo. El perro no debería tener que subir las escaleras con frecuencia. Al San Bernardo le gusta pasear; no es un deportista, y se lo toma con calma. En interés de su estado físico, uno debe asegurarse de que se ejercite al aire libre todos los días. Lo ideal sería que un San Bernardo se mantuviera en el campo.

Educación del San Bernardo

Para divertirse con su perro San Bernardo, una educación consistente desde la edad del cachorro es un requisito básico. 60 y más kilos de terquedad, siguiendo las instrucciones con desgana, no es algo divertido. También hay que tener siempre presente que el San Bernardo es, en caso de duda, mucho más fuerte que cualquier hombre bien entrenado.

Un profundo e íntimo vínculo con su cuidador es la base de la educación, nunca las dificultades o la coacción. Ya como cachorros debe ser llevado con una consistencia estoica. En su juventud, los San Bernardo suelen ser muy vivaces y desafían el liderazgo de sus humanos. Sin embargo, el perro de San Bernardo puede ser bien educado. Su naturaleza tranquila y bondadosa incluso perdona este o aquel error. Pero una base sólida de educación con reglas claras para la vida diaria es un requisito previo absoluto para su futura actitud.

Cuidado y salud del San Bernardo

El cuidado del abrigo es simple. El cepillado regular es suficiente. Durante el cambio de abrigo, dos veces al año, todo es un poco más complejo.

El principal problema de salud del San Bernardo es la cría extrema, la cría para el gigantismo. Ya los cachorros y perros jóvenes de tal crianza crecen demasiado rápido. Por lo tanto, se trata de problemas de coordinación del cuerpo. La epilepsia y otras enfermedades acompañan al gigante que se está convirtiendo. La esperanza de vida disminuye dramáticamente. El enorme crecimiento y el rápido aumento de peso asociado son un desafío extremo para todo el cuerpo. La huella genética del perro no está diseñada para tales gigantes. Las cabezas, por más “típicas” que parezcan, también han sido criadas para ser insalubres y poderosas, lo que puede provocar problemas al nacer.

Uno debe prestar atención a los ojos: El ojo caído o el párpado colgante es un problema generalizado, especialmente con cabezas particularmente poderosas, que requiere cuidados de por vida y puede dañar seriamente los ojos. El profesor Distl de la Universidad de Medicina Veterinaria de Hannover considera al San Bernardo como una de las razas en las que la epilepsia es más común. Varios tipos de cáncer como el osteosarcoma también parecen ser comunes en los San Bernardo. La raza está fuertemente afectada por la displasia de la articulación de la cadera, así como por otras enfermedades esqueléticas.

Nutrición/Alimentación

Los cachorros y los perros jóvenes, que crecen muy rápido, requieren una guía experta para una nutrición adecuada. Al mismo tiempo, se debe prestar atención al ejercicio controlado, ni mucho ni poco. En el San Bernardo adulto hay riesgo de torsión estomacal. Por lo demás, como con cualquier perro grande, lo mismo se aplica a la comida: buena y abundante.

La esperanza de vida de un San Bernardo

El legendario Barry tenía 14 años, 10 de los cuales los pasó en servicio activo de rescate en el Gran San Bernardo. Hoy es diferente, hecho por el hombre. Hoy en día, el San Bernardo es uno de los perros con menor esperanza de vida. Los colosos de hoy en día alcanzan sólo de 6 a 8 años. Sólo muy raramente alcanza una edad de 10 años o más. Por otra parte, un San Bernardo criado sanamente con un peso inferior a 70 kg es un perro robusto y, a pesar de su tamaño, muy frugal, sin problemas puede llegar a vivir 10 años.

Comprar un perro de San Bernardo

Antes de comprar un San Bernardo, deberías comprobar muy cuidadosamente si realmente tienes todos los requisitos para poder pasar muchos años maravillosos con este gigante. Sólo cuando todo esto se aclare, se debe buscar un criador y contactarlo mucho antes de la compra. Hay que dar especial importancia al hecho de que el criador evite las exageraciones. Los perros de su perrera no deben ser grandes ni demasiado pesados. También las cabezas no deben ser demasiado poderosas. Además, hay que asegurarse de que no se produjo ninguna epilepsia en los antepasados. En cualquier caso, debe quedar claro que un cachorro sólo se compra directamente a un criador serio. Mejor pagar unos cientos de euros más por un cachorro de un criador serio. Estos euros tienen una buena oportunidad de convertirse en la mejor inversión de su vida. Viniendo de una crianza seria, un cachorro de San Bernardo cuesta entre 1.500 y 2.000 euros.

Valoraciones del San Bernardo

Es importante la convivencia que vas a tener con tu nuevo amigo. Antes de plantearte la adquisición de un perro de la raza “San Bernardo” debes conocer ciertos factores. No todas las razas de perros son aptas para vivir en un apartamento, debes tener en cuenta su carácter, su necesidad de ejercicio, su interacción con otras mascotas, sus cuidados y si tienes niños pequeños, su nivel de tolerancia hacia ellos.

Adaptación ⓘ

4,0 valoración
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Perro amistoso ⓘ

5,0 valoración
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Pérdida de pelo ⓘ

3,0 valoración
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Nivel de afecto ⓘ

5,0 valoración
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Necesidad de ejercicio ⓘ

2,0 valoración
2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Necesidad social ⓘ

4,0 valoración
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Hogar ⓘ

3,0 valoración
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Aseo ⓘ

4,0 valoración
4 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Amigable con extraños ⓘ

3,0 valoración
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Ladridos ⓘ

3,0 valoración
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Salud ⓘ

5,0 valoración
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Territorial ⓘ

5,0 valoración
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Amistoso con gatos ⓘ

5,0 valoración
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Inteligencia ⓘ

3,0 valoración
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Versatilidad ⓘ

3,0 valoración
3 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Amigable con niños ⓘ

5,0 valoración
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Vigilancia ⓘ

2,0 valoración
2 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Alegría ⓘ

5,0 valoración
5 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)

Imágenes del San Bernardo

Videos del San Bernardo

Tipo y reconocimientos:

  • CLASIFICACIÓN FCI: 61
  • Grupo 2: Perros tipo Pinscher y Schnauzer –Molosoides – Perros tipo montaña y boyeros suizos.
  • Sección 2.2: Molosoides, tipo montaña. Sin prueba de trabajo
  • Federaciones:
    • FCI – Perros tipo Pinscher y Schnauzer-Molosoides – Perros tipo de Montaña y boyeros suizos. Sección 2.2 Molosoides, tipo montaña.
    • AKC – Grupo de trabajo
    • ANKC – Grupo 6 (perros de utilidad)
    • CKC – Grupo de trabajo
    • ​KC – Grupo de trabajo
    • NZKC – Perro de utilidad
    • UKC – Perro guardián

    Estándar FCI de la raza San Bernardo

    San Bernardo: Estándar FCI

    FECHA DE PUBLICACIÓN DEL ESTÁNDAR ORIGINAL VÁLIDO: 29/10/2003.

    CABEZA

    En conjunto: Imponente, masivo con una fuerte expresión.

    REGIÓN CRANEAL

    • Cráneo: Fuerte y ancho. Visto de frente y de perfil la parte superior del cráneo es ligeramente abovedada. Cuando el perro está en atención, la inserción de las orejas forma una línea recta con la parte superior del cráneo la cual lateralmente presenta una suave curvatura hacia mejillas altas y fuertemente desarrolladas. La inclinación desde la frente al hocico bien abrupta. La protuberancia occipital debe ser poco acentuada. Las arcadas supra orbitales fuertemente desarrolladas. El surco frontal claramente marcado comienza en la frente y se extiende hacia la parte superior de la cabeza. La piel de la frente sobre los ojos forma leves pliegues que convergen hacia el surco central. Cuando el perro está en atención, generalmente son casi imperceptibles.
    • Depresión naso-frontal (Stop): Fuertemente pronunciada.

    REGIÓN FACIAL

    • Trufa: Ancha y cuadrada con ángulos bien marcados, orificios nasales bien abiertos. La trufa debe ser de color negro.
    • Hocico: Uniformemente ancho. Caña nasal recta con un ligero surco en el centro.
    • Belfos: De bordes pigmentados de negro. Los belfos de la mandíbula superior deben ser muy desarrollados, tirantes, pero no demasiado colgantes; forman un arco amplio hacia la nariz. Las comisuras deben ser visibles.
    • Mandíbulas/Dientes: Mandíbulas superior e inferior fuertes, anchas y de la misma largura.
    • Mordida en tijera o pinza bien desarrollada, regular y completa. Se permite ligero prognatismo inferior, siempre que los incisivos no pierdan contacto. Se tolera la ausencia de los PM1 (premolares 1) y de los M3.
    • Ojos: De tamaño medio, pueden ser de color marrón oscuro hasta avellana; moderadamente hundidos. Expresión amable. Los bordes de los párpados son completamente pigmentados.
    • Es deseable un cierre completo, natural. Está permitido un pequeño pliegue en el párpado inferior con poca conjuntiva visible y un pequeño pliegue en el párpado superior.
    • Orejas: De tamaño medio, de inserción alta y ancha. Pabellón muy desarrollado. Lóbulos suaves en forma de triángulo con la punta redondeada. El borde posterior ligeramente es separado de la cabeza, mientras que el anterior se debe ajustar a las mejillas.

    CUELLO: Fuerte y de buen largo. La papada del cuello y de la garganta, moderadamente desarrolladas.

    CUERPO:

    • En conjunto: La impresión general debe ser, armónica, imponente y bien musculosa.
    • Cruz: Bien desarrollada.
    • Espalda: Ancha, poderosa y firme. La línea superior es recta y nivelada hasta la región lumbar.
    • Grupa: Larga, ligeramente descendente con una transición armónica hacia la inserción de la cola.
    • Pecho: Caja torácica moderadamente profunda con las costillas bien arqueadas, pero no abarriladas. No debe llegar más abajo de los codos.
    • Abdomen y línea inferior: Ligeramente ascendente hacia atrás.

    COLA: De base ancha y fuerte, debe ser larga y pesada.

    • La última vértebra debe llegar por lo menos hasta la articulación del corvejón. En reposo debe colgar recta o ligeramente curvada hacia arriba en el último tercio. En estado de atención puede estar más elevada.

    EXTREMIDADES

    Miembros anteriores:

    • En conjunto: Vistos desde delante, posición más bien ancha. Los miembros deben ser rectos y paralelos.
    • Hombro: Escápula inclinada, musculosa y bien pegada al cuerpo.
    • Brazo: Más largo que la escápula. El ángulo entre la escápula y el brazo no debe ser demasiado abierto.
    • Codo: Pegado al cuerpo.
    • Antebrazo: Recto, de hueso robusto y musculatura seca.
    • Metacarpos: Vistos de frente deben ser verticales en su prolongación con el antebrazo. Vistos lateralmente deben estar ligeramente oblicuos.
    • Pies delanteros: Anchos, con dedos fuertes, juntos robustos y muy arqueados.

    Miembros posteriores:

    • En conjunto: Miembros posteriores moderadamente angulados y musculados. Vistos desde atrás deben estar paralelos y no juntos.
    • Muslo: Robusto, musculoso y ancho.
    • Rodilla: Bien angulada y no vuelta hacia dentro o hacia fuera.
    • Pierna: Oblicua y bastante larga.
    • Corvejones: Moderadamente angulados y fuertes.
    • Metatarsos: Vistos desde atrás son rectos y en posición paralela.
    • Pies posteriores: Anchos, con dedos fuertes, juntos robustos y muy arqueados. Los espolones se toleran si no interfieren el movimiento normal.

    MOVIMIENTO: Armónico, pasos largos. Buen empuje desde los miembros posteriores. La espalda permanece firme y estable.
    Los miembros anteriores y posteriores deben avanzar en línea recta al andar.

    PELAJE:

    • Pelo corto (pelo doble): Capa externa densa, lisa y pegada al cuerpo. Lanilla interna espesa. Muslos con flecos de pelos no muy notables. Cola con pelo espeso.
    • Pelo largo: Capa externa de pelos de longitud media, lisos. Lanilla interna abundante. Sobre la cadera y la grupa, el pelo puede ser algo ondulado. Muslos con flecos de pelo abundante y miembros anteriores con banderas. Cara y orejas con pelo corto. Cola con abundante pelo tupido.

    COLOR: El color básico es el blanco con manchas de color marrón rojizo más o menos grandes (perros manchados), hasta formar un manto continuo de color marrón rojizo ininterrumpido sobre el lomo y los flancos (perros con manto). Este manto interrumpido por vetas blancas tiene el mismo valor. El color marrón rojizo atigrado se permite. El color marrón amarillento es tolerado. Es muy apreciado el color marrón oscuro en la cabeza. Se toleran unos ligeros vestigios de color negro en el cuerpo.

    • Marcas blancas importantes: Antepecho, pies, punta de la cola, caña nasal, banda frontal y nuca.
    • Marcas deseables: Collar blanco.
    • Máscara oscura simétrica.

    TAMAÑO:

    Altura mínima:

    • Machos: 70 cm.
    • Hembras: 65 cm.

    Altura máxima:

    • Machos: 90 cm.
    • Hembras: 80 cm.
    • Los perros que sobrepasen la altura máxima no se devaluarán en su juzgamiento siempre y cuando su aspecto general sea armonioso y su movimiento correcto.

    FALTAS: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera en proporción al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.

    • Características del sexo no desarrolladas suficientemente.
    • Aspecto general no armónico.
    • Miembros muy cortos en relación a la altura de la cruz.
    • Exceso de pliegues en cabeza y cuello.
    • Hocico demasiado largo o corto.
    • Belfos de mandíbula inferior colgantes y vueltos hacia fuera.
    • Falta de dientes (excepto los PM1 y los M3) ; dientes pequeños (sobre todo los incisivos).
    • Prognatismo inferior leve.
    • Ojos claros.
    • Párpados demasiado flojos.
    • Dorso ensillado o en carpa.
    • Grupa demasiado alta o demasiado caída.
    • Cola enrollada encima del dorso.
    • Ausencia de las marcas blancas consideradas importantes.
    • Miembros anteriores curvados o muy vueltos hacia fuera.
    • Miembros posteriores en forma de tonel, de “X”, o demasiado rectos.
    • Movimiento defectuoso.
    • Pelo rizado.
    • Pigmentación incompleta o falta de ésta en la trufa, belfos, párpados y alrededor de la nariz.
    • Color básico incorrecto, pequeñas salpicaduras o manchitas de color marrón-rojizo en el blanco.

    FALTAS ELIMINATORIAS

    • Perros temerosos, agresividad.
    • Prognatismo superior, prognatismo inferior marcado.
    • Ojos azules.
    • Entropión, ectropión.
    • Pelaje completamente blanco o completamente marrón rojizo (ausencia del color básico).
    • Pelaje de un otro color.
    • Perros que no alcanzan la altura mínima.
    • Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

    NOTA: Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal, completamente descendidos en el escroto.

    • Este estándar enmendado será vigente a partir de abril 2004.

    TRADUCCIÓN: Brígida Nestler.

    Nombres alternativos:

      1. St. Bernhardog, Bernhardinner, Alpine Mastiff (archaic), Saint, Saint Bernard (inglés).
      2. Grand-Saint-Bernard (francés).
      3. St. Bernhardshund, Chien du Saint-Bernard, Saint Bernard Dog, Perro San Bernardo (alemán).
      4. Cão de São Bernardo (portugués).
      5. Gran San Bernardo (español).
    5 1 vote
    Article Rating
    Subscribe
    Notify of
    guest

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    0 Comments
    Inline Feedbacks
    View all comments

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    0
    Would love your thoughts, please comment.x
    ()
    x